El marketing de contenidos es una de las estrategias de marketing más efectivas a través de la cual se busca generar contenido educativo y honesto dirigido al comprador ideal.

Generalmente, el objetivo es, por medio de estos materiales, impulsar el tráfico de un sitio web, aumentar los leads y lograr una tasa de cierre un poco más alta.

Lo anterior suena genial, ¿no? Por eso quisimos traer para ti esta guía que abordará todo sobre el marketing de contenido: qué es, cómo se puede implementar, para qué sirve y mucho más.

¿Estás preparado para volverte un experto en marketing de contenidos y sacarle el mayor provecho a esta estrategia dentro de tu negocio? Pues ¡comencemos!

¿Qué es el marketing de contenidos?

Antes de comenzar a usar cualquier estrategia, es necesario que sepas de qué va. Y es que el marketing de contenido es uno de los términos más utilizados, pero también de los que más definiciones puede tener, debido al uso que le da la gente.

Al haber tantas personas que hablan de él, su definición se va desvirtuando y relacionando con otros términos, perdiendo realmente el enfoque. No estoy diciendo que no sirva establecer relaciones, pero es importante identificar los límites entre el marketing de contenido y los demás términos que se interrelacionan.

Venga, ahora sí la definición.

El marketing de contenidos, también llamado content marketing, es una estrategia que tiene como objetivo la generación, publicación y distribución de contenido de valor no comercial para un público objetivo previamente determinado, con la finalidad de atraerlos, retenerlos y conseguir tráfico cualificado.

El contenido se entiende como algo que se expresa a través de algún medio, en este caso, sería información sobre nuestros productos y servicios. ¿Cómo? A través de artículos, videos, infografías, imágenes, etcétera.

Ahora, antes de que sostengas que cuentas con un montón de contenido, que has colgado varios anuncios en YouTube y te la pasas publicitando tus productos, déjame volver a hacer énfasis en el “no comercial”.

Si el fin de tus publicaciones, videos, y demás recursos, es promocionar tu producto o servicio, lamento decirlo, pero este contenido no sirve para hacer marketing de contenido.

La clave del marketing de contenido es que se enfoca en brindar información con valor y relevancia para la audiencia. Un contenido promocional solo sirve para eso: promocionar. Mostrar los beneficios y los usos de un producto. No va más allá. Solo interesa a quienes ya están en la etapa de decisión, pero no se trata de contenido valioso, relevante ni sirve para atraer a más gente.

Entonces… ¿cómo sé que un contenido es relevante y valioso?

Para saber si el contenido que estás generando cumple con las dos características más importantes del content marketing, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿El contenido ayuda a tus clientes potenciales a resolver problemas?
  • ¿Los auxilia para tomar la mejor decisión de compra en función de sus necesidades, aunque tú no seas la mejor opción sino otro proveedor?

Si respondiste “sí”, ¡felicidades, estás haciendo marketing de contenido!

Si dijiste que no, debes saber que esta estrategia se basa en eso. Se trata de producir contenido educativo que ayude a las personas a mejorar sus vidas, darles armas a través de información para que realicen compras de manera informada.

Aunque esto pareciera ir hacia otro lado y no apuntar a las ventas, no es así. Un buen trabajo logrará que realicen la compra en tu empresa, porque sabrán que no les mientes. ¡La gente está cansada de que les mientan, de que les prometan maravillas que no se cumplen! Aquí es donde tú puedes hacer la diferencia.

Por eso es importante que no te enfoques solo en vender tus productos, sino de crear confianza con ellos, siendo siempre honesto.

Producir contenido valioso de manera frecuente, te convierte en una fuente de información confiable. Esto te ayudará a que los consumidores recurran a ti para educarse sobre los temas relevantes de tu campo. Entre más te enfoques en educar y no en vender, lograrás mejores resultados.

Ya pasamos por la etapa en que estábamos a merced de los vendedores, en la que ellos tenían toda la información y nosotros no. Ahora no nos gusta que nos quieran vender, ¿cierto? Y mucho menos que nos quieran engañar.

El internet llegó para darnos las armas que necesitamos para tomar decisiones informadas y eso es algo que como empresas tenemos que tener en cuenta. No hay que tener miedo de perder oportunidades por brindar información útil.

