El ROI es una métrica que permite establecer una relación entre lo invertido y lo ganado por una empresa. Se emplea mucho en el ámbito del marketing y aquí te voy a contar todo sobre el tema.

Es natural que dentro de un negocio surjan dudas y preguntas. Para empezar, ¿realmente vale la pena invertir en marketing digital? Si se hace, ¿las empresas obtienen ROI (retorno de la inversión) por sus acciones en el mundo digital? ¿Las impresiones en publicidad digital llevan en verdad a más personas a convertirse en clientes? ¿Las marcas que tienen estrategias digitales crecen más y más rápido que aquellas que no?

Los números dicen que SÍ. La gran mayoría de las empresas que han invertido en una estrategia de marketing digital está teniendo, en promedio, un retorno de su inversión de al menos $5 en ganancia por cada $1 invertido. Claro que este ROI puede ser más visible para algunos sectores que otros.

Pero empecemos...

¿Qué es el ROI?

El ROI es una métrica financiera que se basa en la relación que existe entre el dinero obtenido y el dinero invertido para llevar a cabo una acción en concreto. Se utiliza principalmente en el ámbito del marketing para validar las inversiones que se realizan.

Cuando una empresa lleva a cabo una acción donde invierte recursos, este esfuerzo debe poder ser evaluado.

Esta métrica es importante porque solo a través de ella se podrá evaluar cómo ciertas iniciativas contribuyen con los resultados que busca la empresa vs. los que obtiene, en términos de conversión y resultados logrados a partir de la cantidad invertida en ello.

Es prácticamente imposible pensar en un crecimiento dentro de una organización o empresa si no conocemos con exactitud sus números ni sus circunstancias financieras.

Esta condición se aplica tanto para una gran empresa como para un microemprendimiento. Una contabilidad de empresa debe ser llevada de forma muy completa y detallada, ya que de ella derivarán las decisiones que cambiarán el futuro.

Las acciones que se siguen, sobre todo, las de tipo económico, precisan de una estricta y constante valoración que pueda reflejar la verdadera situación financiera y patrimonial, eso llevó a pensar en cómo evaluar cada movimiento realizado para optimizar recursos.

Es así como, después de otras prácticas un poco más rudimentarias, nace el ROI.

El ROI puede calcularse dentro de varias áreas:

  • ROI de Email Marketing
  • ROI de Redes Sociales
  • ROI de Marketing Digital
  • ROI de campañas de Google AdWords
  • ROI de SEO

¿Por qué es tan importante conocer el ROI?

El ROI es el parámetro que cuantifica económicamente y en general en resultados si los objetivos programados inicialmente con la campaña han sido exitosos o no. Ahí reside la importancia de conocerlo.

Es una de las mejores herramientas para hacernos de información precisa e indispensable, con el fin de planificar los siguientes pasos a seguir.

El ROI nos informa a detalle sobre cuánto ha generado en ventas cada peso invertido en determinada campaña y, como instrumento de medición, nos permite conocer el rendimiento que hemos obtenido de una inversión, es decir, la rentabilidad y la eficacia.

Los resultados ideales serían positivos, pero pueden presentarse en sentido negativo también.

El objetivo de cualquier empresa es vender, por lo que conocer el ROI de la inversión es fundamental. Para que una estrategia de marketing funcione de manera óptima, se debe poder medir cuán efectiva es, ya que el fin principal es que las inversiones se reflejen en un aumento de ganancias para las empresas.

A través de este indicador, se podrá conocer en qué acciones vale la pena invertir o cuáles son mejores para implementarlas. Asimismo, el ROI puede ayudarte a la hora de buscar cómo optimizar aquellas que ya están accionando para que tengan un rendimiento todavía mejor.

Con base en el ROI, es posible planificar metas enfocadas en resultados tangibles y decidir si se continúa invirtiendo o no en determinados canales.

Cuando se diseñan campañas de marketing digital es necesario que cada acción sea planificada de tal manera que sea posible medir las ganancias obtenidas con cada acción, en contraste con el monto que se invirtió.

¿Cuál es la fórmula para medir el Retorno de Inversión?

