Un estudio de mercado puede ser muy útil dentro de las empresas porque te ayuda a obtener información acerca de la competencia y la situación económica de una compañía.

Esta herramienta no solo te arroja datos cuantitativos, sino también cualitativos lo que la convierte en un poderoso instrumento, pero si quieres conocer más a fondo qué es, cómo puede ayudarte y mucho más, te invito a continuar conmigo.

Empecemos…

Qué es un estudio de mercado

Un estudio de mercado hace referencia a una investigación que se realiza en diferentes sectores empresariales con el fin de mejorar las acciones en la toma de decisiones y tener un panorama más certero acerca de la situación económica y general en que se encuentra una organización.

Esta herramienta te permite analizar diferentes aspectos, como hábitos de compra, región de operación, requerimiento de productos, para que se logre un desempeño óptimo dentro de tu negocio.

Por medio de un estudio de mercado se puede realizar un análisis de un sector en específico en el que la empresa desea incursionar a través de la producción de un artículo o la prestación de un servicio.

Toda la información recabada servirá para obtener una previsión de la compañía, con el fin de comenzar a implementar o crear estrategias enfocadas en lo que se necesita para conseguir resultados positivos y reducir los riesgos.

Algunos de los datos más importantes que arroja un estudio de mercado son los siguientes:

  • Público objetivo (buyer persona)
  • Competidores
  • Comportamiento de compra de los consumidores
  • Segmentos del sector

A partir de toda esta información, es posible tener una visión general del nicho al que se desea entrar, crear estrategias y comenzar a ejecutarlas. Evidentemente, debes seguir algunos pasos para lograrlo con éxito, pero no te preocupes porque más adelante te digo cómo hacerlo.

Si aún no te convence hacer un estudio de mercado porque no lo crees necesario o piensas que puede ser una pérdida de tiempo o de recursos, continúa leyendo porque enseguida te explico su importancia y te digo por qué deberías hacerlo.

Para qué sirve hacer un estudio de mercado

Un estudio de mercado te permite recolectar información y analizarla con el fin de detectar las características de un mercado y entender a mayor profundidad cómo funciona.

Por lo tanto, se trata de un proceso vital para mantenerte actualizado en cuanto a las tendencias de mercado, expectativas de los clientes y sus necesidades, los cambios en las dinámicas de tu sector, entre muchas otras cosas que son fundamentales para cualquier negocio.

Aunque, ciertamente, no te garantiza nada por sí mismo, sí puede ayudarte, de la mano con otras prácticas, a asegurar el éxito de cualquier emprendimiento que tengas en mente realizar, ya que puedes conocer el entorno en que se desarrollará y poder llevar a cabo una planeación adecuada y enfocada en lo que arroje el estudio de mercado.

Principalmente, es útil para los siguientes tres puntos:

1. Comprender el potencial del mercado

Gracias a un estudio de mercado, puedes predecir los riesgos potenciales que implica un negocio o un emprendimiento o lanzamiento. De esta manera, comprenderás mejor el alcance de las pérdidas y, al anticiparte a ellas, podrás buscar soluciones antes de que sucedan y disminuir su impacto.

2. Analizar la competencia

Un estudio de mercado puede ser una fuerte herramienta para obtener información certera y confianza para llevar a cabo un análisis de la competencia. De esta manera, puedes saber qué estrategias funcionarían mejor para hacerle frente y no quedarte atrás dentro de tu sector.

Para poder emplear un estudio de mercado con este fin es importante tener en mente las siguientes preguntas:

  • ¿Quién es mi competencia?
  • ¿Cuál es el tamaño de la competencia y qué fortalezas financiera tiene?
  • ¿Cuál es su volumen de ventas?
  • ¿Qué calidad de producto ofrecen?
  • ¿Qué estrategias de marketing y ventas emplean?

Estas preguntas pueden servir como punto de partida para tu estudio de mercado, pero con el tiempo y con el avance del mismo irán surgiendo algunas mucho más específicas que también será importante considerar.

3. Realizar actividades de marketing

Los estudios de mercado son muy útiles cuando se quiere realizar actividades de marketing, como campañas de AdWords, pues se pueden ejecutar de manera sistemática.

