Skip to content

    Estrategia de contenido: lo que necesitas para crear una infalible

    Estrategia de contenido: lo que necesitas para crear una infalible

    Una buena estrategia de contenido es clave para despegar tus demás esfuerzos de marketing digital, mejorar la imagen de tu empresa, ganar credibilidad y llevar tu sitio web a un buen posicionamiento en Google.

    ¿Quieres recibir estos y más beneficios, pero no sabes cómo hacerlo? En este post te voy a explicar todo lo que debes saber: qué es una estrategia de contenido, qué ventajas brinda, cómo debe hacerse y más

    ¿Qué es una estrategia de contenido?

    Una estrategia de contenidos consiste en planificar y gestionar para diseñar contenido de calidad, tanto textual como visual, que se usará en las estrategias de marketing para dar mensajes al público objetivo. 

    Se deben crear contenidos para las diversas áreas de una empresa. Por ejemplo, marketing necesita contenidos; diseño necesita contenidos; lo mismo ventas, soporte y todos los departamentos dentro de una empresa.

    Esto, con el fin de tener material listo para cuando se tiene contacto con prospectos o para llamar la atención de posibles clientes.  

    Con contenidos de calidad, es más sencillo destacar y que los prospectos nos encuentren. En cambio los contenidos producen el efecto contrario: afecta nuestra imagen y hace que los clientes se terminen alejando o ni siquiera se acerquen. 

    Estrategia de contenido vs. estrategia de marketing de contenidos

    Una estrategia de contenido es un documento que tienen las empresas para organizarse y tener claridad sobre todo el contenido que crean internamente y cómo este afecta o ayuda a cada área del negocio.

    Una buena estrategia tiene que partir de una visión global de a dónde quieres avanzar como empresa y cómo el contenido permitirá llegar a esos objetivos.

    Una estrategia de contenido va más allá de actualizar o crear un calendario editorial, revisar las métricas de tráfico o conversión y publicar actualizaciones en redes sociales. 

    No se trata solamente de tener un calendario editorial, sino de realmente saber qué se va a hacer o lograr con cada pieza de contenido, sin importar el formato en que se cree. 

    Ventajas de contar con una estrategia de contenido

    Dedicar tiempo a este proceso trae muchos beneficios para las empresas. Algunas de las ventajas de una estrategia de contenido son:

    1. Una buena estrategia de contenido permite construir/mejorar marca

    El contenido es excelente para mostrar lo que sabemos y ganar autoridad dentro de la industria a la que pertenecemos. 

    Esto no es automático, pero con el tiempo, si los contenidos son valiosos y hay una buena estrategia detrás, empezarán a posicionar en los motores de búsqueda, poniendo a nuestra marca como confiable.

    Para esto, cada pieza tiene que estar optimizada para SEO (posicionamiento en buscadores). 

    Además, conforme vayas creciendo, puedes añadir formatos a tu estrategia de contenido, como newsletter, para construir una relación más firme y duradera con tus visitantes y ofrecer tus productos más fácil y con mejores resultados. 

    2. Una estrategia de contenido ayuda a generar confianza

    En el marketing de contenidos no todo se trata de producir. Se tiene que cuidar que cada pieza generada comunique confianza. Esto es lo más importante siempre. Por eso, debes enfocarte en material educativo y no 100% de venta. 

    Crear confianza entre la empresa y los usuarios a través de la creación de contenido permitirá que construyas una base de contactos, pues las personas, siempre que tengan dudas sobre tu industria, irán a tu blog. 

    Conforme la confianza va naciendo, los contenidos irán evolucionando y posicionándose mejor. 

    3. Con una estrategia de contenido efectiva ofreces valor añadido 

    Más allá de centrarte en lo comercial, debes enfocarte en siempre dar respuesta a las preguntas frecuentes de tus clientes potenciales.

    Si estos, cada vez que entran a tu sitio web, encuentran las respuestas a sus problemas, vas a empezar a posicionarte en su mente.

    Y, cuando estén considerando una solución definitiva, que saben que pueden encontrar contigo, ¡te buscarán! Serás la primera opción. 

    4. Una estrategia de contenido no requiere mucha inversión económica

    Construir y ejecutar una estrategia de contenido no requiere una gran inversión monetaria, únicamente en tiempo.

    Además, si está bien diseñada, los resultados no dejan de llegar. Un contenido hecho hace un año puede seguir generando tráfico, clics y hasta clientes, porque va mejorando su posición en Google conforme pasan los meses.