Sí, es cierto que algunos clientes se darán cuenta de que no eres opción, pero otros verán que sí lo eres y eso basta y es mejor porque todo fluye en el ámbito de la confianza, ayudándote a contar con clientes fieles, que no serán de una sola ocasión.

Ok, ya sabemos qué es el marketing de contenidos… ahora me gustaría reforzar esta definición explicando lo siguiente.

¿Qué NO es el marketing de contenido?

El content marketing o marketing de contenidos:

  • No es una técnica de escritura para publicidad (copywriting)
  • No es vender o promocionar un producto
  • No es publicar cualquier información en internet o en un blog

Si bien el content marketing no es contenido promocional, esto no quiere decir que deba ser 100% contenido educativo y 0% promocional. No vayamos a extremos.

De ser así, lo único que se lograría es educar a los consumidores para que luego estos fueran a buscar opciones, en las que no estarías tú, pues no tendrías nada sobre tus productos en tu página.

Una de las mejores opciones, es utilizar la regla 80/20 al generar contenido, es decir, que el 80% de él sea para educar a tus prospectos y el 20% restante se enfoque en vender tus productos.

Evidentemente, los prospectos deben saber que tú eres una opción en cuanto a los servicios de los que hablas, solo cuida que no sea tan insistente esta parte.

Disfrázalo un poco, no seas tan directo.

Puedes presentarte como un distribuidor de ese producto o servicio, pero siempre haciendo énfasis en que tu principal objetivo es ayudarlos y ser educativo, no venderles.

Para lograr este objetivo, puedes dedicar toda la introducción y el desarrollo al tema educativo y en la conclusión ya hablar sobre ti y ofrecerles tus servicios como solución a alguno de los problemas que se abordaron el artículo.

En la conclusión es donde puede encajar esta parte de manera más natural y menos intrusiva para tus clientes potenciales.

Ahora, otro punto que debes tener en cuenta al trabajar en una estrategia de marketing de contenidos es que no vas a ganar dinero en el corto plazo (sorry).

El marketing de contenido lleva tiempo

Se necesita, como mínimo, un par de semanas, pero eso solo en los mejores escenarios. Puede llevar, incluso, meses.

Aquí se trata de ser paciente y de no dejar de trabajar solo porque no se obtienen los resultados de manera rápida. Ten en mente que es una estrategia a largo plazo que va cobrando impulso a medida que avanza, así que no te desanimes.

Muchos comparan este proceso con el efecto bola de nieve. Cuando empiezas a producir contenido valioso solo tienes una pequeña bola de nieve que mueves poco a poco cuesta abajo, pero a medida que comienza a moverse, va tomando más y más nieve y se vuelve más grande y toma velocidad.

Cada contenido que generas va fortaleciendo a la bola de nieve y, si trabajas duro y creas buen material, los resultados llegarán con fuerza más temprano que tarde.

Objetivos del marketing de contenidos

El content marketing persigue muchos objetivos, pero me quiero centrar en aquellos que suelen ser más significativos para las empresas. Veamos cada uno de ellos.

Generar engagement

Como se ha señalado, uno de los fines del content marketing es crear una conexión con los usuarios por medio de la generación de materiales de calidad.

Ofrecer contenido que sea de su interés y que brinde un valor agregado puede ser muy útil para potenciar que los clientes se interesen por toda la información que produce tu marca y que se identifique con tu sitio.

Para lograr este objetivo es importante tener bien claro quién en tu cliente (características, preferencias, intereses) y con base en eso crear a tu o tus buyer persona.

Aumentar la visibilidad de una marca

A través del marketing de contenidos se puede lograr que los consumidores identifiquen a tu marca por encima de las demás, colocándola como un referente dentro de tu sector.

Puedes utilizar diferentes métricas para saber si tus esfuerzos en la estrategia están rindiendo frutos en este sentido, por ejemplo, el tiempo de lectura y la tasa de rebote. En caso de que los números no sean positivos, tienes que replantear cambiar el método, pero para ello necesitas tiempo.

Recuerda que el content marketing no da resultados de manera rápida, así que tendrás que poner a prueba tu paciencia. La mejora de los números te ayudará a darte cuenta de qué tan bien es recibida tu marca.

Incrementar el tráfico web

Otro de los objetivos principales del marketing de contenidos es aumentar el tráfico web. La idea es que el contenido que generes produzca una mayor cantidad de visitas y un índice mayor de permanencia en tu sitio web.

