Skip to content

Cómo saber si debes cambiar de agencia de Inbound Marketing

Cómo saber si debes cambiar de agencia de Inbound Marketing

Decidir trabajar con una agencia de inbound marketing no es cosa fácil. Se tiene que estudiar muy bien la posibilidad, el presupuesto y mucho más, antes de dar el paso. 

Se sabe que representa una inversión importante, pero también, que se tendrán resultados, como un mejor posicionamiento web, más ventas, más clientes, etcétera. Sin embargo, a veces esto no sucede. 

Por esto, es clave que al ejecutar una estrategia de inbound, tengas claridad sobre cómo vas a medir los resultados y, en caso de no llegar a lo establecido, cambiar de agencia de inbound marketing. 

Hay varios indicadores de que debes cambiar de agencia de inbound marketing y justo me voy a centrar en ellos para que dejes de perder tiempo, esfuerzos y, sobre todo, dinero. Vayamos a ellos. 

🔗Relacionado: Inbound Marketing vs. Marketing Contenidos.

Cuándo cambiar de agencia de Inbound Marketing

Lo primero que debes tener en cuenta es cuál es el principal problema, es decir, por qué estás pensando que no has elegido bien a la agencia de inbound marketing con la que hacer mancuerna.

Algunas de las principales razones son las siguientes:

1. No se está haciendo lo pactado

Las agencias de inbound marketing pueden entregar por escrito y firmado lo que se hará con tu inversión, según las necesidades de tu empresa, pero muchas veces esto solo queda en papel.

Sobre todo, suele ocurrir con agencias demasiado grandes o que crecen demasiado rápido, pues se saturan de clientes y no son capaces de entregar lo prometido en tiempo y forma.

Esto es muy fácil de identificar…

  • ¿Tienes que estar persiguiendo a la agencia para que avance en lo que falla?
  • ¿No te ha dado los entregables prometidos desde el inicio?
  • ¿Se retrasa en las entregas?
  • ¿No hace los cambios necesarios a tiempo?

Aunque no lo creas, es común que ocurran todos estos escenarios. Solo debes ser consciente y honesto, pues muchas veces, esto sucede porque los clientes no realizan lo que deben cuando la agencia de inbound lo solicita.

Si tú haces tu parte según lo acordado, el problema es con quien estás trabajando, así que deberías buscar otras alternativas, en caso de que hayas intentado arreglar el problema y no veas disposición por parte de la agencia. 

2. Se hace lo planeado, pero no apunta a tus necesidades

Otra opción común es que la agencia de inbound sí realice lo pactado, pero que no se estén obteniendo los resultados esperados o proyectados o puede que estén llegando de forma muy lenta. 

Esto se debe a que las agencias suelen tomar el inbound como una fórmula aprendida que solo debe replicarse y, definitivamente, no es así. 

Se debe llevar cada caso de forma particular, según el cliente y sus necesidades. No se trata de un molde que hay que replicar. Esto es un grave error y muchas empresas, sobre todo, nuevas o medianas, lo cometen.

Este inconveniente es un tanto complicado de arreglar porque, por lo general, el equipo que conforma a la agencia que comete este error no cuenta con la capacidad para detectar que no se está siguiendo un buen camino y, por tanto, no puede enderezarlo. 

Bajo este escenario, es imprescindible volver a los inicios, es decir, definir los objetivos y las prioridades para poder enfocar los esfuerzos en las acciones principales y obtener resultados medibles y que puedan optimizarse. 

Además, es importante tener claras las métricas de inbound que se están monitoreando y por qué. Solo así sabrás si se consigue lo espera o no.

3. No tiene la capacidad de cambiar estrategia cuando crece tu empresa

Gran parte de las industrias y sectores experimentan cambios de forma constante, pues surgen actualizaciones o tendencias que es importante considerar para crecer más rápido.

Por esta razón, tu agencia de inbound marketing tiene que ser tan flexible como tu empresa para cambiar prioridades o estrategias de marketing y adaptarse a esos cambios, con el fin de seguir escalando.

En ocasiones, sucede que la agencia de inbound no es capaz de responder al ritmo que una empresa necesita y se pierden oportunidades y se llega a un estado de estancamiento, en el que la inversión ya no es redituable. 

Si sucede esto, la primera opción es siempre tratar de dialogar y llegar a acuerdos, pero si no se llega a ningún lado, lo mejor es cambiar de agencia de inbound marketing para tener la oportunidad de seguir avanzando. 

4. Comienza a haber desalineación cultural

Otra razón importante para considerar cambiar de agencia de inbound marketing es cuando se da la desalineación cultural. 

Esto implica que haya puntos de vista muy diferentes sobre el éxito, los objetivos y hasta los medios o modos de comunicación que se establecen. 

Puede haber problemas como:

  • Diferencias en cuanto a lo que es el éxito. A veces, inician alineados, pero después puede suceder que tú y la agencia vean o midan diferente el éxito. Esto vuelve complicado que empaten en lo que funciona y lo que no. 
  • Problemas entre miembros de la agencia y tu equipo. Puede parecer raro, pero sucede muchas veces. Por más que esté funcionando la estrategia, puede haber diferencias y eso provoca que ya no se trabaje a gusto. 
  • Falta de transparencia. Una de las claves de una buena relación entre empresa-agencia inbound es la honestidad respecto de metas, desafíos y expectativas. Si esto no existe, tu relación e inversión no está yendo a ningún lado positivo.

