Cuando vas a iniciar un plan de marketing digital, o bien realizar alguna optimización o mejora, siempre es recomendable analizar a tu competencia.

Si bien podrías pensar que es una mala práctica, es todo lo contrario, hacerlo te ayudará a saber qué lugar ocupa tu empresa y entender cuál es la razón por la que se encuentra en esa posición. 

La idea es que con estos pasos obtengas el análisis competitivo de 10 de tus competidores más cercanos. Pueden ser más pero, tú decides.

Así que empecemos.

Para estar en la misma sintonía, veamos la definición.

¿Qué es un análisis competitivo?

Es una estrategia de investigación que tiene como objetivo la recopilación y revisión de acciones o métricas de empresas rivales.

Es una táctica que provee información sobre las acciones que están llevando a cabo los competidores, así como las amenazas que representan para tu empresa.

Pasemos entonces a conocer la importancia.

¿Por qué es importante realizar un análisis competitivo?

La razón más importante es muy simple: necesitas saber dónde está parada estratégicamente tu empresa y a qué distancia se encuentran de ti tus competidores.

Es necesario que sepas si te llevan la delantera o bien si están muy detrás de ti. En cualquier caso, te ayuda a identificar y prever escenarios que puedan ser una amenaza o acciones claves que debes implementar para no seguir rezagado.

Ahora, pongamos manos a la obra y veamos los pasos para realizar tu análisis competitivo.

1. Identifica a tus 10 principales competidores

Es cierto que este primer paso podría parecer un tanto ridículo, pero créeme, en Media Source nos hemos encontrado con clientes que no suelen tomar en cuenta a su competencia.

Entonces, si ya los tienes identificados, lo óptimo sería revisar a fondo qué están haciendo a nivel digital que los convierte en una competencia para ti. 

Si aún no los identificas, puedes consultar con tu equipo de ventas o investiga si algún prospecto ha realizado alguna comparación que te coloque en desventaja, ya sea por argumentos de un mejor precio o, quizá, sobre alguna característica que tu empresa no ofrece.

Adicional a eso, puedes realizar búsquedas en Google y observar quiénes aparecen cuando colocas el nombre de tu servicio o producto.

En una hoja de cálculo, coloca el nombre y los dominios de los 10 competidores que quieres analizar y para hacerlo puedes apoyarte en herramientas de análisis. 

Una de ellas es ahrefs. Por este recurso, pagas $7 USD y podrás usarla durante 7 días que serán suficientes para hacer un estudio completo de tu competencia. 

Aquí colocas palabras clave relacionadas con tu producto o servicio y obtienes tanto el listado de los sitios como otras formas en las que los usuarios buscan lo que tú ofreces.

Vamos al segundo paso.

2. Analizar en contenido del sitio

Ya que tienes la lista de los 10 competidores, es momento de analizar el estado de su sitio web.

El primer análisis es de tipo visual y es simplemente colocar en tu lista: sí o no.

Por lo general, un sitio web debería tener lo siguiente:

  • Blog
  • Artículos bloqueados
  • Recursos premium
  • Casos de éxito
  • Videoteca
  • Newsletter
  • Llamados a la acción en artículos

En tu lista coloca los elementos en columnas y señala si cuentan o no con los puntos que te mencioné arriba. 

Si tienen artículos de blog o recursos premium, revísalos y determina si son de calidad, realiza un comparativo honesto sobre si son mejores o no que los tuyos.

Un dato relevante que debes considerar es la frecuencia con la que colocan nuevas piezas de contenido en su blog.

Lo más importante a considerar es si los contenidos hablan de ellos como empresa o de lo que los potenciales clientes estarían interesados en conocer.

Ya que evaluaste el contenido, puedes utilizar ahrefs para obtener métricas del sitio web de forma general.

Dentro de las métricas que te recomiendo que analices se encuentran la autoridad que tiene el dominio, qué autoridad tiene su página principal, el perfil de enlaces y el promedio de tráfico orgánico que recibe.

Anota estos datos en tu hoja de cálculo para cada competidor.

Pasemos al tercer punto, el cual se relaciona con esos datos.

3. Análisis de su posicionamiento en buscadores SEO

El tráfico orgánico es el más rentable y, si ya lo implementas, estoy seguro que querrás saber cómo están tus competidores.

En ocasiones, las métricas de autoridad del sitio web y de otras páginas, pueden  no ser un factor para el tráfico orgánico, pero sí es importante conocerlas.

