¿Qué tipos de contenido para blog realmente funcionan? Es una pregunta que se hacen miles de empresas y negocios porque, es verdad, NO cualquier contenido es efectivo. 

El contenido para blog siempre tiene que brindar valor a quienes lo leen; de lo contrario, solo quedará como algo bonito en lo que se perdió el tiempo. 

Si no quieres vivir esta triste situación, tengo la solución perfecta para que todos tus esfuerzos den frutos y llames la atención de tus usuarios y crezca tu negocio. 

¿Cómo generar tipos de contenido para blog exitosos?

Crear un blog y nutrirlo no es tarea sencilla. Debes saber qué diseño utilizar, qué tipos de contenidos elegir y cómo contar sobre esos temas a tu audiencia. 

La arquitectura de tu sitio web también es relevante, pero sin buen contenido, esta siempre quedará coja. Por eso, voy a darte algunas claves para que sepas qué tipos de contenido para blog generar para tener éxito y qué tomar en cuenta al crearlos.

1. Adopta una voz propia

La curación de contenido está bien, pero no creas que consiste en hacer una mezcla entre los primeros tres resultados de Google y listo. Si crees esto, mejor ni hagas contenido para blog. 

Tienes que darte a la tarea de definir tu propio estilo y personalidad para que seas capaz de transmitir algo único, distinto a la competencia.

Céntrate siempre en aportar valor añadido. Si no lo vas a hacer, mejor no pierdas tiempo en un blog, por favor. 

2. Infórmate lo suficiente

Por más experto que seas sobre un tema, es importante que te des el tiempo necesario para obtener toda la información posible y brindar a tu audiencia textos enriquecidos y funcionales.

Pon atención a tus fuentes: siempre opta por aquellas que tengan autoridad y que pertenezcan a voces de expertos o autorizadas.

Así podrás complementar todos tus tipos de contenidos para blog con datos relevantes que te ayudarán a crear una pieza magnífica, digna de competir en Google. 

3. Brinda soluciones y no solo datos

Los médicos curan padecimientos; los abogados sacan de problemas legales y los redactores de contenido para blog aportan soluciones con sus textos.

La mayoría de personas que busca información en internet quiere resolver dudas, problemas, recibir consejos y mejorar o ampliar sus conocimientos. Así que ¡debes brindar eso! 

Siempre que un usuario realiza una búsqueda específica como “qué tipos contenidos para blog hacer”, quiere encontrar un post que dé respuesta a eso en específico. No desea saber qué es el contenido o cómo crear un blog. 

4. Indaga en qué quieren saber tus usuarios

Quizás tengas grandes conocimientos sobre muchos temas, pero tienes que escribir sobre lo que tus clientes quieren, no lo que a ti te apasiona. A veces, coinciden ambas cosas ¡y es maravilloso! Pero otras, no. 

Para saber esto, mantente al día en tendencias, ve qué temáticas funcionan más. Hasta puedes preguntarles a tus usuarios directamente qué quieren saber. 

Solo ten siempre a tu cliente ideal en la mente. Piensa:

  • ¿Qué edad tiene?
  • ¿Cómo se comporta?
  • ¿Qué puesto o formación tiene? (Para toma de decisiones)
  • ¿Qué metas tiene profesionalmente?
  • ¿Cuáles son sus valores?
  • ¿Cuáles son sus problemas o dolores?
  • Etcétera

Toda esta información te permitirá saber qué intereses tienen y brindarles justo los tipos de contenido para blog que buscan.

Buyer Persona

5. Ve más allá de tus productos o servicios

Lo más lógico es pensar que debes hablar siempre de tus productos y servicios, ¿verdad? ¡ERROR! Debes tener en cuenta tipos de contenido para blog relacionados con tu negocio, pero un poco alejados de estas dos categorías.

Si, por ejemplo, tienes una agencia de viajes a Europa, está increíble que escribas sobre paquetes todo incluido, tours de 4-8 semanas y más, pero… ¡mira más allá!

Quienes viajan a Europa quieren saber a través de ti, que eres experto, sobre los mejores lugares para comer en los diferentes países de Europa, cuáles son las ciudades imperdibles, cuánto necesitan para viajar, etcétera. 

Si te enfocas en ese tipo de contenido para blog, créeme que lograrás captar más fácilmente su atención y conseguirás que, de forma natural, te vean como referente en el sector. ¡Matas dos pájaros de un tiro! 

6. Sé un maestro del lenguaje y adáptalo

Las faltas de ortografía son un grave error porque reflejan una mala imagen, pero ser un maestro del lenguaje va un poco más allá. 

