Skip to content

    ¿El inbound marketing es para cualquier empresa?

    ¿El inbound marketing es para cualquier empresa?

    inbound-mktEn los últimos años, el inbound marketing se ha posicionado como “la niña bonita” del marketing, lo que ha hecho que muchas empresas y negocios se interesen en esta metodología. 

    Es común leer o encontrar respuestas como: “he oído de del inbound, pero considero que no es algo que vaya a funcionar para mí”; “he escuchado y me interesa el inbound marketing, pero no sé cómo adaptarlo a mi empresa y si es posible”.

    Partiendo de estas interrogantes, he decidido traer para ti este artículo, en el que te voy a explicar de forma concisa si inbound marketing es lo ideal para tu negocio. A pesar de su auge, me gustaría que supieras desde ya que esta metodología no está hecha para todos los modelos de negocio. 

    Si quieres saber si es ideal para tu organización, te invito a quedarte conmigo para que descubras la respuesta a esta pregunta y los porqués. 

    Empecemos con lo básico: la definición. 

    ¿Qué es inbound marketing?

    Si no tienes ni idea de qué es inbound marketing, te lo voy a decir de forma resumida. 

    Básicamente se trata de una metodología que tiene como centro de todo a los clientes y los acompaña, a través de diferentes estrategias no intrusivas, durante todo el proceso de compra. Su pilar es el contenido informativo. 

    Se trata de brindar experiencias con valor que sean capaces de provocar un efecto positivo en las personas y en las organizaciones que implementan esta metodología.

    El fin principal de una estrategia basada en inbound marketing es otorgar valor durante todo el proceso de compra a los prospectos o clientes. 

    Si deseas conocer más a fondo este concepto, puedes leer ¿Qué es Inbound Marketing?

    Una vez que tengas cien por ciento claro hacia qué apunta esta metodología, es momento de comprobar si tus objetivos y las técnicas inbound son compatibles para que puedas decidir de una forma certera e informada si el inbound marketing es para ti. 

    Cómo saber si inbound marketing es para mi empresa

    El inbound marketing ha resonado muy fuerte en los últimos años gracias a su gran efectividad dentro de determinados sectores y empresas. 

    Aunque los resultados son muy atractivos, no se trata de una metodología sencilla. Hace falta trabajar mucho para ponerla en marcha de manera adecuada y realmente conseguir lo que deseamos. 

    El camino no es fácil, pero tampoco imposible.

    Las estrategias inbound pueden adaptarse a diferentes negocios, por eso en esta entrada te voy a mostrar algunos de los factores determinantes para saber si tu empresa y el inbound marketing pueden ser el complemento perfecto

    El nivel de complejidad de la venta

    El inbound marketing es un método de mercadeo un tanto complejo que tiene mayor efectividad en aquellos procesos de venta que también lo son, es decir, productos con costo un tanto elevado y que requieren varias interacciones para cerrar una venta. 

    Generalmente, las empresas B2B están relacionadas con procesos de marketing complejos y las B2C con ventas más sencillas o simples. Sin embargo, no se puede reducir el campo del inbound marketing a negocios B2B o B2C, pues puede ser un gran desacierto. 

    Por ejemplo, vender un par de bolígrafos a una empresa es un proceso B2B, mientras que vender un plan de inversión a un conocido es B2C, pero ¿cuál de ellos es más complejo y necesita de un mayor número de interacciones? Por supuesto, el B2C en este caso, así que atención en eso. 

    El inbound marketing suele asociarse con los procesos de venta complejos y más largos, que no dan respuesta a necesidades primarias o simples impulsos del comprador. 

    Para atraerlos se emplean materiales con valor, como guías, blog posts, ebooks, entre muchos otros contenidos.

    Si se trata de artículos de mayor complejidad, lo mejor es brindar guías, dejando de lado la información de la empresa o de la marca y poniendo énfasis en las necesidades de los prospectos. 

    En cambio, si nuestro negocio se centra, por ejemplo, en la venta de nieves, es absurdo que hagamos un post sobre cómo comer una nieve o cómo saber qué sabor elegir.

    Para este tipo de productos se emplean campañas más emocionales que informativas porque la compra es menor y suele responder más a un impulso o una necesidad momentánea, no a largo plazo. Se satisface el gusto y ya está. 