Lo primero es saber de los competidores que tienen blog qué tan bien optimizado se encuentra y qué contenidos son los que más funcionan.

NOTA: También es necesario analizar a los competidores que no tienen blog.

En ahrefs, ya que colocaste el dominio, da click a palabras clave para observar a detalle datos relacionados con la posición que ocupa y qué página del sitio tiene esa posición.

Si te preguntas cómo puedes hacer para ganarle a algún Goliat que figure como tu competidor te dejo un tip:

Supongamos que el contenido que está en la primera posición es un contenido de "8 tips para lograr algo"

Y, según tu análisis, ese contenido te atraería potenciales clientes, entonces debes abordarlo creando un contenido que sea mucho mejor que el que ocupa la primera posición pero siguiendo una estrategia similar. 

Por ejemplo: " 16 tips para lograr..." Es decir, enriqueciste al doble el contenido que ocupa los primeros lugares. 

Es un reto, quizá sí, pero no basta con añadir uno o dos. Debes esforzarte más para lograr vencer, usa la creatividad y a tus contactos para más ideas.

De igual forma, en ahrefs puedes averiguar cuál es el mejor contenido del competidor.

Pudiera parecer patrocinio lo de ahrefs, pero no es así, en Media Source la usamos y es una de nuestras herramientas favoritas, usamos SEMRush y Mangools que también te pueden ayudar con los puntos que mencioné, tú elige.

4. Canales sociales y perfiles de negocio

Hoy en día, las redes sociales juegan un papel muy importante para los negocios y depende mucho a qué industria pertenece tu empresa para determinar qué acciones son las óptimas en una estrategia de redes. 

Puedes analizar todas las redes donde están tus competidores, sin embargo, mi recomendación es que una estrategia de redes sociales se construye en los canales en los que hay más potencial para tu industria, independientemente de si tu competencia usa esa red o no. 

Analiza el contenido que publican tus competidores, si realizan videos y qué interacción tienen con su audiencia. Determina qué si es funcional y qué no. 

En algunas redes, como Facebook e Instagram, el nivel de interacción está determinado por el posible impulso pagado de sus publicaciones puedes verificarlo desde la Biblioteca de Anuncios de Facebook de cada competidor. 

Existen perfiles de negocios que son igual de importantes. Tal es el caso de Google My Business, donde puedes revisar si los competidores generan interacción o reviews.

En redes como YouTube, puedes verificar si tus competidores elaboraron un canal y qué contenido hay en él, así como la frecuencia con la que publican nuevos videos.

5. Verifique la velocidad de páginas clave

La velocidad de las páginas clave, aunque no suele formar parte de un análisis competitivo, resulta un factor altamente determinante de tu empresa vs la competencia. 

Una baja velocidad en tus páginas principales puede dificultar el alcance o superación de competidores en relación con el posicionamientos en los motores de búsqueda.

Google ha mencionado recientemente que la velocidad será un factor de posicionamiento.

Para realizar un análisis de velocidad puedes hacerlo de forma gratuita en esta herramienta: PageSpeed Insights de Google. Ahí coloca el dominio de tu competidor y espera el resultado.

El resultado está dividió en móvil y escritorio. Cada sección de la página debe pasarse por el test.

Mi recomendación es seleccionar 3 páginas clave además de la página principal para llevar a cabo el análisis. Por ejemplo: página principal, página de servicios, un artículo, una página de destino.

6. Identifica puntos de mejora

Ya que tienes el listado de tus 10 competidores completo, es momento de revisar y determinar qué puntos puedes mejorar en tu sitio web o estrategia de marketing digital.

Quizás, en cuanto a tu sitio web todo está bien, pero qué hay con los contenidos que publicas en redes, el uso de videos y otros puntos clave dentro de tu estrategia de marketing. 

No desestimes el potencial de alguna acción que algún competidor haga y que tú no.

¡Ojo! No se trata de copiar, puesto que, aunque es cierto que son tus competidores, no son iguales a ti.

La intención es que tu propuesta de valor y el por qué del servicio o producto que brinda tu empresa sean únicos. 

Conclusión

Ya que completaste tu análisis competitivo y obtuviste los puntos de mejora, establece un plan con metas smart que te permitan cumplirlos.

Déjame saber cómo te fue con tu análisis competitivo y si necesitas apoyo, puedes conocer más sobre los servicios de inbound marketing que tenemos en Media Source.

Deja un comentario, será un gusto conocer tu opinión.