Vamos a comenzar con una verdad ineludible: todas las marcas necesitan una estrategia de video marketing.

Esta idea para nada es nueva.

El cambio para el video marketing en 2019 reside en la importancia que los contenidos audiovisuales han adquirido.

Ahora es imposible ver el video marketing como una pieza aislada en tu estrategia de marketing.

Hoy en día se ha convertido en un engranaje central de cualquier plan de mercadotecnia y. sobre todo, cuando hablamos de comunicación en redes sociales.

Los contenidos audiovisuales dominan las redes sociales.

Por ejemplo, según un estudio de HubSpot, cuatro de los seis canales en donde los consumidores miran videos son redes sociales.

Por si fuera poco, y jugando un poco a adivinar el futuro, Nicola Mendelsohn, Vicepresidente de Facebook Europa, ha declarado que la plataforma apunta a ser un sitio 100% en video dentro de cinco años.

art-01-facebook

¿Por qué ahora?

¿Por qué 2019 se ha convertido en una año fundamental para apuntalar cualquier estrategia de video marketing o, en su defecto, comenzar a establecer una?

Pensemos que en un mundo lleno de anuncios publicitarios, chatbots, automatizaciones e información falsa, cada día es más complicado ganarse la confianza de nuevos consumidores.

Por eso, la mayoría de prospectos piden a gritos un contacto más humano y genuino.

Sin embargo existe una gran diferencia en la forma en cómo hemos aprehendido el video:

En un primer momento el video fue utilizado como una táctica dentro de un plan de marketing robusto.

De igual forma y debido a la tecnología de la época, los costos de producción eran más elevados.

Así, hoy en día el papel del video ha migrado.

Podemos decir que hoy “vemos” al video como una estrategia (un todo).

El video como estrategia no es solo el presente, es el camino hacia el futuro. 

art-02-El-video-como-estrategia-no-es-solo-el-presente-es-el-camino-hacia-el-futuro

Tan solo imagina que, según un estudio de HubSpot, más del 50% de consumidores prefieren ver videos acerca de sus marcas preferidas, que cualquier otro tipo de contenido.

Si te preguntas, ¿cómo pasamos del video como una parte al video como un todo?

La respuesta es sencilla, en la actualidad contamos con diferentes herramientas que nos permiten medir, accionar y potenciar cualquier campaña de video marketing.

De esta forma, puedes enfocar directamente tu estrategia de video hacia métricas basadas en los objetivos de la compañía.

Los beneficios no paran aquí.

Piensa fuera de la caja.

El video no solo sirve como medio de entretenimiento. Por ejemplo, utilizar videos en tus landing pages te ayudará a incrementar tu tasa de conversión en un 80%.

Otro buen ejemplo es lo que sucede cuando añades contenidos en video en tus correos electrónicos, utilizado de esta forma te ayudará a aumentar tu tasa de apertura en un 19%.

Vale la pena decir que el video no solo ha transformado la forma de realizar marketing y la manera en que un comprador toma un decisión.

También ha revolucionado la forma en que los vendedores conectan con nuevos leads.

Así, el video se ha vuelto una parte fundamental del Flywheel o ciclo de venta de tus clientes.

Video marketing vs. video advertising

art-03-Video-marketing-vs-video-advertising

Antes de continuar hay que establecer de buena forma las diferencias entre ambos tipos de marketing.

Normalmente los términos vídeo marketing y video advertising han sido utilizados casi como sinónimos, pero, afortunadamente, no siempre se refieren al mismo concepto.

Para librarnos de esta confusión, vale la pena detenernos unos segundo a analizar la situación.

El video advertising es el componente de pago del video marketing.

Cuando generas un pago por establecer un contenido audiovisual frente a tus consumidores o prospectos, estás realizando acciones propias de video advertising o anuncios en video.

Esto incluye desde un paquete de anuncios en YouTube, televisión o cualquier otro tipo de plataforma que incorpore video como parte de sus contenidos.

De esta forma se puede entender que el video advertising es solo una parte del mundo del video marketing.

Sin embargo no todos los video en una estrategia de marketing pertenecen al video advertising.

Puedes analizarlo a través del siguiente diagrama:

art-16-VIDEO-MARKETING-VIDEO-ADVERTISING

11 tipos de videos de marketing

Antes de que tomes tu cámara y comienzas a grabar lo primero que se te venga a la menta, te recomiendo que determines qué tipo de video deseas realizar.

