Cuando posees un negocio online, debes conocer todas las herramientas que puedes emplear para beneficiarte de ellas. Una de ellas son las redes sociales, que te pueden ayudar a cambiar por completo el rumbo de tu actividad.

No es ningún secreto que, hoy en día, todas las personas pasan mucho tiempo pegadas a sus dispositivos inteligentes, especialmente su smartphone. Y esto no solo aplica para las generaciones jóvenes, sino para la gran mayoría. 

¿Podrías imaginar tu día a día sin realizar búsquedas en Google ante cualquier duda o sin poder sostener conversaciones instantáneas?

Las redes sociales forman parte de nuestra vida y han modificado por completo la forma en que nos relacionamos y nos comunicamos, ya sea con amigos, familiares o empresas. 

Seguramente, utilizas muchas de ellas, como Facebook, Instagram o Twitter, pero… ¿sabes exactamente qué son? ¿Qué vuelve a las redes sociales algo distinto a las plataformas para blogs o foros? ¿Por qué son importantes para los negocios? Si tu respuesta es no, no te preocupes. Aquí te voy a explicar a detalle este tema. 

¿Qué son las redes sociales?

Si nos vamos a las definiciones tradicionales, una red social hace referencia a un conjunto de gente que tiene vínculos entre sí, ya sea amistad, temas comerciales, trabajo o parentesco.

Este término surgió gracias a la sociología, en el siglo XIX, cuando se empleaba para analizar las interacciones que había entre individuos, grupos, organizaciones o sociedades completas. 

Esto dio origen a las redes sociales como nosotros las conocemos, pues estos círculos pasaron del ámbito real al virtual, convirtiéndose en sitios web formados por personas que comparten algunas cosas en común. 

Al principio, estos sitios web daban realmente poca libertad a los usuarios y la comunicación era más bien en forma unidireccional, no apostando tanto por la interacción, pero eso cambió.

Actualmente, las redes sociales tienen como protagonistas a los usuarios y a todas las comunidades que estos conforman. 

Estas plataformas son básicamente sitios o aplicaciones que operan en diferentes niveles (personal, profesional) y que permiten establecer comunicación entre personas o empresas y realizar intercambios de información (fotos, videos, documentos, etc.). Incluso, puedes conocer gente a través de las redes sociales.

La función principal de las redes es conectar a las personas dentro de un espacio virtual, ya sea para mantener las conexiones existentes o crear nuevas sin límites de distancia. 

A pesar de lo útil que son las redes sociales, por supuesto que ha habido debates en torno a la falta de privacidad que puede provocar estar en ellas, pero también se habla de todos sus beneficios, que son muchos. 

Estas plataformas llegaron para plantear una nueva forma de establecer relaciones entre empresas y clientes también, abriendo nuevos canales de interacción y comunicación y nuevos métodos para anunciar productos o servicios.

Social media y redes sociales ¿son lo mismo?

Es probable que, después de haber leído la definición anterior, tengas ciertas dudas sobre si son lo mismo social media y redes sociales; la respuesta es NO. No son lo mismo. 

Cuando hablamos de social media, hacemos referencia a los medios sociales, que incluyen blogs, foros, multimedia, redes sociales, entre otros, y al uso de tecnologías para tener diálogos interactivos con otras personas.  

Por otra parte, una red social es una estructura conformada por gente que comparte gustos similares, cuyo fin principal es conectar a las personas.

Se puede decir que las redes sociales forman parte del social media (son como una categoría) y que funcionan como plataformas de comunicación y de intercambio de información. 

Pongámoslo en otras palabras: social media son los lugares a través de los cuales se puede transmitir información a otras personas y las redes sociales sirven para distribuirla.

Breve historia de las redes sociales

Ahora que conoces la diferencia entre redes sociales y social media, es momento de continuar y pasar a una breve historia de las redes sociales, para que puedas comprender cómo surgieron. 

El ser humano, desde siempre, ha tenido la necesidad de relacionarse, a eso se debe que las redes sociales existan desde siempre, pero dejemos un poco de lado ese tema y centrémonos en las redes como las conocemos hoy en día, es decir, desde la virtualidad.

Las redes sociales surgieron para satisfacer la necesidad de las personas de querer encontrar a antiguos amigos, que en ese momento era casi impensable, pero ahora es una realidad y es relativamente sencillo. 

Con esta idea, en 1995, surgió la primera idea de una red social, llamada ClassMates, la cual todavía existe. 

Este sitio web fue creado originalmente para ayudar a las personas a encontrar a amigos y conocidos de la primaria, la secundaria, la universidad y escuelas militares de Estados Unidos. 

Si bien fue un punto de partida, la primera red social que se apega a lo que conocemos hoy como tal, con chat, perfiles y publicaciones, fue Six Degrees, que nació en 1997. 

Esta es considerada la primera red social moderna porque aquí los usuarios sí podían tener un perfil y agregar a otros usuarios; era ya un formato parecido a lo que conocemos. 

Six Degrees llegó a tener más de 3.5 millones de usuarios activos, pero con el auge de nuevas redes sociales, cerró en 2001. En esa época surgieron páginas como Friendster, MySpace, Hi5, LinkedIn, Facebook, entre otras.

A partir de ese momento, el crecimiento de las mismas fue evidente y comenzaron a tener un impacto cada vez mayor en la sociedad por la necesidad de conectarse con otras personas u organizaciones. 

Y, por supuesto, las empresas no han desaprovechado la oportunidad para comunicarse con su público meta de manera mucho más directa a través de las redes sociales. 

Tipos de redes sociales

Las redes sociales pueden dividirse en categorías según algunas características.

El grupo mayor de esta categorización es aquel que las separa de acuerdo con el público objetivo.

Veamos los grupos de redes sociales según esta característica primero. 

Redes sociales según público objetivo

1. Redes sociales horizontales

Las redes sociales horizontales son aquellas dirigidas al público en general y no tienen una temática específica como tal. 

Su función principal es ayudar a mejorar las conexiones entre las personas. Dentro de este grupo se encuentran las siguientes:

  • Facebook
  • Twitter
  • Orkut

2. Redes sociales verticales

Aquí entran todas las redes sociales especializadas. Hay algunas destinadas al ámbito académico, al ámbito profesional, o a diferentes temáticas como fotografía, música, video, búsqueda de pareja, etcétera. 

Entre las más populares de esta categoría, se encuentran:

  • YouTube
  • LinkedIn
  • Tinder
  • Etcétera

Redes sociales según el sujeto principal de la relación

Esta subclasificación es de las más importantes en cuanto a las redes sociales, ya que se centra en el tipo de sujeto principal de la relación y el objetivo que persigue al utilizar estas plataformas. 

1. Red social de relaciones

Este punto suena un tanto redundante, ¿cierto? Porque las redes sociales son precisamente para relacionarse y es el objetivo de la gran mayoría de ellas, pero hay algunas que se enfocan exactamente en este fin. 

