En la actualidad, los clientes o usuarios de tu marca no compran tu producto o servicio, lo que realmente compran es la emoción o la experiencia que les genera el adquirir tu marca, así como el significado que tiene para ellos.

El hacer sentir especial a tu consumidor es algo incomparable, que se sienta importante para la empresa o la marca es una sensación que pocas organizaciones logran. 

Hoy en día, el diferenciarse de la competencia y otorgarles un valor agregado a las personas es complicado, sin embargo, tomar esta buena práctica dentro de tu estrategia de marketing será imprescindible.

Cautivar al cliente o al usuario, a través de la atención que se les brinda, el servicio que se les da, no solo antes y durante la compra si no después de ella es fundamental, al final crear una experiencia de compra única, es el camino que nos llevará a triunfar en nuestra estrategia de marketing. 

A lo largo del artículo, podrás conocer qué es el storytelling, así como su objetivo principal y las ventajas de practicar esta técnica dentro de tu estrategia de marketing. 

Aprenderás los pasos fundamentales al momento de crear y contar una historia y de esta forma enamorar a tu audiencia, finalmente descubrirás los tipos de storytelling y cómo esta técnica complementará tus estrategias de marketing.

¡Empecemos!

¿Qué es el storytelling?

Es una técnica que se basa en crear una historia de tu marca o empresa, consiste en transmitir un mensaje a tu audiencia, aprovechando la magia y creatividad que un relato puede ofrecer. 

Tener el talento de contar una buena historia y transmitir emociones y sentimientos positivos, inspira a las personas a tomar acciones y decisiones en cuanto a tu marca. 

Al contar una historia, debes tomar en cuenta las bases y los valores por los cuales está sostenida tu empresa, así como las habilidades principales y que tan humana es, mostrarle a tu audiencia estas características ayuda a definir tu historia el qué, el por qué y el para qué estás presente en la industria. 

El objetivo principal de miles de empresas alrededor del mundo es vender, dejando a un lado la importancia de generar una conexión única y humana con los clientes y con los usuarios. 

De esta forma, se puede ganar la confianza de tu audiencia, haciéndola sentir más cerca de la marca y, por ende, parte de ella. La diferencia que lográs obtener ante la competencia, es el mostrar de una forma auténtica la presencia que tienes ante el mercado y el impacto positivo que generas ante tus clientes y, por supuesto, ante el mundo.

¿Por qué usar storytelling?

Desde hace miles de años se cuentan historias como medio de comunicación de una generación a otra, con el objetivo de conocer los antecedentes o los sucesos que pasaron con anterioridad.

Dichas historias se quedan en nuestra cabeza con facilidad, ya que nuestro cerebro está fabricado para almacenar y recuperar información en forma de historias.

En otras palabras, nuestro cerebro tiene la capacidad de conectar mensajes, entenderlos y, por ende, retenerlos. 

Al escuchar una historia, en nuestro cerebro se activa el córtex sensorial, el cual es un centro de recepción y proceso, mientras que al vincular las palabras con acciones, se activa la corteza motora.

Por lo tanto, al escuchar o leer una buena historia nos hace no solo imaginarla si no sentirla, vivirla y recordarla, sin dejar de lado que muchas veces nos podemos identificar con dicha historia, creando un vínculo emocional.

Al suceder esto, nuestro cerebro libera una sustancia química llamada oxitocina, la cual modula comportamientos sociales y sentimentales, al lograr esta reacción en nuestros usuarios conectamos con ellos y creamos un vínculo único. 

Beneficios del storytelling

La gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo la hiciste sentir Maya Angelou.

Tomar en cuenta la frase anterior, de la escritora Maya Angelou, es importante al momento de crear tu estrategia de storytelling, con el objetivo de enfocarse en qué efectos tendrá nuestra historia en los usuarios.

Además de hacer sentir valioso al usuario, hay otra ventajas que se pueden obtener al poner en marcha esta estrategia en tu empresa, las cuales son las siguientes:

1. Transmite emociones

Narrar una historia a través del formato que sea, apela a las emociones de los usuarios a los cuales se está dirigiendo, logrando de esta forma no solo un vínculo comercial al obtener la venta del producto o servicio, si no un vínculo sentimental entre la marca y el consumidor.

Identifica al buyer persona que tienes como objetivo, al igual que las emociones que quieres provocar en tu audiencia.

