Rediseñar un sitio web no tiene por qué ser una tarea que asuste, pero tampoco debe tomarse a la ligera, ya que eso podría dañar los esfuerzos de marketing que se realizan en torno al sitio web.

Así que para que eso no suceda, en este contenido te daré un par de puntos clave que debes cuidar para evitar dañar las posiciones que tiene tu sitio web en buscadores y ¿por qué no? hasta mejorar las que tienes

Entonces, empecemos.

1. Realiza un inventario del sitio web actual

Un inventario del sitio web actual ayudará a dimensionar el proyecto de rediseño web. Sin importar qué equipo es el que gestiona día a día el sitio, debes conocer cada parte que actualmente existe en el sitio web.

Una vez que conoces todo lo que existe, como páginas de sitio web, publicaciones de blog, páginas de destino, páginas pilares y otras, es necesario asignarles una prioridad.

Aquí, un ejemplo que puedes usar.

  • Las páginas de producto o servicio se consideran prioridad alta.
  • Las páginas de acerca de y contacto se consideran de prioridad baja.
  • Las entradas de blog y las páginas pilares pueden ser prioridad alta o media.

El hecho de que las priorices ayudará a enfocar los esfuerzos tanto de diseño como de contenido en las páginas de contenido medio y alto. Típicamente, las páginas de prioridad baja deben estar, pero no necesitan mucho esfuerzo ni estrategia.

Ya que tienes priorizado todo el contenido, ya sea en un excel o alguna herramienta que puedas compartir con todo el equipo, tanto el involucrado en rediseño web como las áreas de marketing y ventas, que son quienes necesitan que el rediseño web los ayude a mejorar sus métricas y no lo contrario, es momento de añadir un valor extra a cada página:

  • El ranking SEO que tienen es fundamental y una herramienta ideal que puedes usar es Google Search Console o Google Analytics para cruzar los datos.
  • Después de esto, lo que necesitas es obtener las siguientes metaetiquetas: Title, Description y Slug (URL), que deberán ser igual o mejores. La herramientas que puedes usar es Ahrefs Webmaster Tools, que permite hacer una auditoría y conocer estos datos por cada página. Adicional a esa herramientas, puedes usar Screaming Frog.
  • Otro elemento que tienes que revisar es el archivo Robots.txt, que puede incluir páginas que alguien del equipo decidió que deben estar bloqueadas y no mostrarse. Este punto es importante si se va a realizar un cambio de CMS o si se va a trabajar en una instalación nueva de WordPress.

Ahora que conoces la dimensión real del sitio web, sabes qué páginas tienen más tráfico y en qué palabras se posicionan, es momento de hablar del contenido.

2. Mejora o iguala el contenido en la medida de lo posible

Este punto depende mucho del objetivo por el cual decidiste que el rediseño del sitio web era necesario. Si la razón es porque falta contenido, entonces, cada página importante recibirá nuevo contenido.

Sin importar si vas a modificar todo el contenido o si vas a moverlo, debes tener mucho cuidado en las páginas que tienen un tráfico y una posición altos.

En esas páginas querrás conservar parte del contenido, que es lo que hizo que se consiguiera esas posiciones. Por ello, en este tipo de páginas, debes evitar reducir el contenido; no es bueno poner el diseño por encima del contenido.

Otro punto que debes considerar y cuidar es la estructura que tiene el contenido, es decir, determinar qué piezas son principales y cuáles son subsecuentes. En un sitio web con una buena estructura, se usan etiquetas H1, H2, H3, las cuales deben permanecer iguales en el rediseño web y, en la medida de lo posible, tener jerarquías, siendo el H1 el título principal.

Estos H1 - H6 son los que impactan más, ya que cuando los rastreadores de búsqueda acceden al sitio web, son los elementos a los que ponen más importancia para clasificar un sitio; digo, además de otros 200 factores.

Ahora pasemos al siguiente punto.

3. Mantén la mayor parte de la arquitectura del sitio igual

Es poco común que la arquitectura en un rediseño web se vea afectada, pero  veamos de qué hablamos.