Debes tener la capacidad de adaptar tu tono y tus palabras dependiendo de a quiénes te dirijas, es decir, tu querido público. 

Algunos consejos que te doy son:

  • Hazlo simple y no abuses de los tecnicismos. Eres experto, así que puedes volver fácil lo más complicado de explicar.
  • Emplea estructuras simples (sujeto + verbo + predicado) y no trates de enredar todo porque nadie lo entenderá.
  • Sé breve y construye párrafos de no más de 3 líneas. 
  • Sé claro porque si no se entiende, no sirve. 
  • Evita la ambigüedad. Todos tus mensajes deben tener un único sentido. 

🤓 Puede interesarte los 10 pecados del redactor ¡que NO debes cometer!

7. Haz de las imágenes tus aliadas

Honestamente, ¿qué es lo primero que ves cuando entras a una entrada de blog? ¡La parte visual, no me vas a mentir! 

Por eso, no solo tienes que pensar en tipos de contenido para blog increíbles, sino también en un blog atractivo que esté secundado y fortalecido por imágenes de calidad y personalizadas, relacionadas con el tipo de contenido para blog que crees.

No hace falta que haya imágenes por todos lados, un par basta si sabes elegirlas o diseñarlas. 

8. Publica regularmente

Aquí tienes que tener en cuenta que la calidad debe ir de la mano con la cantidad. De poco servirá que crees un contenido al mes por más extraordinario que sea. Lo mejor es encontrar un balance. 

Solo de esta manera podrás ir posicionando y los usuarios se darán cuenta de que pueden encontrar contenido relevante y actual en tu blog. 

¿Te gustaría contar con redactores profesionales y con fundamentos en SEO fuertes y claros para escribir los diferentes tipos de contenido para blog? En Media Source tenemos un equipo de expertos en el área que pueden lograr contenidos que enamoren a tu público. 

20 tipos de contenidos para blog que no pueden faltar

1. Post educativos

Educar a tus usuarios es una de las bases del inbound marketing y eso es posible solo brindando post relevantes y valiosos.

Un tipo de contenido para blog que jamás puede faltar es el educativo, para atraer tráfico y hacer que avancen hacia la compra poco a poco.

Es una de las mejores herramientas para posicionar tu marca como referente dentro del mercado y claro, aparecer en la anhelada primera página de resultados de Google. 

Lo mejor de este tipo de contenidos para blog es que hay infinidad de posibilidades, dependiendo del giro de tu negocio. Prácticamente, puedes hablar de lo que quieras. 

Solo procura que cada entrada tenga, en promedio, 2,500-3,000 palabras. Según un análisis de HubSpot, es la cantidad ideal para la generación de leads. 

2. White Papers

Este tipo de contenido para blog es un poco más avanzado porque incluye investigaciones y estudios más detallados y serios. 

Su formato es parecido a un ebook, pero es un toque más complejo, pues es como si se tratara más bien de un manual sobre alguna situación, problema o tema en concreto y su solución. 

Los white papers abordan un problema o cuestión, las causas y sus soluciones, es decir, le ofrecen todo en conjunto a los lectores. 

Por su complejidad, son sobre temas que corresponden a una etapa del funnel mucho más avanzada. No es para captar tráfico, sino para generar leads o hasta lograr una venta, o sea, es un tipo de contenido para blog enfocado en la etapa de decisión. 

3. Ebooks

Los ebooks son el formato ideal para atraer leads

Muchas veces, se piensa que requieren mucho tiempo y ser demasiado extensos, pero no. Pueden tener la misma extensión que un blog post o hasta menos, pero sí deben ser específicos y enfocados a un tema. 

Además, debes asegurarte de que otorgue valor porque, si no es así, nadie va a querer darte su información para obtener ese contenido. 

Échale ganas al diseño y a la información para que realmente gusten tus libros electrónicos. Si eres estratégico, puedes generar una vasta base de datos con este tipo de contenido para blog. 

4. Videos

Los videos, nos guste o no, son lo de hoy y si quieres subirte a una de las tendencias en cuanto a formatos de contenido, tienes que pensar en producir videos. 

No es necesario crear videos complejos; puedes empezar con videos cortos pero realmente valiosos para tu audiencia. Son muy valorados porque son interactivos, pueden ser altamente didácticos y son muy llamativos.

Puedes crear diferentes tipos de contenido para blog e incluir un par de videos en ellos para explicar temas específicos y así aumentar el tiempo de visita en tus páginas.  

Conforme lo hagas, irás ganando experiencia y audiencia, y puedes optar por crear videos más complejos y largos para tus seguidores.

