Skip to content

Tasa de rebote: qué es y cuál es la ideal [+10 consejos para reducirla]

Tasa de rebote: qué es y cuál es la ideal [+10 consejos para reducirla]

¿Quieres saber si tu contenido es atractivo? ¡Tienes que empezar a medir la tasa de rebote (o bounce rate) de tu sitio web!

Tasa de… ¿qué? Muchos de nuestros clientes tienen esta duda: ¿qué es la tasa de rebote? ¿y cuál es la ideal?

Si tú, como ellos, crees que te hablo en chino, déjame fungir como intérprete en este tema para que puedas entender bien a qué me refiero cuando hablo del porcentaje de rebote. 

También te voy a enseñar qué mide exactamente, dónde puedes revisar o acceder a esta métrica tan importante y, por supuesto, cómo puedes mejorar esta métrica

Así que… prepárate para aprender y tomar las notas pertinentes. 

¿Qué es la tasa de rebote o Bounce Rate?

que-es-la-tasa-de-rebote-o-bounce-rate

La tasa de rebote es el porcentaje de visitantes que entra a una sola página de tu website y, sin realizar otra acción, sale de ella. Es decir, no se da ningún tipo de interacción, ni visitan otras páginas de nuestro sitio web

Cada vez que un visitante entra a una única página de nuestro website y sale, sin dirigirse a otra página, se contabiliza un rebote. 

Teniendo este concepto claro, déjame hacer una distinción entre dos términos que suelen causar confusión... 

Tasa de rebote vs. tasa de salida

tasa-de-rebote-vs-tasa-de-salida

Es relativamente normal confundir la tasa de rebote con la tasa de salida, pero NO son lo mismo. 

La tasa de salida indica el porcentaje de visitas de los usuarios que terminaron su visita en una página particular de tu sitio web.

Este porcentaje se calcula con base en la cantidad de usuarios que abandonaron tu sitio desde una página en particular, pero que pudieron haber interactuado con otro contenido. 

Por ejemplo, pueden tener el siguiente recorrido:

Home → Página de categoría → Página de producto → Salida

Esta salida es la que se considera en el indicador de tasa de salida o exit rate, por lo que cada página cuenta con un porcentaje de salidas, según el comportamiento de los usuarios. 

Ejemplifiquemos la diferencia entre bounce rate y exit rate para que quede más claro…

Imagina que tienes un sitio web de artículos deportivos y activas un cupón de descuento. Lo más lógico es que las personas lo descarguen o den clic en él y lo usen de inmediato, saliendo de la página donde están, pero eso NO es malo, al contrario.

Por otro lado, la tasa de rebote podría mostrarnos que, antes de llegar o cliquear sobre el cupón de descuento, los usuarios se van a otro sitio, perdiendo oportunidades valiosas de conversión y hasta de venta. 

Esto nos ayuda a ver si estamos perdiendo posibilidades o desaprovechándolas y por qué. 

Así podemos hacer ajustes o cambios para realmente sacarle jugo a nuestros esfuerzos. 

¿Por qué medir el porcentaje de rebote?

por-que-medir-el-porcentaje-de-rebote

Si aún no te queda claro, la tasa de rebote te permite medir la permanencia de los usuarios en tu sitio web y en el contenido que, con mucho trabajo, has hecho para ellos. 

Además, también te ayuda a saber cuántas conversiones se logran a través de determinadas páginas o los clics recibidos en una landing page

Tener un porcentaje de rebote alto puede repercutir en tu sitio y su posicionamiento orgánico y de pago, porque es un indicador para Google de qué tan interesante o valioso es tu website para tus visitantes.

Entre más alto sea el Bounce Rate, menos calidad se otorga a tus páginas y, como consecuencia, el posicionamiento en Google va a bajar en el mediano o largo plazo. Por eso, debes prestar atención a esta métrica. 

¿Cómo se mide el Bounce Rate?

como-se-mide-el-bounce-rate

El Bounce Rate se puede calcular de forma muy sencilla: solo tienes que dividir el número de sesiones de una página entre el número total de sesiones.

Por ejemplo, si recibiste 1,000 visitas en tu sitio web y 800 de ellas solo accedieron a una única página (sesión), tu tasa de rebote es del 80%. 

Este resultado podría ser alarmante, ¿eh? Sin embargo, para poder evaluarlo, tienes que considerar algunos elementos.

