contenido-interactivoEl lenguaje es una herramienta que posee mucho poder; por ello, tiene que saberse utilizar en pro de lo que queremos lograr y los objetivos a nivel de negocio y marketing no escapan de ello. 

El contenido interactivo es una herramienta que podemos emplear en diferentes estrategias de marketing con el objetivo de captar la atención de las personas y conseguir que el mensaje que deseamos comunicar se transmita de forma más dinámica. 

Muchas veces, esforzarnos en crear contenido relevante y valioso no basta. Necesitamos trabajar más para aumentar el engagement y el contenido interactivo es una de las mejores opciones. 

Las estrategias que le dan más peso a este tipo de contenidos son bastante funcionales para incrementar el engagement porque motivan/incitan a los usuarios a tener una interacción con la marca en cuestión.

Sin embargo, esto no es algo automático como nos gustaría. Es necesario realizar pruebas y entregar material personalizado para lograr una buena respuesta por parte de la gente. 

Esta estrategia, bien ejecutada, puede traer resultados muy buenos en una multiplicidad de escenarios, por lo que es una excelente opción para muchas empresas. 

Si quieres comenzar a utilizar el contenido interactivo, pero tienes dudas sobre qué es o cómo puede realmente ayudarte, aquí voy a resolver las preguntas más importantes para que dejes de perder tiempo y pongas en práctica esta herramienta.

¿Qué es el contenido interactivo?

El contenido interactivo, también llamado storytelling interactivo, busca involucrar a la audiencia a través de experiencias que dependen, en gran parte, de las acciones que lleven a cabo. 

La principal característica de este tipo de material es que es necesario que los usuarios lleven a cabo una acción, por mínima que sea; por ejemplo, que hagan clic, que arrastren el mouse, etc.

En realidad, la idea es muy buena sin dejar de ser simple: se trata de brindar contenido y recopilar datos a la par que los usuarios obtienen las respuestas a aquello que estaban buscando. Es un ganar-ganar para ambas partes.

A través de esta estrategia o narrativa, se busca emplear diferentes herramientas llamativas para que las personas quieran involucrarse con el contenido y tener un papel activo mientras lo consumen.

Esto puede parecer complicado, pero no lo es. Un simple quiz o una calculadora interactiva pueden bastar para cautivar a la audiencia y darle un plus al contenido de tu sitio web. 

Es una forma de ir más allá al momento de contar historias sobre tu marca, volviendo el proceso mucho más dinámico y generando engagement con tu potencial cliente.

Esta práctica ha ido ganando terreno a niveles mucho más profundos. Un ejemplo de ello es en los videojuegos o en las series o películas. 

Está la serie Black Mirror, de Netflix, que sacó el capítulo interactivo Bandersnatch, en donde los espectadores tienen que decidir las acciones del protagonista. 

Este material dio mucho de qué hablar en su momento; muchos de los usuarios intentaron explorar cada una de las posibilidades, aunque la mayoría de los finales, por supuesto, no era feliz.

A pesar de ello, se creó mucha expectativa y se dio un giro al modo en que la gente interactúa a la hora de observar una serie, dando un paso más allá de lo que se había hecho en años anteriores en este aspecto.

El contenido interactivo y el engagement

En primer lugar, la relación entre el contenido interactivo y el engagement tiene que ver con la cantidad de información y material que día a día se publica en distintos sitios, volviéndose cada vez más difícil competir y conquistar internet. 

Debemos, de una vez por todas, dejar de ver a los usuarios como simples receptores de información y visualizarlos como lo que son: los protagonistas el motivo de nuestros contenidos. 

La interactividad tiene un papel fundamental en este giro, permitiendo que nuestras propuestas tengan aún más valor y podamos lograr resultados más allá de lo que esperamos. 

Piensa un momento… ¿al día cuántos contenidos encuentras en la web? ¡Muchísimos! ¿cierto? Pues lo mismo sucede con tu público objetivo. Ahora, sinceramente, ¿con cuántos contenidos interactúas, sea un comentario, compartido, etcétera? Muy pocos. 

Esto no quiere decir para nada que tus contenidos estáticos no gusten; pueden ser muy buenos y eso contribuye a tu marca y a tu posicionamiento, pero el engagement es muy importante y los contenidos interactivos juegan un papel importante en él. 

