El rediseño web de un sitio web no es algo que deba tomarse a la ligera o que deba hacerse sin tener datos suficientes para determinar si es necesario o no.

En este contenido abordaré 3 problemas que deberías evitar si ya tomaste la decisión de rediseñar el sitio web de la empresa.

Si ya estás en la aventura de rediseñar el sitio web, este contenido te ayudará a evitar grandes dolores de cabeza o que otras áreas de la empresa quieran ya no ser más tus amigos.

Es broma, pero es un hecho que te evitará varios dolores de cabeza.

Sin más preámbulo, empecemos.

Antes de mencionar los 3 problemas, me gustaría plantearte algunas razones que considero válidas para tomar la decisión de rediseñar tu sitio web.

Razones para rediseñar un sitio web

Seguro la razón por la que decidiste sumergirte en esta gran tarea es válida, pero nunca esta de más corroborar.

Veamos el listado de las razones positivas:

  • El diseño es muy anticuado y no se adapta a ningún dispositivo móvil. (Urge un rediseño web).
  • El tráfico del sitio web es nulo, debido a que el contenido es pobre o no es del interés de los clientes potenciales.
  • La velocidad del sitio web es muy lenta y las métricas muestran un abandono del 90%.
  • La imagen de la marca cambio y es necesario alinear el diseño del sitio web.
  • Se desea tener más herramientas y se van a hacer mejoras aprovechando el cambio de CMS.

Seguro existen más, pero por lo general, suelen ser las más comunes.

Ahora veamos en qué casos NO conviene hacer un rediseño web.

  • Todo funciona bien, a excepción de las tasas de conversión de algunas páginas. (Aquí puedes usar CRO para esas páginas)
  • Todo funciona bien, pero el diseño ya no nos agrada.

Esas dos razones pueden orillarte a encontrar más problemas que soluciones. No digo que no empieces tu proceso, pero valdría la pena que lo analices o al menos evites estos 3 problemas.

Ebook Conversion Rate Optmization

Comencemos con el más importante.

Problema #1: No realizar una auditoría de tu sitio web

Una auditoría es clave al momento de realizar un rediseño web, ya que puedes tener un impacto negativo en los resultados de búsqueda, además de no tener una dirección clara de las mejoras que buscas tener en el nuevo sitio web.

Un rediseño web no debe ser solo plasmar en un lienzo blanco un nuevo y espectacular diseño. Debes tener objetivos claros y, para poder definir tus objetivos, necesitas una auditoría de tu sitio web.

Así que evita este error y toma una hoja de cálculo en línea y añade columnas importantes que analizarás en cada página actual.

Pueden ser:

  • Título de la página
  • URL de la página
  • Tipo de página
  • Calidad del contenido
  • Informativa/Conversión
  • Número de sesiones
  • Número de conversiones

Ya que tienes la hoja de calculo, complétala con cada una de las páginas que actualmente tiene tu sitio web.

😱 Relacionado: CMS Hub Starter ($25 USD /mes)

Tip profesional: valdría la pena añadir columnas que te permitan optimizar el contenido del sitio web o determinar si ya no es necesaria.

Problema #2: Rediseñar solo x número de páginas

Este problema suele tener varias vertientes o problemas anidados, pero tocaremos cada uno.

Si determinas que 23 páginas de tu sitio web son importantes (sin contar entradas de blog), estas 23 páginas deben estar en el nuevo diseño. No puedes optar por publicar solo 10 y añadir el resto después, porque esto generará enlaces rotos por no mencionar la pérdida de posiciones en caso de que existan.

Adicional a las 23 páginas del ejemplo, todas las entradas del blog deben estar con un poco de pintura del nuevo diseño, si no es posible y el CMS te lo permite, simplemente con que estén es suficiente.

Veamos otro detalle. Cuando el sitio web suele usar WordPress, se crea una instalación diferente, típicamente en un folder. Al hacer esto, tienes que migrar las entradas del blog y de nuevo asegurarte de que todas las páginas deben estar.

Pero vamos a ahondar más en este punto. Eso no es lo más optimo y debes evitarlo o no permitirlo.

Si tu página está en www.empresaacme.com, debe concluir y seguir siendo esa. Casi siempre, como mencioné, instalan WordPress en un folder y queda algo así www.empresaacme.com/newsite. Aunque al final se las ingenian para crear el redirect, esto es lo peor tanto para buscadores como para el usuario.

Ahora bien, esto no es problema de WordPress, sino del proceso que sigue la agencia o el diseñador, así que recapitulando, todas las páginas clave y entradas de blog deben estar listas y el dominio debe ser el mismo.

Pasemos al siguiente y último problema.

Problema #3: Cambiar la estructura del sitio web por completo

Muy pocas veces es necesario cambiar por completo la estructura de un sitio web y suele ser cuando las métricas son un completo desastre, lo que es igual a nulas. Aunque puede que existan esos sitios, realmente deben ser muy pocos.

Así que veamos a qué me refiero con este error.

La estructura del sitio web se rige por la manera en la que están agrupadas las páginas. Veamos un clásico ejemplo:

  • / = página principal
  • /servicios = página con el listado de servicios
  • /servicio/x-servicio = página individual del servicio
  • /contacto
  • /blog

Lo ideal siempre será mantener la misma estructura de enlaces. Además de la estructura de las URL, está el contenido y los bloques que tiene cada página; aquí lo ideal siempre es aumentar el contenido más que suprimirlo.

Se recomienda que, si vas a tocar los contenidos, sea para mejorarlos, ampliarlos y complementarlos.

Mantener una estructura similar ayudará tanto a los usuarios como a los buscadores a entender que la información sigue ahí, pero que fue mejorada y complementada para brindar mayor valor.

Tip profesional: evita ocultar información mediante tabs o acordeones; el usuario está acostumbrado a desplazarse. De igual forma, si tienes preguntas frecuentes, añade un buscador si suelen ser muchas y evítale al usuario tener que hacer clic para ver la respuesta.

Recuerda que menos clics es siempre mejor.

Conclusión

Un rediseño web siempre debe tener una estrategia, un plan de acción y un lugar donde documentes todo el proceso, así evitarás sorpresas y, en muchos casos, ahorrarás tiempo al poder usar información que ya existe.

Si bien la parte visual es clave, no pases por alto la parte que ayudará a que ese gran diseño resulte en éxito y buenas métricas y no en dolores de cabeza.

Si quieres conocer cómo en Media Source llevamos a cabo el rediseño web, agenda una reunión o conoce nuestro proceso de rediseño web.

Servicio de Shopify