La reina dentro de esta subcategoría es Facebook, que tiene el fin de conectar a las personas, pero también entran otras, como Instagram, LinkedIn y Twitter. 

2. Red social de entretenimiento

Este tipo de red social no tiene como objetivo principal que las personas se puedan relacionar, sino que sirven como medio para que estas puedan consumir diferentes tipos de contenidos. 

Un gran ejemplo es YouTube, que es la plataforma más grande en cuanto a distribución de videos a nivel mundial. El objetivo principal es publicar y visualizar videos. 

También entra aquí Pinterest, que es una red social visual que se usa principalmente para encontrar ideas para proyectos o intereses. Todo esto se da a través de la publicación y el consumo de imágenes.

3. Red social profesional

Se enfocan en crear relaciones profesionales entre usuarios, dar a conocer o divulgar proyectos, vacantes, éxitos de trabajo, currículum, habilidades, entre muchas otras cosas para que conozcan esa parte las empresas que podrían estar buscando perfiles. 

LinkedIn es la red profesional más utilizada y conocida actualmente, pero hay algunas otras, que quizás no tengas en cuenta, como beBee, Xing y Viadeo. 

Además, existen otras redes sociales que no son exclusivamente profesionales pero que se emplean para el mismo fin, como Facebook, Twitter o Instagram, donde puedes encontrar ofertas de trabajo o darlo a conocer. 

4. Red social de nicho

Las redes sociales de nicho se dirigen a un público en específico, sea en el ámbito profesional o a grupos con intereses en común específicos, por ejemplo, deportes, cocina, etc.

Algunos ejemplos de este tipo de red social son TripAdvisor, en la que los usuarios califican y hacen comentarios acerca del sector gastronómico y turístico para ayudar a otras personas. 

Otra es Goodreads, destinada a lectores, donde pueden realizar reseñas de las lecturas que hacen, calificarlas y hacer recomendaciones. 

Los mejores beneficios de utilizar redes sociales

Las redes sociales pueden ser una herramienta sumamente buena y llena de oportunidades tanto para individuos como para empresas. Únicamente debes saber cómo utilizarlas.

Aquí te menciono algunas de las ventajas más importantes de las redes sociales:

1. Ayudan a que tu imagen de marca crezca

La presencia online es algo básico para que llegues a tu público objetivo, pero algunas veces no basta con que tengas un sitio web, sino que hay que complementar con estrategias de redes sociales.

¿Por qué? Porque estas te ayudan a crear una comunidad de seguidores que construyen una relación mucho más estrecha y hacen tu marca mucho más reconocida y grande. 

Además, el hecho de que tus clientes o los usuarios dejen su opinión en las plataformas sociales te ayudará a que la gente te conozca y se decida a realizar la compra.

Es importante, además, que la imagen que muestras en redes sociales sea coherente con tu marca. Y no hablo solo del logo o las imágenes que utilices, el mensaje que transmites debe ir en la misma línea que el de tu web o las comunicaciones con tus clientes.

2. Puedes brindar atención al cliente de manera más eficiente

No es ningún secreto que las personas prefieren cada vez más canales mucho más directos y que no requieran estar esperando en la línea hasta que alguien atienda a su llamado. Buscan más practicidad y eficacia. 

Y en esta tarea, las redes sociales son una clave para que puedas tener una comunicación mucho más rápida con tus clientes o prospectos. 

Asimismo, debes tener en cuenta que no solo debes responder dudas o comentarios positivos, sino también hacer una buena gestión de las críticas. 

3. Más y mejor captación de clientes

Las redes sociales por sí mismas no son un canal de ventas directo, pero te ayudan a llevar a cabo publicidad o a crear una interacción mucho más cercana, lo que puede hacer que consigas clientes.

Muchas marcas han comenzado a explotar las redes sociales para realizar acciones comerciales, como ofertas, concursos, entre muchas otras, con el fin de que conozcan sus productos y llegar a clientes potenciales. 

A través de redes sociales, puedes brindar valor a los prospectos. Si tienes algo que enseñar, este es un canal ideal porque puedes recibir retroalimentación de manera mucho más rápida y directa para ofrecer aquello que desean. 

Además, cada vez más personas buscan las redes y la página de la empresa que les interesa, y estas plataformas influyen en la decisión de compra de tu público objetivo. 

4. Una excelente opción para promocionar tu negocio

Las plataformas sociales son ideales para promocionar tu negocio y tu marca. Una de las ventajas es que no necesitas de una gran inversión para lograr buenos resultados. 

En Facebook, los anuncios tienen un costo que inicia en 10 pesos mexicanos al día y de ahí incrementa según el objetivo de marketing que tengas. 

Pero, ojo, antes de promocionar tu marca en cualquier red social es superimportante que analices en dónde se encuentra tu público objetivo y qué plataformas utiliza, pues solo sabiendo esto podrás elegir los mejores medios sin perder tu inversión.

Uno de los grandes beneficios de utilizar redes sociales para promocionar tu negocio es que te permiten segmentar tus anuncios al máximo, optimizando tu presupuesto. 

5. Posicionas mejor en Google

Las benditas redes sociales no solo te permiten humanizar tu marca y acercarte aún más a tus clientes, sino que te ayudan con el SEO, es decir, el posicionamiento en Google. 

Sin importar si tienes un blog, un sitio web o un ecommerce, las redes son una excelente herramienta para que des a conocer a tu empresa, tus artículos, generes visitas, tengas más interacciones y, por lo tanto, mejoren las métricas. 

El SEO y las redes sociales son dos estrategias de marketing que, generalmente, se consideran independientes, pero cuando se trabajan ambas de la mano se logran resultados realmente positivos y poderosos. 

El pilar fundamental y estratégico de estos dos elementos es crear contenido de valor para tu audiencia. 

Estas son solo algunas de las muchas otras ventajas que brindan las redes sociales, sobre todo, en el ámbito de trabajo, pero hay otras. 

En el artículo Ventajas y desventajas de las redes sociales se aborda más a detalle este tema, así que te invito a leerlo. 

Redes sociales más utilizadas en México

De acuerdo con una encuesta hecha por Statista, entre diciembre 2020 y enero de 2021, la red social con mayor porcentaje de usuarios en México es Facebook. 

Un 97% de las personas encuestadas dijo usar Facebook. En segundo lugar quedó WhatsApp, con un 95%, y en el tercer puesto se ubicó Instagram, con un 73% de los encuestados. 

Actualmente, según información de Marketing4ecommerce, hay 100 millones de usuarios en redes sociales, mismos que pasan, en promedio, 2-4 horas al día en estas plataformas.

Veamos brevemente cuáles son las redes más utilizadas en nuestro país.

