Uno de los grandes retos que tú, como redactor o director de contenidos, enfrentas constantemente es el llamado a crear, de forma continua, contenidos con un alto estándar de calidad.

Por si fuera poco, también tienes la responsabilidad de producir materiales que encanten a tu audiencia (y clientes), quienes buscan una forma de informarse y divertirse en el proceso.

Más allá de la disciplina necesaria para los creadores de contenido, siempre surge la pregunta: Y, ahora, ¿qué escribo?

Te ha pasado, tal vez has perdido un cuarto de tu vida viendo al cursor tintinear de  manera infinita en la página en blanco de tu procesador de texto.

Lo sé, es un juego frustrante donde el ganador siempre es ese papiro digital blanquecino que se ríe de nosotros.

¿La buena noticia? No estás solo, éste es un problema que toda la industria de marketing de contenidos sufre de forma constante.

Los profesionales generadores de contenidos deben encontrar las técnicas, recursos e ideas que les permitan seguir su labor de creación y, por supuesto, combinarla con un alto estándar de calidad para deleitar hasta el público más exigente.

No digo que sea cosa fácil, pero sí que existen una gran variedades de técnicas, consejos, tips y estrategias que te pueden asegurar cumplir con tus cometidos. Por eso, este post te explica cómo continuar con tu ardua labor y te ofrece distintas técnicas que te ayudarán a mejorar tu proceso creativo y de generación de contenidos.

De acuerdo con una estudio del Content Marketing Institute, 70% de las agencias B2B coinciden que en 2017 se generaron una mayor cantidad de contenidos respecto a 2016.

Y, las buenas noticias, esta tendencia no parece decrecer en 2018, por el contrario este año marca al contenido como el rey de las estrategias de marketing.  

Las buenas ideas no llegan solas

Sería una bendición el poder estar sentados todos el día, sin hacer nada, y que llamaran repentinamente a la puerta:

¡Una idea! Gracias, ahora puedo continuar creando contenido de calidad.

Los mundos idílicos hace tiempo que dejaron de existir y, para desgracia de muchos, éste es un sueño totalmente alejado de la realidad.

Las buenas -y malas- ideas jamás llegan por cuenta propio, hay que tener todo un proceso que fomente y aliente su “repentina” aparición.

No hablo únicamente de contar con una escaleta en la cual se vayan subiendo los diferentes temas o un cronograma de mapeo de contenido; previo a estos conceptos, se deben establecer ciertas directrices que actuarán como facilitadores para que no pierdas hilo de las ideas que te ayudarán a comenzar a crear contenido relevante y de calidad.

Define la meta de tu estrategia de contenido.

En 1953, Tenzing Norgay y Edmund Hillary, escalaron por primera vez los 8,848 metros del monte Everest. ¿Cómo lo lograron? Bueno, seguro se debió a la conjunción de una serie de factores, pero existe uno de vital importancia: contaban con un plan de acción.   

Así es, generar una estrategia de marketing no solo es necesario para la estrategia total del negocio; un aspecto de suma importancia es que esta estrategia se volverá un mapa que te permitirá navegar en un mar de contenidos para comenzar a crear materiales realmente valiosos.

Todo el marketing de contenidos comienza fijando una meta.

¿Cómo vas a medir el éxito de tu campaña?

¿Con tráfico, nuevos suscriptores, aplicaciones descargadas, conversiones, leads, shares en redes sociales, número de visitas a vídeos, ventas, contactos?

Tú tienes la libertad de plantear cuáles serán las métricas que te permitirán generar un correcto seguimiento, para sumar hacia los éxitos de la empresa.

Este primer momento de definición es fundamental, pues, una vez pasado, se torna complicado la posibilidad de una modificación hacia los objetivos sin que afecte la ruta de trabajo y, por supuesto, los contenidos que desees crear.

Si tu idea es simplemente tomar los mejores tips para hacer contenido, aplicarlos y, como por arte de magia, comenzar a crear recursos de calidad; lamento decirte que estás en un grave error. Sin una estrategia que unifique los esfuerzos de la compañía, jamás se podrás lograr cumplir con el cometido.