Para ver cuáles son tus mejores opciones, te dejo una lista de las 12 formas de video más interesantes para tu estrategia de marketing.

1.- Mensajes personalizados

Puedes utilizar el formato de video como una forma creativa para dar seguimiento a una conversación o dar respuesta a tu pública vía email.

Por ejemplo, puedes grabar un pequeño mensaje de agradecimiento.

¿No sería súper cool que al adquirir un producto o servicio recibieras en tu bandeja un video mensaje de agradecimiento del CEO de la compañía?

De esta forma lograrás deleitar a tus clientes, con el nivel de servicio, personalización e interés de tu marcas por sus clientes.

Generando momentos únicos que te distingan de la competencia es como lograrás empujar a tus prospectos a lo largo de su ciclo de compra.

2.- Go live!

art-04-Go-live

Los videos en vivo les permite a tus clientes tener una aproximación más personal con tu compañía. Digamos que funciona como una detrás de cámaras hacia tu compañía.

¿Cómo traducir sus resultados? Sencillo, este formato te ayudará a generar un mayor engagement. ¿Cómo? El formato de video en vivo representa un gran gancho en el mundo del marketing.

Un usuario promedio invierte 8.1 veces más tiempo en consumir contenidos en vivo que formato on demand.

¿Qué tipo de contenido puede publicitar?

Entrevistas en vivo, presentaciones de productos, eventos, conferencias; todo lo que incite a tu prospecto a generar preguntar a través de un genuino interés.

3.- Realidad Aumentada (AR)

El futuro es hoy, dicen por ahí. En este formato de video, una capa digital se agrega a lo que estés grabando.

Por ejemplo: si apuntas la cámara de tu teléfono hacia tu sala, la realidad aumentada hará que tu sillón se muestre flotando por el espacio, y no en su lugar de costumbre.

Lo sé, seguro te estás preguntando, y cómo puedo beneficiarme de esto?

Veamos. Imagina que eres dueño de una empresa diseño de interiores.

Tu tarea es simple, proveer un espacio con las características determinadas por el cliente y con base en el estilo propio de tu agencia.

Ok, dicho esto. ¿Cómo le presentarías a tus clientes las ideas que tienes en mente? ¿Aplicarías el clásico render súper frívolo y mecanizado?

Ahora piensa que tienes una App donde, a través de la cámara del teléfono, puedes tomar objetos de un lugar y ponerlos en otros , para conocer la distribución del espacio.

O, también, puedes convencer a tu cliente de que ese color salmón es mejor que el verde chiclamino.

¿Cómo? Apunta la cámara a la pared y sustituye el color en vivo.

No solo se trata de convencer, se trata de impactar.

4.- Realidad virtual y videos 360°

art-05-Realidad-virtual-y-videos-360

Los videos en 360° vinieron a transformar la forma en que consumimos contenido. Ahora, los espectadores pueden “girar con su entorno” y conocer lo que hay a su alrededor desde cualquier ángulo.

Este estilo de video “esférico”permite generar una experiencia a los espectadores acerca de una locación, evento, consultorio, instalaciones, etc.

Así, por ejemplo, puedes visitar cada ángulo de Japón desde tu ordenador o móvil.

De igual forma, la realidad virtual, permite al usuario navegar y controlar su propia experiencia dentro del contenido.

Ojo, en el caso de realidad virtual, vale la pena resaltar que este formato, generalmente, utiliza dispositivos como Oculus Rift o Google Cardboard.

5.- Animación

Los videos animados son, en particular, mis favoritos. ¿Por qué?

Son un excelente formato para comunicar conceptos difíciles, que necesitan una fuerte carga visual para ser explicados y comprendidos.

Este formato supone una gran ventaja en la etapa de producción (los puedes hacer desde tu pc o Mac) y, en realidad, son muy pocas sus limitaciones.

6.- Casos de estudio y videos testimoniales

art-06-Casos-de-estudio-y-videos-testimoniales

¿Tu producto funciona? ¿Tu producto cumple con lo prometido? Entonces, ¿por qué no lo pones en video?

Todos tus prospectos tienen un interés compartido: conocer si tu servicio o producto resuelve la problemática a la que se enfrentan.

Una de las mejores formas de probarlo es crear videos de casos de estudio que muestren cómo tu producto cumple su cometido.

De esta forma no solo generas clientes, sino adeptos a la marca (es decir, una cadena de lealtad).