1. Facebook

Desde su llegada, en 2004, Facebook se ha posicionado como la red social más popular en todo el mundo. Incluso, hay un famoso dicho en cuanto a las relaciones que dice así “si no está en Facebook es porque no es oficial”, así de grande es la importancia de esta red. 

Se trata de la plataforma más completa y versátil, pues es utilizada para negocios, para conocer gente, para contactar a amigos, familiares y para informarse sobre miles de temas, divertirse, debatir, etcétera.

Cada vez son más las empresas que tienen Facebook y, por supuesto, que lo nutren con contenido de valor para su comunidad de seguidores. 

Esta plataforma es una aliada dentro de las estrategias de marketing, porque permite generar negocios, atraer tráfico y relacionarse con los prospectos y clientes de manera eficaz y rápida.

Hay alrededor de 141 millones de usuarios activos en toda Latinoamérica. 

2. WhatsApp

WhatsApp es la red social de mensajería instantánea más popular de los últimos años. Casi todas las personas que tienen un smartphone tienen también esta aplicación instalada. 

Esta app se ha ido modernizando y adaptando a lo que los usuarios demandan, por lo que en 2017 implementó las Stories, conocidas como WhatsApp Status, donde los usuarios pueden compartir estados que duran 24 horas. 

Actualmente, hay más de 1.200 millones de usuarios activos, pero esta cifra está en aumento desde su fundación, en 2009.

3. Instagram

Instagram fue de las primeras redes sociales que se enfocaron específicamente en los celulares. Ahora es posible acceder a esta plataforma desde la computadora pero, en realidad, está diseñada para utilizarse desde los móviles, pues hay restricciones.

Se trata de la app número uno para compartir fotos y videos entre usuarios. Asimismo, te permite compartir historias que desaparecen en 24 horas e incluye varios filtros, volviendo atractivas las fotografías y las grabaciones.

Aunque en un inicio tenía varias limitantes, después de que Facebook la comprara, en el año 2012, esta red social ha cambiado mucho y ahora es posible compartir fotos en diferentes tamaños, videos, Stories, etcétera. 

Hasta ahora, hay más de 60 millones de usuarios en Instagram y el número sigue en aumento.

4. Twitter

Twitter es una red social que nació en 2006, pero tardó algunos años en despegar y en posicionarse en el gusto de los internautas. En 2009 tuvo su auge y, desde entonces, ha ido subiendo de forma lenta pero segura. 

En un inicio, la premisa de esta red era que todos los mensajes tenían que ser solo de 140 caracteres; sin embargo, estos eran insuficientes y actualmente, se admiten 280.

Twitter se emplea, generalmente, para estar informado. Por una u otra razón, la información llega mucho más rápido a esta red y se viraliza hacia las demás. 

En esta plataforma llega mucha información de calidad en poco tiempo, lo que te da acceso a más y mejores fuentes sobre casi cualquier tema: deportes, política, música, etcétera.

Hay alrededor de 320 millones de usuarios en todo el mundo. 

5. LinkedIn

LinkedIn es la red social corporativa más grande del mundo. Su enfoque no son las relaciones personales, sino más bien los contactos profesionales y con las empresas. 

Esta plataforma es utilizada por miles de compañías para reclutar a profesionales, compartir e intercambiar experiencias laborales en comunidades y muchas otras actividades relacionadas con el mundo corporativo.

Desde su fundación, en 2002, fue tomando fuerza y en la actualidad, hay más de 23 millones de usuarios en esta red social en Latinoamérica y, según Forbes, cada mes se suman, en promedio, 100 mil mexicanos. 

6. Facebook Messenger

Messenger es la app de mensajería instantánea de Facebook. Se añadió en 2011 y después, en el año 2016, se optó porque fuera una plataforma independiente.

Luego de esta separación, la descarga de esta red social se volvió obligatoria para los usuarios de Facebook vía móvil, por lo que el número de descargas aumentó significativamente. 

Además de funcionar como aplicación de mensajería instantánea, Messenger cuenta con la opción de Stories, y como parte de los negocios o empresas, cuenta con características útiles, como bots y respuestas inteligentes y automatizadas.

Más de 1.200 millones de personas utilizan Messenger en la actualidad.

7. YouTube

YouTube es la red social más grande en todo el mundo en cuanto a videos online. Cuenta con más de 2.290 millones de usuarios activos, lo que representa un crecimiento del 14.55% respecto del año pasado.

Esta plataforma fue fundada en 2005 por Steven Chen, Chad Hurley y Jawed Karim y lo que la llevó al éxito fue que Google la compró en 2006 por la nada despreciable cantidad de 165 mil millones de dólares. 

Esta red social tiene 1.000 millones de horas de vistas de videos cada día; el 70% de las personas utiliza la plataforma desde el celular y de ellas, el 46% es mujer y el 54%, hombre. 

Es tan grande esta plataforma que el año pasado tuvo un valor de marca de 37.847 millones de dólares, de acuerdo con información de Brand Finance.

8. Pinterest

Pinterest es una red social de fotografías que te permite generar carpetas para ir guardando todo aquello que te gusta o que te inspira. 

Esta plataforma está llena de ideas y tú también puedes subir imágenes o colocar links que manden a URL externas. 

Algunos de los temas de mayor popularidad son moda, maquillaje, arquitectura, diseño, bodas, ejercicio, etcétera. La mayor parte de los usuarios es mujer y cuenta con más de 100 millones de personas activas.

9. TikTok

TikTok es una red social que fue lanzada en 2016, pero apenas se popularizó en el año 2020 gracias a la pandemia y a la creatividad y la ociosidad de las personas. 

De acuerdo con algunas estadísticas, a enero de 2021, esta plataforma tiene 689 millones de usuarios activos cada mes en todo el mundo, lo que la convierte en la séptima red social más popular y grande en cuanto a usuarios, colocándose por encima de Twitter y Pinterest. 

Para que tengas una idea más clara de cómo ha sido el crecimiento de TikTok, a Instagram le llevó 6 años, aproximadamente, desde su lanzamiento, obtener el mismo número de usuarios activos que TikTok consiguió en menos de 3 años. 

Facebook, el gigante de las redes, se tardó cuatro años en lograr lo que consiguió TikTok. 

Cómo elegir la mejor red social para tu negocio

Ahora que sabes qué son las redes sociales, cuáles son algunas de sus ventajas y cuáles son las más populares, me gustaría pasar a un tema sumamente importante: la relevancia de las redes sociales en tu estrategia de marketing en tu negocio. 

Quiero pensar que ya reconoces que contar con redes sociales profesionales no es algo accesorio, sino sumamente importante. Pero puedo comprender que sea confuso para ti decidir qué red social es la indicada para iniciar.

Por ello, quiero indagar en este tema para que, al final, sepas exactamente por dónde comenzar y le des un buen rumbo a tu empresa en cuestión de redes sociales. 