Busca y entiende a tu audiencia

Ahora que has logrado esclarecer el por qué estás creando contenido, es momento del siguiente paso: definir para quién estarás generando dichos materiales.

Así, el siguiente paso para construir contenido de calidad es entender exactamente lo que los usuarios quieren ver, escuchar, leer o de qué forma prefieren interactuar con tus propuestas.

El contenido efectivo y que tiene impacto, no se produce a través del vacío o se elige de una lista interminable de temas predeterminados de los cuales da igual cuál se elija pues no están pensados para accionar a la audiencia.

Las mejores estrategias de marketing están diseñadas para responder las preguntas que tu posible audiencia pueda tener; además tiene que educarlos y transformar la manera en que piensan para que podamos hablar de un contenido de calidad.

Sin embargo, la única manera para que tu contenido conecte directamente con las personas y te ayude a lograr (y, por qué no, superar) tus metas es hablar directamente en el lenguaje y transmitir las respuesta correctas, para las posibles preguntas que tus clientes tengan,

Crea los Buyer Persona de tu audiencia

Ahora que ya sabes a quiénes te vas a dirigir es momento que especialices este rubro.

Al hablar de un Buyer Persona se hace referencia a una personaje semi-ficticio, el cual te ayudará a definir la manera, tono y lenguaje en tus contenidos.   

Este constructo de personas tiene la meta de interiorizar quién es tu cliente ideal y te brindará un gran panorama respecto a la manera de relacionarse con tu tipo de persona como si hablaras directamente con un humano de carne y hueso.

Para facilitar el proceso de creación, por cada Buyer Persona que generes de tu audiencia, escribe sus diferentes atributos en una lista para que tengas acceso a los puntos clave de tus personajes.

Si quieres afinar la manera en que idealizas a tus Buyer Persona, puedes otorgarles una imagen o foto de stock que responda a sus características y te permita conceptualizar de mejor manera la visión de tu objetivo, para crear una mayor y mejor conexión.


Vuélvete el mejor amigo de tu SEO

En este punto, ahora que sabes por qué y para quién estarás generando contenido, es importante que hablemos directamente de cómo empezar a crear contenido y alinearlo a los puntos superiores.

Sí, es muy posibles que tengas una gran lista de ideas y de temas de los que quieres hablar. Sin embargo, constantemente nos encontramos con que este entusiasmo inicial va disminuyendo, de a poco, cuando las cosas cambian de dirección.

Para que tus contenidos tengan éxito en el mundo exterior, deberás asegurarte de mantener un pensamiento estratégico y no reaccionar únicamente a los cambios en el mercado.

Dicho de otra forma, deberás asegurar que tus contenidos son de relevancia (tanto para tus consumidores como para el contexto al que van dirigidos) y se encuentran fundamentados bajo el paraguas de tu estrategia de marketing.   

Los grandes marketeros son los que marcan las agendas y no solo los que las siguen.

Para esto es fundamental que compongas un calendario o esquema que manifiesto los momentos clave para contribuir con contenido y no trabajes de una manera meramente reaccionaria a las situaciones.

Conoce los temas clave, las fechas en las que uno u otra conversación se avivan, los hitos culturales a lo largo del año, la coincidencia de temas con otras marcas, los éxitos de años pasados, etc.

Todo esto te ayudará a pintar un cuadro que apunte y contribuya directamente a las metas del negocio.

Es importante que apuntales esta agenda con las palabras clave o los mejores recursos para posicionarte en los primeros lugares de búsqueda orgánica en buscadores web. Para esto es fundamental que tu manejo de SEO se de alta efectividad.

Otra clave es generar una estrategia de pilares y clusters que te ayuden a ir especializando tus contenidos y temas a partir de una guía o tronco común. Pero no comas ansias, de este tema hablaremos más adelante.  

“No todo lo que brilla es oro, ni todos los que andan vagando están perdidos.”

J.R.R. Tolkien

Si no tienes pista, comenzar es una gran inicio

Las grandes ideas de contenido no son tan sencillas de obtener. Incluso los escritores profesionales batallan, en muchas ocasiones, con las letras para lograr entregar un material de calidad.