Crear contenido valioso y de calidad te ayuda a incrementar el tráfico, principalmente, por dos razones:

  • Google rankea mejor los sitios que brindan material original
  • Si el contenido resulta relevante es más probable que tus lectores lo compartan en redes, permitiendo que llegue a muchas más personas

Aquí es importante también considerar herramientas de medición, como Google Analytics, con el fin de que tengas certeza sobre si está funcionando o no tu estrategia de content marketing y si se están cumpliendo tus metas.

Algunos de los indicadores a tomar en cuenta son: de dónde provienen las visitas, cuántos tienes cada mes, cuál es el índice de permanencia y cuál es la tasa de conversión.

La idea es que elabores contenido original que pueda adaptarse a las distintas redes sociales para que sea compartido por los usuarios. Pero no puedes dejarles toda la tarea a ellos; debes tener una buena estrategia de distribución de material.

La promoción es fundamental. Procura tener presencia en los principales medios, como Facebook, LinkedIn, Twitter e Instagram. Posteriormente, podrás analizar cuáles de ellos funcionan mejor para tu negocio.

Aumentar la tasa de conversión

Crear contenido atractivo no solo permite llamar la atención de tus prospectos, sino también aportarles un valor adicional que ayude a que se queden, se conviertan en clientes y sean leales a tu marca.

Si los potenciales consumidores reciben contenido útil, que brinda soluciones, consejos y demás cosas, te comenzarán a ver como un referente en tu sector y esto, a largo plazo, se traducirá en nuevos clientes.

Para lograr todo esto, no basta con tener todo el ánimo del mundo ni las mejores habilidades, necesitas contar con ciertas herramientas. Es como cualquier otro trabajo.

Veamos más sobre este tema.

Elementos esenciales para hacer marketing de contenidos

Para empezar, grábate lo siguiente: cualquier estrategia de content marketing debe estar secundada por una buena campaña de posicionamiento SEO. Pero esto solo es el principio, vas a necesitar más.

Entradas de blog

Seguramente fue lo primero que se te vino a la mente al hablar de marketing de contenidos y se debe a que un buen content marketing inicia por aquí: creando artículos de blog increíbles que den respuesta y aborden temas o preguntas que realiza tu audiencia.

Ese debe ser tu punto de partida y es la clave para lograr un blog de alto rendimiento. Enfócate, entonces, en escribir sobre temas que interesan a tus prospectos.

Un error que cometen las empresas es comenzar su blog hablando de noticias internas o de negocios que se están cerrando. Y no está mal, pero seamos sinceros, ¿a quién le importa leer sobre esto? Solo a tu equipo y a veces ni a ellos.

Nadie entra a Google para preguntar, ¿qué empresa de bienes y raíces tuvo el mejor evento de fin de año? ¡NADIE! Las personas que acuden a los motores de búsqueda lo hacen para resolver algún problema o satisfacer sus necesidades o deseos.

Por ello, debes enfocarte en dar respuesta a las preguntas más comunes de tu público meta, de esta forma, llegará a ti y, si realmente les resultas útil, volverán porque querrán aprender más.  

Entonces, ya sabes lo que tienes que hacer para buscar conectar con ellos: genera contenido que aborde sus preguntas urgentes sobre tu industria.

Videos

Si eres de los que les da vergüenza aparecer en video porque no se siente seguro de sí mismo o lo incomodan las cámaras, déjame decirte que estás dejando ir grandes oportunidades.

Te guste o no, el video es el futuro del marketing de contenidos. Si tienes dudas, aquí te van algunas estadísticas importantes.

  • El número de empresas que emplean videos como parte de sus estrategias ha aumentado en un 38% desde 2017
  • El 72% de los consumidores dice preferir los videos en lugar de texto
  • Mencionar la palabra “video” en un correo electrónico aumenta en un 13% la tasa de clics
  • Un video genera 1200% más de compartidas que un texto con imágenes

Sí, la gente se ha vuelto más reacia a leer y prefiere algo más interactivo, más visual, así que deja atrás la pena y la flojera porque el mercado está en este tipo de contenidos. No hay escapatoria.

Sin importar si se trata de un video para YouTube, Facebook, Twitter o LinkedIn, debes lograr que tu introducción atrape al interlocutor. Hay estudios que apuntan a que los primeros 15 segundos harán que las personas se queden o se vayan.