La fórmula que se utiliza para calcular el ROI es la siguiente:

ROI = (Beneficio – Inversión) / Inversión

Para facilitar su entendimiento, me gustaría emplear un ejemplo:

Imaginemos que invertimos $1 y que hemos ganado $100

Calcularemos así: 100 - 1 = 99 / 1 = 99

Con esto entendemos que hemos ganado $99, que en porcentaje equivale al 99%.

Entonces, diríamos que el ROI es de +99%.

El ROI puede ser útil para varios objetivos y métricas. La forma de calcularlo dependerá siempre del objetivo que tu compañía desee alcanzar, pues cada meta es un indicador que contribuye de forma específica a los ingresos de la empresa.

En el cálculo del ROI entran en juego dos factores: los ingresos y los costos. Los primeros hacen referencia a todo lo que la empresa recauda por medio de las ventas.

Por otra parte, los costos son todos los gastos que la compañía tuvo que hacer para poder llevar a cabo la inversión en cuestión; por ejemplo, precio de hosting, inversiones en anuncio de pago, los gastos de internet, teléfono y todos los elementos necesarios para trabajar en esa inversión.

ROI y marketing, aliados inseparables

Como ya leímos, todas las empresas pueden calcular el ROI para conocer cuál es el crecimiento que va logrando su proyecto, y si este crecimiento se sostiene o tiene picos que deban preocupar para tomas de decisión de cambios y adaptaciones.

El marketing no es la excepción. Cuando aplicamos una estrategia específica de marketing, podemos medir los resultados de las acciones de esta disciplina. Todo puede someterse a las métricas.

Lo único que no tenemos que olvidar es que no se pueden medir todos los factores de forma simultánea por tratarse de resultados diferentes en cada acción, y eso dependerá de dónde y cómo se aplique la campaña de marketing.

Algunas de las métricas más utilizadas son las siguientes:

  • ROI de Redes Sociales
  • ROI SEO
  • ROI PPC

A continuación, te explico de qué va cada una de ellas y qué debes tener en cuenta a la hora de hacer el cálculo.

ROI de Redes Sociales

En el cálculo de ROI de nuestras campañas realizadas a través de redes sociales, no solo se evaluará la respuesta en un sentido estrictamente económico.

Seguramente queremos saber sobre la presencia de marca, y si se ganó representatividad de ella, por ello, aquí nuestros indicadores serán:

  • Número de suscriptores
  • Número de seguidores
  • Clics
  • Likes
  • Interacción
  • Atención de CTA
  • Número de veces que se compartió

Analizar de cerca y no olvidar ninguno de los parámetros en cada red social será primordial, porque nos dará resultados.

Además, nos arroja datos de la audiencia, tanto en cantidad como en calidad, es decir, si fue impactada correctamente con nuestros mensajes. De la misma manera, si no fue así, lo podremos saber para realizar los cambios pertinentes de una forma organizada y rápida.

Esto servirá también para medir el nivel de engagement, que es la implicación con la marca y que ocupa un lugar preponderante, ya que de ahí se derivan otros factores medibles. Conocer ese enganche con la audiencia permitirá crear con ella un compromiso a largo plazo.

Si estamos dentro de social media y utilizamos sus propias herramientas de venta y publicidad, es decir, Social Ads, aprovechando sus métodos publicitarios, podremos nosotros también obtener datos interesantes a fin de segmentar aún mejor nuestra audiencia.

Aplicando la misma fórmula, pero con los parámetros engagement, nos quedaría algo así:

ROI = (compartidos + likes + seguidores) - (inversión + gastos de aplicación) / inversión + gastos.

Como puedes ver, aquí la fórmula aplica valores monetarios y no monetarios, pues la intención es verificar que los costos económicos estén dando resultados en cuantificaciones no solo de dinero.

ROI en el SEO

Dentro de los motores de búsqueda, sin duda, Google es el más importante en estos momentos a nivel mundial, esto quiere decir que es el que posee más datos sobre empresas y su clasificación y distribución, por lo que llegar a conquistar los primeros lugares se convierte en uno de los grandes retos de toda empresa.

La idea es que cada vez que un usuario busque nuestro producto o servicio en Google, aparezca nuestra empresa en los primeros lugares y, por tanto, sea más vista por quien esté realizando esa búsqueda.

Debido a esto, los dueños de las webs empezaron a pensar cómo podrían alcanzar las primeras posiciones… ¡El SEO! (Optimización para motores de búsqueda o Search Engine Optimization).

