Las redes sociales forman parte de las estrategias de crecimiento más efectivas actualmente.

Además de servir como un medio para ponerte en contacto con tus conocidos, fungen como plataformas para promocionar prácticamente lo que sea.

Su uso va más allá de compartir memes y vídeo virales pues, su alcance potencial y la facilidad con la que se integra a la vida de las personas, hacen de las redes sociales un canal efectivo para posicionar tu negocio e incrementar las ventas. 

Si bien su principal función es servir a la sociabilidad, las redes sociales no quedan relegadas para ser empleadas como medios de publicidad.

Es bien sabido que el costo económico, por no mencionar otra clase de sacrificios, simplemente para pagar gastos de publicidad puede ser bastante elevado.

El problema es que éstos mismos involucran una infinidad de preocupaciones que sin dudas se traducen en tiempo y dinero.

Folletos, espectaculares, spots en radio o televisión, representan gastos que se pueden reducir ya que hoy en día la mejor forma de llegar al publico objetivo es de forma digital.

Tal vez la solución para estos problemas no estribe en omitir completamente gastos típicos de publicidad, pero existiendo un medio tan vasto e interactivo como las redes sociales, cada vez se vuelve más necesario optar por ellas.

Como es inevitable toparse con anuncios publicitarios en la vida cotidiana, lo es en cierta manera también en las redes sociales; están en todas partes y este medio no puede ser la excepción.

Es en verdad sorprendente cómo muchas empresas y organizaciones han estado ganando una considerable cantidad de soporte por la vertiginosa difusión de las redes sociales.

Si movimientos sociales, organizaciones de eventos y causas comunes llegan de la manera más inmediata a la computadora o teléfono inteligente de cualquier individuo, imagina en qué manera tu empresa podría posicionarse en uno de los intereses de ellos.

Lo más increíble es que esta gama de personas no se limita únicamente a un pequeño sector social, estado o inclusive país, sino que es algo que está extendiéndose alrededor de todo el mundo.

Esto significa que una persona de China puede contactar a otra de Europa, o alguien residiendo en México fácilmente puede compartir su intimidad con alguien que viva al otro lado del mundo.

Y aunque esto parezca en cierta forma irrelevante, ya que muy probablemente el consumidor de tu producto no se encuentre al otro lado del hemisferio, el hecho de que todas estas nacionalidades contacten tus redes sociales, le den “me gusta” a tu página o la sigan por twitter, amplía tu apertura de acción.

Una página de Facebook, por ejemplo, que tenga 10,000 “me gusta”, causa más honda impresión ante cualquier consumidor que una de 500, cambios considerables en los que te puede ayudar hasta el público más distante.

Claro, el éxito de emplear redes sociales completamente gratis tiene su límite, aunque se mantenga mucho más amplio de lo que parece.

Estas mismas páginas proporcionan la oportunidad de ser promocionado directamente por ellas, lo que implica un costo.

Pero con sólo contrastar el mayor gasto que puede resultar de esto con la publicidad ordinaria, resulta evidente que las redes sociales nunca se exceden del hecho de ser verdaderamente económicas.

Los beneficios son innumerables y los que puedan aproximarse en el futuro pueden resultar inclusive hasta más cuantiosos, sólo hacen falta ganas para introducirse en este mundo de nuevas posibilidades.

Dale forma a tu estrategia 

Antes de meterte de lleno a las Redes Sociales, te recomiendo tomar en cuenta los siguientes elementos para estructurar tus estrategias de crecimiento en social media.

Debes tener un plan de acción que funja como el esqueleto de todo lo que harás.

Conocimiento de la audiencia

Empieza examinando lo que dicen los usuarios.

Qué percepción tienen de tu marca, en cuales plataformas comentan sobre ella, qué redes sociales usan más, etcétera.

Si es la primera vez que vas a usar este medio y tu negocio apenas va empezando, también puedes hacer una tarea de monitoreo en la industria en la que te encuentres. 

Identifica donde está tu público objetivo.

No todas las redes son iguales, por lo tanto, cada persona las utiliza de diferente manera.

Por mencionar unos ejemplos, Linkedin es para asuntos profesionales; Twitter es rápido y visual con links a otros sitios web; Facebook se presta para vídeos y textos más largos con descripciones más detalladas e Instagram se usa para mostrar el uso de productos/servicios. 

Dependiendo de la red en donde tu público esté más presente será en donde enfocarás los esfuerzos de marketing.  

Tus estrategias de crecimiento deben tomarse el tiempo de escuchar lo que tus buyer persona están hablando en redes.

Tanto en las tuyas como en las de tu competencia o cualquier otra donde sepas que pasan tiempo.

Conociendo a tu target podrás crear contenido que les sea relevante.  Ahora sí puedes seleccionar los canales en los que tendrás presencia.

Planificación de contenido 

Crea un calendario editorial  mensual en donde establezcas la línea que van a seguir tus publicaciones.

¿Tu contenido será formal, amigable, cómico? dependerá de la imagen que tenga tu marca y la comunicación que quieras con tus seguidores.

También debes identificar aquellas temporalidades importantes a las cuales tu marca se podría ligar.

Por ejemplo, días internacionales sobre algo (medio ambiente, salud, lucha contra la violencia etc.) o festividades importantes en tu país. 

Con este calendario podrás pasar el siguiente paso que consiste en programar tus publicaciones mediante plataformas como Hootsuite o Buffer.

