En una era en donde reina el individualismo y las relaciones se vuelven cada vez más efímeras, es raro que se hable sobre buenas relaciones de compañerismo; una de las dolencias más frecuentes en el mundo laboral es justamente eso, la falta de buenas relaciones laborales y de la mano con ello, capacitaciones pobres y fracasos profesionales.

Sin embargo, con el paso del tiempo se ha vuelto muy popular la práctica del Mentoring, sin embargo, para muchos aún es un término desconocido, para ello, las siguientes líneas pueden ayudarnos a comprender más acerca de esta creciente tendencia, además de darnos ideas acerca de cómo aplicarlo.

El término mentoring es un préstamo del inglés que tiene como palabra base mentor, misma que se encuentra en español (escrita exactamente igual), motivo por el cual también es válido usar el término mentoría; algunos sinónimos del sustantivo mentor son maestro, tutor.

Ahora bien, el sustantivo mentor, viene del personaje Méntor; en la Odisea de Homero, mientras Odiseo se encuentra en alta mar luchando por regresar a su reino, pide a Atenea que cuide a su hijo, Telémaco. La deidad, en respuesta toma la figura de un anciano que se hace llamar Méntor y se presenta con Telémaco como su maestro (Odisea, II).

Así pues, si hay un mentor, debe de haber un aprendiz, o mejor dicho, un mentorado.

A grandes rasgos: el Mentoring es la relación profesional que puede darse entre un miembro de un equipo de trabajo experimentado y un novato, en el cual se comenzarán a dar los roles de maestro y aprendiz o mentor y mentorado.

definición-de-mentorin

Esta práctica ha tomado cierta fuerza, por ello se ha vuelto muy popular, llegando a haber distintos tipos de Mentoring, entre ellos se encuentra el mentoring académico, artístico, literario, entre otros. Sin embargo el que nos ocupa en este momento es su variante en empresas u organizaciones.tipos-de-mentoringEl mentoring en empresas u organizaciones no varía en nada respecto a sus contrapartes de otras disciplinas, se basa en las enseñanzas de un maestro asignado para con su discípulo, aunque claro, dependiendo el área en la que el mentorado ha sido asignado será también el mentor que se le asignará.

Es por ello que no se puede como tal dar una explicación sobre los puntos que abordan y las enseñanzas que el mentor le dará a su mentorado; en realidad las posibilidades son infinitas. Sin embargo, sí podemos centrarnos en algunas cualidades que tanto mentor como mentorado es recomendable que tengan.

Cabe mencionar que la experiencia del mentor no será suficiente para que pueda tener bajo su tutela a un mentorado; para ello debe de contar con otras tantas habilidades y destrezas que se pueden resumir en los siguientes puntos:

requerimientos-del-mentor1. Debe de ser una persona con altos valores morales

La persona a cargo de el mentorado debe de tener muy en cuenta la moralidad y sobre todo, ser juicioso además de tener una ética profesional bien cimentada ya que al tener a su cuidado al mentorado, deberá de además de infundir los valores de la corporación reforzar los valores en general.

Esto debido a que no pueden faltar las ocasiones en que al mentorado se le presenten que pongan en riesgo la reputación de la empresa o que sean completamente delictivas y conlleven el riesgo de ser consignado a las autoridades.

Por ello, la relación entre el mentor y el mentorado se debe de fundamentar en los más altos valores lo cual, además ayudará a que pueda haber más confianza entre ambas partes, lo cual nos lleva al siguiente punto.

debe-ser-una-persona-con-altos-valores-morales

2. Debe de ser una persona de fiar

Puede parecerse mucho al punto anterior, sin embargo, una cosa es que el mentor sea de confianza para la empresa, pero otra muy diferente es que el mentor sea una persona que se pueda ganar la confianza de su mentorado, lo cual, suele ser un factor clave para el crecimiento del mentorado.

El motivo de ello es sencillo: si hay confianza entre el mentor y el mentorado existe una mayor probabilidad de que en la relación de ambos haya menos brechas, lo cual hará que sea una experiencia más agradable la mentoría.

Por otra parte, al haber más confianza, el mentorado puede exponer sus dudas e inquietudes a su mentor con mucha más facilidad, lo cual provocará que gane más experiencia en mucho menos tiempo.

A su vez, para el mentor, en un entorno donde haya más confianza, le será mucho más fácil poder brindar comentarios y opiniones críticas a su pupilo y este se las tome como lo que son: críticas constructivas.

Sin embargo, el hecho de que haya más confianza no significa que tanto mentor como mentorado sean amigos o peor aún, se consideren como iguales. La línea deberá siempre estar marcada, uno es el maestro y el otro su aprendiz.

Para ello, la confianza entre ambas partes debe estar firmemente cimentada en el respeto mutuo, el trato con humildad y empatía por parte del mentor al momento de hacer sus observaciones al mentorado, además de saber escuchar y tomar en cuenta las necesidades, puntos fuertes y flacos de su mentorado.

Como extra, el mentor puede contar algunas de sus experiencias sobre su puesto de trabajo al mentorado, siempre y cuando estas anécdotas tengan algo que ver con el tema que están tratando y/o pueda extraer una enseñanza para su aprendiz, esto para que el maestro pueda ser una fuente de inspiración para su discípulo.debe-ser-una-persona-de-fiar

3. Debe de ser una persona con experiencia

Parece una obviedad. Sin embargo, la experiencia se puede ramificar en variantes que tienen la misma importancia la una con la otra, para ello se pueden subdividir en dos principales:

3.1 Experiencia en su área de trabajo

La más obvia, y de la cual sólo se puede remarcar que es importante ya que al momento de ser el mentor de alguien más (en cualquier caso) se debe de contar con una amplia experiencia para poder brindarle al mentorado una base teórica completa de las actividades que desempeñará, para que al momento de la praxis, si el mentorado tiene alguna duda, el mentor pueda acudir en su apoyo.