Las empresas y particulares se dieron cuenta rápidamente de la importancia de SEO para lograr sus metas, con lo que concluyeron también que entre más gente los viera antes que a su competencia, sería mejor, es decir, se podría atraer tráfico, de forma gratuita.

El SEO se centra en los resultados de búsqueda orgánicos, o sea, los que no son pagados:

La métrica de acciones para SEO (el cálculo de ROI para el posicionamiento en buscadores) podría no ser tan fácil, debido a que, a pesar de que los recursos que se invierten sí pueden ser controlados, no es tan fácil identificar los resultados reales en algunos parámetros.

Es difícil determinar si un aumento en las ventas se da únicamente gracias a estos esfuerzos; sin embargo, sí nos da una idea de qué tan efectivos pueden ser estos mecanismos aunados a otros.

De la misma forma que en el ROI de redes sociales, podemos aplicar para la fórmula los siguientes valores:

ROI = Leads (de un periodo determinado) - inversión (puede no ser monetaria sino cadena de esfuerzos, contenidos, enlaces, etc.) / Inversión

Recordemos que en este cálculo el reporte no será económico, sino en términos de aumento y mejora de posicionamiento en los motores búsqueda; incluso, podría ser una variable el considerar el número de leads generados, por ejemplo.

ROI de PPC

El PPC o pago por clic es un tipo de publicidad que es base de muchas de las campañas que encontramos en internet; es tan popular hoy en día, como la publicidad de Google.

Para las empresas esto ha venido a suponer un verdadero boom, ya que antes de que esto existiera, se destinaban recursos a publicaciones que no se podían medir, por tanto, no sabían con precisión si estaban siendo útiles o no.

El PPC es una parte fundamental del marketing digital actualmente, y sí, también podemos medir sus rendimientos mediante el cálculo de ROI, que puede ser de:

  • PPC (pago por clic)
  • PPM (Pago por mil impresiones, es decir, mil apariciones del mensaje)
  • PPA (Pago por adquisición, que es cuando el usuario realiza una acción determinada, por ejemplo, descargar una aplicación. Por tanto, la vinculación entre coste y objetivos es aún más evidente que en el caso del PPC)

Al ser una de las formas más solicitadas por los clientes a las agencias de marketing o sus equipos, como pasa en lo que ya vimos en redes sociales, también pueden estar nuestros anuncios pagados y aparecerán en los buscadores con un aviso de Ad. y en redes sociales dirá claramente “publicidad”.

Este tipo de estrategia de marketing tiene como llave maestra, entre otras, las palabras clave, la inversión en cuanto al nivel de calidad del anuncio, así como los CTR (Click through rate o tasa de clics) y el CPV (Costo por visualización), que define el costo de cada visualización generada de anuncios en formato de video.

También están los CPA (Costo por acción) y CPL (Costo por lead). El término “acción” en el mundo del marketing digital podría ser una venta, un formulario terminado, o cualquier actividad que represente algo importante para el anunciante.

No solo son llaves que abren posibilidades, sino también son las variables que se pueden aplicar para la fórmula ROI y realizar un cálculo muy eficiente.

Si te das cuenta, para el ROI de marketing, la parte complicada es definir con exactitud qué constituye el retorno y cuál es la verdadera inversión.

Sin embargo, teniendo bien claro cuáles son las herramientas que estás usando para la implementación, no será difícil asignar un valor a cada una para que pueda aplicarse la fórmula.

Hasta aquí te he mostrado lo que podemos lograr al calcular el ROI en marketing. Con los valores que arrojen estas fórmulas, podrán tomarse decisiones importantes.

Ventajas de medir el ROI

Calcular el ROI implica esfuerzo y trabajo, pero créeme que bien vale la pena hacerlo, pues puede traer múltiples ventajas a tu empresa.

A continuación, te menciono cinco de ellas para que comiences con esta actividad en tu organización y te veas beneficiado.

1. Identificas gastos innecesarios

Una de las primeras ventajas de medir el ROI es que te permite identificar las inversiones que dejan mayores resultados y, por tanto, te ayuda a saber cuáles de ellas vale la pena mantener y cuáles es mejor desechar.

De esta manera, podrás ir eliminando gastos que no representan ganancias para tu negocio y comenzar a ahorrar o a destinarlos en aquellas que sí dan resultados y que son benéficas para tu empresa.