    Esto, por supuesto, no quiere decir que el inbound marketing no tenga cabida aquí. Puede ser un aliado para aumentar el vínculo emocional entre las personas y los productos. 

    Por ejemplo, retomando el ejemplo de las nieves, se puede transmitir alguna idea de unión o amistad para compartir los momentos mientras se consume una nieve.

    Puedes pensar en alguna guía con recetas que tengan como ingrediente principal esa nieve o cómo puedes fortalecer tu relación familiar a partir de la cocinada. 

    De este modo, podemos potenciar el vínculo emocional en relación con el producto y mejorar el posicionamiento de la marca. 

    Ahora vayamos al otro extremo de las empresas, que son aquellas cuyo proceso de venta es demasiado complejo y creen que el inbound marketing no es suficiente. 

    Aquí la clave está en comprender que esta metodología de marketing tiene que estar acompañada de otras estrategias, como la realización de eventos, visitas presenciales y muchos otros modelos de venta tradicionales. 

    Combinar diferentes estrategias en conjunto con inbound marketing va a dar como resultado un mejor resultado en cuanto a prospectos, más conocimiento y una mayor confianza en la organización. 

    Sector de la empresa en cuestión

    El sector en el que se desenvuelve una organización también es clave para saber si es ideal para la metodología inbound porque, entre más fuerza comercial tenga en el ámbito online a nivel nacional, más posibilidades tiene de generar leads por medio de este tipo de estrategias, que deben estar bien enfocadas. 

    ¿Qué sucede con los comercios locales? Hablando, específicamente, de bares, tiendas retail, restaurantes y demás, no resulta tan útil invertir una gran cantidad de dinero para crear contenido de calidad y difundirlo si solo un bajo porcentaje de las personas a las que llega el contenido puede asistir al negocio por las limitantes geográficas. 

    En este tipo de casos, el objetivo debe ser la fidelización de clientes y atraer a más personas dentro de la zona en la que se encuentra el comercio. Se pueden aplicar ciertas técnicas inbound, pero no conviene tener todo el paquete que supone esta metodología. 

    Para los negocios globales, los beneficios de inbound marketing son mucho mayores y mucho más claros. Las posibilidades de obtener leads calificados se multiplican según el número de países en los que la organización tenga presencia, pero también se multiplican los retos y los desafíos. 

    Por ejemplo, se debe prestar atención a las traducciones que se hacen de los contenidos que se producen, y se debe adaptar cada material de acuerdo con el país al que se va a destinar, sus costumbres, su situación de mercado, entre otras cosas. 

    Las necesidades de las personas varían según el área geográfica y eso no se puede dar por descontado. Lo que pega en México, puede no funcionar en Estados Unidos y recuerda que inbound marketing siempre tiene que estar enfocado en las necesidades de los clientes. 

    No todos son desventajas, por supuesto, pues los beneficios del inbound marketing vuelven más sencilla la adaptación. 

    ¿Por qué? Porque la base de los contenidos es prácticamente la misma para todos los países, así como los parámetros SEO para estructurarlos, pues Google aplica las mismas métricas y condiciones en todos los territorios. 

    Preguntas clave para saber si Inbound es para tu empresa

    Teniendo estos dos elementos ya considerados, debes tener en cuenta un par de preguntas para definir, en caso de que tu empresa sea candidata, si estás listo para implementar la metodología inbound en tu negocio. 

    1. ¿Tienes una marca fuerte?

    El mundo del emprendimiento ha tomado protagonismo en los últimos años, por ello, es frecuente encontrar organizaciones jóvenes que todavía no han consolidado una marca fuerte, preocupada y enfocada en ofrecer experiencias y beneficios a sus clientes y usuarios. 

    La primera pregunta que tienes que hacerte es si tu negocio está preparado para ofrecer una promesa garantizada de gran calidad en el producto o servicio que ofreces. 

    Además, debes ser capaz de identificar si la imagen que tiene tu empresa actualmente realmente comunica lo que eres y lo que quieres ser. Muchas compañías pierden de vista este elemento y tienen una imagen que ha perdido relevancia, que proyecta poca calidad y que, incluso, puede ser percibida como anticuada. 

    En caso de que consideres que tu empresa todavía no es una marca poderosa o que te des cuenta de que es necesario renovar algún elemento para proyectar la imagen adecuada, es importante que inicies un proceso de branding antes de entrarle al inbound marketing.

    2. ¿Cuentas con el presupuesto necesario?