  • Páginas de tu sitio web. Por ejemplo, una landing page es una página única, por lo que habrá una tasa de rebote alta: no hay a dónde más ir. 
  • Blog con actualizaciones constantes. En este caso, si tus suscriptores o seguidores saben cada cuánto hay una entrada nueva, es normal que solo ingresen a ella, la lean y se vayan. 

Además, debes tener en cuenta que existen muchas razones por las que los usuarios pueden “rebotar”

Las más comunes son:

  • Dan clic en un enlace a otra página
  • Dan clic en volver a la página anterior
  • Introducen una nueva dirección en el navegador
  • Cierran el navegador o la pestaña 
  • Dejan la página abierta, pero sin interactuar con ella y se cancela su sesión por inactividad

¿Existe una tasa de rebote ideal para un sitio web?

existe-una-tasa-de-rebote-ideal-para-un-sitio-web

Ahora bien... una de las grandes dudas es esta: ¿realmente existe un porcentaje de rebote ideal?

La respuesta es no, pues esta métrica puede ser engañosa: siempre va a depender del tipo de contenido que ofreces. 

Lo más probable es que si analizamos nuestro sitio, veamos que tenemos una tasa de rebote muy alta y nos espantemos.

Debes saber que no estás solo… es relativamente normal y, por eso, muchas veces se admiten como aceptables tasas de rebote del 80-90%, por cómo se mide. 

Por ejemplo, si alguien encuentra un post tuyo, que es increíble, y lo lee completo y luego se va, se puede interpretar como rebote y tomar como permanencia “cero”, a pesar de que haya consumido el contenido completo y le haya encantado.

Estamos consiguiendo lo que queremos: que nos lean, pero algunos sistemas, como Analytics, no nos lo dicen y creemos que algo estamos haciendo mal. 

También ten en cuenta que algunos sitios solo están conformados por una página, por lo que es imposible determinar la tasa de rebote, que será siempre 100%, porque el usuario no puede ir a otro lado. 

En este último caso, tienes que enfocarte en otros indicadores, como el tiempo en página, tasa de clics, etcétera. 

¿Qué es una buena tasa para sitios web o blogs?

que-es-una-buena-tasa-para-sitios-web-o-blogs

Vayamos un poco más a fondo en este tema...

Ya sé que te dije que no hay tasa de rebote ideal, pero quiero presentarte algunos datos brindados por especialistas, para que tengas un contexto más amplio. 

Muchos expertos coinciden en que una tasa de rebote promedio o buena debe estar entre el 41 y 55% y aseguran que una tasa por encima del 70% podría indicar un problema serio, PERO… siempre va a depender del tipo de página.

No es lo mismo una página única, que un blog, por ejemplo… 

En el caso del blog, si se actualiza de forma constante, es natural que las personas, quienes sí tienen interés en ti, solo entren a leer tu nueva entrada y salgan; sin embargo, esto está lejos de ser malo. 

¡Está al pendiente de ti, de tu contenido! Es claro que le interesa lo que publicas, así que ahí, aunque exista una tasa de rebote del 90-95%, estás ganando. 

En resumen: una alta tasa de rebote no siempre es mala. El adjetivo buena o mala es subjetivo en función de las páginas que sean y del tipo de negocio que tengas. 

Si el éxito o ganancias de tu negocio depende enteramente de que los usuario vean más de una página, sí es malo tener un porcentaje de rebote alto, pero si se trata de un blog o si ofreces diferentes contenidos, una tasa por encima del 80-90% es totalmente normal. 

¿Cómo saber cuál es la tasa de rebote de una página?

como-saber-cual-es-la-tasa-de-rebote-de-una-pagina

Okay, hasta ahora sabes cuál es, en promedio, una tasa de rebote aceptable, dependiendo del tipo de página, pero… ¿cómo puedes conocer el Bounce Rate de una página? Es muy fácil.

Hay varias opciones y voy a abordar dos de las más sencillas… 

La primera es por medio de Google Analytics. 

Solo tienes que iniciar sesión en Google Analytics, dar clic en Audiencia y luego seleccionar Visión general

Ahí tienes que elegir si quieres conocer la tasa de rebote global o la de páginas específicas. También puedes seleccionar un rango de tiempo para ver cómo ha evolucionado. 