Esto permite a las empresas lanzar campañas de marketing enfocadas en el público objetivo y así impulsar y hacer crecer las ventas de manera más organizada y eficaz.

Ventajas de realizar un estudio de mercado

Un estudio de mercado, como has podido ver hasta ahora, puede traer muchos beneficios para tu empresa, dependiendo de la investigación que desees realizar o de los resultados que quieras obtener.

De acuerdo con un estudio del Hinge Research Institute, las principales ventajas o beneficios de los estudios de mercado es que aumentan la rentabilidad y se logra un crecimiento en la compañía. Entre más estudios de mercado se lleven a cabo, mejores resultados se pueden obtener.

El mismo estudio lanza un par de cifras que apuntan a que aquellas empresas que realizan mínimo cuatro estudios de mercado al año obtienen un 20% más de rentabilidad y un crecimiento mayor al 30%.

En aquellas que se realizan estudios de mercado con poca frecuencia la rentabilidad se supera en un 16% y su crecimiento en un 17%. Finalmente, las compañías que no realizan estudio de mercado tienen un crecimiento de solo un 3% y una rentabilidad del 11%.

Estas son algunas de las ventajas de los estudios de mercado:

  • Crear un canal de retroalimentación entre todas las personas que laboran dentro de la empresa en cuanto a los desafíos o retos que enfrentan al llevar a cabo sus actividades laborales
  • Obtener más y mejor información para tomar decisiones acertadas que ayuden a lograr un crecimiento de la empresa
  • Ser capaces de resolver con más éxito problemas que se presentan en la organización a partir de la información real y precisa
  • Conocer las necesidades de los consumidores y ser capaces de responder a ellas de manera mucho más eficaz
  • Reducir los riesgos en la toma de decisiones para determinar cómo elegir los canales de distribución más adecuados
  • Identificar oportunidades de negocio en otras áreas
  • Posicionar nuestros productos en la mente de los consumidores
  • Conocer mucho mejor a nuestra competencia
  • Tener armas para diseñar estrategias más eficientes

Dependiendo del objetivo que tengas, deberás elegir el tipo de estudio de mercado que vas a poner en marcha.

A continuación te explico los más conocidos y utilizados para que veas cuál te puede servir.

Tipos de estudios de mercado

Existen diferentes estudios de mercado, con base en el objetivo que tengamos al realizar uno dentro de nuestra empresa. Dependiendo de ello, debemos elegir cuál de ellos es el que se ajusta más a lo que necesitamos y, entonces, podemos trabajar en él.

Todos ellos se basan en métodos y técnicas estadísticas con el fin de que los resultados realmente puedan ayudar a la toma de decisiones y tengan un sustento bien firme.

Estudio de mercado exploratorio

El estudio de mercado exploratorio es útil cuando se lanza un nuevo producto. Aunque exista una amplia planificación respecto a él, en determinado momento se debe llegar a la etapa de control, donde se debe saber qué tanto se ha conseguido lo esperado. Es decir, se hace la comparación entre lo esperado vs. lo obtenido.

Este estudio de mercado permite saber a las marcas qué percepción lograron con el nuevo producto en su público meta.

Es el más flexible y el menos formal y en él se trata de investigar con base en los datos y en la  información con la que ya se cuenta o la obtenida mediante entrevistas, focus group, examen de situaciones análogas, casos de estudio, simulaciones, entre otras técnicas.

La investigación exploratoria tiene como objetivo principal acercarse al mercado para comprenderlo de manera más completa desde adentro, es decir, saber qué piensan los usuarios sobre determinado producto.

Por ello, se emplean técnicas que permiten un contacto más directo con los clientes o prospectos.

Este tipo de estudio de mercado se divide en dos principales: el cualitativo y el cuantitativo.

a) Estudio cualitativo

Se trata de obtener información espontánea de los entrevistados para poder indagar en las razones detrás de sus acciones u opiniones. Esto permite que los que forman parte del estudio tengan la libertad de expresarse y tú obtengas datos valiosos conforme se desenvuelve la dinámica.

b) Estudio cuantitativo

Aquí las preguntas se enfocan principalmente en un ¿quién?, ¿qué?, ¿cuánto?, ¿cómo?, etcétera. La muestra que se requiere no es grande, porque se trata de explicar los fenómenos clave de tu mercado.