Tú solo preocúpate por generar el contenido, los copys y el posteo quedará automatizado por el tiempo que decidas. 

Publicaciones estratégicas 

Una vez que tengas tu calendarización planeada con los post requeridos para cada red, es momento de prepararlos para sacarles el mayor provecho en tus estrategias de crecimiento. 

Imagina lo siguiente: tienes ya a los visitantes interesados en los diferentes perfiles/páginas de las redes sociales que decidiste utilizar.

Ya vieron el arte que creaste, dieron like o lo compartieron pero, ¿qué sigue? Convertirlos (en leads) usando llamadas a la acción (CTA) para enviarlos a landing pages.

Ahí tendrás ya estructurado un formulario que te servirá para hacer una de las transacciones más importantes en Inbound Marketing: contenido premium  a cambio de sus datos de contacto. 

Todos tus posts en redes sociales debe incluir un link a páginas de destino para no desaprovechar esta oportunidad de conversión.

Procura variar el contenido premium que les ofreces para que no los aburras y adecua éste conforme al tipo de público y a la respuesta que tengas de él en cada plataforma. 

Para usar páginas de destino es más recomendable Twitter y Linkedin. 

Si los esfuerzos dieron resultados positivos y cerraste una venta a través de redes sociales ¡Excelente! lo hiciste bien.

Sin embargo, puede ocurrir que los prospectos avancen en el viaje del comprador y no lleguen a comprar nada.

Por ello es importante darle seguimiento a cada publicación/interacción e identificar si algo está fallando.

No dejes nada a la intuición, básate en métricas y herramientas de analytics para hacer los ajustes necesarios. 

Medición de resultados (ROI)

¿Cómo saber si tus estrategias de crecimiento están siendo efectivas? Los ingresos de tu empresa son un buen indicador del éxito del marketing en redes sociales.

Sin embargo, éstos dependerán del ciclo de ventas de cada negocio, por lo que puedes medir complementariamente otros indicadores que revelen el desempeño de tu inversión.

Recomiendo los siguientes:

Alcance 

En redes sociales nos referimos al número de personas a las que tu contenido le llega.

Como te podrás imaginar, esto depende en gran parte del número de seguidores que tengas.

Si no estás atrayendo nuevos, deberás enfocar tus estrategias de crecimiento a este asunto, ya que una página/perfil en Twitter, Facebook o Instagram, mientras más usuarios tenga conectados, mayor prestigio y percepción de confianza por las personas.

Piénsalo, no es lo mismo una fan page con 100 likes que una con 10,000. 

Tráfico

Uno de los objetivos más importantes en tus estrategias de crecimiento en redes sociales es la generación de tráfico hacia tu sitio web.

¿Recuerdas que te recomendé usar links en cada publicación? pues bien, este es el momento de verificar si fueron efectivos en caso de que en los posts hayas utilizado enlaces vayan a tu sitio web.

Monitoriza, de todas las visitas que tuviste en el mes ¿cuántas de ellas provienen de redes sociales? Si, como te mencioné, utilizaste landing pages, también mide cuántos clicks tuvieron independientemente de si llenaron el formulario o no (eso se medirá después). 

Tasa de conversión 

Ahora sí, de todas las visitas que tuvo tu sitio web ¿cuántos prospectos de venta generaste?

Esto es, cuantas personas se interesaron en tu producto a tal grado que pidieron más información al respecto o bien, de todas las que dieron click a tus CTA, qué porcentaje dejó sus datos en el formulario. 

Si estás obteniendo muchas visitas pero pocas conversiones a prospectos de venta, no te alarmes, es normal si es que vas empezando a aplicar estrategias de crecimiento.

Sin embargo, si esto se vuelve una constante y, peor aún, no logras tener leads ni concretar ventas, debes verificar cual es la falla.

Quizá tus links no sirven, tus páginas de destino tardan en cargar o el contenido premium no es el esperado por los usuarios.

Pueden ser muchas las razones; analízalas con base en tu calendarización,  tus Buyer Persona y el viaje del comprador. 

Nuevos clientes

Aquí el análisis y el embudo de venta se hace más específico.

Mide el porcentaje de conversión a partir del número de visitas que tengas, los leads que se generen y los nuevos clientes que tengas.

Compara con otros canales de comunicación y distribución de contenido (como tu blog) y analiza cual te está dejando mejores ROI. 

Con base en ello, puedes saber si tus esfuerzos en redes sociales son efectivos. A final de cuentas, además de posicionamiento, lo que buscas es incrementar tus ventas ¿cierto?

Ya lo tienes. Estas fueron solo algunos de los aspectos a considerar para tus estrategias de crecimiento en redes sociales.

Después de tener el éxito deseado y conseguir nuevos clientes, no debes olvidar que la interacción no termina ahí.

Como la metodología Inbound lo menciona, deleitar a tus clientes es una labor que debe estar en todos los procesos, desde el posteo del contenido hasta el momento en el que tengas concretes una venta.

Las redes sociales son una extensión del servicio al cliente y si las personas obtienen de ti un trato agradable, se convertirán en embajadores de tu marca, lo cual, traerá más ventas y crecimiento a tu negocio. 

Así que, dale a tus seguidores el contenido que están pidiendo.

Si tienes dudas de como crearlo, te sugiero descargues la siguiente Guía efectiva para generar contenido inteligente e intégrala a tus estrategias de crecimiento. 

 

Guía para generar contenido inteligente.