En marketing identificamos factores que indiquen como aumentar las ventas de cualquier negocio.

Para dicha tarea se toman en cuenta un gran número de elementos que, a diferencia de lo que muchos creen, son bastante complejos y van más allá de simples números demográficos, estadísticos o financieros. 

Para lanzar al mercado un nuevo producto o servicio, se realiza una ardua investigación pues, se debe estar seguro de que la inversión tendrá buenos retornos.

Cada día se toman en cuenta más y más datos que respalden las decisiones tomadas en las empresas. 

Actualmente, las grandes compañías quieren estar seguras del comportamiento del público y han llegado hasta el punto de investigar sus emociones, atención y memoria para tener un contexto más certero de lo que sienten las personas y saber con mayor exactitud qué se les puede ofrecer o bien, como aumentar las ventas con base en dichos datos. 

Esa ciencia encargada de conocer a fondo el comportamiento del consumidor con fines econonómicos o de mercado se llama Neuromarketing

 ¿Qué es? El "Neuromarketing" es aún un término muy reciente que consiste en la aplicación de las neurociencias para entender los efectos y los estímulos que causa el marketing en nuestro cerebro.

Algunas de las ciencias más aplicadas son: Encefalografía, Resonancia Magnética Funcional y la Magnetoencefalografía aunque también existen otros métodos que, a pesar de no ser exactamente neurocientíficos, también ayudan a medir las respuestas fisiológicas: Ritmo Cardíaco, Seguimiento ocular y Respuesta Galvánica en la piel.

La mayoría de nuestras decisiones se toman emocionalmente y se justifican racionalmente, es por eso que ésta práctica se realiza con el fin de poder obtener respuestas verdaderas acerca de qué tanto y de qué forma el marketing afecta las decisiones que tomamos día a día pues se sabe que en su mayoría son tomadas de forma inconsciente.

Realizar estos análisis mediante otros métodos de medición como encuestas o cuestionarios, no es un medio viable para obtener los resultados que se quieren alcanzar y conocer los estímulos reales que el marketing genera en nuestro cuerpo de manera inconsciente.

En cambio, con las neurociencias se puede conocer el nivel de atención que los sujetos prestan a un anuncio publicitario para poder sumar o restar elementos. Así se obtienen mejores resultados y se sabe como aumentar las ventas mediante alguna campaña.

La manera en la que el marketing juega con nuestras emociones es debido a la existencia de 3 cerebros dentro de uno sólo: el cerebro racional o córtex, en el límbico se albergan las emociones y el subconciente; finalmente el reptiliano es donde se encuentran los instintos.

Se sabe que los dos cerebros inconscientes son los responsables del 85% de nuestras decisiones y que además la mayoría de ellas son tomadas en un lapso de 2.5 segundos

Software de automatización marketing digital