Ahora ya lo sabes, si tienes testigos no los desperdicies; ya que son tu mejor herramienta para generar amor y apego a tu marca.

7.- Videos explicativos

Si lo que buscas es ayudar a tu audiencia a entender de mejor forma cómo tus productos o servicios le benefician o pueden solventar uno de sus problemas. La mejor forma de lograrlo es a través de un video explicativo.

No se trata que hagas un video por cada una de las dudas de tus clientes. No, no.

Piénsalo de la siguiente manera:

Para realizar video explicativos puedes partir de algún punto del Buyers Journey de tus prospectos.

Así, podrás enfocarte en un punto o duda particular que tus prospectos sufren durante las distintas etapas de su viaje.

Enfócate en los puntos clave y débiles de tus productos, para dotarlos de una armadura con la que combatirán las incertidumbres de tus potenciales clientes.

Ahora, ante la duda existe una solución que tus prospectos pueden conocer de forma simple y sencilla.

8.- Entrevistas o figuras de autoridad

art-07-Entrevistas-o-figuras-de-autoridad

Utiliza a los expertos a tu favor. ¿Qué mejor forma de convencer a alguién en adquirir tus productos que a través de una voz especializada y de validez?

Utiliza a expertos o líderes en tu giro/industria para construir confianza alrededor de tu marca.

De esta forma no solo lograrás resolver dudas, también te aseguras convertirte en un punto de referencia para tu mercado y audiencia.

Puedes generar un plan de influencers que te ayude a llegar a las personas correcto con contenidos personalizados.

De esta forma pondrás las conversaciones en torno a tu producto como punta de lanza.

9.- Video educacionales, pedagógicos o How to

Los video de instrucción son una gran herramienta para enseñar a tu audiencia algo nuevo o construir un diálogo en torno al por qué tu producto (solución) es necesaria para un cierto problema.

No olvides que estos videos son de gran utilidad para las áreas de ventas o equipos de servicio que tienen comunicación directa con clientes.

10.- Eventos y el mundo digital

art-08-Eventos-y-el-mundo-digital

¿Vas a dar una conferencia en torno a tu producto? ¿Es el lanzamiento de un nuevo servicio de la compañía? O, tal vez, ¿estás festejando una nueva alianza comercial?

Pues manos a la obra, que no se comunicará solo.

Producir un contenido audiovisual de alta calidad relacionado a este tipo de temas, es una gran forma de ganar autoridad en el mundo digital.

Muestra que no solo eres parte del mundo, sino que eres motor del mismo.

11.- Demos

Los videos de demostración son la gran plataforma de tus productos.

Muestra las características de tu producto, sus puntos fuertes, problemas que soluciona, competencia directa y por qué tú eres mejor, etc.

¿Qué te parece hacer un unboxing de tu producto?

Puedes ser tu primer paso en este mundo.

Va uno extra

Vídeos de marca

Los vídeos de marca generalmente se crean o son parte de una campaña de marketing digital. Pero no por esto son menos importantes.

Por ejemplo, puedes realizar un material audiovisual que encapsule la Misión, Visión y Valores de tu marca.

La meta es generar notoriedad de tu marca en el mundo digital, de esta forma lograrás atraer a una mayor audiencia y conectar con una mayor número de leads.

3 pasos para empezar a crear contenidos audiovisuales

Paso 1

art-09-Paso-1

Si después de leer los diferentes formatos audiovisuales que puedes utilizar a tu favor, te estás preguntando: ¿Cómo puedes comenzar a elaborar mis propios materiales?

Tengo buenas noticas, a continuación te dejaré un resumen de los puntos claves e imprescindibles que debes tomar en cuenta en tu proceso de producción.

Ok. Antes de que comiences a grabar o editar es importante que generes una conversación acerca del video.

¿Qué quieres lograr? ¿Cuáles son las metas? ¿Cuál es la intención del material?

Cada decisión realizada durante el proceso de creación del material te redirigirá hacia el propósito de y las acciones deseadas de tu audiencia.

Y, por supuesto, sin un propósito claro, no podrás realizar un material de alta calidad.

Este primer paso es la mejor forma de evitar regrabar, reeditar y retrabajar tus ideas.