Anteriormente, dije que Facebook es una red esencial para casi cualquier empresa y que LinkedIn se enfoca mucho más al reclutamiento, pero las cosas no son tan simples como parecen, aunque tampoco hay por qué espantarse. 

A continuación, te voy a mencionar algunos de los primeros pasos que debes dar para tomar una buena decisión en cuanto a qué redes sociales son convenientes para tu negocio. 

1. Indaga e investiga cada red social

El primer paso que debes dar para comenzar a explotar los beneficios que te he mencionado en este artículo, es comenzar a investigar sobre lo que cada red social te permite hacer, cómo te ayuda y de qué manera la puedes utilizar a tu favor. 

Existen cientos de ebooks, PDF, artículos, videos y demás recursos que son bastante útiles para llevar a cabo este primer paso. Busca muchas referencias, contrasta e infórmate a través de fuentes confiables. 

Solo de esta forma vas a poder sumergirte y entender cómo funciona cada plataforma, qué tanto te conviene invertir en ellas, qué ventajas y desventajas tienen y sabrás cuál o cuáles de todas ellas se ajusta a tus objetivos y a tu capacidad de inversión. 

2. Conoce a tu buyer persona

Para poder decidir qué red social es la que debes explorar y explotar, es necesario que sepas quién es tu público, qué hábitos online tiene, en qué redes está presente, cuáles le gustan para contactar empresas, cómo utilizan las redes, etc. 

Para tomar una buena decisión, tienes que ser lo suficientemente inteligente y dedicado para responder estas preguntas y optar por aquellas en las que vale la pena invertir todo tu esfuerzo y tu dinero. 

Tu buyer persona es el centro de toda tu estrategia y cada dato o cualquier información acerca de ella es importante. Aquí te dejo este artículo por si no sabes cómo construir a tu buyer persona

Una de las acciones que puedes poner en práctica es mantener conversaciones con tus clientes actuales y potenciales para que sepas qué redes sociales están utilizando en su día a día.

Después de analizar y elegir, es momento de que crees los perfiles. No olvides que lo mejor es crear una página para tu empresa y no un perfil. Aprovecha que en redes sociales existe esa diferencia.

3. Investiga y analiza a tu competencia

Cualquier estrategia y esfuerzo de marketing para un negocio requiere una investigación sobre las marcas que son parte de tu competencia. 

Toda esta información te ayuda en el proceso, así que responde preguntas como ¿en qué redes sociales tienen presencia? ¿hacen una buena gestión de las mismas? ¿qué tipo de contenido o publicaciones comparten?, etcétera.

Aquí lo importante es que realices un análisis crítico de la presencia que tienen marcas competidoras en las redes sociales para que encuentres el modo de diferenciarte de lo que ya existe en el mercado. 

No tienes que encontrar el hilo negro, no te vayas a extremos, pero algo pequeño puede marcar la diferencia. Por ejemplo, puedes crear dinámicas cada determinado tiempo para aumentar la interacción, puedes lanzar ofertas en ocasiones especiales y para determinados usuarios, como por ejemplo, los más destacados. 

4. Traza un plan o calendario de publicaciones

Quizás suene cruel pero es muy real: de nada sirve que tengas presencia en todas las redes sociales si no vas a actualizarlas de manera continua, haciendo que tus usuarios o seguidores se olviden de ti. 

Tienes que tener un plan previamente trazado para nutrir cada una de ellas y para hacer publicaciones frecuentes. Por ejemplo, si optas por YouTube, tienes que asegurarte de que tus videos sean informativos y que sean de calidad. 

No vale la pena entrar a todas las redes sociales solo para estar ahí y cumplir con los requisitos de la “presencia online”. Mejor centra tus esfuerzos en aquellos canales que valen la pena y enfócate. 

Para esta decisión, es importante realizar los pasos previos, así sabrás a ciencia cierta qué canales te conviene nutrir y en cuáles no vale la pena invertir tiempo. 

Nunca debes perder de vista el objetivo que persigues al estar en una red social u otra, por ejemplo: 

  • Divulgación de la marca
  • Crear un canal de comunicación con los clientes
  • Educar a los usuarios por medio de contenido
  • Vender
  • Etcétera

Lo ideal es que tengas claros tus objetivos para que realmente te enfoques y, por supuesto, estos tienen que estar relacionados con el momento por el que atraviesa tu compañía en la actualidad.

Asimismo, no te preocupes si cambian las cosas con el tiempo; es totalmente normal. Las estrategias tienen que ir adaptándose con el paso de los meses. Cuando veas que el objetivo se alcanzó, puedes ir enfocándote en otras metas. 

Es muy importante definir para qué vas a publicar cada contenido e ir variando el tipo de material publicado para generar interés en tus seguidores y no aburrirlos con lo mismo. 

Puedes utilizar recursos como:

  • Ebooks
  • Post en blog
  • Webinars
  • Videos institucionales
  • Post de fechas conmemorativas
  • Imágenes o GIFs
  • Etcétera

5. Enfócate en la producción de contenido

Muchas veces se piensa que producir contenido es fácil y que lo único que se tiene que hacer es promover y publicar el material creado en los blogs y en la página web y solo compartirlo, pero no es tan sencillo. 

Lo importante y lo ideal es que se produzca contenido directamente en las redes sociales, en formatos que sean diferentes a los que se utilizan en otros medios para darles algo extra a nuestra comunidad. 

Para ello, hay que tener en cuenta cuál es el objetivo de tu público al estar en cierta red social. Para la mayoría de usuarios, uno de los fines es consumir contenido, entretenerse e informarse. 

Así que tienes que pensar en todo esto a la hora de crear materiales, para satisfacer sus necesidades y brindarles lo que quieren recibir. 

Otro de los elementos que debes considerar es la capacidad que tienen algunos contenidos, si se manejan bien, de viralizarse, pues las redes sociales cuentan con una gran capacidad de difusión. Aprovecha esto y trata de crear contenido útil, valioso y relevante.

Asimismo, no olvides que las redes son un canal multimedia y cuanto mayor sea la diversidad de formatos que ofreces, más beneficios puede traer eso a tu empresa y a tus seguidores. 

Varios estudios, como el hecho por Buffer hace algunos años, indican que un contenido visual tiene 40 veces más probabilidades de ser compartido en las redes sociales que los demás tipos de materiales, así que ojo. 

6. Explota las redes sociales al máximo

Las redes sociales no solo sirven como canal para comunicarte con tus clientes potenciales y actuales, sino también para iniciar y cerrar negocios. 

Si quieres emprender una estrategia Inbound para la generación de leads, por ejemplo, tienes que enfocarte en...

  • Definir qué personas son más relevantes para tu negocio

Este paso es fundamental para que se reduzca el costo por lead calificado. El objetivo de este primer paso es enfocarse en los leads que realmente tienen potencial para convertirse en tus clientes.