Si quieres revisar la tasa de rebote de páginas específicas, selecciona Comportamiento > Contenido del sitio > Todas las páginas

Ahora, si como nosotros, tu sitio web está alojado en HubSpot, la cosa es muy sencilla.

Lo primero es que vayas a HubSpot, selecciones Informes y, después, Herramientas de analíticas

Estando ahí, da clic en Analíticas de tráfico y podrás ver la tasa de rebote por Fuente o por Página. 

Listo, ahora ya tienes esta métrica en tu poder y puedes plantearte objetivos al respecto. Y es justo de lo que va el siguiente punto. 

Definir una tasa de rebote objetivo

definir-una-tasa-de-rebote-objetivo

Un buen método para definir la tasa media de rebote de tu sector es por medio de Google Analytics. 

Para hacerlo, ve a la configuración de cuenta y selecciona la casilla de verificación. Así vas a habilitar el análisis comparativo y podrás conocer una estimación de porcentaje de rebote para tu sector. 

Cuando obtengas el promedio, ve a tu sitio web y ve cómo se coloca en comparación con estos números: por debajo, por encima o al mismo nivel. 

Con base en esto, podrás analizar la posición de tu sitio web y buscar estrategias para mejorarla (en el punto que sigue te doy técnicas efectivas para ello). 

Ojo: no es lo único que debes tener en cuenta, pero puede ser un muy buen referente para que sepas cómo va tu sitio web con respecto de esta métrica. 

Claves para mejorar la tasa de rebote

claves-para-mejorar-la-tasa-de-rebote

1. Vuélvete espectador

Puede parecer una locura, pero para poder identificar los errores de tu sitio, que pueden estar afectando tu tasa de rebote, tienes que adoptar el papel de usuario.

Analiza:

  • Qué tan fácil o no es leer el contenido que compartes
  • Qué tan sencillo es responder a las llamadas de acción
  • La velocidad de carga de tu sitio o la rapidez con que cargan las imágenes
  • Cómo se visualiza tu sitio desde diferentes dispositivos móviles
  • Qué tan buena es la distribución de texto e imágenes
  • ¿La fuente es legible y agradable a la vista?

Piensa y analiza todos los elementos que pueden repercutir en que los usuarios se vayan o huyan de tu página o sitio web. 

A veces, algo que parece tan simple, como que la velocidad de carga sea de 5 y no de 3 segundos, afecta como no tienes idea. Así que… ¡ATENCIÓN!

2. Cuida el diseño de tu sitio

La primera impresión sí cuenta.

No hace falta que tengas un sitio web espectacular pero sí tiene que ser funcional. ¿Te imaginas tener la combinación de ambos? ¡Increíble! 

Los usuarios privilegian un sitio o páginas con descansos visuales, por ejemplo, espacios en blanco, pop-ups que sean amigables y no invasivos, un scroll fluido y más. 

Esfuérzate por crear un blog atractivo y funcional y verás cómo la tasa de rebote va a bajar.

cuida-el-diseno-de-tu-sitio

3. Sé claro en tus menús de navegación

Tu sitio web cuenta con muchas secciones o, al menos un par, pero todas ellas deben ser claras para los usuarios. 

Tienes que brindar la información clave y precisa para que sepan dónde pueden encontrar la información que buscan. Así será más sencillo que permanezcan en tu website hasta conseguir lo que querían. 

El menú de navegación debe ser:

  • Simple
  • Consistente
  • Familiar
  • Claro
  • Descriptivo
  • Ordenado
  • Visual
  • Fijo
  • Testeado

Siempre que puedas realiza pruebas para garantizar que realmente tu menú de navegación sea útil e intuitivo para los usuarios. 

4. Verifica la velocidad de carga

Los usuarios NO quieren esperar demasiado a que cargue una página.

Y con demasiado me refiero a que la mayoría (más o menos el 80%-90% de los usuarios) no está dispuesto a esperar más de 3 segundos a que una página cargue. 

Esto genera una experiencia de usuario pobre, pues por más bueno que sea el contenido de la página, si los usuarios no la ven, de nada sirve.

Puedes hacer un test en PageSpeed Insights de Google. 

verifica-la-velocidad-de-carga

5. Alinea tus keywords y tus contenidos

Una clave muy importante para reducir la tasa de rebote es brindar a los usuarios las respuestas que están buscando, y eso solo es posible si tu contenido contesta a las palabras clave que estás usando o por las que estás apostando.