3.2 Experiencia en el área de la mentoría

No tan obvia, sin embargo, tan importante como el primer tipo de experiencia, el mentor debe de tener experiencia en este mismo rubro de su trabajo, ya que, al contar con esta, le será mucho más sencillo tratar con su mentorado y podrá detectar en poco tiempo, los puntos fuertes y débiles del mismo.

Además de esto, al tener más experiencia, conocerá los distintos tipos de mentorados, los cuales pueden ser perfectos maleables para que puedan tener un mejor rendimiento o tal vez sean un poco más complicados de tratar y requieran un tipo de atención especial en “este” o “aquel” punto a tratar.

deber-ser-una-persona-con-experiencia-en-su-area-de-trabajo-y-en-el-area-de-la-mentoria

Se puede hacer patente que para poder ser un buen mentor es necesaria una serie de características vitales para que el mentorado tenga una capacitación que lo haga competente en el área que se le ha asignado.

Sin embargo, con relación al mentorado, ¿este también debe de cubrir ciertos requerimientos? La respuesta es afirmativa, sin embargo, a pesar de ser menos que los de su maestro, no dejan de ser indispensables para que su desenvolvimiento en su campo sea óptimo, a continuación se enlistan:

requerimientos-del-mentorado

1. Debe de tener una escucha activa aguda

Podría ser este la característica principal y la que se vuelva crítica a la hora de volverse el mentorado de alguien, ya que, en la mayoría de las interacciones que se den entre el mentor y él, se debe de prestar toda la atención posible para poder tener una retención a cabalidad de la información que se le proporciona.

La escucha activa del mentorado se debe de complementar con las cualidades de poder retener grandes cantidades de información en poco tiempo, y la facultad de poder expresarse de manera fluida, lo que se podría considerar como dicción o cierta capacidad retórica.

debe-tener-una-escucha-activa-aguda

Esto a causa de que para poder hacer más efectivos sus esfuerzos como mentorado, pueda hacer un cambio de ideas con su maestro, al punto en el que ambos se entiendan y puedan comprender lo que el otro quiere decir. Dicho esto, el siguiente punto va relacionado.

2. Debe de ser moderadamente proactivo

Al referirnos a proactividad, se refiere a que el mentorado sea capaz y tenga la iniciativa de poder realizar las tareas que le asigne su mentor con eficiencia; aunque darle un grado de autonomía al mentorado pueda parecer riesgoso, no hay motivos para temer.

Esto debido a que dar este grado de libertad hace que el mentorado se encuentre en una situación parecida a cuando termine su periodo de aprendizaje, sería una especie de simulacro en un entorno laboral real.

Ahora bien, como se dijo anteriormente, se le daría al mentorado cierto grado de libertad, con esto, es viable que el mentorado se encuentre cerca, pero sin interferir en las actividades de su discípulo, a menos de que la situación lo requiera.

dee-ser-moderadamente-proactivo

Para el mentorado estas serían las características más deseables, y así pueda darse un buen proceso de aprendizaje, además de que la relación de tanto el mentor como el mentorado, mejoren su trato y sobre todo, puedan crecer juntos como maestro y estudiante.

Una vez que se ha echado un vistazo a estos perfiles, puede surgir la pregunta pero ¿en realidad para que puede servir un mentoring? El mentoring tiene como objetivo proporcionar las herramientas a los mentorados para poder realizar proyectos a largo plazo.

objetivo-del-mentoring

Dicho de otra manera, el mentor se encarga de ser el catalizador para potenciar y crear las cualidades de su mentorado, para que este pueda concretar sus objetivos; un ejemplo sencillo podría ser que el mentor sea un especialista en la creación de páginas web y su mantenimiento.

Mientras que su mentorado puede ser un emprendedor que desea crear un sitio web en el cual pueda poner a la venta sus productos y pueda hacer ventas en el extranjero.

De manera colateral, el mentoring puede traer otros beneficios, tales como infundir en el mentorado la confianza para poder tomar otros riesgos y la experiencia para dilucidar si es conveniente tomar cierta oferta o riesgo.

En el caso de las empresas, es común que el mentor hace que las relaciones entre los mentorados y sus jefes directos sea más cordial y en ella haya más confianza, lo cual promociona el crecimiento personal de los miembros del equipo de trabajo.

Como se puede apreciar, el mentoring es una herramienta que puede volver los equipos de trabajo mucho más competentes, hace a las personas mejores y les brinda la es herramientas para que puedan superarse, cada vez más.

resultados-del-mentoring

Por otro lado, a los mentores les brinda la experiencia de poder ayudar a otro a crecer y con ello, la satisfacción y la experiencia de vida que lo preparará para cualquier situación en la que se vean probadas sus capacidades.

El mentoring toma base de las enseñanzas de aquellos que han tenido más experiencia, ya sea que sea de parte de los más viejos o de alguien experimentado, al tomar un mentoring conviene tomar en cuenta el siguiente adagio chino:

“Conozcamos nuestra historia y prevaleceremos, ignoremosla y andaremos en oscuridad.”