A través de ellos puedes saber a cuántos usuarios les gusta lo que obtienen en tu sitio web y qué tanto están dispuestos a interactuar con tu marca; es decir, si ganas o no su atención y de qué manera. 

Las personas son cada vez más exigentes y eso no es un secreto. Cada día buscan propuestas con mucho más valor y, por ello, no puedes quedarte en la idea de que son números que ayudan a tus ventas o empresa. 

Debes comprometerte con ellos de una forma mucho más personal, conocerlos, saber sus dolores, sus gustos, sus dificultades y transformar todo eso en material relevante. 

Hacer todo esto, en el largo plazo, te va ayudar a elevar la tasa de conversión y a crecer de manera escalable. Crear conexiones entre usuario-marca impacta obligatoriamente en los resultados y elevando el potencial de tu negocio. 

Ventajas del contenido interactivo

Las empresas pueden obtener múltiples beneficios si logran colocar el contenido interactivo dentro de sus estrategias de una manera inteligente y estudiada. 

Este elemento puede ayudar al equipo de marketing y de ventas a superar los esfuerzos tradicionales y llevarlo a otro nivel. 

Esto aplica tanto en empresas B2C y B2B. ¿Cómo? Logrando que alcancen mayores tasas de engagement, aprendan más sobre sus clientes y logren usuarios mucho más leales. 

Pero veamos a fondo cada uno de ellos para que comprendas cómo es esto posible por medio del contenido interactivo. 

Mayor tasa de engagement

El contenido interactivo es por naturaleza un generador de engagement, pues para poder tener acceso al valor de cualquier material, las personas tienen que seleccionar un camino y es mucho más factible que lo visualicen hasta el final, logrando el objetivo de cada contenido. 

Este tipo de material consigue que el público tome una medida con respecto a tu marca, obteniendo muchos mejores resultados la mayor parte del tiempo.

El engagement, por supuesto, no tiene que ver solo con interacciones como likes o algunas otras reacciones en redes sociales, sino aquellas que van más allá y ayudan a crear una relación con los clientes. 

El contenido interactivo ayuda a que los usuarios se sientan mucho más cercanos a la marca porque esta les permite consumir el material de la manera en que lo desee, es decir, le da cierta libertad, conectando más ambos.

Obtención de datos

Cada vez que los usuarios interactúan con la marca van dejando más datos valiosos para la empresa sin siquiera sentirlo como pesadez, lo que te ayuda a conocer más sobre ellos; por ejemplo, preferencias de compra, los productos que buscan y el uso que desean darles. 

Por medio del contenido interactivo, los consumidores se sienten mucho más libres y cómodos comunicándote a ti información de sí mismos, permitiendo que puedas tener un mejor mapeo de tus buyer personas. 

Relación más fuerte entre usuario-marca 

El contenido interactivo, como ya lo mencioné, tiene como uno de los objetivos brindar experiencias mucho más personalizadas a los usuarios, haciéndoles saber que lo que encontraron en tu sitio no está en otro lado, como gran parte de los contenidos estáticos. 

Esto ayuda a que los clientes se sientan más únicos o especiales para ti y, por tanto, quieran conocer más sobre tu empresa o marca y se relacionen de manera más personal contigo, dejando de ser solo consumidores de información. 

Hay millones de contenidos en la web y, de ellos, solo una pequeña parte permanece en la mente del público, por lo que tienes que ser capaz de impactar en su vida real a través de lo que creas, pues solo así vas a llegar al final: la venta.

Más y mejor feedback

Crear y fomentar interacciones mucho más profundas con los clientes te abre el camino a un feedback mucho más rico, completo y frecuente. 

Con los contenidos interactivos puedes obtener información sobre cuánta gente descargó algo o quién realizó determinada acción, obteniendo muchos más datos sobre los clientes potenciales.

Además, por supuesto, te permite realizar encuestas de satisfacción de una manera mucho más ágil y garantizando una mayor participación por parte de tu público meta. 

Mejores tipos de contenido interactivo

Desde la primeras líneas te di algunas ideas sobre los tipos de contenidos interactivos, pero claro que eso no basta; por ello, en este apartado voy a profundizar en este tema para que pongas manos a la obra. 

Infografías

Las infografías son contenidos interactivos perfectos para las personas a las que les gusta el material cualificado. 

Este formato convierte tus páginas en algo mucho más atractivo y permite que la lectura de la información sea mucho más sencilla y dinámica sin que se pierda calidad. 