2. Construye una relación de confianza

Con esta técnica es posible construir una relación basada en la confianza, debido a la historia que cuentas, las emociones que se abordan así como el escenario y los personajes implicados.

Generar confianza a tus usuarios a través de historias auténticas que muestren la esencia de la marca, causando mayor empatía con ellos, con la finalidad de lograr esa conexión que tanto se busca con la audiencia.

3. Favorece que recuerden tu marca

El storytelling ayuda a hacer branding, ya que al generar emociones y experiencias con el usuario, muy difícilmente se le olvidará lo que le hizo sentir tu marca y la recordará, probablemente convirtiéndose en su top of mind. 

Tomar en cuenta el público objetivo al cual nos estamos dirigiendo es fundamental, debido a que, al crear historias y experiencias personalizadas, vivirás en la mente del usuario.

4. Humaniza tu marca

Al generar emociones en tus usuarios e involucrar personajes reales con historias que causen cierta empatía para la audiencia, este tipo de técnica o estrategia que se enfocan en las personas y no se centran en el producto o servicio que están ofreciendo, esto con el objetivo de poner como protagonista a los personajes y crear un vínculo con los usuarios y crear una marca más humana.

Crea una historia y enamora a tu usuario

Es momento  de comenzar a escribir la historia, debes pensar en el o los personajes que se involucrarán a lo largo de la historia, así como el contexto en el cual se desarrollará, al igual que el nudo y desenlace que toda historia debe llevar. 

Los siguientes elementos son de suma importancia al momento de hacer storytelling:

1. Personajes

Pensar en el consumidor o en el usuario de la marca es fundamental, ya que la historia tiene que ser en torno a él, donde sea el héroe de la historia.

Para el consumidor será muy valioso saber que está dentro de la historia, ya que eso significa que la marca lo está tomando en cuenta y es importante para la empresa, de esta forma conectará de una manera más sencilla con toda la historia.

2. Contexto

Todos los usuarios son diferentes y cada uno tiene circunstancias distintas que, al final influyen en sus decisiones al momento de adquirir un producto o servicio. Debido a esto es importante conocer lo más profundo que se pueda a nuestro buyer persona, con la finalidad de introducir dicho contexto a la historia.

Gracias a esto, ayuda a fortalecer la confianza y ese vínculo con la marca, logrando captar interés del usuario. 

3. Nudo y desenlace

Estos elementos son importantes, ya que de esta forma se llevará un orden en la historia, en el nudo se debe plantear el problema que se está desarrollando o el dolor que sienten los usuarios y es por ello que se encuentran buscando alternativas de solución.

En la parte del desenlace, una vez que se haya mostrado el dolor que tiene el usuario, se deben señalar las soluciones que podemos brindar, mostrando el valor que aportamos en cada producto que brindamos o cada servicio que solicitamos. 

Finalmente, el personaje principal que en este caso es el usuario, debe encontrar la solución de su problema y salir beneficiado.

¿Qué debe incluir tu historia?

Los elementos principales que se deben tomar en cuenta al momento de hacer storytelling son los siguientes:

1. Valores 

Plasmar los valores que se manejan en la empresa para mostrar al usuario la base que tienen y generar confianza hacia la marca.

2. Emociones

Transmitir un elemento que genere emoción a lo largo de la historia, logrando despertar sentimientos y emociones que ayudarán a crear un vínculo con la empresa.

3. Virtudes

Mostrar el valor agregado que tiene la empresa frente a otras y sobre todo a la competencia, destacando los elementos que hacen a la marca única.

4. Positivismo

Aportar siempre algo positivo al cliente, recuerda que al hacer feliz al usuario, se convertirá en promotor de tu marca, invitando a más personas a conocer el producto o servicio que ofrecen.

Las empresas buscan lograr un vínculo único de confianza y fidelidad con sus clientes, por ello, si apostamos por hacer storytelling y llegar a sus sentimientos y/o emociones, a través de la creación de historias será más fácil llegar a ellos. 

Al sentirse contentos o identificados con las historias, ellos estarán inspirados para generar acciones de interés hacia la marca y finalmente adquirir el producto o servicio de dicha empresa. 

No olvides que una buena historia, impactará positivamente en el público, influyendo en gran parte en sus decisiones de compra. 

Ahora que ya sabes todos los elementos fundamentales para hacer storytelling, no lo pienses más, ponlos en práctica y comienza a escribir. Cuéntame.... 

¿Cuál es tu historia?