Como muchas cosas en la vida, cuando se habla de una tasa de éxito en tus campañas de emails, la sincronización es lo más importantes.

Si lo que buscas es generar una mayor cantidad de emails leídos y potenciar el número de clics para incrementar el tráfico en tus páginas, es fundamental que conozcas los mejores momentos para hacer llegar tu mailing.

Es cierto, cada uno de tus clientes tiene un rutina propio y maneja sus tiempos de forma personal; no obstante, existen diversos estudios y técnicas que te pueden ayudar a determinar el momento justo para conectar con tu audiencia.

Los emails y los días

art-02

Día vs noche: Claro, la respuesta parece obvia.

Si vas a elaborar una campaña de mailing, asegúrate de fijar tus horarios de envío durante el día.

Sí, cuando la gente esté despierta, en su trabajo, en sus actividades diarias; en fin, cuando su tiempo de atención sea mayor.

Lunes locos: De manera general, la mayoría de estrategias de mailing evitan mandar correos los días lunes.

¿Por qué?

La realidad es que la gente no tiene tiempo de ponerse al corriente en sus actividades tras un fin de semana de descanso.

Llegan a sus oficinas y ya los espera una marea gigantesca de emails listos para ser respondidos. Y, ¿qué hacen con aquellos mails que les estorban? Sencillo, los eliminas. Cuídate de los lunes y no termines en la lista de desechos.

Fines de semana: Históricamente los fines de semana son los días que menor lapso de atención tienen.

La verdad, la gente tiene mejores cosas que hacer que revisar su bandeja de entrada.

Las tasas de interacción suelen ser bajas pues las actividades familiares, de recreación o compromisos evitan que los usuarios tengan acceso a tu información.

Los favoritos: Martes, miércoles y jueves, siempres se han mantenido como los días favoritos para mandar correspondencia electrónica.

Dentro de esta trifecta, los mejores días son miércoles y jueves.

Eventos eventuales: Si tu mailing va dirigido a promocionar un evento, webinar, dinámico o cualquier suceso en un lapso de tiempo fijo, es importante que te adelantes y generes tu estrategia con anterioridad.

Algunos de tus contactos no revisan su bandeja todos los días. Para estar seguro, puedes compartir distintos newsletter con diferentes días de anticipación.

null

La mayoría de estudios muestran que los días laborales tienen una mayor tasa de impacto.

Como puedes ver, las métricas demuestran que el mayor número de interacciones se da de lunes a viernes y el tráfico se reduce drásticamente los fines de semana.

Si lo que buscas es un día en específico para generar mayores interacciones entre tu audiencia, entonces miercoles y jueves son tus dias ideales.

Persiguiendo a la gallina de los huevos de oro

art-03

Ahora que has entendido que los días ideales para basar tu estrategia de mailing son martes, miércoles y jueves, debes saber algo importante: tu competencia también conoce este dato.

No es por darte malas noticias, pero es importante que sepas que, a pesar de basar tu estrategia en el mejor día para conectar con tu audiencia; aún tienes que superar la gran marea de correos que llegan a diario a las bandejas de tus prospectos.

Si no quieres que tu newsletter se pierda en un mar de correos electrónicos, nadar contracorriente puede ser una gran opción.

A pesar de que lunes y viernes no se perfilan como los días favoritos, quién te asegura que no funcionarán para tu comunicación.

Eso sí, te recomiendo que no apliques esta estrategia hacia los fines de semana, solo te encontrarás con un desierto imposible de flanquear.

La movilidad ha cambiado las reglas del juego

art-04

La forma tradicional de ver “la mejor hora para mandar tus emails” se ha modificado, en gran parte, gracias a la nuevas tecnologías que abogan por crear un mundo móvil.

Los hábitos de los consumidores han cambiado gracias a la utilización de dispositivos celulares y tabletas.

El estándar de “media semana” para lanzar tu comunicación tiene total sentido si nos atenemos exclusivamente a ordenadores de escritorio.