Para ello, debes elegir personas que se adecuen o que coincidan con el perfil del grupo objetivo que consideras importante de acuerdo con el tema que deseas investigar y analizar.

Estudio de mercado descriptivo

El estudio de mercado descriptivo se enfoca, como su nombre lo dice, en describir lo que sucede en el mercado sin indagar desde adentro, como sucede en el estudio de mercado exploratorio.

Su fin principal es investigar las características principales de determinados grupos, identificar la frecuencia con que se dan determinadas circunstancias y establecer relaciones entre dos o más variables obtenidas para poder realizar predicciones con base en esa información.

Una de las técnicas más empleadas en el estudio de mercado descriptivo es la observación.

Únicamente se debe prestar mucha atención porque se puede poner énfasis en cosas muy diferentes, lo que puede desviar el sentido del mismo y hacer que no se obtengan resultados reales, pues suele ser todo muy subjetivo, hasta cierto punto, ya que análisis de los datos va a depender de la persona que esté al frente.

Estudio de mercado experimental

El estudio de mercado experimental se enfoca en buscar la relación que existe entre variables que afectan a los usuarios por medio de la experimentación. Esto puede sonar confuso, pero es simple: por ejemplo, pone a prueba si determinado factor (como la música) afecta el comportamiento de los clientes en el punto de venta.

Puede ir desde cosas simples como la mencionada, hasta aspectos un poco más complejos, dependiendo del tipo de empresa o negocio que se tenga. Aquí lo importante es la experiencia y no solo quedarnos con lo que dicen los clientes o prospectos.

Por ejemplo, no podría pensarse en un focus group en el que se les pregunte a los participantes si la música afecta su comportamiento, pues podrían dar respuestas no certeras. La mejor forma de saberlo es realizando el experimento.

Estudio de mercado Net Promoter Score (NPS)

Otro tipo de estudio de mercado es el Net Promoter Score, que es muy utilizado debido a su efectividad y a que es relativamente simple de llevar a cabo.

Este indicador fue creado en 1993 por Fred Reichheld y diez años más tarde lo adoptó Bain & Company y Satmetrix como un parámetro que permite predecir el comportamiento de los clientes de una empresa respecto a la lealtad hacia dicha marca.

La pregunta que deben responder los consumidores es la siguiente: “¿Cuánto recomendarías nuestra empresa a un amigo en una escala de 0 a 10?”. A partir de las respuestas, se categoriza a los encuestados.

Los que obtienen puntuaciones de 9 y 10 son considerados embajadores de la marca; los que ponen 7 y 8 son neutrales; los que califican con un número menor o igual a 6 son clasificados como detractores de la marca.

Estos son los tipos de estudio de mercado más utilizados, pero hay algunos más, pues las necesidades son diversas y estos se van adaptando a ellas. Dependiendo del objetivo, se debe elegir el estudio de mercado más apropiado.

En caso de que elijas alguno de ellos y decidas poner en marcha uno o varios durante determinado tiempo, déjame ayudarte hablándote de las herramientas o los métodos que puedes emplear para hacerlo.

Métodos para llevar a cabo un estudio de mercado

Los métodos para realizar un estudio de mercado son tan diversos como los objetivos que se tengan. No todos se adaptan a lo que estás buscando, por ello, tienes que saber identificar cuáles te pueden servir.

Una vez que hayas analizado cada una de las opciones y detectes las más relevantes para tu fin, debes dedicar el tiempo suficiente para saber cuál es el mejor método, con base en tus objetivos, los datos que necesitas, los pros y contras, su costo, entre otras cosas.

Existen dos tipos de técnicas, las cualitativas y las cuantitativas. Las cualitativas se enfocan en analizar significados y no números o cifras. Se trata de indagar en las opiniones, actitudes y motivaciones de los consumidores, es decir, todo es subjetivo y personal.

Por otra parte, las técnicas cuantitativas se centran en la obtención de datos cuantificables que puedan ser analizados a través de la estadística.