Por favor, nunca intentes abarcar a todo el mundo. Tu target jamás puede ser todo el mundo. Ese error solo va a hacer que tu estrategia se venga abajo desde el inicio y será tiempo valioso perdido. 

Después de hacer esto, tienes más probabilidades de comenzar a generar leads cualificados con una alta probabilidad de volverse clientes. 

Puedes emprender diferentes acciones para conseguir tu objetivo, como:

  • Publicar los links de tus landing pages en distintas redes sociales
  • Crear buenos copys para que los usuarios den clic
  • Emplear videos o infográficos relacionados con tus ofertas

Todo va a depender de la o las redes sociales que decidas utilizar. Por ejemplo, en Instagram, puedes usar las Stories, ya que los perfiles empresariales tienen la opción de insertar links para que dirijas a los usuarios a una página o a una landing. 

SAC 2.0, la mejor opción para agilizar atención al cliente

Para aprovechar al máximo todo lo que las redes sociales ofrecen como medio de comunicación o canal para brindar atención a tus clientes, es importante conocer algunas herramientas disponibles, como es el caso de SAC 2.0.

SAC 2.0 surgió en el año 2015 y se trata de una forma rápida y efectiva de conversar con tus prospectos o clientes para despejar dudas o atender quejas. Este servicio se adapta a varias redes sociales, como Facebook y Twitter.

Lo que busca este servicio es tratar de resolver los problemas de los clientes de manera muy rápida y no dejar pasar demasiado tiempo o ignorar sus peticiones o preguntas. 

Este sistema no se limita a redes sociales, pero sí es utilizado con mayor frecuencia en estas plataformas debido al contacto que se suele establecer, que es mucho mayor que el que se da a través de formularios en sitios web. 

7. Monitorea y analiza las redes sociales

Siempre que se pone en acción una estrategia de marketing, es importante y vital que exista un monitoreo de la misma. 

En este caso, tienes que dar seguimiento a las redes sociales activas, buscar palabras clave que están relacionadas con tu negocio o el sector en el que te desenvuelves profesionalmente. 

Esto es fundamental porque te va a ayudar a descubrir qué palabras llevan a tus contenidos en tu página para que sepas qué utilizar y qué no en tus publicaciones. 

Una vez que hayas hecho esto, tienes que medir qué tan buena gestión está teniendo tu empresa en las redes sociales. ¿Cómo? Muy sencillo: analizando los resultados.

Para esto, tienes que definir qué métricas vas a analizar y por qué. Siempre elige aquellas que son significativas y que realmente van a reflejar lo que estás consiguiendo, según los objetivos que tengas.

Algunas de las principales son:

Impresiones

Es el número de veces que determina publicación se muestra a tu audiencia. Siempre trata de optimizar tus publicaciones para que tengan cada vez más vistas. 

Puedes ir probando diferentes variables, como la hora en que publicas para aumentar las impresiones y conseguir más y mejores resultados en tu embudo de conversión.

Número de clics

Esta métrica es muy importante para que midas el desempeño de tus posts, pues uno de los objetivos suele ser generar tráfico a otros canales específicos de generación de oportunidades para tu negocio. 

A partir de este indicador, vas a poder optimizar más tus posts para que tu audiencia haga cada vez más clic en ellos y, posteriormente, se convierta en lead. 

Igual que sucede con las impresiones, existen algunos elementos que pueden ayudarte a conseguir que tus publicaciones sean más atractivas; por ejemplo, las imágenes utilizadas o los Call to action (CTA).

Tasa de conversión

La cantidad de conversiones de visitantes es una de las métricas más importantes durante el uso de las redes sociales como parte de tu estrategia de marketing.

¿Por qué? Porque muestra la efectividad del canal en cuestión, esto es, el número de leads que se generaron a través de redes. 

Si analizas estos indicadores o aquellos que consideres importantes para tus objetivos, es mucho más fácil que detectes fallos y que implementes mejoras o cambios continuos durante la ejecución de tus estrategias en redes sociales.

Por ejemplo, si te das cuenta de que el número de seguidores o el alcance de tus publicaciones está en aumento, pero que el tráfico hacia tu sitio desde las redes sociales está disminuyendo, es probable que haya algo que hacer para mejorar los números.

Puedes realizar pequeños cambios en tus publicaciones, como mejorar la descripción o utilizar diferentes tipos de imágenes o recursos para generar más visitas. 

Es normal que existan estas inconsistencias al inicio, pero es muy importante que las detectes a tiempo para que realices modificaciones y así puedas obtener lo que realmente deseas a partir de todos los esfuerzos que realizas. 

Principales métricas de redes sociales a considerar

Continuando con el punto siete de cómo elegir la mejor red social para tu empresa, que tiene que ver con la medición y el monitoreo, es importante que tengas en mente cuáles son las principales métricas a considerar cuando pones una estrategia de esta naturaleza en marcha. 

Esto te va a ayudar a entender aún más la importancia que tienen los datos y el análisis de los resultados para una estrategia. Así que veamos cada una de ellas.

Alcance

El alcance es lo que te va a permitir saber cuántos usuarios alcanzó cada una de tus publicaciones. Ojo: esto no significa que ese número interactuó con tu post ni que realmente la leyó, así que no te confundas. 

Seguro, ahora te preguntas ¿y entonces por qué es importante este indicador? Muy fácil: te va a ayudar a entender cómo se están desempeñando tus publicaciones según el algoritmo de Facebook o de otra red social que prefieras. 

Teniendo este dato en mente, vas a poder adecuar tu estrategia y optimizar aquello que sea necesario para que tengan un alcance mucho mayor y tengas mayor oportunidad con tu público.

Tráfico

Si el contenido que publicas en redes sociales no está generando tráfico hacia tu sitio web o tu blog, debes prestar atención porque significa que algo no está funcionando. 

Antes de comenzar a diseñar una estrategia, tienes que entender cómo puedes llevar a los usuarios por el embudo de tu empresa. Este punto es relevante porque se relaciona con la adquisición de clientes o prospectos. 

Interés generado

El interés generado a través de redes sociales es uno de los indicadores más relevantes que debes revisar porque está ligado con los ingresos. 

Existen varias formas de medir este elemento, como:

  • Compartiendo contenido privado
  • Creando eventos en redes sociales que requieren registro
  • Empleando publicidad en redes sociales para ofrecer demostraciones o pruebas gratuitas

El interés generado te va a permitir saber quiénes son realmente los que siguen tu marca y están dispuestos a interactuar contigo y brindarte datos mucho más valiosos que solo un like o un share. 

Crecimiento del canal

Cuanto más grande sea tu base de seguidores, tienes más probabilidades de llegar a más y más personas, pero tienes que estudiar muy bien este número porque no siempre el crecimiento de tus redes sociales significa un crecimiento de interés o de alcance.