Este proceso no se da de la noche a la mañana, pero a largo plazo es una excelente forma de ahorrar dinero y tener una mejor salud financiera.

2. Tus ganancias se incrementan

Esta ventaja viene de la mano con la previa, ya que disminuir los gastos innecesarios permite que los ingresos aumenten y, por tanto, también las ganancias, pero el beneficio no se queda ahí.

El destinar el dinero disponible en acciones más positivas y que dan mejores resultados es el primer paso para incrementar las ganancias de tu empresa. Esto te permitirá optimizar los recursos poco a poco y ver un aumento proporcional a tus acciones.

3. Resultados sostenibles a largo plazo

El aumento en las ganancias es bueno, pero es todavía mejor que ese incremento se mantenga con el paso del tiempo. De lo contrario, puede significar el fin de cualquier empresa.

Para lograr esto, es indispensable que se calcule el ROI y que, además, se le dé seguimiento continuo. Nunca se puede dejar de monitorear por un tiempo prolongado. Se trata de tener control para ser consistentemente rentable y emprender acciones cuando sea necesario de manera inteligente y oportuna.

4. Se fortalece la cultura empresarial

Aunque puede parecer que el ROI no se relaciona en nada con la cultura de una empresa, sí tiene que ver. Monitorear de manera continua el retorno de la inversión puede ayudar a que todos tengan en la mira los mismos objetivos.

Ayuda, además, a que los trabajadores no solo se enfoquen en los resultados, sino también en sus logros personales; comprendan qué funciona y qué no dentro de la empresa y estén mejor preparados en la toma de decisiones.

Todo esto impacta en la cultura empresarial de cualquier negocio y en la salud del entorno y de los beneficios económicos también.

Cómo calcular el ROI de manera correcta

Aunque calcular el ROI puede ser un arma muy poderosa, antes de hacerlo tienes que tener en cuenta los desafíos que debes enfrentar para realizar esta tarea de manera correcta. Por ello, aquí te dejo un par de consejos para conseguirlo.

1. No tomes en cuenta las métricas de vanidad

Las métricas de vanidad son aquellas que, aunque apuntan a un incremento en números, como visitas o views, en realidad no aportan de manera económica a tu empresa, por lo que no son relevantes al calcular el ROI.

Por ejemplo, un incremento en el tráfico de tu sitio web es un indicador de que la estrategia de contenido va por buen camino; sin embargo, lo que es realmente importante es cuántas conversiones generas a partir de ese número de visitas.

Esos datos sí son importantes para tu negocio porque, con las acciones indicadas, pueden convertirse en leads, prospectos y, finalmente, en clientes.

2. Reacciona rápido

Otro de los puntos claves en el cálculo del ROI es saber reaccionar de manera rápida y ágil cuando los resultados obtenidos no corresponden con aquello que buscábamos o que deseábamos a partir de las acciones emprendidas.

Lo ideal es que tú y tu equipo estén preparados para redireccionar el camino y emprender nuevas estrategias, con el fin de mejorar los resultados y volver a enfocarse en los objetivos.

Estos cambios no siempre deben ser tan grandes. A veces una pequeña modificación puede hacer que las métricas de ROI pasen de negativas a positivas, pero en otras ocasiones, sí requiere de otras medidas.

La capacidad de detectar las circunstancias y reaccionar frente a ellas con velocidad es una de las claves para cualquier empresa que desee utilizar la métrica de ROI de una manera óptima.

3. Presta atención al mercado

En el mundo del marketing, como en cualquier otro, las cosas cambian a cada momento, por lo que es vital que estés atento a lo que ocurre dentro de tu sector. Esto te permitirá ir adaptando tus estrategias de acuerdo con las necesidades de tus clientes.

Recuerda que lo que puede ser 100% funcional y exitoso hoy, mañana puede significar pérdidas o pocos resultados. Por ello, tienes que prestar atención a todos los movimientos importantes que surjan en este aspecto.

Para conseguirlo, debes ser capaz de identificar cómo cambian los gustos, los deseos y las necesidades de tu público objetivo. Además, no puedes dejar de lado los avances tecnológicos ni lo que está haciendo la competencia para obtener resultados.

El ROI y su seguimiento implica más que números, pues también requiere de sensibilidad y percepción por parte de quienes toman decisiones para modificar lo que no funciona y perfeccionar lo que sí.