    Antes de aventurarte, tienes que saber que una estrategia inbound no es cosa de niños. Requiere de un trabajo bien estructurado y bien pensado.

    Si tu compañía no cuenta con un departamento de marketing o este es muy pequeño, será complicado planear y poner en marcha una estrategia inbound. 

    Si este es tu caso, lo mejor que puedes hacer es contratar una agencia especializada en inbound para que se encargue de diseñar la campaña y ejecutarla de manera profesional. 

    En cualquiera de los dos escenarios, ya sea que contrates equipo propio o que contrates una agencia, tienes que ser consciente de que la inversión es alta, debido a que el trabajo es complejo y es un proceso largo. 

    Toma en cuenta que, si tu presupuesto de marketing es limitado, es mejor que evites contratar un servicio que no será fácil de solventar. 

    Esto no quiere decir que deseches la idea por completo, puedes trabajar en otras áreas, como redes sociales, redacción de contenido y mejora de productos y servicios, para ir creciendo y contar con los recursos suficientes. 

    ¿Mi empresa está lista para implementar inbound marketing?

    Llevar a cabo la implementación de una estrategia inbound implica que las operaciones y el trabajo de tu empresa crecerán de manera importante a lo largo del tiempo. 

    Por lo anterior, es necesario que tu personal y los procesos de trabajo estén preparados para hacer frente a los resultados que dará con el paso del tiempo. Esto puede significar que te veas rebasado si no estás realmente listo. 

    En caso de que dudes de que te encuentras preparado en este tema, es importante que te concentres en mejorar la preparación de tu equipo y en el perfeccionamiento de tus productos y servicios.

    Todo lo implementado a partir de inbound marketing puede perder efectividad si los prospectos llegan hasta tu empresa y se percatan de que la marca es incapaz de ofrecer calidad en sus servicios y productos o si no es lo suficientemente profesional para darse abasto con la demanda de sus clientes, así que ¡atención!

    ¿Estás dispuesto a ser paciente?

    La efectividad del inbound marketing está más que comprobada, pero tampoco se trata de magia o de brujería. Los resultados no se generan en unos días o semanas, por lo que es necesario que tengas p-a-c-i-e-n-c-i-a. 

    Si no estás dispuesto a esperar para que las acciones den frutos y quieres resultados inmediatos, inbound NO es para tu empresa, así que te aconsejo buscar por otro lado. 

    El inbound marketing se centra en el viaje del comprador, lo cual quiere decir que no se vale de estrategias del marketing tradicional para presionar a sus prospectos, sino que apuesta por educarlos y ayudarlos a avanzar en el proceso de compra a su ritmo. 

    La publicidad directa y agresiva NO entra en la metodología inbound, así que ni lo pienses. Hay muchas otras formas de conseguir resultados y si este camino no es para ti, tampoco pasa algo. No hay que forzar las cosas. 

    Conclusión

    Para tomar una decisión acertada y saber realmente si la metodología inbound es la indicada para tu empresa, tienes que tomarte en serio las preguntas planteadas en este artículo y responderlas con total sinceridad. 

    Si después de leer este post, consideras que necesitas trabajar todavía en algunos aspectos antes de considerar la contratación de una agencia inbound para que haga todo por ti o para que te guíe en el proceso, no te preocupes. 

    Puedes seguir aprendiendo e informándote más sobre este tema al tiempo que fortaleces y mejoras los aspectos que necesitas en tu empresa para, posteriormente, entrar con todo en el mundo inbound. 

    En cambio, si después de hacer un análisis a profundidad, concluyes que es el momento para hacerlo, no lo retrases. En Media Source, podemos ayudarte a dar los siguientes pasos para planear tu próximo movimiento y estrategia. 

    Ten en cuenta que, como ya mencioné, se trata de una estrategia que requiere, en primer lugar, de un sitio web de calidad y actual; y en seguido, de tiempo e implicación por parte de todos los equipos de tu empresa. 

    Pero no te preocupes, en Media Source tenemos experiencia para ayudarte a saber por dónde puedes empezar e ir avanzando en conjunto para lograr los resultados que siempre has querido obtener. 

    ¿Tú y tu empresa están listos para sumergirse en el mundo del inbound marketing? Si la respuesta es afirmativa, no dudes en contactarnos. Será un placer ayudarte en este maravilloso proceso. 

    Nueva llamada a la acción