Aquí te dejo algunos de los métodos más utilizados e importantes para que analices cuál de ellos va mejor con tu objetivo y tus posibilidades.

Métodos cuantitativos para estudio de mercado

Los datos o la información cuantitativa sirve para analizar la segmentación geográfica y demográfica, crear hojas de ruta de productos, mejorar los productos o servicios existentes, analizar que los precios sean competitivos, entre otras cosas.

Aquí entran en acción métodos como encuestas y cuestionarios, paneles o bases de datos. Este tipo de estudios debe empezar con la determinación de la muestra y la redacción de los instrumentos. Posteriormente, se deben distribuir, recoger y analizar los resultados obtenidos.

Veamos cada uno de los métodos cuantitativos un poco más a profundidad.

Encuestas

Las encuestas son uno de los métodos de estudios de mercado más populares, sobre todo cuando se busca llevar a cabo una investigación cuantitativa y se desea analizar los datos obtenidos.

Las encuestas actualmente se llevan a cabo también por medios online que permiten llegar a un mayor número de personas de manera mucho más rápida para comprender el comportamiento de los participantes.

Una de las ventajas de este instrumento es que permite realizar preguntas muy específicas y no se limita a respuestas explicativas. Generalmente, se emplean cuando se tiene una muestra relativamente grande y se cuenta con recursos tanto de tiempo como de dinero para realizar encuestas a gran escala.

Los objetivos pueden ser muy diversos, por ejemplo, saber qué tan satisfechos están los clientes y los empleados, entender el comportamiento de los clientes, ver qué impacto han tenido los cambios de precio, etcétera.

Paneles

Los paneles son muestras aleatorias, estratificadas y representativas de consumidores que brindan información de manera periódica sobre determinadas variables o comportamientos.

Los paneles de investigación están conformados por un grupo de encuestados que aceptan de forma voluntaria formar parte de una investigación y contribuir con el proceso de recolección de datos emprendido por una organización.

Las personas que forman parte de los paneles generalmente son conocidas como audiencia o muestra. Y brindan información valiosa sobre ellas mismas para que sea utilizada para la selección adecuada de la muestra.

Esta información puede ser muy útil para ir construyendo una base que nos ayude a la toma de decisiones en un futuro próximo o lejano.

Métodos cualitativos para estudio de mercado

Se trata de técnicas de estudio de mercado que se basan en la conversación, por ejemplo, grupos focales, entrevistas, observación, entre otras. El fin de estos métodos es evaluar la lealtad que existe hacia la marca, analizar los precios de diferentes productos y cuestiones ligadas a estos aspectos.

Es decir, se centran principalmente en comprender el comportamiento de los clientes, qué los motiva y las características de los mismos en relación con la compra de un producto.

Generalmente, la información obtenida por medio de medios cualitativos se emplea para complementar los resultados arrojados por los estudios de mercado cuantitativos.

Aquí te dejo algunos de los métodos cualitativos más utilizados para los estudios de mercado.

Grupos focales (focus group)

Los grupos focales suelen desarrollarse de forma presencial, pero con todos los avances tecnológicos se ha optado por también llevarlos a cabo en forma online. El objetivo principal es reunir a un grupo de personas pequeño para discutir algún tema en particular.

Además de los participantes, debe haber un mediador que dirija la conversación y que se asegure de que todos los miembros del focus group estén activos y contribuyan al objetivo de manera productiva.

Aquí, a diferencia de un cuestionario o encuesta, las preguntas pueden surgir en el momento, es decir, no deben estar 100% preestablecidas, pues se debe buscar también que nazcan temas inesperados que sean de utilidad.

Entrevistas

Las entrevistas suelen ser de manera individual, ya sea en línea o personalmente. El entrevistador debe preparar un conjunto de preguntas que ayuden a sacar a flote las preferencias y opiniones de los participantes.

Son un instrumento ideal porque permite entablar una conversación directa y puedes emplear todo tipo de preguntas, lo que puede abrir aún más el diálogo y darte la posibilidad de investigar o profundizar más en los temas o puntos que sean de mayor interés.