Evitar iniciar el video con imágenes llamativas que consuman muchos segundos o desgastándote explicando por qué el tema que abordarás es importante.

En vez de esto, mejor menciona, sin mayor preámbulo, lo que aprenderán en el video, por ejemplo, cómo conseguir más tráfico, generar más leads, realizar más ventas, etcétera. Hay muchas formas de generar interés a través del contenido en video.

Así que ya sabes, las opciones son simples: puedes permanecer con tus ideas de producir contenido solo en formatos que son cómodos para ti, mientras los compradores se van con tu competencia, que sí produce videos, o arriesgarte y jugártela como todos los demás.

Deja atrás los pretextos. No necesitas contar con un equipo profesional de alta gama ni un estudio. Puedes grabar contenido con la cámara de tu celular. Así que ya sabes, el video en el marketing de contenidos es lo de hoy y seguramente seguirá creciendo.

Si tu vergüenza frente a la cámara es mayor que tus ganas de conseguir resultados, quizá el siguiente formato de content marketing pueda ser tu salvación.

Podcast

Si tienes mucho que decir, pero tener una cámara enfrente te resulta incómodo, una excelente opción es realizar podcast. Los podcasts son un excelente medio para que las personas hablen sobre diversos temas de interés.

Además, incluyen una ventaja frente a los videos: pueden ser escuchados mientras las personas hacen sus deberes. Un video, para realmente provocar lo que se busca, demanda que las personas presten atención a la imagen y al audio ¡un podcast no!

Puedes escucharlo mientras escribes, conduces, lavas los platos, comes, haces el quehacer, etcétera. Son la opción ideal para las personas que desean aprender sobre un tema, pero tiene múltiples actividades en su día a día que les impiden dedicar mucho tiempo a ver videos o leer textos.

Si eres como yo, seguro tienes en la cabeza la siguiente pregunta: ¿quién va a querer escuchar un podcast sobre temas de mi industria? Te lo digo porque sí, la primera vez, hace años, que supe de los podcasts, para mí eran un herramienta poco poderosa y aburrida.

Pero salte de esa idea, que los temas puedan ser considerados “aburridos” no quiere decir que la explicación también tenga que serlo. Tan solo recuerda tus tiempos en la escuela. Muchos temas eran aburridos, es verdad, pero ¿no había algún profesor que rompiera con esa característica y volviera la dinámica atractiva?

Seguro que sí e incluso, si no era así, cuando se trataban temas de tu interés probablemente veías la clase hasta con una mirada distinta y el tiempo volaba ¿o me equivoco? Los podcasts no son para todo el mundo, sino para la gente que tiene un interés genuino en los temas que se abordan, así que no te preocupes. Enfócate en hacer tu parte: crear contenido interesante y de manera original, y deja fuera lo que no puedes controlar.

Si no estás seguro de que es una buena herramienta, considera lo siguiente: el video y el podcast puede darte dos medios para satisfacer los estilos de aprendizaje de tu audiencia. Puedes convertir un video en podcast o al revés. Así matas dos pájaros de un tiro.

Contenido premium

Cuando una empresa lleva ya mucho tiempo trabajando en la estrategia del marketing de contenidos y genera tráfico, es momento de dar el siguiente paso: retener la atención de los usuarios y convertirlos en clientes potenciales.

Sí, se dice fácil, ¿no? Pero ¿cómo lo logras? Una buena estrategia es ofrecer contenidos premium gratuitos. Aquí debes imprimirle aún más valor a tus piezas para que las personas estén dispuestas a brindarte información sobre ellas, como nombre, email, a cambio de contenido descargable.

Sé que puedes pensar que es difícil, pero déjame decirte que no. Puede ser muy fácil crear este tipo de material, pueden ser guías, como la que en este momento estás leyendo, ebooks, manuales, o algún otro formato.

Este tipo de contenido ayuda a convertir a los visitantes anónimos en contactos plenamente identificables que puedes comenzar a nutrir por medio de campañas de email marketing, para empezar a impulsarlos en el embudo de ventas de forma más organizada y ágil.

Ojo: no se trata únicamente de condicionar tu contenido por la obtención de datos, es más bien dejar abierta la posibilidad de descargar contenido extenso en PDF, por ejemplo.