    Cómo hacer una buena estrategia de contenido

    Crear una estrategia de contenido no es cosa sencilla; requiere algunos pasos porque se trata de un proceso integral para mejorar el posicionamiento de una marca.

    Para esto, además de tener claros los objetivos, se tienen que desarrollar tácticas durante toda la planificación, como:

    1. Estudiar tu situación actual

    Lo primero que tienes que hacer es indagar en tu situación actual, es decir, conocer e identificar qué problemas tiene tu empresa, qué oportunidades hay y con qué recursos cuentas (económicos y humanos). 

    Tienes también que analizar a tu competencia y estudiar a fondo las tendencias dentro de tu industria, así como tus clientes ideales, sus comportamientos, sus opiniones y el público nuevo al que quieres llegar. 

    2. Desarrolla tu buyer persona (cliente ideal)

    Antes de entrar de lleno a crear una estrategia de contenido, es muy importante saber qué tipo de usuarios quieres que reciban tus mensajes. Por eso, es clave que desarrolles tu buyer persona, esto es, cliente ideal.

    Es el primer paso para cuando se quiere hacer una estrategia de contenido. Esto, porque las empresas deben centrarse en crear contenido para los usuarios y NO para la marca. 

    Tienes que solucionar los problemas y las necesidades de los consumidores, no pensar en cómo vender tus productos a través de ellos. 

    Por ejemplo, si una empresa quiere que una ama de casa se interese en adquirir un vehículo, no debe hablar del auto como tal, sino de todo lo que podría facilitarle las cosas a ella para que sienta curiosidad y quiera conocer más sobre ello. 

    Algunos puntos clave para crear a tu buyer persona son:

    • Sus preferencias
    • Preocupaciones o dolores
    • Objetivos a corto, mediano y largo plazo
    • Problemas
    • Interacción digital 

    3. Definir los objetivos de tu estrategia de contenido

    Luego de ese análisis, tienes que determinar los objetivos que perseguirás a través de tu estrategia de contenido. 

    Lo mejor es que te bases en el método SMART para que tengas objetivos específicos, medibles, alcanzables, realistas y definidos en tiempo. 

    Para definirlos, básate en tu negocio y también en el marketing. Algunos de los más comunes pueden ser:

    • Mejorar el SEO de tu sitio web
    • Aumentar el tráfico web
    • Fidelizar a tus clientes

    Piensa de qué manera tu contenido contribuirá a los objetivos generales de tu empresa.

    4. Produce contenido valioso y alineado a tu buyer persona

    Cuando defines todo lo anterior de manera clara y estratégica, ahora sí viene el momento de más trabajo.

    Lo primero que hay que hacer es determinar los formatos que se van a utilizar. Recuerda que un blog corporativo es muy flexible, por lo que puedes publicar desde textos, ebook, infografías y videos, hasta podcast o landing pages. 

    Además, existen otros recursos como newsletter, estrategias de email marketing y mucho más. 

    Puedes empezar con un par de ellos y, conforme avances y aprendas, ir agregando otros para cubrir diferentes necesidades y tener mayor empuje. 

    Para poder producir todos estos contenidos, hay que tener en cuenta algunas acciones que son fundamentales.

    I. Investigación de palabras clave

    Si no hay una keyword research detrás de una estrategia de contenido, no lo estás haciendo bien.

    Ahora, lo que más puede ayudarte orgánicamente es Google, pues si te posicionas en este y otros buscadores podrás conectar más fácil y directamente con tus usuarios ideales, es decir, aquellos que están buscando tus productos. 

    Este proceso lleva tiempo, pero existen varias plataformas, como SEMrush, que pueden ayudarte a obtener datos sobre palabras clave, volumen de búsqueda, etc.  

    II. Intención de los usuarios

    Más allá de tener palabras clave relacionadas con tu industria y fuertes, es importante analizar la intención de usuario, que es la forma en que ellos interactúan con la web: qué palabras usan, qué información quieren obtener con cada búsqueda, etc.

    Para este paso, te puede ayudar Google Search Console, ya que muestra información sobre las consultas que hacen los usuarios para dirigirse a un sitio web. 

    Así sabrás si estás atacando todas las palabras clave importantes o no y, en su defecto, modificarlas. Además, te ayudará a saber si cambiar la estructura del contenido, agregando o quitando subtemas. 