Lo importante es que, a pesar de sentirte agotado o atado de manos, tengas la posibilidad de continuar generando recursos con un alto estándar de calidad.

Más allá de la inspiración que llevó a Dalí a ser el ícono de un movimiento pictórico; existen una gran variedad de formas y métodos que te pueden ayudar si no tienes idea por dónde empezar.

Creando sin crear

Muchos de los contenidos que puedes encontrar en sitios web y blogs no intentan encontrar el hilo negro o buscan ser un eje de ruptura que evolucione toda la materia de marketing de contenidos. ¿A qué voy con esto? A la posibilidad que tienes de crear gran contenido sin tener que ser extremadamente creativo al respecto.

La idea es tomar un tema que te sea fácil de analizar y generar contenido alrededor de dicha elección. Para hacerlo, puedes utilizar alguna de estas técnicas:

Mejores y peores prácticas: Ambos casos son en extremos similares. La idea es tomar una compañía, un producto o servicio y hacer un review respecto al tema seleccionado.

Deberás ser consciente de las razones por las cuales suscribes a dicho producto dentro de una buena o mala práctica y explicar al lector las razones de tu calificación.

Más allá de decir si te gusta o no, es importante que analices los factores que afectan directamente tu visión sobre tal elemento y los plasmes en el papel (o computadora).

Para hacer una caso de las mejores prácticas toma en cuenta:

¿Qué se ha hecho bien?

¿Por qué te gusta?

Y, ¿qué pueden aprender tus lectores de esta situación?

Por el contrario, para un caso de malas prácticas, es importante que te preguntes:

¿Qué han hecho mal?

¿Por qué se generó una reacción negativa?

Y, ¿qué cosas pueden evitar tus lectores?

Comparte tu éxito: Puedes crear un paso a paso de las prácticas que llevaron a tu empresa, equipo o personal a conseguir algún éxito. La idea es compartir una serie de lecciones que ayuden a clarificar el panorama de tus lectores respecto a un tema específico. 

Antes de que comiences hay una aspecto que es de suma importancia: ¡Evita ser presumido! Nadie (de verdad nadie) quiere saber que tú eres la última coca en el desierto. La idea es compartir tu experiencia, no jactarte de tus prácticas.

Comparte tus fracasos: No todo en la vida es miel sobre hojuelas. Al contrario que el punto superior, este rubro busca explorar y compartir tu experiencia respecto a un tema; sin embargo, el chiste reside en compartir los fallos que encontraste dentro de un tema o una estrategia.

Puedes escribir acerca de tus retos más grandes y, así, comentar lo que has aprendido de este tema.   

Revive tus memorias: Si ya tienes contenido publicado, puedes elegir algunos de tus post pasados más útiles y compartirlos para conectar con nuevos lectores. Puedes incluir a una descripción o explicación adicional que ayude a centrar la atención de tus lectores.

Genera reseñas: Elige un producto o servicio y  escribe qué te gusta o, en su defecto, qué es lo que no te agrada de él. Y, el punto más importante, si lo comprarías o no.

Puedes actuar como una especie de consultor respecto a un tema o productos específicos.

Reseñar te ayudará a compartir tu opinión con cientos de lectores y usuarios que tengan en mente adquirir cierto producto o servicio.

La inspiración también reconoce el trabajo de los demás

Una gran estrategia para crear contenido es utilizar y trabajar en conjunto con más personas o diferentes contenidos para

Curación de contenido: Puedes generar un compendio de artículos que hablan del tema que deseas tocar y analizarlos para conocer qué debe incluir o qué elemento hace falta para tu contenido.

Recuerda que no se trata de copiar y pegar ¡Para nada! la idea es ubicar los puntos débiles en otros recursos para nutrir el tuyo; puedes tomar algunas ideas o acercamientos a un cierto tema, pero no olvides que el mundo premia la originalidad.

Pregunta a tus suscriptores: Nadie sabe mejor el contenido que esperan de ti que tus propios clientes.

Escuchar la retroalimentación que tus usuarios dejen en tus cajas de diálogos o los comentarios directos que te hagan llegar es una excelente manera para elegir el siguiente tema de tu blog.

