Hay todavía muchas personas que piensan que marketing es sinónimo de publicidad, pero la realidad es que el marketing es una disciplina, mientras que la publicidad solamente es una de sus ramas. 

Estos dos términos difieren entre sí de varias formas y conocer esta información, sin duda, va a ayudarte a conseguir mejores resultados y favorecer el crecimiento de tu negocio, pues permitirá que apliques ambos de manera acertada.

Si quieres conocer a fondo en qué son diferentes marketing y publicidad y en qué se parecen, quédate aquí porque lo vas a descubrir y vas a entender por fin ambos conceptos. 

Para empezar, es muy importante definir cada uno…

¿Qué es el marketing? 

El marketing hace referencia a una actividad empresarial a largo plazo, la cual comienza con la investigación de mercado y el comportamiento de los consumidores y concluye con la satisfacción del cliente. 

El principal objetivo de esta disciplina es atraer, captar, retener y lograr la fidelización de nuevos clientes para aumentar las ventas de una empresa y buscar el crecimiento. 

El marketing, a diferencia de la publicidad, es un concepto mucho más amplio, pues su aplicación incluye las 4 P que forman parte de la ya clásica definición de este concepto: 

Producto o servicio (product)

En el marketing, el producto es el objeto que está dirigido a la demanda de los consumidores. Este no tiene que ser necesariamente algo tangible; puede ser un servicio que implique varios procesos o simplemente una idea.

Punto de venta o distribución (placement)

Todos los productos tienen que tener un medio o un lugar en el que estén disponibles para que los consumidores tengan acceso a ellos.

El punto de venta hace referencia a la colocación del producto o servicio en establecimientos (físicos o virtuales) que concuerden con la naturaleza del mismo y el tránsito del público meta. 

Precio (price)

Es aquello que los clientes dan como medio de cambio para obtener el producto o servicio en cuestión. 

Los precios son una medición subjetiva del valor de mercado que tiene el producto y se tiene que fijar teniendo en cuenta diversos factores, como la valoración personal del creador, fenómenos de naturaleza macroeconómica, entre muchos otros.

Se debe estudiar muy bien la situación para poder establecer un costo que los consumidores estén dispuestos a pagar y que realmente deje beneficios en la empresa. 

Promoción (promotion)

La promoción hace referencia a todos los medios empleados por una empresa para difundir información sobre el producto. Aquí se incluyen elementos como relaciones públicas y publicidad. 

En resumen: el marketing es un proceso promocional que se enfoca en llevar el producto correcto al mercado correcto para las personas correctas al precio correcto. 

Ahora vayamos al otro concepto.

¿Qué es la publicidad?

La publicidad es una parte del proceso de comercialización que tiene como objetivo incrementar el consumo de un producto o servicio, mejorar la imagen de una marca o ayudar a (re)posicionarla en la mente de los consumidores. 

Hablando de la distinción entre marketing y publicidad, esta última es una parte del marketing que se ubica en el punto de las estrategias de promoción. 

La publicidad es una actividad tipo monólogo que se realiza con el fin de persuadir a muchas personas hacia un determinado producto o servicio. Permite que un mensaje llegue a una gran cantidad de gente en cuestión de segundos y está orientada a captar la atención de los potenciales consumidores.

Esta se puede realizar por medio de diferentes canales, como anuncios en la radio o en la televisión, sitios web, redes sociales, patrocinios, carteles, pancartas, periódicos, etcétera. 

Cómo trabaja el marketing

El marketing se centra, principalmente, en entender qué quieres o qué necesitan los clientes potenciales y actuales y se encarga de buscar la forma más atractiva de entregarlo: canal y precio adecuado. 

Un departamento de marketing tiene que estar conformado por equipos de:

  • Ventas
  • Atención al cliente
  • Publicidad
  • Logística

El marketing es un proceso complejo que toma en cuenta diferentes aspectos que van desde la concepción de una idea hasta la comercialización de la misma, colocando el producto o servicio al alcance de quienes lo quieren o lo necesitan y, para ello, se vale de un proceso de promoción.