Esto realmente va a depender de tus esfuerzos y tu enfoque para realizar acciones y cambios para que esto suceda y que ese número de seguidores en aumento se relacione con algo positivo en cuanto a imagen e ingresos o clientes.

Métricas de vanidad

Las métricas consideradas de vanidad suelen ser de las primeras que notas cuando implementas una estrategia en redes sociales, pero debes ser consciente de que realmente no son tan relevantes. 

Se trata de números que seguramente te van a provocar satisfacción y es bonito y está bien, pero esas cifras no traen resultados reales a tu empresa. 

Está genial que una publicación consiga miles de likes y eso demuestra que gustó, pero eso no te ayudará a tomar una decisión ni brinda insights sobre acciones futuras. Así que no dediques demasiado tiempo en ellas.

Herramientas de publicidad en redes sociales

Ahora que ya sabes qué métricas considerar y cómo elegir la red social o las redes sociales ideales para tu negocio, pasemos al tema de la publicidad, que puede ayudarte a empujar tu estrategia. 

Las redes sociales son muy útiles para tu negocio si las sabes manejar, pero no es lo único que puedes hacer a través de ellas. También existen algunas herramientas que puedes explorar y explotar en cuanto a publicidad para aumentar los resultados.

A través de redes sociales se pueden llevar a cabo dos tipos de acciones: publicaciones orgánicas, es decir, que no cuestan dinero, y publicaciones de pago, que requieren de cierta inversión para llegar a un público más amplio, que va más allá de los seguidores de una página o red social.

Este tipo de publicidad se conoce como Social Ads y se puede implementar en distintas redes, como Facebook, Twitter, LinkedIn, YouTube, Instagram, entre muchas otras. 

Veamos algunas de las opciones…

Anuncios

Registrar tu empresa o marca en las redes sociales y producir contenido no es garantía de que vas a llegar a todas las personas que deseas o con las que estás conectado. Ojalá fuera así de sencillo, pero no lo es. 

Esto se debe a que las principales redes emplean algoritmos que funcionan para filtrar lo que los usuarios ven en su timeline, brindándoles contenido de forma orgánica solo a una parte de los usuarios que siguen a tu compañía. 

Por supuesto que puedes tener éxito mediante el uso de las redes sociales de forma orgánica, pero si empleas anuncios de pago, tienes la posibilidad de potenciar tus acciones y escalar tus resultados en un tiempo más corto. 

Lo único que tienes que tener en cuenta es que debes gestionar muy bien tu inversión para dirigirla hacia donde dé buenos resultados. Si no, estarás perdiendo tiempo y dinero. 

Facebook Ads

Facebook es actualmente la red social más grande con más de 2 mil millones de usuarios, por lo que es común que las empresas decidan tener presencia siempre en esta plataforma. 

A lo anterior, hay que agregar que el costo de inversión inicial suele ser bajo, pues se pueden hacer campañas por solo 1 dólar al día; esta cantidad sube en función de tus objetivos y lo que quieres. 

Además, es muy buena opción por su potencial de segmentación y de medición, siendo de las redes sociales favoritas de los negocios cuando se trata de patrocinar links. 

Hasta 2020, Facebook anunció que tenía más de 10 millones de anuncios activos. 

Checa este artículo que hicimos para que tengas una idea más clara sobre qué es y cómo funciona Facebook Ads.

Instagram Ads

Luego de que Instagram fuera adquirida por Facebook, el tema de los anuncios comenzó a tomar fuerza también en esta red social. El primero en aparecer fue uno de la marca Michael Kors, que fue considerado un éxito en cuanto a la visibilidad conseguida.

A partir de ese momento, los anuncios fueron liberándose para las grandes marcas, hasta ser accesibles para cualquier empresa o negocio, sin importar si estaba o no presente en Instagram. 

En la actualidad, lo único que necesitas para anunciarte en Instagram Ads es tener una cuenta de anuncios en Facebook. 

Como en cualquier otra red social, tienes que enfocarte no solo en el volumen de usuarios, sino que debes tener una estrategia detrás bien estudiada y dirigida, además de conocimientos básicos de buenas prácticas para hacer buen uso de la publicidad pagada.

Este artículo puede interesarte: Cómo dar a conocer un producto en Instagram

LinkedIn Ads

LinkedIn Ads no es una plataforma de publicidad tan explorada por los anunciantes porque se trata de un ámbito mucho más profesional, pero también puede ser aprovechada dentro de tu estrategia de marketing digital.

Para anunciar en LinkedIn solo debes tener un perfil con acceso a la Company Page de la empresa anunciante. 

Si ya has tenido experiencia con otras plataformas de este tipo, como Facebook, no será nada difícil entender cómo hacer el proceso, pues funciona también en el formato self service, esto quiere decir que tú eliges el tipo de anuncio, el público y la forma de pago. 

Una vez que te hayas registrado, tienes que elegir entre tres formatos de anuncios: 

  • Text Ads: son anuncios de texto con una imagen pequeña que se muestra en casi todas las páginas de LinkedIn.
  • Sponsored Content: es contenido patrocinado que se exhibe en la línea del tiempo de tu público objetivo.
  • Sponsored InMail: son mensajes patrocinados que se envían de manera directa a la bandeja de entrada de los usuarios (se cobra por disparo).

Estos son los formatos más populares dentro de LinkedIn Ads, pero existen algunos más, como Display, que se deben contratar bajo demanda. 

Twitter Ads

Twitter Ads llegó al mercado en 2010, cuando se exhibió el primer tweet promovido en los timelines, exactamente en abril.

Un mes después surgieron los temas patrocinados y los trending topics y para octubre de ese mismo año Twitter empezó a promover perfiles de manera patrocinada; la primera cuenta promovida fue la de @Xbox. 

A partir de ahí, Twitter comenzó a funcionar como una red social también con publicidad pagada y, actualmente, posee una plataforma self service para desarrollar anuncios. 

En esta puedes configurar tus campañas dependiendo de tus objetivos:

  • Campañas de seguidores
  • Campañas de clics o conversiones
  • Leads
  • Visualización de video
  • Entre otras

Si te interesa utilizar Twitter Ads, te dejo la página de Twitter para empresas, donde puedes encontrar toda la información relacionada con los anuncios para que empieces a invertir en publicidad en esta red social. 

YouTube Ads

A pesar de que los anuncios pagados en YouTube han sido objeto de críticas constantes, la realidad es que cada vez más empresas y negocios los utilizan. 

Es tanto el impacto que tienen que, hoy en día, es casi imposible ver un video sin tener que esperar unos segundos viendo un comercial para continuar con la reproducción. 

Si quieres emplear la publicidad a través de esta red social y no verte tan afectado por las críticas, es importante que plantees muy bien tu estrategia y decidas qué será exhibido en la plataforma. 