Las infografías interactivas permiten a los usuarios sentirse protagonistas de su camino y elegir la manera en que desean observar la información contenida en el material. 

Este tipo de contenido interactivo da libertad al público de explorar el material por su cuenta; por ejemplo, dándoles información a medida que mueven el cursor o mostrando diferentes ideas al usar zoom. 

Aquí te dejo algunas herramientas que te pueden ayudar en la tarea de crear infografías interactivas: Visme, Genial.ly, Ceros y Piktochart. 

Calculadoras

Las calculadoras son un tipo de contenido interactivo ampliamente utilizado. Para aprovecharlo es necesario elegir una que sea adecuada según el tipo de material y el giro de tu empresa, pues debe estar pensado para ayudar a tu usuario. 

Hay muchas opciones, por ejemplo, dentro del ámbito de marketing una calculadora que suele emplearse es la de ROI para ayudar a los usuarios a conocer qué tan funcionales son sus campañas de mercadeo.

Las calculadoras te pueden ayudar a presentar el precio de una oferta y el valor nominal, dando respuesta a un gran número de preguntas que tenga un lead antes de entrar en contacto con tu compañía. Esto facilita el proceso de compra.

Herramientas para crear calculadoras interactivas: Ion, OutGrow y Calculoid.

Landing pages

Las landing pages son esenciales dentro de cualquier estrategia y también lo son en los contenidos interactivos.

Su principal objetivo, sea en el formato que sea, es la captación de leads, por eso es muy importante que sean atractivas y que inciten a los usuarios a dejar sus datos de contacto para lograr la conversión.

Las landing pages te pueden ayudar a tener una conversación con tu audiencia, aportando dinamismo y poder persuasivo para llegar al cometido de la misma. 

Algunas herramientas que pueden ayudarte en la tarea de creación de landing pages interactivas son: Apester y WebyClip.

Mapas

Los mapas se han convertido en contenido cada vez más interactivo, por lo que es importante que tu marca se plantee la opción de utilizarlos con información realmente valiosa.

Este tipo de material permite incorporar mapas, imágenes o diagramas en tu sitio web y lo que lo vuelve contenido interactivo es que las personas pueden hacer clic con el mouse o tocar la pantalla para habilitar funciones, como:

  • Fotos y videos
  • Reproducción de videos/audios
  • Links a otros contenidos
  • Cuestionarios
  • Etcétera

Algunas herramientas que te pueden ayudar en este tipo de contenido interactivo son: Mapme, Mapmaker, Sutori, etc.

Quizzes

Los quizzes o encuestan necesitan de por sí la participación activa de las personas, pero aun así existen algunas herramientas que te pueden ayudar a personalizar más su experiencia y lograr mejores resultados.

Este formato es un clásico y ha demostrado tener altas tasas de participación, pues desafía a los usuarios, informa, retiene información y hace que las personas pasen más tiempo en las páginas. 

Además, si realmente se apuesta por la creatividad, hay un alto índice de probabilidad de que se viralicen y los resultados se multipliquen. Un ejemplo de ello es lo que ha logrado Buzzfeed. 

Las mejores plataformas para crear cuestionarios son: Playbuzz, Typeform, Qzzr y Apester.  

No condiciones de manera tajante los contenidos interactivos

Hay varios estudios, incluido uno hecho por Rock Content, que arrojan que los usuarios no suelen acceder al contenido interactivo cerrado, es decir, aquel al que solo pueden acceder si antes llenan un formulario con datos personales. 

De acuerdo con los resultados obtenidos, “más del 51% de los usuarios interactuó con el contenido sin clasificar, mientras que solo el 15.8% pasó por el formulario”. 

Asimismo, en cuanto a datos de conversión, se obtuvo que la tasa fue de hasta 20.4% para el contenido sin clasificar y menos del 15% de quienes accedieron a la versión condicionada se convirtieron. 

Por lo anterior, lo mejor es no poner condiciones de manera tajante desde el inicio para que tengan acceso a todo el contenido interactivo, sino brindar dosis de forma progresiva para que no se sienta la petición de información tan directa y accedan.

Las personas interactúan mucho más cuando lo hacen por decisión propia y no cuando se ven obligados a hacerlo para obtener aquello que buscan.  

Nueva llamada a la acción