No solo esperes que las respuestas lleguen a ti.

Es totalmente válido el preguntar a tu audiencia qué esperan de tus siguientes contenidos o qué temas creen que deben ser ampliados o explicados.  

Entrevista: Puedes aprovechar esta técnica de diversas formas.

Si no sabes por dónde empezar, puede hacer una lista de preguntas y dársela a uno de tus compañeros para que, a a partir de sus respuestas, tengas más claridad en el tema y comiences a generar tu contenido.

Otra opción y como el formato tradicional lo marca; puedes valerte de una figura de autoridad a través de la cual se discuta un tema en específico.

Este formato tiene gran éxito gracias a la validez que otorga el apoyarte en una figura experta del tema o caso que estás tratando.  

Además y por si fuera poco, tendrás la oportunidad de hablar con personas interesantes. dos pájaros de un tiro, ¿no crees?

Lluvia de ideas grupal: Hay días en los que de plano las ideas parecieran ocultarse de nosotros y frustrar cada intento por comenzar a crear un nuevo contenido.

Estas cosas pasan y, no quiero asustarte, seguirán sucediendo por los siglos de los siglos.

Afortunadamente, tus propios colegas son los que pueden darte el impulso que necesitas.

Una genial forma es hacer una lluvia de ideas grupal que les permita identificar cuáles son los temas y las ideas que se deben considerar para los nuevos materiales.

Bien dicen que dos cabezas piensan mejor que una, ahora imagínate a toda tu organización pensando al unísono.

Genera puntos de conexión

Este método tiene un montón de ventajas. la idea consiste en vincular dos temas que parecerían no tener una clara relación entre sí; usualmente deberás elegir algún tema del que tus lectores quieran conocer y mezclarlo con un tópico que les cause familiaridad.

Por ejemplo, puedes mezclar temas de negocios con títulos de las películas más reciente y, así, garantizar la atención de tus lectores.

Películas: Los filmes del momento son un excelente lugar donde empezar. Puedes utilizar el título de la película o alguno de los personajes insignia para vincularlos a tu tema. Por ejemplo: Cómo ser un Superman de los negocios. Todo lo que Batman quisiera que sepas de una estrategia de negocios. Los consejos de Woody para ser un buen partner.

Programas de televisión: Al igual que el punto superior, deberás conocer los programas de moda o los que más llamen la atención de tu audiencia. Por nombrar algunos: 13 razones porque el software de HubSpot te conviene. Que tus prácticas no sean tan malas como Luisito Rey. Una serie de eventos para mejorar tus empresa.

Libros: Puedes utilizar el título del libro o el nombre del autor para causar impacto. Para muestra un botón: El diario de una empresa exitosa. La vuelta al mundo del marketing en 80 consejos. 50 ideas creativas.  

Top Trends: Otra opción es que te dés una vuelta por las tendencias actuales en Google, para revisar cuáles son las conversaciones del momento. Utiliza las conversaciones para favorecer tus materiales, crecer en tu impacto y posicionar de mejor manera a tus contenidos.             

El mundo de la ideas

En la mente de los creadores de contenidos es normal encontrar una que otra barrera que impida generar un momento creativo y, por ende, construir un material de calidad que logre deleitar a tus consumidores.

Tener un bloqueo o carecer de inspiración en un momento determinado es completamente normal; lo que no puedes dar por sentado es que la iluminación divina te sacará de este estado.

Para facilitarte el salir de este nicho, puedes seguir alguno de los siguientes consejos:

Da una vuelta

Romper con tu rutina diaria puede ser una excelente opción para refrescar tu mente y permitir que las nuevas ideas lleguen. Digamos que es una forma en la que puedes reiniciar tu mente y partir de una nueva hoja en blanco.  

No te pido que corras un maratón, pero sí date el tiempo necesario para lograr un acercamiento diferente hacia tus temas. Y, quién sabe, tal vez podrás encontrar un elemento en el exterior que te llene de inspiración o que te ayude definir de mejor forma la manera en que debes abordar el tema.