De esta manera, puedes conseguir resultados positivos con la publicidad pagada a través de esta plataforma. 

Tienes que saber elegir entre los diferentes anuncios que ofrece YouTube:

  • Anuncios in-stream que se pueden omitir
  • Anuncios in stream que no se pueden omitir (aquí entran los anuncios bumper)
  • Anuncios video discovery, que antes eran conocidos como in-display
  • Anuncios que no son de video, es decir, son superposiciones o banners

Cómo generar y producir contenido para tus estrategias en redes sociales

Si cuentas actualmente con una estrategia de marketing de contenidos, es casi seguro que inviertes en redes sociales, ¿o me equivoco? 

Finalmente, estas plataformas son fundamentales para propagar tu contenido y hacer que llegue a muchos más rincones, ganando mayor relevancia.

Esto suena bastante sencillo, pero realmente alinear ambas estrategias (contenido y redes sociales) requiere de mucho trabajo, planificación y, sobre todo, consistencia para dar buenos resultados.

Además, tienes que adoptar algunas buenas prácticas para que tus publicaciones sí sean compartidas por tus seguidores y consigas un mayor alcance. Ahora te menciono un par. 

Consejos para tus publicaciones en redes sociales

  1. Realiza imágenes específicas según tus blog posts que incluyan la palabra clave en la creación, pues esto sirve para que tus lectores se den cuenta de qué van a recibir o encontrar si dan clic.
  2. Actualiza el título que empleas en tus redes sociales, enfocándote en cómo puedes llamar la atención de tus seguidores para que sea más interesante y genere más tráfico. Ojo: no se trata de caer en clickbait. 
  3. Emplea una descripción llamativa que aparezca como copy para decirle a tus lectores, de manera breve, qué esperar si leen tu contenido. 

Los mejores contenidos para redes sociales

Si bien las redes sociales deben nutrirse con diferentes formatos y tipos de materiales, existen algunos que suelen desempeñarse mucho mejor que otros porque corresponden con lo que buscan los cibernautas. 

A continuación, te voy a mencionar algunos de ellos para que los consideres dentro de tu estrategia y tengas más probabilidades de triunfar en el proceso.

1. Videos

Los videos son y seguirán siendo una parte fundamental dentro del marketing de contenidos y en las redes sociales. Si no me crees checa esta estadística:

De acuerdo con Cisco, el 80% del tráfico se va a basar en los videos ¡es demasiado! Así que no puedes dejarte este formato de lado dentro de tus redes para incrementar la interacción con tu audiencia y colocarte en el gusto de los usuarios.

Sé que producir videos no es lo más fácil ni lo más rápido del mundo, pero tienes que ser creativo para poder generar contenido en este formato cada cierto tiempo para atrapar a tu público de manera más interactiva. 

Trata de que los videos 

  • Sean cortos y agradables: los usuarios de YouTube prefieren los videos cortos (alrededor de 40-50 segundos).
  • Sean educativos, didácticos y valiosos para tu audiencia.

2. Imágenes

Las imágenes son uno de los contenidos visuales por excelencia. No por nada los posts que incluyen este elemento reciben hasta un 94% más de visitas. 

Sin duda, las imágenes no pueden quedar fuera de tu estrategia para redes sociales. Además, son fáciles de construir y suelen ser muy compartidas si brindan información valiosa y son atractivas en cuanto a diseño. 

Por si esto no fuera suficiente, son ideales para cuestiones de SEO, pues si las nombras correctamente, creando una asociación con tu empresa, te pueden ayudar a posicionar tu marca.

3. Gráficos y tutoriales

Si deseas compartir datos o estadísticas con tu audiencia en redes sociales, no hay mejor formato que los gráficos, pues te permiten comunicar las cifras de una forma más rápida, visual y atractiva. Asimismo, facilitan el entendimiento de la información.

Esto también aplica para cuando quieres dar instrucciones o tutoriales sobre cómo hacer algo. Recuerda que estamos en la era en la que lo visual pesa mucho más, así que puedes plantearte hacer un video o una imagen en lugar de un texto de más de 3,000 palabras. 

4. GIFs

No nos engañemos, los GIFs gustan cada vez más y suelen ser bastante comunicativos y efectivos y esto también aplica en redes sociales, ¿por qué no usarlos? 

Estos son especialmente útiles para cuando las personas no tienen tiempo suficiente para visualizar un video de más de 60 segundos, pero que sí pueden ver un GIF de 2-5 segundos. 

Además, estas animaciones pueden ayudarte mucho para posicionar tu marca porque incrementan el engagement, así que plantéate seriamente la posibilidad de incluirlos en tus estrategias de redes sociales. 

Una de las empresas que los usa es Mailchimp, que suele emplearlos para interactuar con su público ¿y sabes qué es lo mejor? ¡Le funciona! Entonces, ¿por qué a ti? ¡Inténtalo!

5. Memes

Los memes llegaron para quedarse, y qué bueno, ¿no? Pues no solo funcionan y son efectivos, sino que también son perfectos para atraer tráfico porque a los usuarios les gusta compartirlos. 

Además, son muy fáciles de crear y de adaptar a lo que tu negocio o empresa brinda. 

Es tanto el impacto que han tenido que, incluso, ya existe lo que se conoce como memejacking o marketing con memes.

Lo único que debes considerar para tener éxito al implementar este tipo de contenido es que sean actuales para que tu audiencia los entienda y realmente quiera compartirlos. 

No tengas miedo de añadir contenido divertido en forma de memes en tu estrategia de redes sociales. Ponlo a prueba y verás el cambio que generas. 

Lo realmente importante es que no solo te dediques a compartir lo que generas para tu sitio web, sino que crees diferentes formatos para no aburrir a tus lectores ni vuelvas monótona tu página en redes. 

Evidentemente, el contenido creado y alojado en tu sitio es muy importante, pero no es lo único que debes compartir. 

Imagina que escribes 3 artículos por semana, ¿qué vas a hacer el resto de los días? ¿Vas a dejar tus redes sociales sin contenido? Por supuesto que no, por eso debes pensar muy bien en una estrategia para manejar tus contenido de manera inteligente. 

Una de las mejores formas de gestionar las publicaciones en redes sociales es a través de los calendarios editoriales. Enseguida te explico cómo hacerlo. 

Cómo elaborar un calendario editorial para redes sociales

El calendario editorial de redes sociales suele ser distinto de los calendarios editoriales tradicionales porque incluye diferentes tipos de contenido y formatos. 

Como ya te dije, es probable que la producción de contenido de tu blog no baste para mantener tus redes sociales actualizadas cada día, pero no te preocupes: es muy normal. No somos robots y muchas empresas no cuentan con muchos redactores.

Sin embargo, tienes que buscar la manera de resolver este tema, planeando y distribuyendo el contenido de manera inteligente. Esto se consigue con un calendario editorial bien planteado. 