Los usuarios móviles, por otro lado, tienden a tener una gran actividad en la red pasado los horarios laborales. Es decir, de 5 a 8 de la noche.

Teniendo eso en mente, vale la pena comentar que mientras sí existe un registro de actividad mayor en dispositivos móviles durante las noches y, en algunos casos, fines de semana; no todo es miel sobre hojuelas.

Un estudio publicado por Brafton, muestra que el 55% de consumidores solo abren emails en una computadora de escritorio, mientras que el 25% lo hace en sus dispositivos móviles.

Sin embargo, este número constantemente muestra signos de crecimiento gracias al poder de la movilidad.

Los emails y las horas

art-05

Ahora que ya establecimos que los mejores días para lanzar tus comunicaciones son martes, miércoles y jueves; es momento de pasar a determinar el mejor horario para hacerlo.

Es importante considerar que el tiempo promedio de vida de un email es de una hora después de haber sido enviado.

Considera los siguiente, habiendo transcurrido las primeras cuatro horas, el porcentaje de emails abiertos desciende a un 8%.

Después de las primeras 24 horas, solamente existen 1% de posibilidad que la gente lea tu correo.

Los estudios especializados en esta materia han encontrado dos momentos clave en el día para mandar emails y tener una mejor en el promedio de correos leídos. Generalmente los mejores horarios son: de 9 a 11 y de 13 a 15 hrs.

Estos lapsos de tiempos empatan directamente con el comienzo de la jornada laboral y, por otro lado, con los horarios de comida en la mayoría de compañías.

¿Puedes ver cómo los hábitos de las personas son los que definen los momentos ideales para contactar con ellos?

Como puedes ver y como el estudio de Campaign Monitor muestra, el 53% de los mails son abiertos dentro de un horario laboral (definido entre 9 y 17 hrs.).

Mientras que, el 47% de los mail abiertos fuera de horario de oficina ocurren a través de un dispositivos móvil.

 

null

Conoce a los contactos a los que enviaras el email

art-06

Entender las necesidades de tu audiencia es el mejor potenciador que podrás encontrar àra hacer tu campaña de emailing más efectiva.

Tus estadísticas y datos demográficos pueden tirar por la borda cualquier estudio de “mejor tiempo para…”

Por ejemplo, la mayoría de estudios te aconseja no enviar correos en horarios nocturnos, pero si tu audiencia consiste en un amplio número de community managers que laboran en horarios nocturnos, entonces notarás un aumento en el promedio de correos leídos en estos horarios.

El nicho de tu audiencia, es decir, tus contactos determinará el mejor horario para contactarlos.

Otro factor importante que debes considerar es que la ubicación y la temporada pueden modificar los hábitos de tu audiencia. Si tienes un público global, es necesario que estudies las características de la región para adecuar tu plan a sus necesidades.

En este tema no existe una solución todo en uno. Para conocer lo que mejor funciona para tu compañía debes entender la manera de actuar de tus contactos.

No culpes al horario, no culpes el día

art-07

Los malos porcentajes de correos abiertos no solo se basan en el horario y día que has elegido para efectuar tu comunicación. Si tus tasas de apertura no van de la manera que deseas, revisa los siguientes puntos:

¿Estás mandando demasiados emails?

A nadie le gusta recibir millones de correos todos los días. No, a nadie. Olvida esa estrategias. Muchos de tus contactos pueden estar hartos de recibir de forma (tan) constante información que no necesitan. Lo mejor que puedes hacer es reducir el número de interacciones, pero mejorar la calidad de la información que compartes.

¿Tus emails son mobile friendly?

Ya hablamos del poder de la movilidad. Si tu respuesta es negativa, ¿qué estás esperando? Has dejado pasar miles de oportunidades de aumentar tu porcentaje de lectura.

¿Tienes un “asunto” impactante?

Las primeras impresiones cuenta y mucho, Un asunto inteligente, creativo e impactante es una de las mejores herramientas que puedes emplear para potenciar tus porcentajes. Sal de lo común y busca atraer la atención de forma directa incluso antes de que tu audiencia abra tus correos.