4. Trabaja en conjunto con tus equipos

Además de monitorear de manera continua el ROI de las campañas activas y las acciones emprendidas, es importante que todos los miembros de tu compañía conozcan los objetivos de la misma y que tengan la libertad de expresarse para tomar en cuenta sus observaciones.

Esto permitirá que todos se sientan parte del proyecto y que sepan qué hacer o cómo actuar cada vez que se deba redireccionar una campaña o determinadas acciones para lograr mejores resultados.

No informar sobre las modificaciones que se emprenden puede ser confuso y contraproducente, pues los trabajadores podrían pensar que las decisiones se toman de forma arbitraria sin ningún tipo de objetivo.

5. Evalúa las inversiones de forma inteligente

Es normal que sientas impaciencia cada vez que realizas una inversión, pero es muy importante que sepas cuándo realizar la evaluación del ROI para que realmente obtengas los resultados reales.

No olvides que hasta las acciones más efectivas e inteligentes llevan algún tiempo en dar los resultados esperados, por lo que lo mejor que puedes hacer es ser paciente y evaluar cuando realmente se deba hacer.

Antes de calcular el ROI de tu empresa, piensa en un periodo razonable para que la inversión empiece a tener retorno. De no hacerlo, puedes echar a perder una estrategia que tenía un buen potencial, por implementar cambios cuando todavía no era momento.

Limitantes del ROI

Calcular el ROI, como hemos podido ver, trae múltiples beneficios, pero no todo es positivo. Existen algunas limitantes cuando se calcula.

A continuación te digo algunas de ellas para que las tengas en cuenta.

  • No toma en cuenta la duración de la inversión

Esto representa una limitación porque, por ejemplo, si realizamos el cálculo y vemos que el retorno en un día fue de un 5% puede ser algo positivo; sin embargo, si se pone en perspectiva, y se obtiene este resultado en un plazo mayor, como un año, la noticia ya no es tan buena, ¿cierto?

Por ello, no siempre un número positivo representa un excelente manejo de las inversiones. Aunque, claro, es preferible que sea un +5% que un -5%.

  • El ROI no considera las fluctuaciones que surgen de la inflación

Otra limitante es que el cálculo del ROI no toma en cuenta el aumento o la disminución de la inflación. Por ejemplo, siguiendo con el punto anterior, si tiene un rendimiento del 5% anual, este se disolvería por el aumento de inflación o impuestos bancarios.

Lo anterior impediría que realmente obtuvieras ganancias a partir de las acciones que emprendiste y significaría pérdida a la larga para tu negocio.

  • Es fácil malinterpretar los resultados del cálculo del ROI

Finalmente, otro obstáculo es que se pueden malinterpretar los resultados obtenidos del cálculo del ROI si no se entiende de manera correcta de dónde proviene cada una de las cantidades que conforman el cálculo.

Aquí lo importante es que todos los equipos tengan claro qué se debe tomar en cuenta cuando se realiza esta operación para que los resultados coincidan y se tenga una visión general y sustentada de la empresa y sus campañas e inversiones.

Quien lleve a cabo el cálculo del ROI tiene que asegurarse de conocer la fuente de los números empleados y de utilizar los mismos estándares para realizar los cálculos.

Teniendo todo esto claro, quiero presentarte ejemplos de empresas que calculan de forma regular el ROI y que han modificado unos o más de sus métodos después del análisis de resultados, con lo que ha logrado ser referente en su industria.

Casos de éxito de empresas que implementaron estrategias para aumentar el ROI

Lo que más se nota en cada caso es la creatividad que tuvieron los equipos responsables; realmente pensaron en sus clientes antes que en su producto mismo.

1. The Office Coffee Company: 40% de crecimiento en utilidades

Office Coffee Company es una empresa que ofrece una gama de máquinas de café fáciles de usar para la oficina.

Inicialmente, solo usaron métodos tradicionales de outbound para construir y darle visibilidad a su negocio. Fue hasta después que entendieron que estaban teniendo un impacto mediano, y que un buen sitio web y un buen SEO podían enriquecer sus actividades de generación de leads, por ello, decidieron dar el salto de fe hacia el Inbound Marketing.

Tras un cálculo de ROI, la empresa decidió consultar a HubSpot para aumentar sus metas primeramente, y con ello sus resultados.

