El tema de los e-commerce suele ser muy controversial pues es tan así que puede llevarte al éxito o puede realmente no funcionar.

Actualmente muchas personas piensan que poner una tienda en línea es la solución y que dará resultados sin lugar a dudas, ¿será verdad?

Lo que sí es una realidad es que no por ser un negocio en línea significa que no necesita los mismos esfuerzos y las mismas atenciones que un negocio establecido, es más, me atrevería a decir que necesita más cosas para poder darle vida y voz sino de otra forma nadie lo va a conocer. 

Primeramente debes saber que en México aún existen muchas trabas para el e-commerce.

Los usuarios aún no están del todo preparados para hacer compras en línea, se sienten todavía temerosos de dejar sus datos y todavía más de colocar los datos de su tarjeta bancaria.

Ahora imagina si eres una tienda a la cual nadie conoce... más miedo provoca.

Pero para que puedas obtener mucho éxito con tu próximo negocio, te dejamos una infografía con los 13 consejos más importantes para poner una tienda en línea: 

ecommerce-01-1.png

Piensa en la logística: el reparto de los productos es vital.

Un mal reparto, puede arruinar tu reputación y tus ventas:

¿Te ha pasado que compras un producto y tarda semanas en llegar?

Seguramente después de que llega no deseas volver a comprar ahí y eso no es lo que deseas que suceda, por eso, la logística es de los puntos más importantes que primero debes resolver. 

Elige una plataforma: elegir una plataforma es una decisión importante, tómate el tiempo necesario para elegir la que más se adapte a tus necesidades y presupuesto.

HubSpot recientemente anuncio la integración nativa con Shopify, ambas plataformas líderes en su sector, HubSpot en marketing de automatización y Shopify plataforma #1 en comercio electrónico.

La combinación perfecta para lograr el crecimiento de tu tienda en línea, HubSpot + Shopify

Pero además, debes adquirir una plataforma que sea FUNCIONAL.

Te recomendamos que te acerques con un especialista en el tema para que pueda asesorarte. 

Diseño de la tienda: cuida el diseño de la tienda.

Debe ser usable y responsive.

Recuerda que gran parte de las personas realizan sus compras a través de los dispositivos móviles y es por esa razón que debe estar optimizada para funcionar en cualquiera de éstos. 

Cuida las imágenes: cuida las imágenes de tus productos. Si no se ve bien, el cliente no se fiará y no comprará.

Cuando más atractivas sean las imágenes, más posibilidades de venta habrá.

Ten en cuenta que al no haber una tienda física en donde el cliente pueda ver los productos, es importante que tu sitio sea completamente detallado. 

Formas de pago: facilita las opciones de pago.

Abre las posibilidades de venta: tarjeta, contra-pago y PayPal. 

Ofertas y promociones: muestra ofertas, promociones y descuentos en la página principal de tu tienda. 

Afiliación: usa sistemas de afiliación. Estas plataformas te ayudarán a vender más, a obtener credibilidad y además a generar una fidelización en tus clientes. 

Posicionamiento web: cuida el posicionamiento. invierte en SEO y en SEM. Recuerda que un e-commerce es una página web y por consiguiente requiere cuidar los detalles de su optimización.

Existen muchas formas de hacerlo, aplica las técnicas y vuélvete el primero de la lista. 

Mide resultados: mide, usa Google Analytics y tests multivariables para medir resultados y visitas. El control es la mejor forma de planificar una buena estrategia.

Mide conversiones: mide tus conversiones desde el primer día así podrás tener un punto de comparación entre los resultados que has obtenido a lo largo de todo el tiempo para saber qué mejorar y qué continuar haciendo. 

Blog: crea un blog, será tu herramienta para comunicar y de atracción. Menciónales consejos útiles que puedan utilizar si adquieren un producto como el tuyo pero nunca les digas que te compren a ti. 

Redes sociales: presencia en redes sociales, serán tu herramienta de comunicación y promoción.

Entérate de cuál te beneficia más, no siempre Facebook y Twitter son la mejor y única opción. 

Atención al cliente: cuida el trato de los clientes. No por ser una tienda online, debes descuidarlo.

Es vital para que el cliente vuelva a comprar y te recomiende.

Si ya tienes tu producto y sabes exactamente cuál será la oferta que le vas a ofrecer a tu público, no desperdicies la oportunidad de lograr un negocio en grande.

Tómate el tiempo necesario para planear y realizar efectivamente tus estrategias, no te apresures si quieres obtener buenos resultados. En Media Source te ayudamos a programar tu ecommerce

Inbound Marketing para ecommerce