Asiste a una obra de teatro o al cine

Nada se crea desde cero. Las ideas son de todos y de ninguno al mismo tiempo. Asistir a una obra de teatro o ver una película pueden ser excelente lugares para afinar tus ideas.

No solo gracias al contenido fílmico que estás presentando, sino por la atmósfera que rodea a estos lugares.

Puedes influenciarte de las interacciones que suceden en el espacio, los sonidos, olores, colores, hábitos de las personas, acciones, etc. Todo puede actuar como el agente catalizador que te permita obtener los elementos necesarios para plasmar de forma creativa tus contenidos.

Si existe la posibilidad, asegúrate que puedes relacionar el contenido de la obra con tus necesidades de contenido; con esto estarás abriendo una gran ventana a las posibilidades y fomentando un pensamiento dirigido directamente hacia tu objetivo final.

Expande tus horizontes culturales

Diferentes aproximaciones a un mismo tema nacen a partir de una perspectiva distinta. Aprender a ver a través de diferentes ojos es un paso crucial para hacer tu contenido más creativo y enfocar tus esfuerzos para conseguir el producto que deseas.

No te digo que viajes a Nagoya en Japón o que conquiste el cruce transiberiano en Rusia, desgraciadamente el contenido no puede esperar tanto.

La idea es acercarte a eventos culturales, probar cocinas o sabores de otros países; en fin, potenciar tu experiencia a partir de interacciones culturales que te permitan darle un giro a un tema.

Puedes verlo de la siguiente forma: si tienes que crear un contenido referente a las riquezas del estado de Oaxaca, puedes darte una vuelta por la comida típica de la región Mixe para tener un nuevo ángulo de aproximación y de contacto que abra e inspire resoluciones noveles en ti.

Vuelvelo personal

Si lo que deseas es fomentar una conexión genuina con tus lectores, no hay mejor forma que dejar un poco de ti en cada texto o recurso que elabores.

Es claro que esto puede ser un tema complicado: abrir paso a las demás personas para que tu voz tenga un mayor eco en sus oídos, pero es una excelente estrategia para lograr tus objetivos.

Tus lectores no se engañan fácilmente y pueden darse cuenta de la manera que escribes.

Si te involucras con tu audiencia, qué tanto acceso das a tu verdadero yo, etc.

En cuanto el lector identifique un grado más personal en tus contenidos tendrá más razones para enamorarse de ellos.  

Deja que el contexto te guíe

Otra opción que puede beneficiarte es tomar las noticias más importantes alrededor de tu industria y enlazarlas con los temas definidos en tu estrategia de contenidos, para generar contenidos que son un reflejo del contexto propio del medio ambiente de tu compañía.

Los artículos que construyas a través de este método te ayudarán a garantizar originalidad y utilidad en tus contenidos. La idea es generar una voz propio (de la empresa) para generar una clara influencia en tu audiencia.

Recuerda que uno de los grandes márgenes en los que debe entrar tu estrategia de marketing de contenidos es el contexto propio de tu empresa, industria y país.

Conocer los cambios en el status quo de una determinada situación y acercar información o contenidos de calidad a un público hambriento de información, es una gran manera de conectar directamente con las necesidades de tus posibles clientes.   

Estrategias para crear gran contenido

No existen gran contenidos sin una excelente estrategia; ésta es una máxima de la materia.

Es cierto, el gran contenido no nace por sí solo o se gesta exclusivamente al momento de sentarnos a escribir.

Todo ámbito en el marketing implica un proceso (más o menos largo) que calcule las necesidades de la compañía y comparta los puntos clave para llevar la teoría a la práctica.

En el marketing de contenidos esta premisa no es diferente. La naturaleza de la materia requiere claras estrategias tanta para planificar como para crear.

Es por eso que se vuelve fundamental el abordar la materia desde un plano estratégico para asegurar los mejores resultados en tu estrategia.

Preguntas frecuentes = respuestas constantes

Una técnica que te puede garantizar una atención casi inmediata es conocer cuáles son las preguntas frecuentes en los distintos foros de tu industria o en páginas de internet con el formato pregunta-respuesta.

De esta forma te asegurarás ser la primera opción de los usuarios que sigan o presenten las dudas a las que has respondido.