A pesar de tratarse de una empresa joven, tuvo la visión para darse cuenta de que podía hacer mucho más para generar leads, y fue así que usando las palabras clave y y empleando el software de Hubspot, en conjunto, The Office Coffee Company logró optimizar su posicionamiento en los resultados de búsqueda con rapidez.

Algunas de las herramientas que ellos decidieron aprovechar son:

  • El bloggeo semanal: con artículos que interesaron a su audiencia, atrajeron visitas y se ocuparon de convertirlos en leads
  • Landing pages: pudieron tener suficiente información para crear formularios que fueron bien aceptados, así su base de datos creció

Una vez conociendo a su mercado, sus equipos de ventas lograron encontrar la forma de optimizar sus esfuerzos, ya que esos leads recibieron obsequios como degustaciones de café, y hoy más del 70% de quienes aceptaron esa sesión gratuita para conocer sus productos es cliente.

Fueron paso a paso, acompañados todo el tiempo por equipos de HubSpot, pero no debemos dejar de mencionar la importancia de las mediciones, que les permitió llegar a las mejores decisiones y a la implementación valiente de estrategias.

¿El resultado? 74% de crecimiento anual en el tráfico web y 40% de crecimiento en las utilidades.

2. BMW Reino Unido: retorno de la inversión de 173 a 1 en las campañas de marketing

La estratega que llevó a BMW Reino Unido a ser un referente exitoso en ROI se llama Kasia Zieba, quien afirma que, gracias al cálculo de ROI en campañas offline, pudo diseñar las online que llevaron a la marca a estas ¡exorbitantes cifras!

El procedimiento se enfocó a conocer qué tan complejo era el recorrido de un comprador, tanto en la experiencia offline como online; de ahí partió para buscar la optimización en sus anuncios.

El ROI fue calculado tomando como base las conversiones de visita a las tiendas, ya que indican cuántas interacciones relacionadas con la publicidad en buscadores han generado una visita a la tienda física del anunciante.

Con estas prácticas se descubrió que el 3.5% de los clics de pago generó una visita física a 146 concesionarios en un plazo de 30 días. O sea, se tuvo un ROI de 173 a 1 en campañas de marketing en buscadores.

Es un hecho que, sin importar cuál es nuestra necesidad, buscaremos información vía internet, principalmente en Google. BMW, consciente de eso, encontró a partir de esa premisa también estos datos:

  • 9 de cada 10 compradores de coches nuevos realizan una investigación en internet antes de realizar la compra

De esta cifra, el 78% realiza una búsqueda aleatoria, y sólo el 26% rellena un formulario de oportunidad de venta online.

Esto plantea un desafío a la hora de realizar mediciones para los fabricantes de coches y sus equipos de marketing.

En palabras de Zieba: “Las visitas a la tienda nos proporcionan una información fantástica sobre nuestra actividad de búsqueda de pago por clic y la forma en que optimizamos las campañas de publicidad en buscadores. Medir las visitas a la tienda nos permite conocer mucho mejor el recorrido digital de los consumidores".

Para poder conocer la correlación entre el comportamiento online y offline de los consumidores, BMW Reino Unido comenzó a medir las conversiones de visitas a la tienda con PPC.

BMW Reino Unido está utilizando estos excelentes resultados para optimizar sus campañas, con el fin de incrementar las visitas a la tienda en una fase temprana del embudo de marketing en todos los dispositivos.

Estas empresas son solo dos ejemplos de muchas más que han logrado incrementar su ROI implementando diferentes estrategias y dejándose ayudar por expertos.

Conclusión

No importa qué tan pequeña o modesta pueda parecer una empresa o qué tan grande sea, todas tienen la misma importancia, por lo que métricas como el ROI pueden y deberían ser aplicadas en todas ellas.

El ROI es un mecanismo que puede llegar a ser tan definitorio para el futuro de las compañías de cualquier industria, y de cualquier talla, que no podemos dejarlo fuera si estamos en una fase de creación de una empresa o si queremos buscar mejoras en alguna que actualmente esté ya en operación.

¿Tú ya aplicas esta métrica en tu empresa? ¡No dejes de hacerlo! Es clave para saber si las estrategias y las acciones que implementas van por buen camino. Ya tienes todo lo que necesitas para comenzar a medir el ROI.