Un proyecto de rediseño web no suele ser una decisión que se tome a la ligera y para ayudarte en el proceso te dejo 10 razones para saber si es un proyecto que debe ser considerado en tu empresa para 2021.

Aquí está el listado de las 10 razones; unas pudiesen parecer obvias, pero créeme que existe un sinnúmero de sitios que tienen uno o más de los puntos de la lista.

  1. El sitio web no está optimizado para múltiples dispositivos
  2. Actualizar el sitio web o añadir una mejora es una tarea complicada
  3. El diseño del sitio web no se alinea con tu marca
  4. Tu sitio web tiene un bajo rendimiento en buscadores
  5. Las conversiones siguen igual o han disminuido
  6. Es difícil que tus potenciales clientes encuentren información
  7. La experiencia del usuario y el diseño dejan mucho que desear
  8. Tu sitio web es muy lento
  9. Tu sitio web no puede formar parte de tu estrategia de marketing
  10. Tu sitio web no suele influir en el proceso de ventas

Para tener un mejor contexto de cada una de las razones voy a detallarlas.

Antes me gustaría considerar un punto clave en cuanto al uso que tiene un sitio web en la actualidad.

Un sitio web debe ser una fuente de información para tus prospectos potenciales a convertirse en clientes, de esta forma informas y disipas las dudas que existen en torno a tu servicio, producto o industria, logrando así estar en el momento justo en el que decida avanzar en la adquisición de un producto o servicio.

Dicho lo anterior, es importante que tu sitio web esté preparado, ya que es igual que un vendedor: si no lo dotas de las herramientas y la información correcta, no hará mucho por tu empresa cuando tenga enfrente a un potencial cliente.

Entonces, ahora empecemos a desglosar cada razón.

1. El sitio web no está optimizado para múltiples dispositivos

Quise empezar con esta razón ya que, si bien parece la más obvia, aún existen sitios web que no están optimizados para diferentes dispositivos. Puede que se muestren bien en escritorio, pero es porque originalmente solo se creaban para esos dispositivos.

Ahora bien, una optimización para teléfonos celulares, el dispositivo móvil más usado, no se trata únicamente de apilar los bloques de contenido. Aunque es algo que inicialmente se debe hacer, la optimización tiene que contemplar ajustes que faciliten la interacción del usuario.

Así que si tu sitio web aún no brinda una buena experiencia en dispositivos móviles o tabletas es momento de pensar en un rediseño.

2. Actualizar el sitio web o añadir una mejora es una tarea complicada

Un sitio web que se construye y se considera como completado es algo que en el pasado era válido; en la actualidad, para que un sitio web sea efectivo debe estar vivo y me refiero a que requiere contenido e información que la industria o tus potenciales prospectos demandan.

Si tu equipo de marketing o ventas no puede editar el sitio web de una forma ágil o añadir nuevo contenido, es una señal de peso para pensar en un rediseño web.

En ocasiones, esto se debe a que el área que se encarga de las actualizaciones es el área de IT o similar y cuando estas áreas existen suele ser para brindar otro tipo de soporte a la empresa y no necesariamente atender las solicitudes de cambios de marketing o ventas.

Si es el caso de tu empresa, es buen momento para pensar en un rediseño web y, además, considerar que el CMS sea fácil de usar para marketing y ventas.

3. El diseño del sitio web no se alinea con tu marca

Mencioné al inicio que un proyecto de rediseño suele ser una decisión compleja, pero no por tener un sitio web rezagado tu marca deja de crecer.

Lo que quiero decir con esto es que quizás tu marca ya está en otros mercados, tiene servicios y producto más integrales, en términos generales, la propuesta de valor de la marca creció.

Entonces, en ocasiones, todo este crecimiento y estos diferenciadores con respecto de tu competencia no se ven reflejados en el sitio web. Por ello, es necesario que para que se alineen consideres el rediseño web.

