No es ninguna sorpresa; en la actualidad las personas eligen, discriminan y ordenan el contenido que quieren consumir de acuerdo a sus necesidades.

A pesar de que tanto tú como tu estrategia de marketing se enfoquen en entregar artículos de calidad, pasen horas y horas trabajando en photoshop obsesionados con los visuales que adornarán el contenido, dejen su alma en cada uno de los copy e intenten inspirar a sus prospectos con todas sus acciones; existe una voz que habla más fuerte que cada uno de estos rubros: la voz de tu clientes.

Día a día el mundo y los individuos que lo habitamos notamos los constantes cambios que en él se gestan.

Por ejemplo, en 2006 Plutón todavía era considerado un planeta en nuestro sistema solar; hoy las cosas han cambiado, actualmente se le considera un cuerpo celeste en otra categoría. O tal vez recuerdes a los Backstreet Boys, hoy en día ya no están juntos y tampoco son tan guapos o tan jóvenes.

El presente se moldea constantemente, ¿por qué sería diferente en el mundo del marketing?

Uno de estos cambios ha sido la velocidad con la que se transmite la información, además de la calidad de la misma.

Esta sinergia informativa ha redefinido los paradigmas de la comunicación y orientado las prácticas de marketing hacia horizontes antes desconocidos.

Tan solo en la década pasada, los especialistas en marketing fueron testigos del aumento en el tráfico de las páginas y vivieron el auge que, como cohete, elevó el estatus de las redes sociales a uno de los medios de comunicación más efectivos.    

Esta redefinición de conceptos revolucionó la forma en que el marketing se acerca a sus clientes. Ahora es el consumidor quien tiene el poder de decidir qué quiere, cuándo y dónde lo necesita y, lo más importante, las altas expectativas que tiene del producto o servicio adquirido.

El resultado de esta ecuación da un cliente menos paciente y que no se fía tan fácilmente de los productos a su disposición. Se podría resumir en falta de confianza; y sí, tus clientes la están experimentando.

Tus potenciales consumidores ahora se preocupan más de lo que tus clientes tienen que decir de ti (como empresa) y menos en lo que tú dices de ti mismo.    

Construye confianza

El juego para mantener una base de clientes satisfechos y unos fundamentos siempre crecientes se llama: Construye confianza.

Sin importar la cantidad de energía, recursos y tiempo vertidos en tu estrategia de marketing y la realización de la misma; nada puede borrar una mala ejecución de servicio al cliente.

Puede que tu estrategia sea impresionante, pero ¿qué imagen das con la calidad de tu servicio? Sin embargo, si tienes la capacidad de proveer un servicio basado en la personalización y gran experiencia de usuario, puedes generar un crecimiento sostenible en un mundo que exige estrategias centradas en los consumidores.

En otras palabras generar una experiencia de entendimiento ayudará no solo a mantener tu base de clientes; además, atraerá a más personas que sientan la necesidad de solventar sus problemas a través de tus soluciones.

Déjalo atrás, en el pasado se quedaron aquellos años en los que los consumidores eran tratados como un elemento externo o como un rubro generalizado de una demarcación y posicionamiento socioeconómico determinado.

El presente, y el futuro, exige estrategias donde la personalización, la atención al cliente y la preocupación por brindar soluciones efectivas sea la base que transmita la calidad de tu organización y el compromiso que tiene con sus consumidores.

Tus clientes cimentan tu futuro

La competencia en la vida real es feroz, la multiplicidad de opciones han inundado los mercados.

Ahora encontramos más blogs, más materiales descargables, infografías, podcast; en fin, mil y un maneras de compartir y transmitir información a través de un sin fin de dispositivos.

Gracias a esta invasión informativa, los consumidores han aprendido a discernir entre información que creen relevante y otra que no amerita su tiempo. ¿De qué depende esta selección? Fácil, del grado de confianza que hayan construido con la marca.

Así, el nuevo negocio no es cerrar tratos, sino abrir relaciones. Para que, a su vez, éstas se conviertan en la herramienta que ayudará a empoderar tu negocio.

Por ejemplo, cuántas veces te ha pasado que, una vez que tus leads se han convertido en clientes, se hace una gran fiesta y todos se felicitan por haber cerrado el trato.

Y, ¿después? Ya . Listo.

Tu nuevo consumidor se queda en la empolvada vitrina de clientes y envejece ahí con el paso de los años.

