Lanzar un nuevo producto/servicio al mercado, o bien posicionar alguno ya existente, requiere un plan de marketing.

Hay ciertos aspectos a considerar antes de comenzar con la campaña; aspectos que debes tener en la mira para monitorear y medir durante y después de la estrategia. 

La medición y el seguimiento son fundamentales para una correcta toma de desiciones cuando sea el momento de dar un siguiente paso.

Si hablamos de marketing tradicional, esta tarea resulta un tanto especulativa e inexacta, pero si se trata de marketing digital o mejor aún, Inbound Marketing, el monitoreo y la identificación clara del ROI será más puntual. 

Una estrategia de marketing digital no funciona sola y es por eso que hay que analizar los resultados que va obteniendo.

Si no, además de perder tiempo y dinero, tu competencia puede adelantarse a corregir los errores que tú tienes y cuando te des cuenta, será  demasiado tarde. 

Antes de adentrarte a lanzar tu producto al mercado, debes tener una guía bien estructurada que te indique los pasos a seguir durante la estrategia.

Dicha guía no es más que un plan de marketing con las tareas específicas a realizar por tú y tu equipo.

Recuerda que hoy en día no basta con tener un producto funcional.

El posicionamiento de AXE, por ejemplo, no se debe a que sus desodorantes funcionan, pues los de la competencia también lo hacen, sino al excelente plan de marketing detrás del artículo en cuestión.

Digamos que son un 50/50: la funcionalidad del producto y el marketing. 

Dejada en clara la importancia de contar con una guía  estratégica antes de comenzar, te mencionaré como hacer un plan de marketing paso a paso para tener buenos resultados al final. 

Analiza el mercado actual 

Antes de cualquier cosa, es importante saber cómo se encuentra el mercado en el momento del lanzamiento del producto.

Verifica que no haya algún otro ofreciendo lo mismo que tú, y si sí lo hay, encuentra la forma de darle la vuelta y diferenciarte de él. 

Para facilitar esta tarea puedes ayudarte de un análisis FODA que básicamente consiste en identificar factores internos y externos de tu negocio que pueden afectar positiva o negativamente el desempeño de tu campaña. 

  • Fortalezas: internas de tu producto. Puede ser tu ventaja competitiva, el diferenciador de la competencia etc. 
  • Oportunidades: externas como tendencias de mercado, nuevos nichos, temporalidades que pueden impulsar el éxito del producto. 
  • Debilidades: internas de tu producto. Ya sea el precio, la distribución, materiales etc, que puedan representar un obstáculo a futuro si no se identifican y manejan correctamente. 
  • Amenazas: externas. Es decir, todo aquello indirectamente relacionado a tu negocio que puedan convertirse en grandes problemas si no se contemplan desde el incio. Pueden ser crisis económicas, la competencia e incluso un cambio político o cultural. 

Teniendo en cuenta este contexto, puedes pasar al siguiente punto en donde definirás tus metas en tu plan de marketing estratégico . 

Define tus objetivos

Ya que sabes la situación actual tanto de la industria como del mercado en general, tienes en claro los obstáculos a los cuales te puedes enfrentar.

Por consiguiente, la visión del camino en el cual comenzarás a andar es más transparente y podrás definir los objetivos que tendrá tu plan de marketing. 

En Inbound Marketing los podemos definir, a grandes rasgos, en tres: incrementar el número de visitas al sitio web, aumentar la cantidad de leads (MQL o SQL) o bien, mejorar el cierre de ventas al final del embudo de conversión.

Sabemos que la meta principal, a final de cuentas, de todo negocio es subir ese número indicador de ventas. Lo entendemos perfecto, pero debes saber que anterior a ese último paso existen otros que de no hacerse, jamás llegarás a conseguir más clientes. 

Por ello, plantéate si necesitas más visitas a tu sitio web; si deseas conseguir leads de calidad y no personas poco interesadas en tu producto; o si tienes una enorme cantidad de prospectos pero que nunca se convierten en clientes.

No son los únicos problemas a los cuales puedes enfrentarte, pero sí los más comunes. 

Sea cual sea el caso, precisa el objetivo que quieres alcanzar, pues de éste dependerán los siguientes pasos a dar en el plan de marketing.

Precisa el público al cual te dirigirás

Un gravísimo error y, aunque no lo creas, bastante común es no tener definido el público al cual los estrategas del marketing se quieren dirigir.

En Inbound Marketing la identificación del cliente ideal es fundamental y de hecho existe un nombre específico para éste: Buyer Persona. 

Basándonos en el hecho de que puedes lanzar una campaña dirigida al público en general, recomendamos hacer un análisis de aquellas personas a las cuales queremos llegar.

Para ello se examinan el consumo, datos demográficos y psicográfico como hábitos, aspiraciones y problemas comunes. 

Es importante delimitar al público, pues así los mensajes  creados tendrán una dirección más precisa y llegarán con mayor efectividad al target.

También sirve para colocar los contenidos en los canales que esas personas consumen y no desperdiciar esfuerzos atrayendo usuarios no interesados en el producto.

El tema de los Buyer Persona que usamos en Inbound Marketing es bastante amplio.

Si deseas ahondar más en el asunto, te recomiendo el siguiente artículo donde podrás aprender a identificar a tu cliente ideal con altas probabilidades de comprarte

Planifica la distribución del contenido

Con los objetivos claros y el Buyer Persona definido, el equipo de contenidos tiene la suficiente información para crear material útil y relevante para los posibles clientes.  

No obstante, aún hay trabajo por hacer pues falta planificar la úbicación, calendarización y temática de los contenidos a distribuir. 

89% de las empresas utiliza contenidos en sus planes de marketing. De ellas, solo el 37% tiene buenas estrategias. 

Elabora un calendario editorial que aborde los temas que le interesan al público arriba definido.

Considera la etapa del viaje del comprador en la cual pueda estar esa persona y con base en ello programa en alguna plataforma como Hootsuite o Buffer las publicaciones que harás una vez que tengas disponible tu contenido en tu blog. 

Hasta este punto ya sabrás los medios habituales por los cuales tu Buyer Persona se informa.

Con base en ello podrás ubicar tus contenidos con mayor eficacia en sitios donde sí serán vistos y consultados. 

Una vez programados los contenidos, puedes dejar fluir la estrategia y realizar un monitoreo continuo para identificar posibles fallas imprevistas. 

Listo, ya tienes la estructura de un plan de marketing con lo puntos más elementales para tu siguiente campaña.

No debes olvidar que la medición  y monitoreo son los siguientes pasos.

Para ello te tengo un artículo bastante útil que puedes consultar a continuación: Cómo medir el éxito en estrategias de marketing. 

De igual forma si quieres iniciar una estrategia de marketing digital con el pie derecho no dudes en solicitar una consultoría sin costo: 

Plan de Marketing Digital