En la actualidad, la presencia de tu marca resuena más en lo digital que en el mundo físico y es momento de que el gran valor que tiene se comunique en tu sitio web.

4. Tu sitio web tiene un bajo rendimiento en buscadores

El lugar favorito para la mayoría, por no decir la totalidad de prospectos potenciales, suelen ser los buscadores, entonces si tu sitio web no figura en ellos, quiere decir que estás dejando de ganar clientes.

El tema del posicionamiento en buscadores suele ser un tanto complejo, pero el tener un sitio web que cumpla con los aspectos técnicos de forma adecuada hace que sea más fácil lograr un mejor rendimiento.

Es cierto no basta con tener un SEO técnico de 10, ya que se requieren más acciones, pero hace más sencillo competir para ciertas consultas, entre otras ventajas.

Algunos de los puntos clave que debes revisar son:

  • Tienes un SSL activo y todas tus páginas dirigen al mismo
  • Tienes un mapa de sitio xml
  • Tienes un archivo txt robot que indica qué página y archivos deben ser excluidos

La lista abarca más puntos y la mejor forma de saber si tu sitio web tiene un buen rendimiento es conocer el número de palabras clave donde tu sitio se posiciona, además de las palabras que incluyen tu nombre.

Otro punto es considerar las visitas que recibes desde buscadores. Si sabes que no es el número ideal, quizá sea una buena razón para pensar en el rediseño web.

5. Las conversiones siguen igual o han disminuido

Un vendedor debe conseguir leads, ¿cierto?

Si un sitio web debe ser tu mejor vendedor, entonces debería proveerte de suficientes leads. Si bien en un inicio no, después de implementar una estrategia, esto debería cambiar, pero si no es el caso, es momento de pensar en cómo mejorar las conversiones.

Existen distintas tácticas de marketing y ventas que ayudan a mejorar la generación de leads; la principal es proveer contenido al sitio web mediante el blog; la otra es poder optimizar el contenido de las páginas de conversión, entre otras acciones.

El hecho de que las conversiones sigan igual o hayan disminuido es una razón para pensar en un rediseño web.

6. Es difícil que tus potenciales clientes encuentren información

Dentro del proceso de compra, los prospectos requieren información para poder tomar una buena decisión. Para esto, los prospectos realizan búsquedas con el objetivo de obtener todo lo que deben contemplar.

Buscar comparativos y entender por qué los precios varían entre un proveedor y otro es una de las tareas de investigación que casi cualquier potencial cliente realiza antes de adquirir un producto o servicio. 

Si tu empresa es capaz de estar en el momento en que los potenciales buscan, es un punto ganado, pero si en tu sitio web es difícil poder seguir explorando para resolver más dudas, entonces tienes un área de oportunidad que mejorar.

Toda la información debe ser accesible para tus potenciales clientes. Aunque es algo que se puede resolver relativamente rápido, la realidad es que a veces no es posible porque esa información no existe. Si este es tu caso, tienes una razón para pensar en el rediseño de tu sitio.

7. La experiencia del usuario y el diseño dejan mucho que desear

Hay un dicho en temas de marketing y un sitio web: un usuario va dedicar 0 minutos de su tiempo para entender la forma de interactuar con tu sitio web, a lo que se refiere es que existen estándares que tu sitio web debe cumplir; estos estándares se alinean a la experiencia del usuario.

Entonces, para que la experiencia del usuario sea la ideal, las interacciones y las acciones que buscamos que el usuario realice deben ser lo más simple posible y principalmente claras.

El diseño juega un papel importante en la experiencia del usuario y si bien puedes suponer que valdría la pena experimentar con realizar cambios, en algunos aspectos el resultado no será del todo bueno, a menos que tu comunidad sea igual o superior a los principales canales sociales, que son un punto de referencia de los hábitos a los que los usuarios están acostumbrados.

Aunque puedes diseñar increíbles tabs o acordeones, entre otras, el usuario está más acostumbrado a hacer scroll y dejar los clics exclusivamente para realizar una acción clave.