¡No debería ser de esta forma!

Ya que has transitado por el complicado camino de convertir a tus leads en clientes, no puedes dejarlos morir. Tu trabajo es ver a través de los ojos del consumidor tu propio potencial.

Cada interacción que tu compañía ha tenido con sus consumidores (desde la primera vez que conocieron tu sitio web hasta que concretaron sus planes) ha forjado la forma en que se ve a tu marca y, no menos importante, lo que se dice de ella.  

Piénsalo de la siguiente manera: generalmente el transcurso de una estrategia de marketing tiene como objetivo último conseguir o hacerse de una base de clientes.

La redefinición de este paradigma pone en el centro de la estrategia al consumidor y, alrededor de él, los elementos que comúnmente nutren una estrategia de mercadotecnia.  

Una dura verdad

Sí, alguna vez tu contenido ha sido filtrado por el avasallamiento de información a los usuarios.

Tranquilo, no es el fin del mundo. Ponte en los zapatos de tus clientes: perdidos en ese mundo de artículos, videos, post y demás recursos; elegir la opción correcta es complicado. La única forma humanamente posible de digerir tanta información es diseccionar y elegir la que vaya acorde a sus necesidades.

Esta tendencia también se ha trasladado a la publicidad vía correo electrónico. Entre más correos se mandan, los consumidores parecen menos interesados en leerlo o, tan siquiera, abrirlos.

A pesar de que sus bandejas de correo se encuentren a tope y a diario reciban información “personalizada”, pasan de verlos. No importa si tú estás convencido de lo valiosa y pertinente que es la información o lo necesaria que creas que es; generalmente se tienden a perder y ser olvidados en ese entramado infinito de correos no deseados.

Desgraciadamente estas acciones sólo están generando que tus tasas de impacto desciendan y las de tus suscripciones canceladas  aumenten.

Entonces, ¿todo está perdido?

La respuesta está frente a ti

La voz del cliente = tu oportunidad perfecta

Es cierto, la gente ya no lee y pone menos atención en tus contenidos, emails, ebooks y, realmente, se fija en los comentarios que otros consumidores hacen de tu marca.

No importa qué tan bien o la gran calidad que le imprimas a tus contenidos; éste será valorizado e influido a través de lo que los clientes tienen que decir de ti.

Para solventar este problema, el área de marketing, más que cualquier otra, deben de pensar y alinear sus estrategias para convertir a sus consumidores en promotores activos y estos, a su vez, en transmisores de contenido.

¡Así es! El arma secreta para gestar tu estrategia de marketing son tus clientes.  

La clave, entonces, es darles voz para aprovechar la mejor oportunidad de crecimiento en 2018.

Generar una relación recíproca entre empresa y clientes te ayudará a amplificar la conversación de mano de alguien que ya confía en ti: tus consumidores.   

flywheel-inbound-method-lifecycles

Un marketing de boca a boca es fundamental para expandir tu base de referencias con un impulso. ¿Cómo? Actualmente las personas confían más en otros individuos que en las compañías.

Si ya has trabajado por conseguir la felicidad y satisfacción de tu cliente, lo más seguro es que el te ayude recomendando tu empresa a sus colaboradores. Este círculo virtuoso solo podrá traer beneficios tanto a ti como a tus consumidores y, por supuesto, a tus futuros prospectos.   

Para llevar todo esto a la realidad, primero necesitas una acercamiento proactivo para ayudar y comprender a tus clientes y, no menos importante, un software que te ayude a hacerlo posible (y fácil).

Conoce Service Hub

Recuerda que, después de todo, no estás solo. Para ayudarte a simplificar esta ardua tarea y atraer a los prospectos que tu compañía necesita, HubSpot presenta su nuevo servicio Service Hub.

  • Obtén un producto enfocado 100% en mejorar la experiencia del consumidor.  
  • Favorece la conversación, excede tus expectativas y transforma tus clientes en promotores.
  • Conoce cómo atraer más clientes y generar un diálogo que favorezca a tus productos, así como nuevos canales para ofrecer tu contenido.  
  • Lleva a tus clientes al éxito de sus estratégias y asegurate que ellos te impulsen en el mercado.
  • Elige la acción correcta mediante una base de métricas que te indicarán la dirección adecuada.
  • Recuerda que la mejor manera de crecer es de la mano de tus clientes. Su éxito significa tu éxito.

 

New Call-to-action