Tal vez ya cuentas con un excelente plan para llevar a tu marca a los más alto, pero, ¿ya decidiste cómo lograrás conseguirlo?

En la actualidad ya no basta con tener un plan, también es necesario establecer metas a corto y largo plazo, que te encaminan hacia la consecución de todos tus objetivos.

Establecer metas medibles, específicas, realistas, de corto y largo plazo es lo que te ayudará a crecer tu negocio.

¿Por qué establecer metas en tu estrategia de marketing digital?

Establecer objetivos, a corto o largo plazo, es fundamental para cualquier estrategia de marketing.

Así, establecer metas es el primer paso para transformar lo invisible en visible. Es decir, es una forma de designar el camino que vas a tomar y el destino al que debes llegar.

No se trata de generar metas que jamás vas a cumplir o que son demasiado complicadas de conseguir.

Porque, eventualmente, te verás en la necesidad de ejecutar tu estrategia para lograrlas.

Vale la pena destacar que el proceso de establecimiento de metas, será el primer paso para enfocarte en cumplirlas y generar resultados positivos para tu empresa.

¿Cómo definir tus metas de marketing digital?

La metas de tu estrategia de marketing no son deseos que pides a estrellas fugaces; en realidad son indicadores vitales para el éxito de tu empresa.

Es una forma de enfocar tus esfuerzos de marketing en una sola dirección, para beneficio de tu empresa.

Establecer metas medibles, es la mejor forma de conocer los recursos e inversiones que debes hacer y no dejar todo como un acto de suerte.

Algunos ejemplos de metas de marketing cuantificables son:

Aumento de leads, ROI, ventas mensuales o semanales y número de visitas a tu sitio web.

Ahora que ya conoces la importancia de establecer metas, es momento que pasemos a identificar algunas de las principales que puedes aplicar en tu negocio.

Metas a corto plazo para negocios

Las metas a corto plazo son, como su nombre lo indica, objetivos que pueden ser completados en cuestión de días o semanas.

A diferencia de las de largo plazo que pueden tardar meses o, en algunas ocasiones, años, para completarse.

Dicho de otra forma, las metas a corto plazo son aspectos en los que te enfocarás en términos diarios.

Sin ellas, tus metas a largo plazo son imposibles de cumplir.

Si estás perdido y de plano no sabes por dónde empezar para establecer tus metas a corto plazo, aquí te dejo algunos ejemplos que seguro te sirven para tener un panorama más claro al respecto:

Aumentar número de Leads

Lo más importante para cualquier empresa es sin duda las ventas, pero para lograr un objetivo en ventas es necesario ir un poco atrás.

Entonces ahí es cuando entra en juego el crear estrategias que te ayuden atraer leads nuevos y desde luego de calidad.

Ahora bien la mejor forma para aumentar tus leads es realizando las siguientes actividades.

  • Crear landing page con formularios donde otorgues un ebook o algún recurso gratuito.
  • Facebook Leads Ads, este tipo de anuncio te ayuda a captar nuevos leads.
  • Usar herramientas de captación de leads para tu sitio web como pueden ser el uso de Exitintent entre otros.
  • Incluir llamados a la acción en cada uno de tus entradas de blog.

Es importante que está meta este bien definida y que además de fijarte un % de aumento mensual no dejes aun lado la calidad.

Tráfico sitio web

No cabe duda que el mundo de los negocios se transformó a partir de la época del internet.

Si tu negocio no cuenta con un portal web es como si no existiera, ya que hoy en día es una de las mejores formas de comunicación de cualquier empresa.

Así, más visitas generalmente implican un aumento de tu base de clientes y, de la misma forma, del promedio de usuarios interesados es tu servicios o productos.

Puedes empezar por establecer un meta semanal o mensual, como el aumento del 5 o 10% en el tráfico total de tu sitio web.

Además puedes ir afinando tu estrategia con base en los resultados mensuales que obtengas.

Las actividades que debes hacer para lograr más tráfico:

  • Optimizar todas las páginas de tu sitios web (SEO Onpage)
  • Verificar que la navegación en móvil sea optima
  • Contar con un Blog en tu sitio web
  • Crear entradas de Blog con contenido relevante
  • Eliminar páginas que no reciben ninguna visita para ganar puntos en Google

 

Promedio de conversión

En el mundo del marketing conversión es definida como el acto de transformar a visitantes en clientes.

Para lograr un mayor número de conversiones digitales las estrategias de marketing incorporan una variedad de técnicas que ayudan a superar las barreras e incitar a tus visitantes a adquirir un producto.