Contenido visual

El video no es el único formato visual que puede transmitir contenido valioso, existen muchas opciones, como imágenes, infografías, seminarios web, webinars, presentaciones, gifs, entrevistas, entre otras.

Puedes complementar tus entradas de blog con este tipo de piezas para que tus lectores puedan comprender de mejor forma el mensaje que deseas transmitir. Este tipo de contenido puede ser independiente o reforzar los demás formatos.

Emplear diferentes tipos de contenido puede ayudarte a generar un mayor impacto en tu audiencia. Cuando la gente solo escucha la información, probablemente, recordará un 10 o 15% de ella en un par de días, pero si esto se acompaña de imágenes con datos relevantes, ese porcentaje puede aumentar y alcanzar hasta un 50 o 60%.

Es probable que la gente no lea todo un artículo de 2,500 o 5,000 palabras, pero que sí dedique un par de minutos a ver infografías que resuman la información más relevante o gráficos con estadísticas.

Las infografías, de hecho, suelen tener mayores probabilidades de viralizarse y llegar a mucha gente que quizá no estaba ni en tu radar.

Email marketing

El correo electrónico puede parecer un medio anticuado para consumir contenido, pero esto está alejado de la realidad. Sigue siendo la forma más común de dar a conocer contenido, por ejemplo, a través de newsletters.

Incluso, de acuerdo con The Content Marketing Institute, el 79% de especialistas en marketing asegura que el email es el canal más eficaz en cuanto a la distribución de contenido. Increíble, ¿no? Ya sabes, no se te ocurra descartarlo.

Este medio te permite hacerles llegar contenido que produjo tu compañía en un periodo determinado (mensual, quincenal, semanal). Esto de forma general, pero también tienes la posibilidad de, conforme las personas vayan avanzando en el embudo, enviar material especializado, como ebooks que las impulsen.

Una de las ventajas en este recurso es que se puede hacer uso de la personalización, pudiendo lograr una mayor conexión con tu audiencia y dándole un sentimiento de distinción y preferencia a los destinatarios.

Asimismo, brinda escalabilidad. Solo tienes que tener en cuenta que lo masivo no quiere decir que se opte por enviar cualquier contenido. Recuerda la primicia del marketing de contenidos: información valiosa.

También considera la extensión. Anteriormente, los correos cargados de contenido generaban clics, ahora no tanto. La gente tiene tanta prisa que únicamente escanea la información y si atrapas su atención, da clic; de lo contrario, pasa a lo siguiente.

Elijas el formato que elijas, como mencioné, la parte visual es importante porque muchas personas retienen mayor información a través de diferentes objetos y no solo texto. Leer puro texto puede resultar aburrido, hablando de lo digital, claro.

Así que toma en cuenta los siguientes consejos a la hora de utilizar o seleccionar imágenes o elementos visuales para tus estrategias de content marketing:

  1. Utiliza imágenes originales: no pongas las primeras que aparezcan en Google al realizar una búsqueda relacionada con tu contenido
  2. Si no cuentan con imágenes originales, puedes optar con algunas de archivo, pero asegúrate de contar con los permisos para usarlas
  3. Presta atención al tamaño de los archivos: las imágenes grandes pueden ralentizar la carga de tu página y afectar tus visitas. La gente es impaciente así que cuanto más tarde, es menos probable que se quede.

Son consejos muy simples, lo sé, pero créeme que marcarán la diferencia; ya tendrás oportunidad de comprobarlo.

Ahora viene la pregunta del millón…

¿Cómo comenzar en el marketing de contenidos?

Si nunca has tenido experiencia en este ámbito, todo lo que te he dicho hasta ahora puede parecer algo muy complicado y abrumador. No te voy a mentir, no es lo más fácil del mundo, pero tampoco es algo que no puedas lograr.

La clave está en ir paso a paso en este sendero llamado content marketing. Si quieres llegar a la parte bonita: tener ventas y leads de un salto, definitivamente, no lo vas a conseguir; sin embargo, si te lo tomas con calma y eres consciente de que el camino será largo, será más probable que llegues hasta ese lugar.

Comencemos por el tema de los blogs ¿por qué? Porque son la forma más común y sencilla de crear contenido.

Aquí tienes que considerar, principalmente:

El buyers journey o viaje del comprador.