Nueva llamada a la acción

Si entran a tu página y no encuentran lo que están buscando, obviamente se irán y, probablemente, jamás vuelvan. 

Entonces, una de las clave es tratar de crear contenido alineado con:

  • Tus buyer personas
  • Tu empresa y su oferta
  • El nivel de conocimiento de tus buyer personas sobre un tema

6. Cuida tu redacción

Organizar bien la información no es cosa sencilla. Tienes que ser capaz de explicar con palabras simples casi cualquier tema relacionado con tu industria.

Además, debes brindar pausas entre temas, espacios, tener un buen desarrollo en general del contenido, y mucho más. 

Se suele pensar que cualquier persona puede redactar, pero créeme que esto está alejado de la realidad, así que… o trabajas para desarrollar esta habilidad o contratas a alguien experto para esta tarea. 

No hay otra opción si de verdad quieres que la gente entienda tus contenidos, los disfrute y puedas reducir la tasa de rebote.

cuida-tu-redaccion

7. Aprovecha las llamadas a la acción

Las llamadas a la acción NO son negociables. Son clave para que logres que quienes te visiten hagan lo que deseas. 

Es uno de los métodos más simples y efectivos para generar leads que podrían estar interesados en lo que vendes y que, con esfuerzo y el empuje necesario, se pueden convertir en clientes.

Así que, ya sabes, usa llamadas a la acción estratégicas dentro de tus contenidos, siempre alineadas al tipo de información que estás brindando para captar su atención y provocar la acción deseada.

8. Diseño receptivo ¡sí o sí!

El tráfico web generado desde los dispositivos móviles ha aumentado en los últimos años. 

De acuerdo con SEMrush, en 2020, aumentó el tráfico de las mil páginas web más visitadas del mundo, y 66% de ese tráfico provenía de dispositivos móviles, contra el 34% que se generó desde ordenadores. 

Esto solo refuerza la importancia que debes poner en un sitio web receptivo, pues los usuarios que navegan desde su móvil tienen menos paciencia que aquellos que lo hacen desde escritorio.

diseno-receptivo

9. Usa diferentes tipos de contenido

Cuando se trata de la legibilidad de tu sitio web, otro de los elementos clave son los tipos de contenido que empleas en él. 

Puedes usar no solo contenido en texto, sino también en video para dar información extra o breve, imágenes de buena calidad y alineadas a cada punto de tu post, entre otras cosas, que pueden hacer más eficiente tu texto. 

10. Crea una buena estrategia de enlazado interno 

El enlazado interno es muy importante si quieres que los usuarios permanezcan en tu sitio y se muevan a través de él, disminuyendo la tasa de rebote.

Con una buena estrategia de links internos, se vuelve más fácil que naveguen por tu sitio y tengan una experiencia de usuario buena en general, lo que te da puntos.

Solo asegúrate de que estos enlaces se abran en una nueva pestaña para que no abandonen tu página y aumente el tiempo por visita, pues tendrá varias páginas abiertas a la vez. 

crea-una-buena-estrategia-de-enlazado-interno

Reducir porcentaje de rebote, objetivo clave de un sitio

reducir-porcentaje-de-rebote-objetivo-clave-de-un-sitio

Como has visto, sin importar el tipo de sitio web o página que tengas, uno de los objetivos que debes buscar siempre, para posicionar mejor y captar más usuarios y clientes, es reducir u optimizar de la tasa de rebote. 

Si en este momento no tienes un buen número, no tienes que alarmarte.

Solo debes monitorear y detectar por qué está tan alta. Lo importante es que lo tengas en mente y que no sueltes esta métrica; recuerda que nada se soluciona por sí mismo, así que trabaja en lo que sea que esté afectando.

Toma como punto de partida los consejos que te di para reducir el Bounce Rate. Ponlos en práctica y verás que tendrás buenos resultados en el mediano y largo plazo.

Si tienes dudas sobre qué pasos realizar en este momento, no te preocupes.

En Media Source, podemos ayudarte a analizar tu sitio web, conocer tu tasa de rebote e implementar estrategias para que eso cambie a través de un diseño y desarrollo web completos y una estrategia Inbound, enfocada en lo que quieres conseguir con tu sitio web y en tu empresa.

Solo tienes que dar el primer paso, ponerte en contacto con nosotros y dejar que conformemos un equipo para que tu sitio web realmente se convierta en tu mejor aliado.

New call-to-action