Algunas de las preguntas que debes tomar en consideración son:

  • ¿Quién es tu Buyer Persona? Claro que esta pregunta se basa en el segmento y audiencia a la que tu producto o servicio va dirigido.
  • ¿Cuál es tu meta? ¿Buscas generar relevancia? ¿Comunicar un producto? ¿Presentar alguna característica? En fin, ¿qué deseas que tu audiencia conozca a través de este material?
  • Si tu video es en vivo, ¿cuál será la plataforma por la que se transmitirá? Es decir, ¿en qué lugar tu audiencia podrá descubrirte? ¿Es la plataforma con mayor actividad de tus prospectos? Antes de elegir el canal, conócelo.
  • Fecha de publicación. Siempre, siempre, siempre debes comenzar a establecer el plazo o fecha límite para tus materiales. De otra forma puedes tener miles de proyectos, pero no concluir ninguno. Analiza que el presupuesto sea adecuado, que cuentes con los materiales y herramientas necesarias y los días de producción.
  • Establece tu presupuesto. Es cierto que los videos puedes ser caros (no todos los casos son iguales). Sin embargo, si estableces desde el principio el monto con el que cuentas para realizarlo, será mucho más sencillo detallar el producto y los pasos para lograrlo.
  • Indicadores clave. Determina cuáles serán las métricas con las que medirás el desempeño de tu material audiovisual. ¿Número de reproducciones? ¿Cantidad de shares? ¿Tiempo promedio de vista?

Paso 2

art-10-paso-2

Establece tu guión

Antes de que tomes la cámara, coge el lápiz. Es cierto que existen miles de videos que fueron hechos sin un guión.

Pero, a excepción de unos pocos, la mayoría son una gran FAIL.

Saltar este paso significa trabajar el doble. Más tiempo de edición, problemas de producción, problemas de audio, video, etc. Así, la mayoría de videos de negocios necesita, forzosamente, un guión.

Comienza tu guión describiendo qué tipo de material quieres realizar: blog, en vivo, tutorial, entrevista, etc.

En lista los puntos clave del material y ordénalos de forma lógica.

Puedes valerte de una tabla de word para establecer el orden y las secuencias. Veamos un ejemplo simplificado:

Audio

Aquí debes escribir el texto que se incorporará en forma de audio al material.

Por ejemplo: “El mejor equipo de cómputo de México, solo lo encuentras en [nombre de tu compañía].

Visual

Aquí debes establecer la sucesión de imágenes que se hará en el video.

Por ejemplo: logo marca recorrido vertical + colores de marca total pantalla.

Utilizar a tu favor los guiones de trabajo y te permitirá ser tan creativo como desees y no pasar por alto nada referente a la marca, producto, colores de la marca, sonidos, textos, diálogos.

Es decir, es la mejor forma de dar una línea de trabajo concreta.

Aquí es donde se nota la diferencia de un blog o video amateru y una producción profesional.

Para realizar tu guión evita utilizar oraciones complejas; el lenguaje de video debe ser relajado, claro y conversacional. Así que estructura oraciones coherentes y concisas.

No tienes que hacer una novela, la mayoría de guiones son cortos, pero poderosos. Esta misma fórmula debes utilizarla en tus contenidos en video: corto e impactante.

Por ejemplo, un guión de 400 palabras, generalmente, tiene una duración de 1:30 a 2 minutos.

No olvides leer tu guión en voz alta, ya que es diferente leer una oración que decirla. Por eso vale la pena hacer una mesa de lectura donde se revise el guión antes de comenzar a filmar.

Para conocer los diferentes tonos que puede tomar tu video, puedes hacer que otros colaboradores lean en voz alta el guión y discutan las ideas o diferencias que surjan.

Paso 3

art-11-paso-3

Conoce tu cámara [emoji] o celular [emoji]

Muchas veces tenemos miedo de comenzar un proyecto porque no sabes si contamos con el equipo necesario para llevarlo a cabo.

No dejes que esto sea un impedimento, no te van a nominar al Oscar a mejor fotografía, pero aún puedes hacer un gran material.

Así, aprender a grabar video no debe convertirse en un instrumento de tortura, puedes comenzar, incluso, con tu teléfono móvil.

No te compliques más, acá te dejo algunos consejos para comenzar a grabar ya sea con celular o cámara profesional.

Si vas a grabar con tu celular 

art-15-Si-vas-a-grabar-con-tu-celular

Independientemente del dispositivo que elijas (Android o IOS), el primer paso es revisar que cuentes con batería y memoria suficiente.