También puedes rankear en el apartado de videos de Google, lo que te da muchas más probabilidades de generar tráfico y ganar autoridad. 

¿Te interesa añadir videos a tu estrategia? Puedes leer todo sobre videomarketing

5. Webinars

¿Quieres ir un paso más allá? Los webinar son una gran opción.

Son un tipo de contenido más o menos reciente, informativo y lo mejor: interactivo.

Al ser chats de video en tiempo real, puedes reunir a varias personas interesadas en un tema y debatir o conversar con ellas, volviéndose una experiencia enriquecedora para todos los participantes.

Solo debes tratar temas en los que seas especialista o, en su defecto, contratar a expertos o elegir a uno de tu equipo. 

Al finalizar el webinar, puedes dejarlo disponible para que muchas más personas puedan acceder a él y seguir generando vistas y reacciones. 

Tenemos los mejores consejos para webinars en caso de que quieras crear este tipo de contenido para blog. 

6. Listas

Las listas son maravillosas. 

Las personas son fans de este tipo de contenido para blog porque saben desde el inicio lo que van a recibir al leer el post. 

Si el título es “20 herramientas de marketing digital”, ¿qué crees que encontrarás? Pues nada más y nada menos que… 20 herramientas de marketing digital. Así de sencillo. 

Aquí no hay espacio para dudas. Apenas des clic, sabes lo que vas a encontrar.

Además, puedes escribir casi sobre cualquier tema, así que no hay pretextos para no tener este tipo de contenido para blog en tu sitio web y atraer más público a él. 

7. Tutoriales

Los famosos how-to, enfocados en enseñar cómo se hace algo, son de un valor incalculable para empresas y potenciales clientes o clientes.

Enseñar a otros cómo se crea o se lleva a cabo algo te deja ver como experto en un tema, y puedes hacerlo de muchas maneras. 

Nosotros tenemos algunos tutoriales relacionados con nuestra industria, hechos para ayudar a todos los que nos visitan y han funcionado de forma increíble. 

Como experto, tienes el don de hacerlo simple y crear este tipo de contenido para blog de manera magistral, así que ¡aprovéchalo! 

Trata de crear post con imágenes, videos y texto valioso y lleno de detalles. Verás que funciona. 

8. Preguntas frecuentes

Si trabajas arduamente en los tipos de contenido para tu blog, tarde o temprano, crecerá y comenzarás a recibir comentarios en cada entrada.

Mi recomendación es que anotes toodaas esas preguntas y elabores artículos donde des respuesta a ellas. Al menos, las más frecuentes. 

Es una forma muy efectiva de crear contenido de valor para tus seguidores y hacerles saber que los lees y los consideras.

9. Reviews

Un error muy común es creer que tus compradores saben usar tu producto o servicio. 

Lo mejor es que crees reviews sobre herramientas relevantes dentro de tu industria o de tus propios productos.

Si lo haces, solo ten en cuenta que debes ser imparcial y no pasar todo el tiempo alabando tu servicio o producto, pues eso solo provocará bostezos. 

Enfócate en ser objetivo y hablar honestamente sobre tus artículos sin exagerar.

10. Demos

Uno de los mejores tipos de contenido para tu blog son los videos de demostración porque te permiten transmitir el valor de tus productos o servicios a tu audiencia.

Los demos sirven para ilustrar cómo funciona tu producto o servicio en acción.

Puede parecer difícil, pero en realidad es sencillo tener este formato si usas las herramientas adecuadas y planificar bien. 

Para ello, haz lo siguiente:

  • Describe tu producto
  • Brinda una solución
  • Muestra cómo funciona el producto
  • Coloca un call to action

11. Estudios de caso

Los estudios de caso o casos de éxito son de los contenidos que no pueden faltar en tu blog. Son especialmente importantes para quienes están llegando al fondo del embudo de ventas, y quieren saber quiénes han confiado en tu empresa y han crecido.

Aquí es importante que no te centres en hablar maravillas de cómo tu negocio ayudó a la gente, mejor enfócate en ser honesto y presentar todos los desafíos que se tuvieron y cómo se superaron. 

Aprovecha este tipo de contenido para blog para explicar en detalle cómo las soluciones que vendes realmente ayudan a otros. 

Y siempre relata todo como historia que inspire. Para ello, básate en el Storytelling ¡es muy poderoso! 

12. Entrevistas

No hay contenido más confiable que aquel que viene de la voz de expertos en el respectivo tema. 

Existe muchísima información en internet, pero tener datos de primera mano, basados en la experiencia, es otra cosa. 