El punto negativo de este método es que suelen implicar una inversión importante y llevar un tiempo considerable. Por ello, si quieres optar por esta opción, lo mejor es que averigües antes cómo puedes asignar los recursos de manera más eficiente y dejar fuera las preguntas que no aporten, que puedan confundir o que sean capciosas.

Observación

Este método cualitativo para estudio de mercado consiste en que un investigador observe las reacciones y el comportamiento de los participantes al experimentar algo nuevo.

Se utiliza más en los sectores de venta al por menor, ya que quien esté al frente puede observar el comportamiento de los consumidores según el día de la semana, la temporada, los descuentos y demás variables.

Este tipo de investigación puede llevar mucho tiempo y ser poco confiable porque los investigadores no tienen control sobre los entornos en que llevan a cabo el estudio.

Okay, todo bien hasta aquí, pero… seguramente te estás preguntando cómo poner en práctica un estudio de mercado para obtener los resultados que te he platicado a lo largo de este artículo, ¿cierto? Espero que sí porque créeme que puedes obtener muchos beneficios.

Elementos a considerar dentro un estudio de mercado

Si emprender un negocio sin un estudio de mercado previo es un error, es todavía peor continuar bajo esa línea y no preocuparte por este importante factor nunca. Los estudios de mercado son esenciales para cualquier persona que desee construir un negocio exitoso.

Además, este proceso no tiene por qué ser tan engorroso o complicado. Únicamente tienes que llevar a cabo algunas acciones de manera óptima para obtener buenos resultados.

Déjame ayudarte en el proceso, hablándote de los aspectos clave, que son los siguientes:

Barreras de entrada

La identificación de barrera de entrada hace referencia a los aspectos que pueden impedir o dificultar el ingreso de empresas, marcas o productos nuevos al mercado; es decir, todo aquello que represente un obstáculo para que nuevos competidores participen en una industria.

Las barreras de entrada pueden ser económicas, legales o estar relacionadas con la imagen pública o aspectos éticos.

Competencia

Llevar a cabo un análisis de la competencia es fundamental dentro de cualquier estudio de mercado. No solo basta con conocer las necesidades de tus consumidores o público meta, sino también saber a profundidad qué están haciendo los competidores para brindar soluciones diferentes con un toque particular que resulte llamativo.

Público meta y sus necesidades

Dentro de un estudio de mercado es muy importante realizar una segmentación para poder identificar a aquellos grupos o persona que tengan potencial para volverse clientes y generar rentabilidad para cualquier negocio.

Además de esto, es fundamental que lleves a cabo algunos de los métodos de estudio de mercado para conocer las necesidades de los mismos grupos, con el fin de que trabajes en estrategias, productos y servicios que respondan a esas necesidades y explicar de qué forma lo logrará.

Regulación

Siempre se deben tomar en cuenta todas las regulaciones involucradas con tu negocio, por ello, el estudio de mercado tiene que tomar en cuenta los costos de todos los procesos burocráticos, la contratación de servicios contables, abogados y otros profesionales.

Segmentación

Finalmente, está la segmentación, que es el proceso mediante el que se identifica el perfil de los distintos grupos de consumidores, de acuerdo con sus necesidades, grupos y preferencias. Aquí se deben crear distintas agrupaciones tomando en cuenta las características generales de cada una de ellas, dependiendo de tus objetivos y del giro de tu empresa.

Ahora que conoces un poco cuáles son los aspectos clave a considerar dentro de un estudio de mercado, vayamos ahora sí al paso a paso para crear uno y no morir en el intento.

Pasos para crear un estudio de mercado de manera exitosa

Hay algunos pasos que no puedes dar por descontados o que no puedes dejar pasar si deseas tener éxito en la creación y desarrollo de un estudio de mercado. Si quieres saber cuáles son, a continuación, los menciono y los explico de manera resumida pero clara.

1. Identificar el problema u objetivo

Lo primero que tienes que hacer es identificar el problema que deseas solucionar y crear un objetivo relacionado con esta problemática. Sin esto no puedes comenzar a trabajar.

Generalmente, un estudio de mercado se pone en marcha para conocer qué tan viable es una empresa, lanzar un nuevo producto o servicio o para identificar oportunidades de negocio.