Si tu móvil tiene la opción, no olvides activar la función no molestar, para evitar interrupciones al momento de grabar.

Al comenzar a grabar no olvides poner tu celular en forma horizontal para crear la mejor experiencia de visualización posible.

Ahora solo tienes que encontrar tu ángulo, mueve hacia el frente tu teléfono (no uses el zoom, solo lograrás pixelar tu imagen), a la derecha, a la izquierda, ¿dónde puedes ver mejor tu producto, fondo o persona que sale en el video?

Ahora que tienes la ubicación perfecta, revisa el enfoque del lente. La mayoría de teléfonos ya incluyen una función de autoenfoque; si el tuyo no la tiene, hazlo de forma manual.

Si vas a grabar con cámara profesional

Los celulares son geniales y pueden ayudarte a generar geniales materiales, pero, tal vez, en algún punto deberás migrar, gradualmente, a herramientas profesionales.

¿Lo bueno? La oferta de cámaras digitales cada día es mayor, por lo que puedes encontrar la adecuada para tu compañía sin realizar un gasto relativamente grande.

La gran ventaja de trabajar con cámaras profesionales reside en su capacidad de “jugar” con el DSLR (digital single-lens reflex); esto te brinda total control sobre las configuraciones del lente como profundidad, apertura, colores, etc.

¿La mala? Aprender a utilizar tu DSLR toma algo de tiempo e instrucción (y, a veces, compras de lentes adicionales).

En este punto es fundamental que obedezcas a tu presupuesto, ya que hacerte con este equipo es un gasto considerable.

Analiza el mercado y conoce cuál se adapta a tus necesidades.

Conoce los ajustes manuales de tu cámara

art-12-Conoce-los-ajustes-manuales-de-tu-camara

Si eliges utilizar un DSLR, existen diferentes configuraciones que debes conocer antes de comenzar a grabar: cuadros por segundo, velocidad de obturador, ISO, apertura y balance de color.

Si cuentas con tu cámara, colócala a un lado tuyo, ya que te dará un mini tutorial respecto a las funciones clave de tu nueva mejor amiga.

Vale la pena recalcar que este es una visión general de cada concepto y claro que existen funciones o instrucciones especializadas.

De igual forma te digo que, dependiendo la escuela o experiencia, hay ajustes que varían o son más o menos importantes para unos u otros.

Cuadros por segundo

En este punto existen diferentes configuraciones que dependen de la situación que desees grabar. La opción más básica de personalización es establecer tus cuadros por segundo en 24 cuadros por segundo (fps) o 30 fps.

Los 24 fps te brindarán una imagen más “cinematográfica”, mientras que los 30fps se utiliza para videos que serán proyectados o transmitidos.

Ya que has elegido la opción que se ajusta a tu material, asegúrate de que tu resolución se úbico (mínimo) en 1920 X 1080 para mantener una calidad uniforme durante el video.

Apertura 

art-13-Apertura

Ahora que ya elegiste los cuadros por segundo y la resolución de tu cámara, es momento de determinar la apertura, velocidad de obturador e ISO.

No olvides establecer tu cámara en modo manual.

Empecemos.

La apertura hace referencia al tamaño de abertura del lente.

Al igual que ojos humano, en las cámaras existe un lente que abre y cierra dependiendo de la cantidad de luz recibida, en este caso por un sensor.

La apertura se mide en un valor llamado f-stop. Entre más pequeño sea el número de f-stop, mayor será la apertura del lente; así mientras más largo sea el número, más cerrado se encontrará el lente.

¿Cómo se traduce esto para tu video?

Cuando ingresa mucha luz a tu cámara (es decir, con un número bajo de f-stop), obtendrás una imagen más brillante y poca profundidad de campo. Este método es genial cuando quieres resaltar un objeto de su fondo.

Cuando ingresa una menor cantidad de luz (es decir, un número mayor de f-stop), obtendrás lo que se conoce como profundidad de campo y podrás mantener en foco un objeto más grande en tu marco.

Velocidad de obturador

Para comprender qué es la velocidad del obturador, vale la pena hablar un poco acerca de la fotografía.

Cuando tomas una foto, la velocidad del obturador se refiere al lapso de tiempo que el sensor de la cámara está expuesto a la luz.

Puedes verlo de la siguiente forma: piensa que es el tiempo que tu cámara tarda en “parpadear”.

Por ejemplo, para captar a un colibrí volando (recuerda que es el ave que más rápido aletea) deberás utilizar una apertura rápida de obturador.