¿Cómo puede hacerlo? Escoge temas, frases o palabras clave e ingrésalas a un buscador, Google por ejemplo, de la siguiente forma inurl:faq [palabra clave]. De inmediato  el software te arrojará los resultados de foros de preguntas. Comienza haciendo un diagrama de las preguntas que afectan directamente a tu compañía y cuáles de ellas ya cuentan con una respuesta satisfactoria.

Recuerda que tu sitio debe convertirse en un recurso útil para tu audiencia, por lo que deberás otorgar una respuesta satisfactoria a las dudas que tus lectores puedan presentar.

Utiliza la función “autocompletar” de Google

Una de las funciones características y más utilizadas de google es el “autocompletar”. Esta acción permite al buscador otorgar una serie de posibles resultados con solo escribir una pequeña parte de tu búsqueda en la barra de diálogo.

¿Para qué sirve? Este método te puede ayudar para identificar algunos de los tópicos más utilizados, conocer cuáles son las constantes búsquedas de los usuarios, elegir los mejores títulos, palabras clave, etc.

Quora    

En esta vida, desgraciadamente, no todo es Google. Si quieres generar un análisis más profundo respecto a qué sitios visita tu público cuando interactúa en la web, es fundamental que sepas que Quora está para ti.

Quora es, como decirlo… ¡La gallina de los huevos de oro! Tranquilo, leíste bien. Quora es una excelente herramienta para conocer y filtrar los temas que preponderan en las búsquedas generadas en internet.

¿Cómo funciona? Digamos que es un sistema que parte de lo general a lo particular.

Así, puedes comenzar tu búsqueda a través de palabras claves o temas para, posteriormente, filtrar y navegar por las preguntas frecuentes (FAQ) de los usuarios.

Este sitio de preguntas y respuestas es excelente para generar una visión mucho más amplia del estado actual de algún tema y cómo puedes crear un contenido para responder a la preguntas y necesidades de las personas.

Concentra tus esfuerzos en crear títulos poderosos

Un buen título puede ser la pequeña chispa que encienda tus contenidos. Como te expliqué en algunos de los párrafos superior, un gran título puede ser la puerta que te permitirá generar el tráfico necesario para conquistar tus resultados.

No te dejes guiar por lo genérico, busca distinguirte de tus competidores y, sobre todo, posicionar tu contenido como una fuente confiable.

Un buen o mal título puede decir mucho acerca de ti, de tu organización, de la calidad de tus materiales, la forma de trabajo, etc.

Digamos que puede ser la primera radiografía que los usuarios tengan para analizar si tu marca es la que mejor se adecúa a sus necesidades.  

Sorprende a tu audiencia

No solo se trata de asombrar a tus audiencias, la idea es generar sentimientos: amor, miedo, tristeza, alegría, etc.

Hablar desde el lado emocional y conectar con tu audiencia es una de las mejores tácticas que puedes utilizar a tu favor.

Un estudio del Wharton Business School identificó que, de 75, 000 artículos publicado en el New York Times, la relación entre viralización y emoción eran la principal razón para consumir contenidos.

El estudio demuestra que el contenido más compartido en redes sociales mostraba una fuerte conexión con los sentimientos del público.

Ojo, esto no quiere decir que debes de generar un sentimiento de repulsión o disgusto; pero sí es un excelente ejemplo de la forma en que tus consumidores reaccionarán ante un material específico.  

La idea que debe prevalecer es la de generar un contenido que provoque un fuerte conexión emocional con el lector.

Así, la idea no es únicamente consumir contenido, sino compartirlo para generar mayor oportunidades de lectura.

Con esta técnica y apelando a la evocación de la emociones garantizas que sea el propio consumidor quien haga virales tus contenidos.

No solo lo digas, demuéstralo

Uno de los soportes que más éxito tiene actualmente en el mercado son los contenidos audiovisuales. Las diferentes posibilidades que este tipo de materiales permite lo han hecho uno de los favoritos tanto de los espectadores, así como de los marketineros.

En cientos de ocasiones un video es más que suficiente para explicar las bases y responder a muchas de las preguntas que los consumidores pueden tener. la pregunta: ¿vale la pena migrar mis contenidos escritos a formato audiovisual?

