Alguna vez te has preguntado ¿qué es lo que hace realmente impactante un diseño? ¿Serán los colores y las imágenes? ¿Las tipografías? 

Sí, claro que lo son. Todos los elementos dentro de un diseño son muy importantes; sin embargo, eso no lo es todo, hay algo de suma importancia, que es lo que da orden a las cosas que vemos dentro de un diseño: la composición.

Muchas de las personas saben reconocer cuando una imagen o un diseño está muy cargado de elementos, pero rara vez pueden identificar exactamente qué es lo que les gusta cuando ven una imagen.

Dentro del marketing y la publicidad es aún más importante el tema del diseño y su composición visual, pues mediante ella se pueden conseguir mejores resultados para enviar los mensajes directamente a la mente y al inconsciente del consumidor. 

Pero... 

¿Qué es la composición en diseño?

En todos lados escuchamos hablar de la composición. En todos lados hay algo que "compone o integra", pero en el diseño y las artes visuales es de las primeras cosas en las que tenemos que pensar para imaginar "cómo se va a componer la imagen resultante del diseño".

Hablar de diseño y su composición visual es referirnos a diversas técnicas. En pocas palabras, es la distribución y disposición de todos los elementos que utilizamos dentro del diseño para transmitir eficientemente un mensaje

Para poder imaginar la distribución del diseño, es necesario primero conocer los elementos que se utilizarán. Claro, una vez que ya se hizo todo el proceso previo de reconocimiento del público, mensaje y sus necesidades.

Cuando se tienen los elementos a utilizar, se debe planear la composición.

Elementos clave dentro del diseño y su composición

Para llevar a cabo todo esto, los diseñadores nos basamos en ciertos criterios para lograr las mejores composiciones dentro de los diseños.

Diagramación

También conocida como "maquetación", es el momento en el que el diseñador se encarga de organizar los elementos dentro del espacio.

Los elementos del diseño pueden ser gráficos, multimedia, texto e incluso espacios en blanco.

Para poder saber exactamente cuál será la distribución de los elementos, es necesario conocer el objetivo del diseño y para qué medio se utilizará. Cuando se trata, por ejemplo, de un banner, la distribución debe cambiar por las medidas de impresión; en cambio, cuando es algo digital, no se debe tener en cuenta eso.

La diagramación es algo que en un principio resulta lento, pero conforme se adquiere más práctica, lo comienzas a hacer de manera inmediata, sólo con conocer la marca, el producto, el medio, el objetivo y los elementos.

Espacio

El espacio es considerado como un elemento de gran valor dentro de un diseño, pues es el área que queda entre un elemento y otro.

Cuando se colocan los elementos, se piensa a qué distancia quedará uno del otro, ahí es en donde tomamos en cuenta el espacio.

Pero, ¿cuáles son los beneficios del espacio?

  1. Los espacios en blanco hacen que el ojo descanse.
  2. Se genera un vínculo o lazo entre los elementos del diseño.
  3. Con el suficiente espacio, se puede destacar un elemento del resto de la composición.
  4. Se puede inyectar dinamismo entre los objetos.  

Simetría

La simetría es el equilibrio en el diseño.

Un ejemplo muy conocido son las mariposas: sus alas son perfectamente simétricas y hermosas de ver. Dicho equilibrio se puede lograr con líneas y el peso de los objetos, los cuales deben estar compensados.

El peso de los objetos se deriva de su importancia, tratando de equilibrar los que tienen más peso con los que no lo tienen tanto y viceversa. 

Finalmente, una composición simétrica es la que se obtiene cuando al partir el diseño por la mitad, este consta de partes igualmente equilibradas: no se encuentran elementos con mayor peso en alguno de los lados.

En algunas ocasiones, pueden existir asimetrías intencionadas, dependiendo del mensaje a enviar y concepto a utilizar.  

Contraste

El efecto del contraste en las personas es de atracción o excitación para el público que esté observando dicho diseño. Aquí se juega con diferentes intensidades, colores, texturas y tamaños.

El contraste será mayor en cuanto más alejados se encuentren en el círculo cromático, es decir, los colores opuestos contrastan más y dan mayor realce visual. 

Finalmente, el contraste es un recurso muy utilizado para llamar la atención del espectador.

Puede ir de claros a oscuros en un instante o pasar por variedad de colores que crean distintas sensaciones en quienes los vean.

En marketing y publicidad, los diseños deben ser más intencionados; se deben utilizar los recursos exactos con los que se pueda crear el efecto buscado: vender. 

Si lo que deseas es que tu marketing logre los efectos que deseas debes recurrir a una agencia especializada, que logre alinear los mensajes con el diseño y crear un equilibrio visual, justo como tus clientes lo quieren ver.

Aun cuando la teoría en diseño y su composición visual es muy importante, la práctica lo es más y, sobre todo, la experiencia en distintos sectores y sobre diferentes públicos.

En Media Source, contamos con la experiencia en diseño que tu empresa necesita. 

Si quieres una imagen corporativa, darle a tu marca una nueva imagen o una campaña enfocada a tus compradores, acude a nosotros. Tenemos la mejor opción para que tu empresa sobresalga frente a la competencia. 

Descargar guía - Como diseñar grafico que conviertan