Existen diferentes subramas dentro del marketing, como marketing digital, neuromarketing, social media, inbound marketing, marketing estratégico, etcétera. 

Cómo trabaja la publicidad

De acuerdo con la AMA (American Marketing Association), la publicidad es “la colocación de anuncios y mensajes persuasivos en tiempo o espacio comprados en cualquiera de los medios masivos por firmas comerciales, organizaciones sin fines de lucro, agencias gubernamentales y personas que buscan informar o persuadir a los miembros de un mercado meta específico o audiencia sobre sus productos, servicios, organizaciones o ideas”. 

Por tanto, la publicidad funciona como herramienta de promoción, comunicando de forma atractiva y efectiva diferentes mensajes. Sin esta, el marketing tendría problemas para transmitir lo que son las marcas. 

Es el cordón que se encarga de unir al producto con los clientes y posicionarlos en su mente. La publicidad bien aplicada puede hacer que algo totalmente desconocido se convierta en todo un hit. 

Existen diferentes tipos de campañas:

  • Campañas de Branding: están centradas en compartir la identidad de una marca, apelando a lo emocional para generar empatía entre clientes-marca.
  • Campañas de lanzamiento: cuando se crea un nuevo producto o servicio, la publicidad es la encargada de transmitir el mensaje de presentación hacia los clientes potenciales.
  • Campañas sociales: el fin principal es influir en las actitudes, comportamiento o ideas de un grupo de personas, como concientizar sobre algunos temas.
  • Etcétera

Marketing y publicidad: diferencias clave

A partir de lo dicho en líneas anteriores, podemos llegar a la conclusión de que la publicidad siempre es marketing, pero el marketing no es necesariamente publicidad. 

Para entender un poco mejor la diferenciación principal entre estos dos términos, podemos pensar en el marketing como un rompecabezas, donde una de las piezas es la publicidad.

Esta última, además, suele ser la que más porcentaje del presupuesto de una estrategia de marketing se lleva, debido a los elevados costos que conlleva la creación y distribución de anuncios. 

Evidentemente, hay una relación sumamente estrecha entre estos dos elementos, pues la primera existe para alcanzar las metas que persigue la segunda, pero es importante ir más allá en cuanto a las diferencias que existen entre marketing y publicidad. 

Por ello, a continuación, te voy a mencionar las principales diferencias entre un concepto y otro de manera clara para que no te queden dudas al respecto. 

1. Objetivo principal

Por un lado, el marketing tiene como fin principal el intercambio óptimo entre compañía–consumidor para tratar de incrementar las ventas. 

Esto puede parecer sencillo, pero no lo es. Captar al cliente puede ser el paso más sencillo, pero después de ello, se debe trazar un plan de marketing bien estructurado para cumplir con las expectativas de los consumidores y fidelizarlos, lo cual es aún más complicado en un mercado tan competente como el de hoy en día.

Esto quiere decir que, en realidad, el fin último del marketing es vender. 

Por otro lado, la publicidad tiene como objetivo principal dar visibilidad a un producto o servicio que se quiere poner a la venta y convertirlo en un artículo exclusivo que cree dependencia, por eso se emplea la persuasión. 

Para conseguir lo anterior, es necesario tener bien determinada la audiencia, el medio, la frecuencia y la ubicación de los anuncios para lograr la fidelización. Esto quiere decir que la máxima de la publicidad es informar, persuadir y mantenerse en la memoria de los prospectos y clientes.

En otras palabras: el marketing pone los indicadores y la publicidad actúa.

2. Plazos o tiempos

El marketing, debido a todas las acciones y etapas que conlleva, es un proceso a largo plazo. 

