Día con día, Google realiza cambios para que los resultados de búsqueda de los usuarios que navegan en la red sean mucho mejores, razón por la que cualquiera que se dedique a la elaboración de contenido debe estar informado.

Hay ocasiones en las que las actualizaciones son mínimas, pero existen otras que debes tener muy presentes para poder pelear los tres codiciados primeros lugares de los buscadores.

Si te dedicas a la elaboración o planeación de estrategias de contenido llegaste al lugar correcto, pues en este artículo te diremos cuáles son las preguntas que debes hacerte para determinar que tu contenido responderá las inquietudes y necesidades de tus lectores y escalará posiciones en los motores de búsqueda de Google.

Continúa leyendo para conocer cuáles son los puntos clave que, de acuerdo con Google, debes considerar para que tu contenido rankee entre millones en la red y conocer cuáles son las actualizaciones principales que debes considerar para aprovechar el material que ya construiste.

¿Cómo afectan las actualizaciones de Google en mi contenido?

Lo primero que debemos entender es que cuando Google realiza una actualización, inicia una reevaluación del contenido para comprobar que esté perfectamente alineado a los motores de búsqueda.

En ocasiones estás actualizaciones no afectarán para nada tu posición actual, en otras podrás escalar y existen casos en los que las actualizaciones provocan que pierdas algunas posiciones, pero ¿por qué?

Debemos tener en cuenta que la practicidad de Google es lograr que los usuarios encuentren lo que están buscando en el menor tiempo y esfuerzo posible, por ello optimizan constantemente sus motores para facilitar esta acción.

Las actualizaciones para muchos pueden representar un dolor de cabeza, pero la realidad es que nos permite mejorar la calidad del contenido de acuerdo a las reevaluaciones que realiza Google y de esta forma mantener vigente y útil nuestro blog.

Imagina que realizaste un artículo sobre las 100 mejores películas en 2015, pero obviamente esta lista cambió en el 2019, por lo que valdría la pena actualizar tu lista para aprovechar la posición de tu artículo y que este siga vigente, ¿no?

Preguntas para medir la calidad de tu contenido.

Tal como te mencioné arriba las actualizaciones no solo te ayudan a mantener vigente tu contenido, sino que este siga siendo útil para quienes lo leen, sin embargo, esto no es lo único que debes tomar en cuenta cuando hablamos de calidad.

Por ello te desglosamos las siguientes preguntas que, de acuerdo con Google, debes hacerte para determinar la calidad de tu contenido.

Es sumamente importante que si hay alguna de estas que no puedas contestar, entonces habrá que repensar nuestro artículo antes de lanzarlo a la red.

Preguntas de calidad:

1. ¿El contenido proporciona información original, informes, investigación o análisis?

2.¿El contenido proporciona una descripción sustancial o completa del tema?

3. ¿El contenido proporciona un análisis perspicaz o información interesante que es más que obvio?

4. Si el contenido se basa en otras fuentes, ¿evita simplemente copiar o reescribir esas fuentes y, en cambio, proporciona un valor adicional y originalidad sustanciales?

5. ¿El título de la página proporciona un resumen descriptivo y útil del contenido?

6. ¿El título evita ser de naturaleza exagerada o impactante?

7. ¿Es el tipo de página que deseas marcar, compartir con un amigo o recomendar?

8. ¿Esperarías ver este contenido en una revista impresa, una enciclopedi, un libro o hacer referencia a él?

Preguntas para medir la experiencia que proporciona tu contenido

Tu contenido además de contar con una excelente calidad que puedes medir a través de las preguntas mencionadas anteriormente, también debe ser capaz de proporcionar una experiencia a los usuarios.

De acuerdo con Google puedes asegurar la experiencia de tus lectores respondiendo a las siguientes preguntas:

Preguntas de experiencia:

1. ¿El contenido presenta la información para generar confianza?

2. ¿El contenido cuenta con fuentes claras, evidencias, antecedentes sobre el autor o sitio que publica o enlaces de referencia?

3. El sitio que usaste de fuente: ¿es confiable, reconocida y cuenta con autoridad en el tema que estás abordando?

4. ¿El contenido está escrito por un experto o entusiasta que, de manera demostrable, conoce bien el tema?

5. ¿El contenido está libre de errores de hecho fácilmente verificables?

6. ¿Te sentirías cómodo confiando en este contenido para asuntos relacionados con tu dinero o tu vida?

Preguntas para asegurar la presentación de tu contenido

Además de la calidad y la experiencia, hay otro punto sumamente importante con el que debe contar tu contenido y ese es la presentación.

Un lector valorará la forma en la que estructures tu contenido en detalles como ortografía, imágenes, estructura, entre otros puntos importantes.

De acuerdo con Google para evaluar la presentación y producción de tu contenido debes realizarte las siguientes preguntas.

Preguntas de presentación:

1. ¿El contenido está libre de errores ortográficos, gramaticales y estilísticos?

2. ¿Se produjo bien el contenido o parece descuidado o producido precipitadamente?

3. ¿El contenido se produce en masa o se subcontrata a un gran número de creadores?

4. ¿El contenido se distribuye a través de una gran red de sitios, para que las páginas o los sitios individuales no reciban tanta atención?

5. ¿El contenido tiene una cantidad excesiva de anuncios que distraen o interfieren con el objetivo principal?

6. ¿El contenido se visualiza bien para dispositivos móviles cuando se ve en ellos?

Preguntas que aseguran que tu contenido proporciona más valor comparado con otros

Tu contenido tiene que cumplir con otro punto clave y este debe ser proporcionar un valor elevado entre tus lectores.

Debes tener presente que en la red existen montones de información que pueden hablar sobre una misma temática, ¿qué diferencia o valor agregado ofrecerá el tuyo?

Con esto en mente y de acuerdo con Google debes realizar las siguientes preguntas para comparar tu contenido.

Preguntas comparativas:

1. ¿El contenido proporciona un valor sustancial en comparación con otras páginas en los resultados de búsqueda

2. ¿El contenido sirve a los intereses genuinos de los visitantes del sitio?

3. ¿Tu contenido parece existir únicamente para escalar posiciones o para proporcionar valor?

4. ¿El contenido no se presta a una adivinación complicada para los motores de búsqueda y los usuarios?

Ahora que conoces cada una de las preguntas que debes realizarte para diferentes objetivos de tu contenido, es momento de poner manos a la obra y empezar a generar materiales de calidad que además te favorecerán para los motores de búsqueda.

Elabora una estrategia de marketing que amarán las personas y buscadores