Por ejemplo, una compañía de e-commerce puede ofrecer un 15% de descuento a nuevos usuarios en su primer compra con la intención de que estos ordenen de inmediato y, así, incrementar el porcentaje de conversión del sitio.

Las acciones que debes seguir para mejorar el promedio de conversión:

  • Realizar pruebas A/B
  • Mejorar el contenido del sitio
  • Incluir herramientas de medición de calor (HotJar)

 

Engagement

La proporción de atracción y retención (engagement) de tu marca es uno de los principales factores a tomar en cuenta en este tipo de metas.

En redes sociales, normalmente, se cuantifican a través de shares y comentarios de tus publicaciones.

Una alta tasa de engagement es claro indicador de la calidad de tu contenido y estrategia de marketing digital.

Una buena meta a corto plazo en este aspecto es incrementar el porcentaje de retención.

Otro aspecto importante podría ser reducir el tiempo de respuesta para tus clientes que contacten contigo por este medio.

Metas a largo plazo para tu negocio

Las metas a largo plazo requieren un mayor lapso de tiempo para realizarse y no se cuantifican de la misma manera que las de corto plazo.

Muchas veces nos pueden parecer imposibles de lograr, pero con una estrategia bien definida y trabajo duro seguro las conseguirás.

El secreto para que las consigas reside en la constancia que tengas en tus acciones.

Si quieres comenzar de inmediato a establecer tus metas a largo plazo, te dejo los siguientes ejemplos para que te inspires y los adaptes a tu negocio.

Reputación

No hay secreto, la reputación de cualquier negocio se construye con el tiempo.

Por eso, dependiendo de la naturaleza de tu negocio o la industria a la que te dediques, tus metas de reputación pueden variar.

Si tu compañía, por ejemplo se dedica a la venta de bienes raíces, puede que tu meta sea convertirte en la firma más conocida en el sector.

Por el contrario, si eres una empresa de ropa o calzado, tal vez tu meta sea generar un idea de moda, innovación y novedad en tus posibles clientes.

Como puede leer, debes considerar las características de tu negocio y lo que esperas que la gente piense o diga de él.

Conciencia de marca

A medida que tu negocio va creciendo y más personas son conscientes de su existencia y de los productos o servicios que oferta, naturalmente se genera una mayor exposición de la marca.

Generar una estrategia a largo plazo al respecto, te ayudará a posicionarte como un referente en tu área.

Para hacerlo puedes valerte de estrategias como:

Asociación con influencers, patrocinios, publicaciones, eventos, foros, etc.

Recuerda que la idea es lograr una mayor presencia y mantenerla de forma constante para que logre hacer eco en tus consumidores.

Reconocimiento de marca o nombre

Una cosa que no puedes olvidar es que, la mayoría de los clientes, eligen marcas que les generen confianza.

Por esta razón, es importante que logren reconocerse y encasillarte como una de ellas.

Lograr que tu marca o nombre sea reconocido en tu sector, es una de las grandes formas para colocarte como una figura de autoridad a la cual los compradores pueden acudir con total confianza.

Para lograrlo puedes involucrarte con eventos locales, grupos de Facebook, publicaciones especializadas, etc. para crear ruido alrededor tuyo y que todos volteen a ver tu compañía.

Además, es una excelente forma de asegurarte como parte de una comunidad de negocios y compradores, que se encuentran en constante interacción; lo que puede resultar en un aumento de ventas.

Ranking Google o SEO

Una meta a largo plazo que todos los negocios deberían de establecer es lograr establecerse en las primeras posiciones de los mejores buscadores.

Google y otros buscadores web son los que te ayudarán a atraer la mayor cantidad de tráfico orgánico a tu web y, potencialmente, ayudarte a cerrar más ventas.

Vale la pena destacar que la optimización de los buscadores toma algo de tiempo y en ninguno de los casos es inmediato.

Por eso tu meta debe ser a largo plazo y, sobre todo, medible.

Es decir, hasta que no la cumplas, no podrás modificarla.

Puedes comenzar estableciendo ciertas metas a corto plazo, como utilizar ciertas palabras clave para una categoría.

O, tal vez, prefieres comenzar por optimizar el SEO o los contenidos de tu sitio web.

De igual forma, para establecer tu estrategia a largo plazo puedes comenzar por fijarte en aparecer en la primer página de Google en un lapso de 6 meses.

Para lograrlo puedes establecer una estrategia de blogging basado en Inbound Marketing, que seguro te llevará al lugar que te mereces.

 

Plan de Marketing Digital