Debes prestar atención a los temas que investigan las personas en cada una de esas etapas y enfocarte en generar contenido relacionado para ir guiando a la gente en cada etapa.

Primero, la gente se da cuenta de que tiene un problema y empieza a buscar soluciones. Después, considera las opciones que dan solución a esos problemas y, por último, eligen a un proveedor.

Comprender el recorrido de los compradores y los tipos de contenido que consumen en cada etapa permitirá que puedas conectar mejor con ellos.

Pongamos un ejemplo para que quede más claro.

Supongamos que tienes una tienda de artículos enfocados a los deportes de raqueta, por ejemplo, tenis. ¿Cuáles serían los temas de interés en un primer momento? Es decir, cuando una persona comienza a sentirse atraída por ese deporte (etapa de consciencia).

Algunos de ellos podrían ser:

  • ¿Qué es el tenis y cuáles son sus reglas?
  • 5 razones para practicar deportes de raqueta y sus beneficios
  • ¿Quiénes son los mejores tenistas del mundo y qué raquetas usan?

Una vez que respondes estas preguntas y la gente sigue interesada pero ahora con información más precisa, seguramente comenzará la búsqueda del equipo necesario para practicar dicho deporte.

Cuando lleguen a la etapa de consideración, ¿qué tipo de contenido necesitarán? Al haber leído artículos sobre este deporte y tener una idea más o menos del equipo que necesitará: raqueta, tenis, pelotas, ropa cómoda (shorts y playera), gorra, etcétera.

Pero ahora quiere tener una idea mucho más clara acerca de todas las posibilidades que existen en cuanto a esta materia, para hacerse con el equipo que mejor se ajuste a lo que necesita.

Le interesan los siguientes temas:

  • ¿Cómo elegir la mejor raqueta de tenis?
  • Zapatillas para tenis: ¿qué debo considerar a la hora de comprar calzado para este deporte?
  • Pantalones cortos vs. largos: ¿qué me brindará mayor confort al entrenar tenis?

A partir de este contenido, lo ayudarás a que considere las opciones que existen y se dé cuenta de cuáles de ellas corresponde más con lo que está buscando.

En esta etapa, las personas ajustarán sus opciones al delimitar las piezas de equipo que les llaman la atención para comenzar a pensar en el proveedor que se las ofrece y tomar una decisión.

Los temas que corresponden a la última etapa, que es la decisión, son los siguientes:

  • Wilson vs. Babolat: ¿qué marca de raquetas es mejor y por qué?
  • Las mejores tiendas de deportes en “x” lugar
  • ¿Dónde comprar equipo para jugar tenis?

Si te encargas de responder todas las preguntas urgentes de tu público, ¿cómo crees que se sentirá? Por supuesto que confiará en ti y te tomará como experto en el tema.

Así se comienza a construir la confianza, uno de los principios básicos del marketing de contenido. Entre más confíen en ti, será más probable que quieran leerte y después adquirir tus productos.

Ahora que tienes claras las etapas…

¿Con qué etapa deberías comenzar en el marketing de contenidos?

Seguramente, estás pensando en lo más obvio: la etapa de conciencia, lamentablemente, no es correcto.

Lo ideal es comenzar generando contenido de las tres etapas porque puedes hacer que avance en el proceso, pero si no brindas información sobre todos ellos, solo lograrás que vaya a otra página a buscar lo que no encontró en la tuya.

En efecto, lo estás ayudando a avanzar, pero no serás quien se beneficie de este avance y eso sería muy lamentable para ti y muy adecuado para tu competencia.

Como sé que crear contenido no es cosa fácil, lo mejor que puedes hacer es empezar con la parte inferior del embudo, es decir, el final de viaje del comprador: la etapa de decisión, y seguir avanzando hacia arriba.

De esta forma, generamos contenido para gente que está más cerca de realizar una compra. Es posible que hayan empezado el viaje en otro sitio, pero es más probable que logremos la conversión si tenemos contenido valioso para ella.

A pesar de que lo más difícil es llegar hasta aquí, no debes dar por terminado el trabajo una vez que hayas puesto en marcha tu estrategia de marketing de contenidos.

Igual o más importante es medir el éxito de tu content marketing y sobre esto versa el siguiente punto.

¿Cómo medir el éxito de tu estrategia de marketing de contenidos?