Puedes empezar entrevistando a los expertos de tus equipos para armar contenidos enriquecidos. Y después, entrevistar a otras personalidades de tu industria; esto podría generar alianzas y traer más tráfico a tu sitio web. 

Elige varios formatos, como contenidos escritos, contenidos en video, webinars, podcast y mucho más.

13. Estudios o investigaciones

¿Cómo te pueden ayudar las investigaciones en tu blog? 

De muchas formas, pero en especial, dando números sobre tu mercado. 

Brindar este tipo de información sirve para posicionar tu empresa como una experta dentro de su industria, como una que realmente se basa en datos y evidencia y no solo habla por hablar.

Además, si lo haces bien, muchas otras empresas pueden tomarte como referencia y llevar tus contenidos muy lejos. 

Debido a la calidad y complejidad, este tipo de contenido para blog demanda más tiempo, pero vale cien por ciento la pena si de verdad realizas investigaciones o estudios de calidad y con relevancia. 

14. Plantillas

¡Las plantillas solucionan la vida en muchos sentidos!

Pueden centrarse en diferentes problemas de tu audiencia, como presentar un reporte de actividades o de ventas, construir un buyer persona, elaborar objetivos smart y mucho más. Todo va a depender del giro de tu empresa.

Ciertamente, este tipo de contenidos para blog no genera ventas, pero sí ayuda a crear una base de leads que recuerden tu marca si tienen una buena experiencia con el material.

15. Contenido interactivo

Los contenidos interactivos son aquellos que permiten a los usuarios llevar a cabo una acción sobre ellos. 

Es decir, no solo reciben la información sino que interactúan con ella de diferentes maneras. 

Uno de los formatos más efectivos de contenido interactivo son las infografías, de acuerdo con Single Grain

16. Infografías

Las infografías son un tipo de contenido para blog muy efectivo porque permiten unir texto e imágenes, haciendo la información mucho más fácil de digerir al estar sintetizada. 

Además, es un formato mucho más visual, lo que lo hace más compartible en comparación con los blog post. 

Lo único que hay que tener en cuenta es que se debe construir un buen diseño para que llame la atención y sea fácil de leer y siempre brinda información valiosa y comprobada. 

17. Guías de compra

Las guías de compra son post donde se analizan productos y que permiten a los usuarios tomar una decisión de compra. 

Por ejemplo, en el caso de las agencias de marketing, una guía podría ser sobre cómo elegir una para trabajar tu estrategia y cómo seleccionar el servicio que más te conviene, dependiendo de tus necesidades y presupuesto. 

Toda la información de este tipo de contenido para blog tiene que ser verídica, objetiva y muy honesta. 

18. Noticias

Las noticias son la base de muchos blogs, pero para otros, no es tan conveniente dedicar mucho tiempo a ellas, pues son eventos pasajeros que solo serán interesantes o relevantes por un tiempo.

Si quieres incluir este tipo de contenido para blog, lo mejor es que te enfoques solo en noticias muy importantes sobre tu mercado y lo publiques muy rápido para posicionar enseguida en Google. 

Recuerda que las noticias tienen caducidad, a diferencia del contenido evergreen. 

19. Podcast

Los podcasts son uno de los formatos que más auge están teniendo, pero pocas empresas tienen el tiempo suficiente para crearlos. 

Es una ardua tarea y tienes que estar dispuesto a ser regular si realmente quieres colocarte como referente en este tipo de contenido.

En el mundo del marketing hay varios podcasts, pero uno de los que te podríamos recomendar es el de Neil Patel: Marketing School

Te puedes inspirar y lanzarte ¿por qué no? Te invitamos a conocer cómo hacer un podcast.

20. Guest Posting

Los guest posting o post de invitados son artículos que, generalmente, suponen un intercambio. 

Es decir, tú escribes un post para su sitio web y ellos hacen lo mismo para tu blog.

Este tipo de contenido para blog es útil, sobre todo, para generar backlinks de buena calidad, hacer que otros te conozcan y poder atraer más tráfico a tu sitio. 

3 métodos para hacer contenidos para blogs

Ahora… ¿te preguntas cómo hacer contenido para blogs? Es el talón de Aquiles de muchas empresas que apenas empiezan o quieren empezar.

La buena noticia es que siempre hay diferentes caminos y esta tarea no es la excepción.

Método 1. Crear un equipo de contenido en tu empresa

El primer camino es un poco más complicado al inicio porque debes invertir dinero, tiempo y esfuerzo en la creación de un equipo que produzca diferentes tipos de contenido para blog en tu empresa.

  • Beneficios

Es la opción preferida por muchos de inicio porque puedes tener mayor control de todo: tiempo, dedicación, objetivos y más. 