Con arquitectura, nos referimos a la forma en la que está organizada la navegación y el orden en el que se encuentran algunos activos.

Veamos un ejemplo:

  • Inicio ( sitioweb.com )
  • Servicios ( sitioweb.com/servicios )
  • Servicios > Servicio A ( sitioweb.com/servicios/servicio-a )
  • Servicios > Servicio B ( sitioweb.com/servicios/servicio-b )
  • Blog > Entradas ( sitioweb.com/blog/entradas.. )
  • Páginas pilares ( sitioweb.com/pillar-page )
  • Etc.

Los buscadores ya conocen dicha estructura y es probable que, según las posiciones que tengas y el tráfico que actualmente manejes, además de la estructura, existan muchos datos que ayudaron a que tengas esas posiciones.

Por eso la recomendación es que mantengas, en la medida de lo posible, la arquitectura. Ten en cuenta que, además de los buscadores, los usuarios podrían extrañarse un poco si ven todo diferente.

4. Implementa redireccionamientos 301

En el proceso de rediseño web puede que, después de realizar la auditoría, detectes que algunas páginas no deberían existir o que no generan nada de tráfico. En caso de que decidas eliminarlas, recuerda configurar un redireccionamiento 301 para todas las páginas que erradicaste.

En determinados casos, puede que sea necesario modificar la URL de algunas páginas. Si vas a realizar este tipo de cambio, no debes olvidar apuntar en tu listado de páginas que se debe crear un redireccionamiento de la antigua URL a la nueva.

Es muy importante no realizar tantos cambios en las URLs, más aún en las que te generen mucho tráfico. La razón es que, aunque puedes solucionar todos estos cambios con redireccionamiento 301, con el tiempo puede generar un problema con los enlaces que muy probable colocas en las entradas de blog o algún otro contenido.

Lo anterior no implica un riesgo alto, pero sí puede causar un pequeño impacto. Dicho esto, asegúrate de que el cambio que realizarás a la URL en verdad vale la pena.

5. Prepara el ambiente para crear y probar el nuevo sitio

Una vez llegados a este punto, tenemos ya un listado de cosas que no debemos perder de vista, así que es momento de ejecutar el plan.

En nuestro caso, realizamos la etapa de diseño-contenido con Adobe XD, que permite visualizar y probar interacciones en caso de ser necesario.

Pero ya que tienes completa la fase de diseño, sin importar el proceso que uses, es necesario preparar y probar cada una de las páginas. Hablo en vivo y a todo color.

Aquí hay algo que debes considerar siempre. En ningún caso debes quitar tu nuevo sitio y colocar algún letrero de que pronto estará en línea. Si te sugieren eso, es mejor correr.

Existen formas en las que puedes probar el sitio web. Nosotros veremos la forma correcta con los dos CMS más usados: CMS Hub y WordPress.

Usa Staging del proveedor de Hosting de WordPress

Con WordPress, existen dos formas. Una es usando la funcionalidad de Stage, que tienen la mayoría de los proveedores que ofrecen WordPress gestionado, como por ejemplo Kinsta.

En este caso, entras al panel y si existe la función, podrás crear una copia exacta de tu sitio web actual en una URL diferente que, por lo general, tiene etiquetas que le dicen a los buscadores que no la indexen; caso contrario, será recomendable que añadas esa opción desde WordPress.

Cuando termines las pruebas y los ajustes necesarios, con un simple clic puedes mover tu sitio web de Stage a Live, lo que reemplaza al anterior.

Ahora, suponiendo que tienes un hosting donde tú realizaste manualmente la carga o configuraste la instalación de WordPress, te sugiero algo similar, pero en este caso, tendrías que hacerlo manual. Cuando concluyas el proceso, puedes usar Migrate Guru para pasar tu sitio nuevo al existente.

Usando Content Staging o Preparación de contenido en el CMS Hub

Para el caso de CMS Hub, si tu sitio web se va a rediseñar y cambiar al CMS de HubSpot, puedes crear todas las páginas en Sitio Web de forma normal.

