Como líder de negocio debes ser capaz de distinguir entre una estrategia de marketing digital que necesita algo más y una que no tiene cabida en tu plan para crecer ventas.

Ser dueño de un negocio implica cuidar la efectividad que están teniendo las estrategias digitales para estar apoyando tu crecimiento en lugar de estar mermando la rentabilidad de tu empresa.  

No es tarea fácil decir “no más” en el tiempo adecuado, si no tienes forma de medir de manera rápida y en un solo click los principales indicadores de esos esfuerzos.

Tener un negocio implica cuidar la efectividad que están teniendo las estrategias en cualquier ámbito.

No es sencillo aceptar que algo no está tomando el rumbo deseado. Sin embargo, el éxito de cualquier compañía radica en saber identificar a tiempo el momento adecuado de hacer cambios.

En lugar de dejar que los malos resultados se queden y arruinen tu compañía, debes estar alerta a las señales claras y contundentes que te ayudan a distinguir si algo tendrá éxito o no para el área comercial. 

Veamos a detalle esas señales. 

1. No tienes indicadores claros

Cualquier esfuerzo que se realice para incrementar la ventas de tu negocio debe ser medible numéricamente, pero no solo eso, es importante contar con una plataforma de información confiable y automatizada que te asegure la consistencia de la información en una sola pantalla.

¿Conoces la plataforma de Hubspot? 

El potencial que tiene para que en un solo vistazo puedas medir la efectividad de cada uno de los esfuerzos y saber qué estrategia sí está siendo rentable y cuál está siendo una carga, como dirían por ahí: “Eso no tiene precio”.

2. Los esfuerzos son altos y tienen baja productividad

No hay nada más dañino para una empresa que destinar muchas horas profesionales a realizar esfuerzos para lanzar una campaña de comunicación muy “bonita” pero que nadie está viendo. 

Uff, eso es desgastante ¿no? Invertir creatividad, ideas, tiempo, esfuerzo ¿para que no te funcione?

Esa es una señal inequívoca de que las cosas no están bien y que hay que hacer un cambio de inmediato. 

Pero ¿hacia donde cambiar? ¡Ah, buena pregunta! Cambiar hacia lo que sí te está funcionando y para ello volvemos al punto número 1: necesitas información precisa de los resultados podrás evaluar qué dejar de hacer.

3. Las visitas a la página son mínimas  

Si nadie te ve sería ilógico pensar que tus ventas aumentarán por arte de magia, ¿no crees? 

El aumento de las visitas a tu página es esencial para que puedas alimentar y fortalecer tu cono de ventas y que este se vuelva más efectivo.

Si de aumentar visitas se trata te recomendamos hacer acciones como implementar una estrategia SEO efectiva en tus palabras clave.

4. Los prospectos no son de calidad.

Uno de los peores errores es pensar que porque la gente está visitando tu página y te llegan a contactar o a llenar un formulario es un indicador de que la estrategia de marketing digital está funcionando. 

Lo inteligente es evaluar la calidad de esos prospectos para evaluar si tu propuesta de valor está llegando verdaderamente al mercado objetivo.

5. El área de ventas gasta mucho tiempo en cerrar clientes 

Esta señal tiene relación con el punto anterior: si el área de ventas está haciendo un trabajo exhaustivo para atender a los prospectos o leads que recibe, entonces estamos hablando de que la calidad de los leads no es la ideal.

También puede indicarte que los prospectos no estánlo suficientemente preparados para estar convencidos de que eres su mejor opción.

En ese caso debes fortalecer tu estrategia de contenido para que tus prospectos tengan la información necesaria en tiempo y forma para que vayan tomando la decisión, y cuando lleguen contigo ya estén avanzados en su toma de decisiones.

Esto es la base de lo que llamamos Inbound Marketing.

6. Las personas de marketing no saben manejar el cambio 

El mundo digital, el uso, costumbre y comportamiento de los usuarios está cambiando constantemente.

Si tu equipo de marketing no está habituado a manejar dinámicamente el cambio, tal vez no estén preparados para innovar en una estrategia digital.

Tal vez sea un excelente equipo de marketing tradicional que está acostumbrado a otra dinámica y no a comprender la dinámica digital que son dos cosas totalmente distintas. 

7. Las personas de ventas no saben manejar el cambio

Hoy en día la venta tradicional, las llamadas en frío y el perseguir a los prospectos hasta que los fuerces a comprar son prácticas que ya quedaron atrás.

Como consumidores odiamos que nos vendan y tener un vendedor atrás de nosotros noche y día, es lo peor que nos puede pasar. En cambio, nos encanta comprar.

Ahora la decisión de compra la tenemos nosotros como consumidores y lo que requerimos de las marcas es que nos brinden la información necesaria para nosotros tener el control de comprar o no.

8. Recibes muchas quejas.

Un indicador claro de que algo no está funcionando bien en tus procesos es que recibas quejas, ya sea a través de tus esfuerzos de social media (redes sociales) vía telefónica o bien en persona.

Recibir una queja puede ser un área de oportunidad ideal para darte cuenta qué debes mejorar y qué sí puedes hacer para que tus clientes se sientan atendidos y que se conviertan en tus fans.

Si tu negocio tiene algunas de estas señales, creo que es momento de que tomes acción.

En Media Source como agencia de Inbound Marketing estaremos felices de poderte asesorar y ser tus socios comerciales para que juntos alcancemos esos niveles de venta que sueñas. 

Si de compromiso se trata, aquí encontrarás unos aliados que estaremos contigo codo a codo.

New Call-to-action