Además, al ser un equipo interno, puedes estar más en contacto con cada área de tu empresa y, por tanto, tienes la posibilidad de crear contenido variados y más profundos relacionados con cada área de tu compañía. 

  • Desventajas

La principal objeción hacia esta opción es que la inversión inicial es alta, tanto en hardware y software, como en recursos humanos. Puedes iniciar con una sola persona, pero debes saber que no bastará. 

Asimismo, debes ser muy cuidadoso al elegir a los miembros del equipo, pues es difícil encontrar a personas realmente comprometidas y especializadas en los temas que competen a tu empresa. 

Método 2. Contratar a una agencia externa

El segundo método puede parecer el más sencillo, pero tienes que conocer ambas partes (positivas y negativas) para tomar una buena decisión.

  • Beneficios

Contratar a una agencia externa para generar diferentes tipos de contenido para blog es la alternativa más práctica porque los equipos contratados ya tienen experiencia en el área y es dejar todo en sus manos y empezar desde el día uno.

Al contratar a expertos, tienes acceso al análisis de arranque de tu empresa, conoces cuáles son las necesidades y fortalezas de la misma y sabes perfectamente el camino que se va a seguir a partir de las estrategias propuestas.

Además, sabes que siempre que esté activo el contrato, vas a tener contenido para tu blog. No vas a depender de un equipo interno que, de un momento a otro, puede irse. Tienes más garantías en este sentido, pues la agencia debe responder. 

Otra gran ventaja es que puedes tener acceso a más servicios, como diseñadores para campañas, estrategas de automatización y mucho más, además del contenido. 

En Media Source, contamos con equipos capacitados para diferentes tareas, como diseño, programación, contenido y mucho más, por lo que toda tu estrategia de contenidos y de marketing estaría perfectamente cubierta por expertos. 

Nueva llamada a la acción

  • Desventajas

Trabajar con agencias es costoso y, en algunos casos, tienes que firmar contrato por mínimo 3 o 6 meses, por lo que tienes que elegir realmente bien antes de tomar una decisión de este calibre.

Asimismo, ten en cuenta que no hay mayor experto de tu industria que tú, por lo que podrías tener que dedicar tiempo en la revisión de los contenidos y puede ser más pesado en general el proceso.

Otra desventaja es que, por lo regular, este tipo de agencias tiene más cuentas a su cargo, por lo que no están a tu disposición todo el tiempo. Hay rangos de respuesta, así que debes considerarlo para no tener malas experiencias. 

Método 3. Contratar a un trabajador freelance

Los trabajadores freelance son lo de hoy. Se trata de personas, sin horario fijo, que crean contenido para distintas personas. 

  • Beneficios

Esta es la opción más económica. 

Además, pagas únicamente por lo que se hace, sin importar el tiempo que lleve. Una vez establecida la tarifa, ya no hay cambios, así que sabes cuánto invertirás en cada tipo de contenido para blog. 

Es el método más flexible y si sabes elegir bien con quién trabajas, puede ser altamente funcional. 

Solo enfócate en trabajos previos y su perfil, dependiendo del área en la que se encuentre tu empresa. Puedes encontrar creadores especializados justo en los temas que te interesa tratar. 

  • Desventajas

Una de las contrapartes de los creadores de contenido freelance es que, al ser solo una persona, los recursos y el tiempo es limitado, por lo que se puede volver complicado crear contenido de manera continua o escalable. 

Asimismo, por lo general, se trata de especialistas en una disciplina, siendo difícil contratar a uno solo. Por ejemplo, si quieres producir diferentes tipos de contenido para blog, como textos, infografías y videos, tienes que contratar a tres trabajadores freelance. 

Además, puede ser complicado tener comunicación constante, pues estos profesionales suelen tener muchos clientes y el proceso de cambios o actualizaciones puede ser tardado. 

Pensamientos finales

Los tipos de contenido para blog son muy diversos y todos ellos, si los empleas, tienen que ser actualizados cada cierto tiempo. 

No se trata de crear nuevos artículos siempre, sino de simplemente servir como referencia e informar con información actualizada a quienes visitan tu blog y confían en él.

Ya sabes qué tipos de contenidos para blog pueden formar parte de tu estrategia, qué debes considerar al construirlos y qué opciones tienes en cuanto a delegar esta tarea tan importante.

Así que… ¿qué esperas para poner manos a la obra? 

Si deseas saber cómo podemos ayudar a tu empresa en esta importante labor, ¡agenda una cita con nosotros! Así podremos platicar sobre tus objetivos y construir juntos un plan de acción para alcanzarlos y ¿por qué no? ¡Superarlos!