Hablar de los clientes puede resultar un tema delicado, ¿alguna vez te has puesto a pensar en cuál podría ser el motivo por el que de un día a otro deciden irse? Los clientes siempre son clientes y no nada más cuando acaban de firmar el contrato, aún cuando ya se convencieron de que tú eres su mejor opción siempre tienes que enamorarlos... Quizá sea eso en lo que estás fallando y por lo que decidan irse. Hay muchas empresas que se concentran sólo en buscar y cerrar nuevos clientes pero se olvidan de cuidar, procurar y consentir a quienes ya son parte de su empresa.

Dicho de otra forma, los clientes son el activo más importante de una empresa, si no tienes clientes no hay ganancia y eso es obvio, es por eso que los debes de cuidar y acompañar durante todo el tiempo. Digamos que es algo muy parecido a lo que pasa con las relaciones interpersonales, finalmente tanto los clientes como tú son personas que conviven con más personas y en algún momento nos encontramos en la misma circunstancia. Muchas veces perdemos de vista el motivo por el que los clientes llegan a nosotros, esa razón tan valiosa por la que nos seleccionaron, en algunas otras ocasiones no lo sabemos y es todavía más complicado ser conscientes de ello para trabajarlo siempre.

Pero entonces, ¿cómo enamorarlos siempre? Claro que no tienes que mandarles rosas todos los días ni hablarles siempre para saber cómo están, los clientes no esperan eso de ti pero en cambio sí buscan un servicio de calidad que no siempre se limita sólo a lo que tienes que hacer. Déjame decirte algo, la competencia entre las empresas muchas veces no se genera por lo que ofreces, más bien, del valor agregado que brindes ya sea en tu producto o servicio. Encontrarlo no es fácil pero sí necesario, a todos nos gusta sentirnos apapachados y mucho de eso viene con el servicio que les brindes durante todo el proceso, un cliente es un matrimonio y tienes que enamorarlo siempre y sorprenderlo con el servicio que le des. 

Pero si todavía no sabes cuál es el valor que le puedes ofrecer y la diferencia que tendrás dentro del mercado, te invito a que leas los siguientes tips con los que puedes enamorar y deleitar a tus clientes, a todos nos gustan los detalles y las sorpresas, no tienen que ser grandes, pero si los tomas en cuenta para futuras desiciones harás que se sientan parte de tu empresa, el sentido de pertenencia siempre tiene buenos resultados. 

  1. Entrega un kit de bienvenida: No tiene que ser un kit de playera y gorra, va más allá de eso. Puede ser una presentación de bienvenida y agradecimiento por haber seleccionado a la empresa. También puedes incluir una hoja con el nombre de todos los miembros de la empresa o en su defecto, de las personas con quienes podrían tener contacto en caso de emergencia, de seguro a todos nos ha pasado que no localizamos a la persona con quien tenemos que hablar y no sabemos con quien más podemos comunicarnos. Esto los hará sentirse seguros y poner mayor confianza en la empresa.
  2. Destaca a tus clientes y su importancia: Menciónales cuánto los aprecias y lo importante que son para ti, quizá muchas veces no se puede hacer público el nombre de tus clientes, pero en la medida de lo posible, reconócelos y ponles una estrellita. 
  3. Tómalos en cuenta para nuevos productos o servicios: Quizá no haya una mejor opinión acerca de tu producto o servicio que la de alguien que ya los conoce. Muchas veces nuestros clientes encuentran áreas de mejora dentro de lo que ofrecemos así que si vas a lanzar un nuevo producto, una mejora en el servicio o simplemente harás alguien distinto dentro de tu empresa, pregúntales y pídeles su opinión, seguramente resultará muy valiosa para ti. 
  4. Envíales detalles en fechas importantes: No tienen que ser flores ni chocolates, pero puedes mandar por correo electrónico postales personalizadas en alguna fecha especial. No es que tengas que estar al pendiente de todo lo que hacen pero sí puedes hacer una lista de sus cumpleaños y consentirlos un poco. Eso los hará sentir cómodos y ayuda a fortalecer el vínculo, incluso puede romperse ese lazo de negocios y convertirse en algo más personal y de amistad. 
  5. Ayúdales a aprender algo nuevo: Ofréceles información valiosa acerca de tu producto o servicio, el contenido de valor los mantendrá en constante actualización acerca de las tendencias del mercado y además les generará confianza el hecho de que tú lo sepas. Puede ser un emailing semanal o un newsletter el medio con el que puedes brindarles esta información, por supuesto no te olvides de compartirlo con todos en las redes sociales. 
  6. Responde rápidamente y nunca desaparezcas: Si tienes que realizar un viaje que te mantendrá alejado o tendrás alguna situación por la que será complicado responder, avísales. No los hagas pensar que no estás pues además pueden sentirlo como una muestra de desinterés, siempre contéstales lo más pronto posible.
  7. Comparte sus contenidos: Sigue sus cuentas y comparte los contenidos que publiquen en redes sociales, ayúdales a tener visibilidad, eso los hará sentir en contacto y siempre es una buena muestra de apoyo y afecto hacia la empresa y todos sus colaboradores. 
  8. Dales un beneficio extra: Por pequeños que sean los detalles a todos nos gusta recibirlos, así que seguramente si nunca lo has hecho y de pronto les envías uno se sorprenderán demasiado. Pero los detalles y elogios tienen que ser de vez en cuando, no exageres porque podrías caer en la incredulidad, se trata de generar confianza y vínculos más cercanos además de la fidelización. 
  9. Realiza eventos con los que les ayudes a seguir aprendiendo: No tienen que ser eventos presenciales pero si puedes echar mano de las redes sociales y todas las tecnologías para hacer seminarios, conferencias y eventos virtuales. Envíales la invitación para que no se lo pierdan, además de aprender, la confianza que depositan en ti seguirá creciendo pues sabrán que siempre estás informado y que además compartes tus conocimientos. 
  10. Crea contenido especializado: Pueden ser presentaciones, ebooks, reportes, infografías, etc. Esto les ayuda a saber que estás investigando acerca de su segmento y que te ocupas por conocer más del mercado al que pertenecen. Además puedes ayudarles a conocer algo que aún no saben, muchas veces no estamos enterados de la última novedad en el sector y saberlo es importante para poder innovar. 

Los productos se pueden copiar, parte de la competencia se trata de eso y los estudios de mercado para eso se realizan, sólo así sabes qué es lo nuevo que puedes ofrecer. Pero el valor no se centra sólo en tu producto o servicio, cuando deleitas y procuras a tus clientes creas en ellos una buena imagen de tu empresa, comienzan a verte como alguien y no como algo... Sólo así lograrás crear fidelidad.

Te invito a poner en práctica estos 10 tips, también puedes descargar nuestro ebook en el que descubrirás más y mejores consejos para deleitar a tus clientes y consentirlos como ellos lo merecen. ¿Qué estás esperando para enamorarlos?Deleita a tus clientes