    III. Contenidos optimizados para SEO

    Teniendo listo lo anterior, es momento de entrar a la producción, pero aquí también tienes que tener conocimientos sobre SEO, es decir, todos los elementos considerados por Google para posicionar las páginas. 

    Tienes que investigar al respecto y cumplir con los elementos clave, como:

    • Uso de palabra clave en título, primer párrafo, metadescripción, URL, subtemas, etc.
    • Uso de imágenes dentro del contenido con texto alternativo.
    • Buena organización de la información (H1, H2, H3…)
    • Extensión adecuada 
    • Enlazado interno

    Fuera de esto, también debes revisar elementos SEO de tu sitio web, como velocidad de carga, experiencia de los usuarios, responsividad, entre otros. 

    4. Dar a conocer el contenido creado

    Cuando tengas listo el contenido, según lo planeado y con todas las directrices de SEO que te he mencionado, tienes que darle empuje a ese material para que llegue a más personas. No puedes quedarte esperando a que solito genere resultados.

    Algunas acciones que puedes hacer para potenciar tu estrategia de contenido son:

    Email marketing

    Los flujos de correo electrónico y de boletines informativos son excelentes para entablar comunicación directa con los usuarios que podrían estar interesados en tu marca, y así lograr iniciar una interacción más personal y cercana. 

    Por eso, es importante que programes algún flujo para que tu lista de contactos reciba las actualizaciones de tu blog o tus demás recursos y esté al tanto de todo lo que se está publicando.

    Si alguna vez se suscribieron, ten por seguro que fue porque algo les llamó la atención de tu marca, así que aprovecha ese interés y haz que crezca. 

    Backlinks

    El enlazado tanto interno como externo ayuda mucho a la autoridad si se tiene una buena estrategia, además de que da valor a los usuarios.

    Sin embargo, algo en lo que más se tiene que prestar atención, porque potencia la estrategia de contenido, es en el externo, pues es lo que te puede ayudar más a que tus contenidos reciban visitas a través de otros portales. 

    Los backlinks son muy importantes para el SEO porque el que otros enlacen nuestros artículos indica que son valiosos y educativos, lo que es detectado rápidamente por los buscadores.

    Social media

    Las redes sociales son un excelente medio para dar a conocer tu estrategia de contenido porque te permiten llegar a muchas personas, que pasan más de 2-5 horas en diferentes plataformas sociales.

    Solo tienes que realizar pruebas para saber qué es lo que gusta más en cada red y crear estrategias de social media para que tu alcance tenga un mayor impacto y el tiempo invertido valga la pena. 

    5. Medir/monitorear constantemente la estrategia de contenido

    Cuando se trata de marketing, lo más importante es siempre medir y monitorear lo que se está logrando. De lo contrario, todo podría ser una pérdida de tiempo.

    Antes de empezar con tu estrategia de contenido, es clave que establezcas las métricas que vas a seguir para evaluar los resultados.

    A través de ellas, podrás saber de qué manera puedes hacer crecer tu estrategia, qué debes cambiar, por qué y mucho más. 

    ¿Qué métricas deberías considerar? Te doy algunos ejemplos.

    ROI

    Es uno de los indicadores más importantes, pues se enfoca en cuánto tiempo te llevará recuperar el dinero que inviertes en la estrategia de contenido.

    Tener un resultado positivo en el ROI (retorno de la inversión) indica que es rentable. De lo contrario, te señala que debes realizar ajustes o cambios para poder tener los resultados esperados. Por eso, no puedes perder de vista esta métrica.

    Engagement

    El engagement hace referencia al alcance que logra la estrategia de contenido más allá de elementos superficiales, como visitas o clics. 

    Tiene que ver con la conexión que generan los contenidos que creas para los usuarios y para calcularla, tienes que tomar en cuenta comentarios, reacciones, compartidos, interacciones, etc.

    En redes sociales puedes tener acceso a estas métricas de manera sencilla, además de que son las plataformas que más permiten comunicación entre usuarios y empresas. 

    Tráfico web

    El tráfico web son las visitas que recibes a tus entradas de blog de forma orgánica, es decir, sin pagar. También entran elementos como apertura de mails, entre otros.

    Esto te permitirá saber qué fuentes de tráfico son mejores para tu blog y qué contenidos son más visitados para que tengas idea sobre qué puede funcionar mejor y qué no y hagas ajustes en tu estrategia de contenido. 