Una vez que te has esforzado tanto y pones en acción tu marketing de contenido, ¿qué queda? ¿cómo puedes saber si tus esfuerzos, desvelos y demás sacrificios están rindiendo frutos?, ¿cómo saber si no estás creando contenido para una audiencia fantasma?

Existen cientos de métricas que pueden ser útiles para medir el éxito de tu estrategia, pero únicamente enumero y explico aquellas que considero más importantes. Échales un vistazo.

Tráfico web

Uno de los primeros indicadores de que las cosas marchan bien es que las personas están realmente leyendo el contenido que estás produciendo. La mayoría de las plataformas brinda información respecto de las visitas que se reciben y la permanencia que se consigue.

Leads

El tráfico está bien, pero convertirlo en leads es mucho mejor. Aquí es importante considerar y tomar en cuenta cómo interactúan las personas con tu contenido, es decir, ¿solo ingresan, leen y abandonan tu página?, ¿o tienen contacto con otras páginas de tu sitio y completan formularios?

Si solo sucede lo primero, debes meterle más ganas u optar por el contenido premium para ofrecer el valor suficiente para obtener su información y poder trabajar más a fondo con ellas.

Ventas

Este es el indicador final del marketing de contenidos: el aumento en las ventas y, por tanto, en los ingresos de las compañías. Si se realiza una buena optimización del marketing de contenidos, las ventas llegarán tarde o temprano y no de manera eventual, sino recurrente.

Utilizar las herramientas adecuadas, que te mencioné a lo largo del artículo, te permitirá darles seguimiento a tus ventas: desde el primer contacto hasta el cierre. Algunos de los factores a los que debes prestar atención son los siguientes:

  • Qué contenido logró más interacciones y conversiones
  • Qué recorrido tuvieron que hacer hasta convertirse en clientes
  • Con qué contenido te conoció

Otros elementos a tener en cuenta es tu posición en los buscadores de manera general, por ejemplo, ¿cuántas palabras clave tienes posicionadas en los primeros lugares? ¿la gente comparte tus contenidos, de ser así, en qué redes? ¿qué fuentes atraen más tráfico: orgánico, social, directo, pagado, email?

Existen cientos de factores que influyen en los resultados del marketing de contenido, por más insignificantes que parezcan. Por ello, cada vez hay más herramientas que pueden ayudarte a monitorear todo esto, facilitándote el trabajo.

Veamos algunos de los más relevantes

Herramientas para obtener informes de marketing de contenidos

Las posibilidades, afortunadamente, son muy amplias. Incluso, puede ser difícil decidirse por cuál empezar. Lo que te recomiendo es iniciar con aquellas que son fáciles de utilizar y que no tienen un costo. Posteriormente, según lo requieras, podrás irlas actualizando.

Google Analytics

Google Analytics es una de las mejores herramientas para llevar el control de algunas de las métricas más importantes dentro del marketing de contenidos. Te permite conocer de dónde viene tu tráfico y muchas más cosas como:

  • El número de visitas que recibe tu sitio web
  • El porcentaje de ese tráfico que es nuevo en comparación con el tráfico recurrente
  • Cuántas páginas visitan los usuarios en promedio por sesión
  • Qué grupos de edad visitan más tus páginas
  • Desde qué dispositivos acceden a tu sitio (celular, ordenador o tabletas)
  • El tiempo de permanencia
  • La tasa de rebote de tu sitio en general y por página
  • Qué páginas convierten más tráfico

Estos son solo algunos de los muchos indicadores que pueden serte de gran utilidad. Google Analytics, en realidad, te permite profundizar en muchos otros aspectos, ayudándote a conocer mejor a tu audiencia.

Google My Business

Si cuentas con un negocio local, Google My Business puede serte de mucha utilidad. ¿Alguna vez has realizado una búsqueda de determinada comida en un radio reducido? Estoy segura de que sí. Aquí es donde entra en escena esta herramienta.

Google My Business ayuda a las empresas a gestionar su presencia en internet, vinculando un negocio con el entorno. El objetivo de esta herramienta es ofrecer más visibilidad a tu empresa para que tus clientes puedan encontrarte de forma más fácil. Por ello, reúne varias herramientas, como Google Places y Google Maps.