5. La agencia de inbound tiene buenas estrategias, pero no tiene claridad sobre las prioridades

Sí, también suele suceder que todo se entrega a tiempo y se tienen buenas estrategias, pero ¿qué crees? Aun así, los resultados no llegan y eso se debe a que no se está priorizando lo que debería.

Esto se da porque la agencia de inbound no comprende tu industria. Afortunadamente, es uno de los problemas que se solucionan más fácilmente. Solo tienes que dedicar tiempo a explicarle todo sobre tu empresa y tus clientes.

Nadie conoce mejor tu negocio que tú y la agencia de inbound que trabaje contigo debe conocerla a fondo para saber cómo llegar a tus potenciales clientes por medio de las estrategias planteadas. 

👀Relacionado: ¿Necesito una agencia para implementar Inbound?

6. La agencia de inbound marketing no se alinea a tu presupuesto

El factor del dinero es clave cuando se contrata una agencia de inbound marketing, pues no es un servicio económico por todo lo que conlleva. 

Puede que tu empresa no pueda seguir invirtiendo en los servicios que recibe no porque no se estén teniendo resultados, sino simplemente porque estás buscando reducir costos y no puedes darte ese permiso en este momento.

Lo mejor en estos casos es que entables un diálogo con la agencia y vean si existe la posibilidad de que se reduzca el precio haciendo ajustes en los servicios para que ambos sigan siendo beneficiados.

De lo contrario, tendrás que buscar otras opciones que se alineen mejor con tu presupuesto. 

👀Relacionado: Mejores ejemplos de Inbound Marketing.

¿Cómo cambiar de agencia de inbound marketing?

Si tienes dudas sobre si debes o no cambiar de agencia de inbound marketing, lo primero que tienes que hacer es lo siguiente:

1. Indaga en por qué quieres cambiar de agencia

Lo primero que debes hacer es reflexionar y pensar por qué tienes dudas sobre la agencia de inbound marketing con la que actualmente trabajas.

¿Se trata de algunas razones que te di en el punto anterior o hay algo más?

Asimismo, debes definir qué harás cuando termines esa relación, es decir, ¿buscarás otra opción? ¿Ya no usarás ese servicio con nadie o qué sigue para tu empresa?

Intenta establecer expectativas correctas para tu próximo paso o la siguiente agencia inbound que te acompañará. Solo así podrás tomar una buena decisión esta vez.

2. Sé paciente con el cambio

Una vez que hayas decidido dar el paso y cambiar a otra agencia de inbound marketing, tienes que ser paciente.

Ten en cuenta que se trata de nuevos expertos, por lo que se necesita tiempo para que los integrantes se familiaricen con tu empresa, sus productos o servicios y que establezcan un método nuevo de trabajo.

Solo teniendo una buena relación será posible lograr el éxito esta vez. Siempre enfócate en que cada proceso lleve un orden, tomando como base tu experiencia anterior.

Recuerda que estos cambios no suceden de la noche a la mañana. Es decir, si cambias de agencia, no tendrás resultados en una semana o un mes. Se trata de un trabajo a largo plazo. 

Hacer este cambio nunca es fácil, pero estoy segura de que tomando en cuenta todos los elementos planteados, será un proceso mucho más ágil y estratégico. 

Pasos para cambiar de agencia de inbound marketing

Si ya estás decidido a hacerlo, te dejo algunos de los pasos que debes seguir para que este proceso sea fructífero. ¡Toma nota!

  1. Ten el control de tus cuentas y software

Lo primero que tienes que verificar es que tienes el control y acceso a todo lo que ha hecho la agencia de inbound con la que estás actualmente.

Si cuentas con HubSpot, asegúrate de tener el control de todos los portales. Si se trata de otro software, aplica lo mismo. 

  1. Entabla comunicación con la agencia de inbound

Lo siguiente es hablar con tu actual agencia y comentar las razones de tu decisión. Siempre trata de hacerlo desde el respeto para que la experiencia no se torne más compleja de lo que podría ser. 

Esto te ayudará a tener una transición mucho más tranquila y exitosa. El diálogo siempre es la mejor manera de cerrar una relación y más cuando se trata de trabajo. 

  1. Ten claros los errores y busca opciones

Cuando todo haya quedado finiquitado con la agencia inbound, es momento de que te tomes un tiempo para analizar a profundidad qué salió mal y por qué. Con esto en mente, podrás tener más claridad y podrás buscar otras opciones.

Encuentra dos o tres opciones de agencias de inbound marketing probadas para sustituir a la que has dejado, contáctalas, resuelve todas las dudas que tengas, cuéntales tus objetivos y dales contexto sobre tu cambio. 

  1. Estudia las propuestas de las posibles agencias y elige una

Una vez que les des la oportunidad de conocerte, identificar tus necesidades y demás, dales tiempo para que presenten sus posibles soluciones. Así podrás estudiarlas y tomar una decisión informada. 

Toma como base los puntos que quieres mejorar para ver si se ajustan a lo que estás queriendo cambiar, y elige a la que mejor se alinee a ello y a tu presupuesto. 

Conclusión

Cambiar de agencia de inbound marketing puede sonar complicado, pero la realidad es que si no estás satisfecho con los resultados, tienes que hacerlo, en caso de que hayas querido hacer cambios y no se haya llegado a acuerdos. 

Si deseas saber cómo potenciar tu estrategia de inbound, programa una reunión con nosotros para hablar de tus objetivos y proponer estrategias comprobadas para que puedas enderezar el camino y llegar a tus metas. 

Nueva llamada a la acción