    Con base en este número, sabrás si tu sitio web ya está bien posicionado y con autoridad (tráfico alto) o si debes generar más piezas para aumentar tu presencia en redes y en buscadores. 

    Posicionamiento SEO

    En el posicionamiento SEO entran varios elementos, como las palabras clave posicionadas en Google, las páginas indexadas, las consultas que llevan el tráfico a tu sitio web, etc.

    Una de las mejores herramientas para analizar este indicador es Google Search Console, pues es el buscador más utilizado a nivel mundial. 

    Cómo mejorar tu estrategia de contenido

    Todos los pasos anteriores son importantes, pero ahora quiero darte un par de consejos para que obtengas mejores resultados con tu estrategia de contenido.

    1. Alinea tu estrategia con tus metas comerciales

    Es verdad que cada área o departamentos de una empresa tiene sus propios objetivos, pero todos tienen que estar enfocados en el crecimiento del negocio.

    Por eso, es importante tener una buena coordinación y comunicación. Así será mucho más fácil que todos se encaminen hacia el mismo destino. 

    Para ello, antes de iniciar con una estrategia de contenido, es clave que se defina qué es un buen lead, cuándo se debe pasar el contacto a ventas y, en general, se tenga claridad sobre los procesos que se seguirán. 

    También es importante que, si no cuentas con un CRM (gestión de las relaciones con el cliente), consideres tener uno para monitorearlos y darles seguimiento. Así es más fácil saber cuándo pasar de una etapa a otra en el viaje del comprador.

    2. Enfócate en crear contenido evergreen

    El contenido evergreen es uno de los más fuertes cuando se trata de una estrategia, pues no tiene fecha de caducidad y, por tanto, perdura y mantiene la calidad y efectividad a lo largo del tiempo.

    Aunque no lo creas, no es complicado encontrar temas de este tipo, así que mejor céntrate en esto y ofrece valor a tus usuarios.

    Verás cuán bien te resulta si lo haces bien. 

    3. Planifica tu contenido

    Otra parte importante es la organización y la planificación. 

    Dedica tiempo suficiente a tu estrategia SEO y determina siempre antes los temas, a quiénes se van a dirigir y la acción que esperas obtener con cada pieza. Todo debe estar perfectamente planeado y basarse en un calendario editorial, así tendrás mayor control.

    Conforme pongas en acción la estrategia, verás que será más sencillo cumplir en tiempo y forma con lo pactado porque aprenderás de tiempos, resultados y más. 

    4. Actualiza tu contenido periódicamente

    Por más bueno que te parezca un contenido, es importante que, cada determinado tiempo, realices revisiones y veas si no ha habido cambios en procesos o herramientas para actualizarlo. 

    También es clave la actualización cuando no se ha tenido movimiento en cuanto al posicionamiento en buscadores y hay posibilidades de que pueda mejorar. 

    En este caso, puedes extender el contenido, agregar videos o fotos, introducir palabras clave de cola larga para rankear mejor, entre otras cosas. 

    ¿Cada cuánto se debe actualizar una estrategia de contenido?

    Hace algún tiempo, sin problema se podía apuntar a crear una estrategia de contenido para más de 12 meses, pero ahora no es tan factible porque los cambios son más rápidos y constantes.

    Esto no quiere decir que debas empezar de cero cada vez que algo falle o que necesites hacer pequeños ajustes a tu estrategia, pero sí tienes que revisar constantemente tu plan y darle mantenimiento.

    Puedes crear una estrategia de contenido para un año, pero darte a la tarea de revisarla y actualizarla cada dos o tres meses.

    Esto te dará un margen y mayor libertad para responder a tiempo a los cambios que surjan.

    Conclusión

    Ahora ya conoces que es una estrategia de contenidos, cómo puede ayudarte y cómo crear una infalible para tu empresa, así que es momento de que inicies con la tuya.

    Si tienes dudas sobre cómo puedes potenciarla o, incluso, empezar, ponte en contacto con nosotros. 

    En Media Source, contamos con un equipo de profesionales enfocados en la generación de contenido de calidad que pueden ayudarte a conseguir los resultados que siempre has querido pero que, por desconocimiento o falta de tiempo, no has conseguido.

    Agenda una reunión con nosotros para hablar sobre tus objetivos y encontrar caminos efectivos para alcanzarlos. 

    En caso de que desees conocer más sobre el poder de los contenidos, no dudes en visitar nuestra Guía completa sobre el marketing de contenidos.