En otro caso, una fotografía de una cascada donde se nota la fusión del agua que cae, es, seguramente, producto de una apertura mucho más lenta del obturador.

La velocidad del obturador se mide en segundos o, en su defecto, en fracciones de segundos.

Entre más grande sea el denominador de la fracción, mayor será la velocidad del obturador.

Por ejemplo, 1/1000 es más rápido que 1/100.

Pero… ¿qué significa esto para tus materiales en video?

Ok, no vamos a entrar a definir científicamente cada punto, Para elegir la velocidad correcta para tu video debes multiplicar el fps X 2.

Es decir que, si grabas en 30 fps (30 x 2 = 60) el denominador deberá ser 60.

Si tu multiplicación no es exacta, no te preocupes, solo utiliza el denominador más cercano a tu resultado.

  • 24 fps, 24 X 2 = 48. Equivalente a velocidad obturador 1/50
  • 30 fps, 30 X 2 = 60. Equivalente a velocidad obturador 1/60
  • 60 fps, 60 X 2 = 120. Equivalente a velocidad obturador 1/120

ISO

art-14-ISO

En la fotografía digital (y videografía, claro), el ISO mide la sensibilidad del sensor (valga la redundancia) de la cámara a la luz.

Así, en tu cámara podrás ver una configuración con número en centenares o millares (200, 400, 800, 1200, 1600).

Entre más alto sea el número, mayor sensibilidad a la luz tendrá tu lente. Enter más bajo sea, menor sensibilidad.

Otros aspectos que el ISO afecta son: textura de imagen, nitidez de disparo o ruido.

Al momento de elegir tu ISO ideal, no olvides considerar la iluminación con la que cuentas.

Por ejemplo, si estás al aire libre en una tarde nublada, tu ISO ideal rondará los 100 o 200.

En cambio, si estás filmando dentro de tu oficina, deberás aumentar tu ISO.

Si recién comienzas a utilizar las configuraciones manuales de tu cámara, deberás adquirir algo de práctica antes de dominar al 100 estos tres conceptos (velocidad de obturador, ISO y apertura).

Entender este triángulo de exposición te ayudará a ahorrar tiempo y corajes para encontrar la configuración ideal para tus materiales audiovisuales.

Balance de blancos

art-17-Balance-de-blancos

Mientras que la apertura, la velocidad del obturador y el ISO son los tres principales pilares de cualquier manual de fotografía, existe un cuarto eslabón que es igual de importante: el balance de blanco.

Este balance le “habla” a tu cámara respecto de las condiciones del ambiente en que grabarás.

A diferentes tipos de luz, diferentes tipos de colores.

Por ejemplo, si tu oficina está iluminada por focos incandescentes tu paleta de colores será mucho más cálida.

Por otro lado, si lo hace con luces fluorescentes, tendrás colores más fríos.

Así, antes de comenzar a filmar deberás ajustar el balance de blancos de tu lente, de acuerdo con tus propias condiciones.

En este caso, la configuración dependerá del modelo y marca. La buena noticia es que la mayoría de cámaras ya vienen con un montón de opciones para diferentes entornos (luz de día, nocturno, nuboso, etc.)

Aunque, como recomendación personal, yo evitaría utilizar opciones preconfiguradas y optaría por el establecimiento de las condiciones de forma manual.

Para que este punto sea más claro, puedes observar como diferentes balances significan resultados distintos. 

Foco

El foco o enfoque no es uno de los factores clave, sin embargo es importante no perderlo de vista.

Con un DSLR, podrás ver que tiene dos opciones: autofocus y manual focus. Esto depende de la cámara y lente con los que cuentes, sin embargo, generalmente, el autofocus funciona de forma genial.

Si utilizas la configuración manual, simplemente deberás utilizar los botones + y - para ensanchar o acortar el campo de vista de tu cámara y ajustar el foco de tu cámara.

Dependiendo el tipo de material que desees elaborar, el foco o enfoque de tu cámara cambiará.

Por ejemplo, si vas a realizar una entrevista, el foco de tu video debe estar en el entrevistado y no en la pared blanca detrás de él.

Esperamos que este contenido te resulte útil, nos encantaría leer tus comentarios y saber más sobre ti.

Para concluir te compartimos la Plantilla de Plan de Marketing para que estructures tu plan de acción.

Plantilla de Plan de Marketing