Determinar la problemática nos ayudará a delimitar otros aspectos como la razón del estudio, qué información será necesaria dentro de la investigación y de qué forma encontrar la solución ayudará a las partes involucradas a la hora de tomar decisiones.

Dentro de esta primera parte de la creación del estudio de mercado es importante que todos los elementos interesados e involucrados participen, se lleven a cabo investigaciones y se establezca de forma correcta y profesional el objetivo y la problemática. Los objetivos pueden ser tanto cuantitativos como cualitativos.

2. Determinar el método de investigación

Una vez que se tiene el problema y el objetivo identificados, el equipo de marketing tiene la misión de investigar y decidir qué método es el mejor para recopilar la información que se necesita y analizarla.

Algunos de los elementos que se deben tomar en cuenta en este paso son los siguientes:

  • ¿Qué métodos son más viables tanto a nivel primario como secundario, es decir, para complementar?
  • ¿De qué tamaño debería ser la muestra para realmente conseguir resultados relevantes?
  • ¿Qué presupuesto se necesita para llevar a cabo el estudio de mercado?
  • ¿Qué medio se empleará: presencial u online?

Aquí también es importante ir viendo de qué forma se evaluarán los resultados que se obtengan a partir de los instrumentos que se empleen en el estudio de mercado que se lleve a cabo.

3. Identificar y segmentar al público meta

Para poder realizar un estudio de mercado es necesario definir a la muestra que formará parte del mismo. Esta muestra tiene que ser representativa y, para construirla, es necesario que conozcas bien a tu público meta.

Algunos de los aspectos que debes conocer principalmente son los siguientes:

  • Dónde viven
  • Qué les gusta y qué no les gusta hacer
  • Preferencias de compra y atención
  • Medios de comunicación preferidos
  • Etcétera

Aquí los criterios más utilizados para dirigirse a la audiencia son:

  • Segmentación geográfica: dónde vive y trabaja el público meta
  • Segmentación demográfica: género, edad, clase social
  • Segmentación psicográfica: estilo de vida, personalidad y valores
  • Segmentación de comportamiento: medios por los que busca contenidos o productos y por donde prefiere realizar las compras

Por medio de esta información y otros datos, es posible ir construyendo las buyer personas, es decir, las representaciones semificticias de tus clientes ideales para enfocar los productos y estrategias en ellas.

4. Investigar a la competencia

Como hemos visto, un elemento clave dentro del estudio de mercado es investigar a la competencia. Aquí lo importante es identificar a las compañías que brindan los mismos servicios o productos que tienes pensado vender. Una de las técnicas que puedes emplear es el Benchmarking.

Lo que debes identificar en este punto es lo siguiente:

  • Cómo opera tu competencia
  • Qué fortalezas y debilidades tiene
  • A través de qué medios brinda atención y servicio
  • La relación calidad-precio de sus productos o servicios
  • Qué estrategias emplea
  • Etcétera

Todo esto te ayudará para saber de qué manera puedes diferenciarte de la competencia y brindar algo único a tu público objetivo, aumentando las posibilidades de posicionarte bien en el mercado.

5. Obtener la información y analizarla

Una vez que hayas decidido tus instrumentos dentro del estudio de mercado y tengas información sobre la competencia, es momento de que pongas en marcha el proceso activo y apliques los cuestionarios, entrevistas o lo que sea que decidas que usarás para obtener la información necesaria.

Este paso te llevará mucho tiempo, por lo que tienes que ser paciente y tomarte en serio la tarea para que los datos sean lo más certeros posible y, por tanto, útiles.

Cuando hayas recopilado toda la información, es muy importante que la organices para, posteriormente, llevar a cabo el análisis de la misma y puedas sacar las conclusiones de tu estudio de mercado.

A partir de este análisis es cómo podrás resolver el problema identificado en el primer punto y como podrás lograr el objetivo previamente planteado, así que tienes que prestar atención y enfocarte mucho durante esta parte.

6. Diseñar un plan de acción

Luego de recopilar la información, analizarla e interpretarla, tienes que diseñar un plan de acción de acuerdo con los resultados para que todos los esfuerzos hechos en los pasos anteriores no sean en vano.