Así que simple es mejor. Si consideras que existen elementos de la vieja escuela que ocultan información, tienes una razón para pensar en el rediseño web del sitio.

8. Tu sitio web es muy lento

Todo es mejor si es rápido. Hay cosas en las que no aplica, pero en lo que respecta a un sitio web es una máxima que debes considerar. Puede que no afecte directamente en tu posicionamiento en buscadores (un debate constante en el mundo SEO), pero sí tiene un impacto en la experiencia del usuario.

Es importante que no te obsesiones con la velocidad. Quizás en cuanto a las herramientas, tu sitio sigue mostrando una métrica no de 100, pero eso puede deberse a cuestiones técnicas de las mismas herramientas que miden la velocidad.

La mejor forma de probar la velocidad de tu sitio web es realizar un test real, quizás vía móvil con la conexión a datos. Si el sitio responde en menos de 3 segundos todo está bien, pero si el tiempo es mayor, debes considerar el rediseño de tu sitio web.

9. Tu sitio web no puede formar parte de tu estrategia de marketing

Esta razón pudiera resultar obvia, puesto que el peso de una estrategia digital tiene mayor relevancia hoy en día, pero te sorprendería saber que en ocasiones se debe recurrir a otras herramientas, puesto que el sitio web no está actualizado, es muy lento o es casi imposible pensar en añadir o modificar algunos elementos.

Si cuando piensas en generación de potenciales clientes es habitual que no se tome en cuenta tu sitio web, entonces es una razón más para un rediseño web.

10. Tu sitio web no suele influir en el proceso de ventas

La última razón y no por eso menos importante es qué tanto influye tu sitio web en el proceso de ventas. Esto no aplica únicamente hablando de los usuarios que visitan tu sitio web, que sin duda son relevantes, sino también a tu equipo de ventas: qué tan posible es que pueda usar el contenido que está alojado en el sitio web.

Se debe pensar en qué tan posible es que el área de ventas pueda colaborar y brindar datos relevantes para que el sitio web se modifique y, con ello, el área comercial pueda generar mayor confianza con los potenciales clientes.

Si esto no es posible en tu sitio web, deberías considerar rediseñar tu sitio en 2021.

Pensamientos finales

Si bien un proyecto de rediseño web requiere de tiempo y dedicación, la realidad es que si tu sitio web encaja en algunos de los puntos mencionados, vale la pena considerar el rediseño web.

Un sitio web no está completo aun cuando se llega a la etapa del lanzamiento en el proceso de rediseño de un sitio web, pero en ocasiones el crecimiento o las mejoras suelen ser frenadas por el CMS.

Aunque debes tomar en cuenta aspectos relevantes para tus potenciales clientes, no debes perder de vista que tu sitio debe proveer las herramientas para que tu equipo de marketing y ventas haga mejoras o añada nuevas piezas de contenido.

Si después de leer este artículo te preguntas ¿cuánto tiempo tarda un rediseño de sitio web? La respuesta es: depende. Si ya tienes varios puntos avanzados antes de acercarte a una agencia como nosotros, el tiempo puede ser menor, pero si aún hay que realizar la planeación, quizás tome más tiempo. El rango suele ser de 30 a 90 días.

No debes olvidar que se trata del elemento más importante de tu empresa, por ello, a pesar de que no debe tardar más de 3 meses, tampoco debe ser urgente que se concluya en semanas. La razón radica en que debes tomar en cuenta todos los aspectos más allá de las cuestiones visuales.

Si quieres evaluar si es algo que podría mejorar tus objetivos, conoce más sobre nuestro servicio de rediseño de sitios web y para conocer más detalles del proceso te invito a que leas agenda para el rediseño de un sitio web.

Es tu turno, deja un comentario y hazme saber qué planes tienes para tu sitio web en el 2021, será un gusto leerte.

New call-to-action