Lo anterior, con el fin de posicionar las páginas con base en la ubicación del usuario y de los negocios. Algunos de los datos que te permite conocer que pueden ayudar a tu estrategia de marketing de contenidos son los siguientes:

  • Cómo encontró la gente tu sitio
  • Cuántas búsquedas directas del nombre de tu empresa hay
  • Cuántas búsquedas por medio de Google Maps se consiguieron
  • Si las personas dejaron alguna reseña sobre tu empresa o hicieron una pregunta

Esta información puede parecer poco valiosa, pero es muy importante. A través de estos indicadores, como las preguntas, te puedes dar cuenta de qué debes responder a través de tu sitio, fortaleciendo tu estrategia de content marketing.

Google Search Console

Esta herramienta te permite ver cómo Google indexa y clasifica tu sitio. Conocerás, por ejemplo:

  • Cuáles son las keywords exactas que la gente ha ingresado en una búsqueda de Google que te han hecho aparecer en los primeros 50 o 100 resultados
  • La posición general de tu sitio respecto de estas palabras clave
  • Cantidad de clics recibidos de esas palabras clave
  • Con qué frecuencia la gente busca estos términos y te eligen de entre todos los resultados
  • Si tu sitio tiene enlaces rotos
  • Si hay algún problema con la versión móvil de tu sitio

Esto y más puedes conocer por medio de Google Search Console. Todos estos datos resultan relevantes dentro del marketing de contenidos, así que considérala.

YouTube Analytics

Teniendo en cuenta que el video está ganando cada vez más terreno en el content marketing, sería un error dejar fuera de esta pequeña lista esta herramienta. Si decides apostar por este poderoso formato y te preguntas “¿qué debería medir?”, te menciono algunas de las métricas a considerar:

  • La vieja y confiable: ¿cuántas vistas tienen tus videos?
  • Cantidad de suscriptores de tu canal y la tasa de suscriptores a lo largo del tiempo
  • Tiempo de visualización de tus videos
  • Qué fuentes generan más tráfico
  • La demografía de tu audiencia
  • Opiniones de la gente en la sección de comentarios
  • Cantidad de Me gusta y No me gusta en tus videos
  • Qué palabras clave clasifican tus videos

¡Lo mejor es que puedes obtener todas estas métricas de forma gratuita!

Finalmente, quiero cerrar las recomendaciones de herramientas para potenciar y monitorear tu estrategia de marketing de contenidos como una de pago, pero que es muy útil.

HubSpot

HubSpot Marketing Hub es una herramienta que te ayuda en cada una de las etapas del buyers journey y del embudo de ventas, por eso la considero importante dentro de esta lista.

Te brinda un sistema de administración de contenidos (CMS) que te permite crear artículos de blog, publicaciones en redes y que, además, incluye un sistema para administrar las relaciones con tus clientes (CRM). Esto te permite capturar y nutrir a todos ellos, logrando una automatización muy buena en todo este proceso.

Además, las opciones de informes son bastante completas. Casi todas las métricas incluidas en Google Analytics y más pueden obtenerse en HubSpot.

HubSpot Marketing Hub es un software que cuenta con prácticamente todo lo que necesitas para incrementar el tráfico de tu sitio, lograr la conversión de leads y aumentar el ROI.

Esta herramienta te facilita mucho los procesos que requiere una estrategia de marketing de contenidos, desde la creación y la publicación, hasta la optimización y el cierre de ventas.

Conclusión

El marketing de contenidos puede ser una poderosa estrategia si la sabes poner en marcha, desarrollar y monitorear. Uno de los objetivos de toda empresa es atraer potenciales clientes y convertirlos y puedes conseguirlo por medio del content marketing.

Tu meta debe ser siempre que los usuarios se den cuenta y perciban que tus materiales aportan valor y, por ende, se logre una conexión entre ellos y tu marca, se genere confianza y se logre la conversión y, más tarde, la fidelización.

Como pudiste ver, existen muchas formas de comercializar contenido para incrementar los ingresos y el conocimiento y reconocimiento de tu marca, pero para lograrlo debes tener un plan.

Realiza pruebas para determinar qué tipo de contenido funciona mejor para tu negocio y tu audiencia y, con base en ello, desarrolla una estrategia de marketing de contenidos para comenzar, de una vez por todas, a impulsar tus resultados.

Nueva llamada a la acción