La razón es que tu dominio aún estará en el servidor anterior y mientras, tendrás un dominio temporal, que podrás usar para revisar y probar tu nuevo sitio.

En caso de que tu sitio esté en el CMS de HubSpot, es recomendable usar la funcionalidad de Content Staging o Preparación de contenido, desde donde podrás preparar cada una de las páginas.

Una ventaja al preparar página por página desde Staging es que los metatitle, description y url se mantendrán igual, entonces, no debes preocuparte por este paso. Además, no afectará al sitio en vivo. Cuando todo esté en orden, con dos simples clics podrás lanzar tu nuevo sitio.

HubSpot archivará las páginas anteriores y serán reemplazadas por las nuevas. Todos los datos clave y el contenido quedará en orden y listo para ser visitado.

6. Comprueba que todo está en orden antes de presionar el botón de lanzamiento

Una ventaja de usar un ambiente de prueba es que, al igual que con el sitio web actual, los equipos involucrados pueden dar sus puntos de vista y mandar una lista de sugerencias en caso de que existan, para cuidar y revisar la calidad de cada página.

De igual forma, puedes ejecutar pruebas de velocidad en PageSpeed Insights (ten en cuenta que en algunos casos si aún no tienes configurados los scripts de seguimiento, la velocidad puede ser mayor).

La herramienta que también te recomiendo ejecutar es Screaming Flog, así podrás revisar de un vistazo la estructura como H1, H2 y la cantidad de palabras por página, hacer un comparativo y si existe algo extraño, ajustar.

Cuando las pruebas de contenido, usabilidad y calidad están listas, asegúrate de colocar los códigos de Google Analytics, Pixel de Facebook, entre otros. Para tener un mejor control, te recomiendo que uses Google Tag Manager para gestionar todos los código y controlar en qué páginas sí se muestra y en cuáles no es necesario.

No olvides configurar los redireccionamientos de las páginas que eliminaste o de las que cambió su URL.

Por último...

En el caso de WordPress, no olvides quitar la opción que hace que los buscadores no indexen tu sitio web.

Ahora sí, no hay razón para que no presiones el botón y empieces a celebrar el lanzamiento del nuevo sitio.

Después de presionar el botón y ver que tu nuevo sitio web está en línea, en algunos casos, será de ayuda pedir un reindexado de las páginas, para esto puedes usar Google Search Console.

Listo, ¿hay algo más que debas hacer?

Primero, todo el equipo debe brindar por este gran primer éxito, pero no todo concluye con el lanzamiento. Una clave para lograr que un sitio web sea parte crucial del crecimiento de una empresa consiste en revisar los datos de los usuarios y, con base en esa información, realizar mejoras.

Para ese paso, es necesario recibir nuevos datos, por lo que en los siguientes días tu equipo debe revisar y estar pendiente de Google Search Console, donde podrás recibir informes de algún problema en caso de que exista.

Según el comportamiento que observes en Google Search Console, deberás realizar movimiento para que, en caso de que exista una caída, seas capaz de reaccionar rápido y recuperar el tráfico.

Pensamiento finales

El rediseño web es una acción que, si se ejecuta con un proceso enfocado en mejorar las ventas, puede ser muy satisfactoria, contrario a lo que sucede si nos enfocamos en aspectos solo visuales o que competen únicamente a marketing.

Un sitio web debe ayudar a incrementar las ventas y puede ser tu mejor vendedor, pero el rediseño web es el primer paso para llegar a esta frase que toda empresa convencida del Inbound Marketing espera lograr: "Que su sitio web sea su principal vendedor". ¿Quién no querría? Trabaja las 24 hrs los 365 días del año. 

Si quieres conocer más sobre cómo hacemos esto en Media Source, puedes agendar una reunión o leer sobre nuestro proceso de rediseño web.

Si te gustó este contenido, compártelo o déjanos un comentario en nuestras redes.