Sí y no.

Ahora lo explico: Existe una gran cantidad de contenidos que, por la especialización de la materia, más que un video deberíamos crear una película para poder explicar a cabalidad el tema.

Sin embargo, de la misma manera podemos ver que hay cientos de contenidos que bien se podrían adaptar a un video con una duración aproximada de 10 a 20 minutos.

La idea de transformar tus materiales en recursos audiovisuales depende de la profundidad del contenido, el tema a tratar, al audiencia hacia la que va dirigido y las estrategias impresas en tu estrategia de marketing.

Realizar un análisis confiable respecto a este rubro es la mejor forma de determinar si el movimiento o cambio es necesario.

El buen contenido perdura

A diferencia de muchas otras estrategias de mercadotecnia, el marketing de contenidos tiene un efecto especial de larga duración entre para generar conexiones entre tu compañía y tus futuros consumidores.

Este efecto, en gran medida, depende de la alta calidad del material.

A mayor calidad, más amplio será el espectro de tiempo para que tu contenido sea de utilidad para otros usuarios.

Así, un sitio web que ha sido diseñado con base en la calidad de sus materiales y contenidos puede generar tráficos meses, incluso años, después de sus publicaciones.  

Por si fuera poco, también existe la posibilidad de que Google reconozca la calidad de tus recursos y contribuya a mejorar a la página en el ranking de resultados orgánico.

La era del contenido es ahora, de acuerdo con un estudio realizado por el Content Marketing Institute, las compañías B2B en los Estados Unidos invierten, en promedio, cerca del 30% de sus presupuestos de marketing en campañas de contenidos.

Sumado a esto, se puede ver un incremento en el número de pequeñas y medianas empresas que están tomando las diferentes oportunidades que este modelo representa.

Como consecuencia de la diversidad de canales de comunicación, podemos ver que los contenidos se han tornado más diversos que nunca; esto significa que no hay límites para una estrategia de contenidos.

Esta es la razón que ha llevado a cientos de compañías a mantener sus propios blog o generar un plan de acción hacia la calidad de los recursos y materiales que comparten (ebooks, infografías, post, video, etc.).

Una gran estrategia de contenidos y una excelente calidad en la elaboración de los mismo, te permitirá mayor generación de leads  

¿Qué puede hacer el marketing de contenidos por ti?

Muchos marketeros en el mercado se han dado cuenta de los beneficios y la eficacia que una estrategia de contenidos puede tener. Así, el marketing de contenidos ha traído diferentes beneficios para la industria, entre los que destacan:

  • Generación de leads: seguro ya lo sabes, si tus clientes quedan encantados con el contenido otorgado, existe una alta posibilidad que decidan dejar sus datos de contacto; independientemente si solo están interesados en un producto en específico o simplemente desea más información de tu compañía.

  • Aumenta tu alcance y reconocimiento: éstas es una constante, el contenido de alta calidad que trate temas actuales o que generen (o resuelvan) alguna controversia, tendrán gran impacto en las redes sociales. Tomando estos puntos como una ventaja, una compañía puede ubicarse por encima de sus competidores.   

  • Posicionamiento: entregar constantemente publicaciones de gran calidad, será una forma que permitirá a tu negocio establecerse como punta de lanza dentro de los líderes de tu sector. Así, como consecuencia de esta situación, podrás fortalecer la imagen corporativa de tu marca y ubicarla como una figura de autoridad en la materia.

  • Relación cliente-empresa: La utilidad de tu contenido te llevará a conectar con los clientes de la compañía en una relación duradera y benéfica para ambas partes. Si logras ofrecer,constantemente, buen contenido generarás interés en tu sitio web y alentarás a más usuarios a regresar.

Deleitar a tus clientes es un factor clave en el éxito de tu compañía en el mundo del marketing de contenidos.

Ahora que sabes todos los beneficios que una estrategia y, sobre todo, lo que el contenido de gran calidad pueden hacer por ti y tu compañía, es momento de que comiences a migrar tu estrategia hacia estos objetivos.

 

Growth-Driven Website Design