Se debe tener un plan bien estructurado sobre todas las fases que se deben desarrollar para diseñar un producto o servicio, decidir a través de qué medios se va a vender o distribuir, establecer un precio adecuado según funciones y público, y realizar la promoción del mismo.

Este ciclo suele llevar mucho tiempo y requerir de determinados especialistas en diferentes áreas para poder exprimir al máximo el plan de marketing que se tiene en mente.

La publicidad, al ser parte de una etapa del marketing, en realidad, es una actividad o proceso a corto plazo dentro del esquema de comercialización, pues las campañas tienen un tiempo de vida determinado y en ese periodo se buscan resultados mucho más rápidos. 

3. Enfoque frente a los clientes

El marketing se enfoca en escuchar a los clientes, con el fin de identificar cuáles son sus principales problemas, sus dolencias o aquello que desean obtener a través de diversos artículos.

Todo esto es con el objetivo de poder trabajar arduamente para diseñar un producto o servicio que responda a esas necesidades y que se convierta en algo rentable que puedan explotar y que se obtengan ganancias a corto y largo plazo.

Solo de esta manera puede realmente construir algo que deje ventas y que sea efectivo en el escenario en el que se desenvuelve. 

Por otra parte, la publicidad se enfoca en hablarles a los clientes, es decir, una vez que tiene ya el producto o servicio creado, trata de llegar a los oídos de la gente correcta para comunicar aquello que se ofrece para convencerla de que lo adquiera. 

4. Construcción de marca

La publicidad hace que las audiencias estén al tanto de una marca, mientras que el marketing desarrolla la marca. 

Los anuncios, sean en línea o tradicionales, se centran principalmente en conseguir que las personas recuerden una marca y que se acerquen a ella, si se tiene suerte, para adquirir un producto o servicio. 

En cambio, el marketing se encarga de ver todo el diseño de una marca para el público. Este define la imagen de la marca y la impresión que se causa en los clientes cuando escuchan hablar de ella o tienen contacto con ella. 

Esto apunta a que el marketing es un proceso continuo que dura tanto como la vida útil de un negocio o una empresa y la marca en la que se está trabajando.

5. Herramientas de las que se valen

El marketing tiene a su disposición una gran cantidad de herramientas y técnicas, que son sumamente importantes para alcanzar los objetivos planteados por una empresa o negocio.

Por su parte, la publicidad tiene un listado de herramientas mucho más reducido y muchas de las técnicas se basan en las utilizadas durante la era de la publicidad tradicional, es decir, anuncios dominantes con texto/imágenes, anuncios de audio y audiovisuales.

Lo que cambia realmente es la plataforma en la que se lanza, que ahora puede ser digital y, de hecho, se prefiere así. Debido a ello, los anuncios suelen estar un tanto limitados en cuanto a los medios en línea.

El marketing, por lo tanto, abarca mucho más en cuanto a herramientas y técnicas, pues incluye publicaciones de blog, videos, aplicaciones móviles, sitio web, SEO, social media, etc. 

Conclusión

Ninguno de nosotros puede negar que confundir marketing con publicidad y creer que son la misma cosa es algo supercomún. 

Probablemente, si alguien te habla sobre hacer una “campaña de marketing”, lo primero que piensas es en hacer publicidad, ya que el marketing, como tal, no tiene nada que ver con campañas, sino con planificación y cosas que vienen antes de la publicidad. 

Desconocer las diferencias principales entre estos dos conceptos, aunque parezca algo insignificante, puede llevarte a tomar decisiones poco afortunadas y más si no cuentas con expertos que encaminen tus pasos en la dirección correcta. 

Así que, ahora que conoces esta información, te invito a que profundices en ella y la comprendas para que no cometas errores en la ejecución de uno u otro proceso por el bien de tu emprendimiento.

En caso de que necesites ayuda dentro de alguna de estas áreas, te invito a que te pongas en contacto con nosotros. Será un placer apoyarte. 

Nueva llamada a la acción