Generen juntos ideas frescas para mejorar el negocio. 

A veces pareciera que las empresas se esfuerzan por matar la creatividad. La rutina y las presiones diarias en ocasiones provocan que en las organizaciones sea difícil mirar “más allá” y que se enfrasquen en la zona de confort. También suele pasar que si algún colaborador se atreve a proponer alguna nueva idea, el jefe lo desanime diciéndole que “no sería posible” o bien lo obligue a llevarla a cabo él solo sin ningún apoyo. Obviamente esto disminuye todo ímpetu creativo.

Al hacerlo, se está desaprovechando un potencial inimaginable, ya que es gracias a las nuevas ideas que se pueden presentar innovaciones y mejoras que hoy mismo no somos capaces de visualizar. ¿Te imaginas todo el alcance que tiene tu negocio y que aún no han logrado explotar al máximo?

Con frecuencia renunciamos a pensar creativamente porque no nos sentimos capaces de hacerlo. Le dejamos ese trabajo a los “creativos”, cuando en realidad se trata de una habilidad que se desarrolla con estimulación y trabajo. Quizá no hayas aprovechado la capacidad de tus colaboradores para brindar nuevos enfoques y soluciones para los problemas que enfrenta la empresa.

Puede parecer complicado comenzar a hacerlo debido a que es un tipo de pensamiento en el que no solemos estar habituados. Pero aquí te comparto algunos consejos para ponerse en movimiento:

1.- Establece un Objetivo

Por extraño que parezca es más fácil estimular la creatividad cuando la enfocamos hacia una meta en particular. En lugar de pensar creativamente “en general”, lo hacemos en función de la resolución de un determinado problema. “¿Cómo logramos llegarle a tal segmento de mercado?”, “¿De qué manera se pueden reducir los costos de distribución?”, son sólo algunas ideas. Detecta las principales necesidades de tu negocio y ponlas sobre la mesa, a fin de que todos puedan trabajar en nuevas ideas para solucionarlas.

2.- Promueve un clima de Libertad

No mates las nuevas ideas. Es importante que como gerente o director tengas una actitud humilde y abierto a las nuevas perspectivas. A veces las ideas mas descabelladas resultan ser las más innovadoras. Es importante que tus colaboradores se sientan libres de expresar cualquier tipo de idea por “mala” que parezca, sin temor a sentirse ridiculizado.

3.- Permite la Experimentación y el fracaso

El miedo al fracaso es el enemigo número uno de la creatividad. Si tus colaboradores no se sienten con la libertad de experimentar nuevos caminos y correr riesgos va a ser muy difícil que piensen creativamente.

4.- Anímalos a Romper Paradigmas

Picasso decía que “el acto creativo es primero fundamentalmente un acto de destrucción”. Para poder crear nuevas ideas antes es necesario cuestionar nuestros supuestos y creencias. Hay tantas cosas que “damos por hecho”, y al hacerlo nos estamos perdiendo una nueva forma de visualizarlas y abordarlas.

5.- Apóyate en la Diversidad

A veces estamos tan familiarizados con la situación que ya no podemos verla de un modo distinto. Por eso la visión fresca de alguien ajeno a ella puede aportar nuevos puntos de vista que estábamos pasando por alto. Juega con los equipos de trabajo, mezcla a los diversos departamentos de manera que experimenten novedad en su trato y convivencia.

6.- Provee herramientas para Pensar “Fuera de la caja”

Es difícil generar ideas creativas cuando nadie nos ha enseñado a pensar así. Si quieres obtener ideas realmente revolucionarias para tu empresa procura capacitar a tu equipo para pensar de un modo distinto. El manejo de mapas mentales, ejercicios de pensamiento lateral, o la Teoría de la Resolución Inventiva de Problemas (TRIZ), pueden serte de gran ayuda.

7.- Trabajen en Grupos Pequeños

Algunos estudios señalan que entre más información se comparte y más personas están involucradas, menor es la calidad del conocimiento generado. Al establecer grupos pequeños es más fácil concentrar las alternativas y analizarlas para trabajarlas a más detalle.

8.- Crea una Atmósfera inspiradora

Un cubículo no suele ser el lugar más estimulante para la creación de nuevas ideas. Procura que el ambiente sea lo suficientemente cómodo para permitir que el pensamiento de tu equipo realmente explore nuevos horizontes. Es conocido el caso de empresas como Google o Pixar cuyos ambientes lúdicos les generan buenos resultados. El uso de uniforme o un código de vestimenta rígido suele también influir en el modo “cuadrado” de pensar de nuestro equipo.

9.- Dales Tiempo

Se ha demostrado que ante la presión de tiempo las ideas que se generan suelen ser las más obvias. En cambio, si se cuenta con mayor lapso para trabajar las ideas éstas podrán ir evolucionando hasta generar soluciones más innovadoras.

 

De manera personal te puedo decir, que nosotros como agencia de Inbound Marketing experimentamos continuamente la necesidad de pensar creativamente para la solución de los retos en materia de Marketing Digital de nuestros clientes. Los desafíos pueden ser en ocasiones difíciles, pero gracias al trabajo colaborativo y a la apertura de nuevas ideas hemos logrado resultados innovadores en más de una ocasión.

Esperamos que estos tips se traduzcan en nuevas soluciones para tu negocio. Recuerda que todo proyecto es resultado de una nueva visión, y para llegar a ella sólo es cuestión de permitirnos ir un poco más allá. ¡Mucho éxito!

 Asesoría sin costo.