Si quieres saber cómo crear uno y qué debes considerar al construirlo, aquí te lo digo. 

1. Selecciona el formato que mejor funcione para tu empresa

Este es uno de los pasos más importantes porque será la base para todo lo demás. Es el punto de partida en esta tarea. 

Sin importar si vas a utilizar plantillas o cualquier otro formato, tienes que optar por la opción que te vaya a servir y que sea escalable según tus objetivos y el crecimiento que proyectes de tu estrategia. 

Puedes utilizar un calendario descargado de algún sitio o una planilla de Excel, pero lo que no debes dejar pasar es documentar todo lo que vayas haciendo para tener un control y dar seguimiento a tu calendario. 

2. Ten claro a tu público objetivo

Todo lo que tiene que ver con las redes sociales, desde un enfoque de negocio, tiene que estar relacionado con tu persona; por ello, es muy importante que te enfoques en investigar sus hábitos dentro de cada una de las plataformas que decidas nutrir.

Algunos aspectos que debes considerar son ¿en qué horario está más activo en redes sociales? ¿Con qué frecuencia revisa sus redes? Esto te va a servir como guía para planear tus publicaciones y los horarios, que son clave para lograr buenos resultados.

3. No limites tu creatividad

La creatividad es un elemento indispensable cuando se trata de crear un calendario editorial para redes sociales; incluso, si te has topado con alguna vacante de este tipo, como social media, seguro que leíste entre los requisitos “creativo”. 

Esto se debe a que los estrategas de redes tienen que saber crear contenidos interesantes para tus usuarios, algo que va más allá de los contenidos que brindas en tu blog, como videos, consejos, conjunto de imágenes, etcétera.

Una buena manera de diversificar los post es usando infografías con información previa sobre el texto o contenido que se va a mostrar. Aquí se debe ser inteligente para no brindar datos de más, sino solo generar curiosidad en los lectores para que lo abran. 

Además de los contenidos informativos y que brindan valor a tus seguidores, es importante que se creen algunos enfocados en mostrar información sobre tu empresa, quiénes forman parte de ella y demás elementos para ir ganando terreno y brindar confianza. 

4. Monitorea y realiza los ajustes necesarios

Cuando se trata de estrategias, sin importar de qué sean, siempre es importante que lleves un control sobre los resultados, cómo evolucionan y cómo se deben ir adaptando a lo que las personas buscan en estos medios.

Por ello, es fundamental que seas flexible para que vayas realizando cambios en las publicaciones, por ejemplo, en cuanto a horario o formato. Incluso, tienes que estar abierto a cancelar los contenidos que no dan resultados, aunque no te guste. 

Ser cerrado y rígido con tu calendario de redes sociales no te va a ayudar en nada; al contrario, puede echar por la borda tu estrategia, así que mejor sé consciente de que las cosas pueden tener que cambiar.

¿Invertir en redes sociales? Esto destinan algunos países en publicidad

El crecimiento de las redes sociales ha sido exponencial y sigue aumentando su alcance día con día. 

En Latinoamérica, las redes tienen una presencia importante, incluso, mucho más grande que en el continente europeo o algunos países de este, tal como lo apunta el informe Digital 2019: El uso global de internet se acelera, hecho por We Are Social al lado de Hootsuite.

En la actualidad, no se puede concebir una estrategia sin considerar el trabajo de las redes sociales en la misma y, entre más tiempo pasa, se afianza más esta idea, por eso es sumamente importante invertir en redes sociales, pero hacerlo bien para que tengas éxito. 

La fuerte presencia de las redes sociales en el día a día de la gente hace que las inversiones de marketing en este medio cada día sean mayor, no solo por la popularidad que van ganando, sino por los resultados que se pueden conseguir a partir de pequeñas inversiones. 

Yendo un poco hacia los números, un estudio realizado por Merca 2.0 en 2019 señaló que Estados Unidos es el país que más dinero invierte en este tipo de medios de divulgación. En ese año, invirtió alrededor de 32.4 mil millones de euros.

Después está China, que aunque no usa las mismas redes sociales que nosotros, demostró que el impacto es el mismo, por lo que invirtió en 2019 cerca de 13.4 mil millones de euros. 

Los números son sumamente altos, pero sirven para demostrar la fuerza que están adquiriendo las redes sociales en cuanto a publicidad. Por ello, cada vez más negocios están invirtiendo para divulgar a través de estos medios.

¿Cuánto deberías invertir en redes sociales?

Para empezar, déjame decirte que en este apartado no te voy a dar una cifra exacta del monto que deberías invertir en redes sociales porque para llegar a un número preciso debes tomar en cuenta diversos factores, mismos que te voy a explicar. 

Lo que sí vas a encontrar aquí es un rango mínimo con el que puedes comenzar a utilizar este tipo de difusión. 

El monto mínimo para empezar a hacer una campaña publicitaria en Facebook, por ejemplo, es de 30 dólares mensuales. Solo ten en cuenta que los resultados van a depender totalmente del objetivo que persigas y de otras estrategias relacionadas con la compra de anuncios.

Por ejemplo, si estás iniciando en el mundo de los negocios, lo recomendable es que comiences invirtiendo poco: alrededor de 10 dólares por semana serán suficientes para obtener lo que buscas. Únicamente tienes que realizar una segmentación adecuada del público y brindar contenido innovador y, sobre todo, útil.

Aquí lo más importante no es tanto el dinero invertido sino la constancia que tengas para impulsar tu negocio por medio de redes sociales.

De nada va a servir que inviertas 100 dólares un mes y luego no lo hagas más ni alimentes tus perfiles en redes. Mejor empieza con una cantidad menor, pero que puedas mantener en el largo plazo. 

Ahora, si se trata ya de una empresa consolidada en el mercado y lo que buscas es incrementar las ventas en determinado porcentaje, por ejemplo, en un 30%, tienes que invertir más dinero, pues 10 dólares a la semana no va a traer los resultados esperados. 

En realidad, como ya se mencionó y como has podido ver, la inversión siempre va a estar sujeta al objetivo que tienes y los resultados que estás buscando. Lo mejor es que vayas experimentando y que aumentes o disminuyas la inversión según veas los resultados. 

Conclusión

Si has llegado hasta este punto, ¡gracias y felicitaciones! Ahora lo único que tienes que hacer es aprovechar lo que aprendiste y comenzar a ponerlo en práctica según lo requieras.

Como has podido ver, las redes sociales pueden ser una herramienta muy valiosa, pero se necesita de más elementos para crear una buena estrategia de marketing; de hecho, estas son el último paso. 

Antes, debes crear tu punto fuerte a través de contenido en tu blog, crear una estrategia de palabras clave y demás elementos que pudiste conocer en esta entrada. 

Así que ¡pon manos a la obra y agrega las redes sociales a tu estrategia para potenciarla!