Con base en lo obtenido, por ejemplo, si el análisis es para ver qué tan viable es un precio y resulta que no es el adecuado, sino que debe ser más competitivo, tienes que reunirte con el equipo de marketing para ver de qué manera pueden adaptarlo para conseguir más ventas y tener una mejor recepción.

Sin importar el objetivo, tiene que haber una reunión para encontrar juntos la solución a la problemática que buscaba dar respuesta el estudio de mercado. Es importante emplear toda la información disponible para elaborar el plan de acción y tener una visión más precisa de la empresa y de lo que se debe hacer.

Estos seis pasos son fundamentales para desarrollar un buen estudio de mercado, pero si requieres de más ayuda, a continuación, te digo algunos de los análisis que pueden resultar útiles durante esta ardua tarea.

Métodos estadísticos para el estudio de mercado

Estos métodos se emplean principalmente en las técnicas cuantitativas, y no puedes dejarlos fuera si quieres hacer un análisis mucho más profundo dentro de tu estudio de mercado. Veamos cada uno de ellos de manera general.

Análisis TURF

Viene del acrónimo Total Unduplicated Reach and Frequency. Este método proporciona información acerca de la cuota de mercado real, pues evalúa a los clientes únicos, así como el alcance de los productos y servicios.

Se trata de un modelo estadístico que se enfoca en dar respuesta a preguntas relacionadas con el alcance que se puede tener a través de un nuevo producto o una nueva línea. De inicio, fue creado para analizar campañas de marketing, pero ahora se aplica a análisis de productos, líneas y distribución.

Análisis Conjoint

El análisis conjoint, también conocido como análisis conjunto, se emplea para evaluar qué importancia les dan los clientes a las características y los atributos de un producto o servicio. Por tanto, es de los análisis más utilizados para calificar características competitivas.

Este análisis es muy importante porque ayuda a determinar qué valoran más las personas al adquirir un producto, pero contrarrestando con otros atributos que podrían no ser tan importantes cuando el factor precio se eleva, debido a él.

Por ejemplo, en un artículo como un móvil, si preguntamos si la seguridad, la cámara y el diseño son importantes, todos dirán que sí, pero cuando se combinan atributos buenos y malos, se obliga a las personas a responder en función de lo que es más importante para ellos.

Así podremos saber si prefieren un buen diseño, una buena cámara o contar con la mejor seguridad, y cuál anteponen para ver en qué deberíamos centrarnos para ese público en específico y cuáles son los atributos más importantes.

Análisis FODA

El análisis FODA sirve para estudiar las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de una organización, con el fin de saber qué se puede mejorar y qué está funcionando bien, es decir, ayuda a determinar el desempeño de una organización dentro del mercado y tener la capacidad de desarrollar estrategias más efectivas.

Es uno de los mejores métodos para comprender el alcance de las oportunidades y amenazas que tiene una empresa. Pero si deseas conocer a profundidad sobre este tema, te invito a leer el artículo Análisis FODA: ¿qué es y cómo realizar uno para tu empresa?

Estos son solo tres de los muchos análisis disponibles para usar y complementar tu estudio de mercado. Puedes buscar el que más se adapte a lo que tú necesitas y ponerlo en marcha para lograr mejores resultados.

Conclusión

Como hemos podido ver, el estudio de mercado es una de las herramientas más importantes dentro de cualquier empresa, ya que ayuda a conocer las necesidades y expectativas de los clientes y, por ende, lograr un crecimiento a lo largo del tiempo.

Si bien las empresas pueden sobrevivir sin llevar a la práctica este instrumento, aquellas que lo hacen tienen un margen de crecimiento mayor y mejores oportunidades de mantenerse por más tiempo e ir ganando terreno en el sector en que se desempeñe la organización, así como posicionar sus productos, servicios y la misma marca.

Te invito a poner manos a la obra y arriesgarte a realizar al menos un estudio de mercado. Verás que los resultados serán muy buenos y querrás hacerlos de manera regular. ¡No pierdas la oportunidad de emprender acciones que podrían marcar una diferencia en tu empresa!

 

Inbound marketing