Lejos estamos de los años finales del siglo XIX, donde el comienzo de la publicidad y los carteles se gestó. Jules Chéret, litógrafo y pintor de la Escuela Nacional de Diseño de París, comenzó una tendencia que sigue hasta nuestros días: el cartel publicitario.

En esa época, movida por la creciente burguesía, el amor al arte y la creación de recintos artísticos; Chéret ideó una forma de comunicación para anunciar las distintas obras teatrales y, así, llamar poderosamente la atención del público.

Sus carteles publicitarios adornaron las entradas del Teatro de la Ópera de París, el Moulin Rouge o el Folies Bergere.

Hoy en día la proliferación de marcas, productos, compañías, eventos y ofertas de mercado; han causado una inundación de espectaculares y carteles publicitarios en la ciudades.

Se podría decir que la publicidad ya es una parte intrínseca de la vida diaria, a derecha o izquierda, arriba o abajo, en todos los rincones encontramos presencia de este formato de publicidad.

Algunas personas, incluso, pueden tacharlo de negativo por la supuesta invasión que hace del espacio público.

Entonces, ¿cómo destacar en un mundo repleto de espectaculares? La respuesta se puede reducir a tres palabras: Impacto, eficacia y redefinición.        

¿Cómo la nueva tecnología evoluciona la publicidad?

La definición de Marketing Interactivo plantea un proceso uno a uno que reacciona y cambia basado en las acciones individuales del cliente y prospectos.

Esta habilidad de responder a los impulsos del consumidor significa un aumento considerablemente más efectivo que los formatos directos.  

En esta definición ya no se habla del cartel monofuncional que adorna (de sobre manera) las calles de la ciudad.

En la actualidad, el uso y empleo de distintos soportes, técnicas de comunicación y tecnología basadas en la movilidad e internet; han permitido que los mismos consumidores se involucren y formen parte de las propias campañas publicitarias, mediante la interactividad de las plataformas que soportan el mensaje.

Imagínalo así: El cambio del formato VHS al formato DVD significó una profunda transformación en la industria del entretenimiento.

¿Por qué?

Sencillo, los beneficios que otorgaba la evolución tecnológica de este nuevo soporte, permitían a las compañías llevar al siguiente nivel su relación con sus consumidores.

Ahora no sólo podías ver tu película favorita y rebobinar sin tener que usar un lápiz para regresar la cinta, el nuevo sistema permitía incorporar un menú interactivo con el cual el usuario podía adaptar el film a sus necesidades.

Idioma, subtítulos, escenas; en fin, opciones que antes no eran consideradas y que, hoy en día, parecerían automáticas.

Así, el Marketing Interactivo ofrece numerosas ventajas tanto a las compañías que lo adoptan como a los consumidores que lo asimilan.

Ventajas de Marketing Interactivo

Segmentación

Puede llegar a ser tan específico como se desee. Al valerse de software y herramientas en línea, da la capacidad de seleccionar a la población a la que se quiere dirigir. Conocer sus gustos, sus pasatiempos, horarios de conexión, interactividad con publicaciones; todo con el objetivo de robustecer la estrategia.

Cobertura

Si bien existen distintos soportes de los cuales se puede valer el Marketing Interactivo, la maleabilidad de la cobertura dependerá del alcance propio de la campaña. Por ejemplo, una propuesta de marketing por internet tendrá la cobertura más amplia pues, sin haber segmentado, se puede llegar a todo aquel que posea un dispositivo con internet. Por el contrario si se habla de un cartel interactivo, se llegará a un segmento específico de la población, pero se logrará cubrir con la población total especificada dentro de la campaña.

Afinidad

Generar una fuerte conexión con los clientes es sinónimo de un buen posicionamiento de marca. Ubicar y direccionar los esfuerzos para empatar con los gustos o cualidades de los consumidores es una herramienta fundamental que otorga el marketing interactivo.  

Canales de distribución

Como se mencionó, el marketing interactivo brinda la posibilidad de utilizar distintos tipos de soportes para la transmisión de su mensaje; así pues, es sencillo reconocer la pluralidad de canales que brinda a las empresas.

Creatividad

La finalidad del Marketing Interactivo es crear un vínculo con su consumidor, en este caso el aspecto creativo es fundamental para lograr una comunicación efectiva y arraigo hacia la marca.

Branding

Mostrar las características más sobresalientes del producto o de la compañía generan confianza en el cliente y, esta confianza, se ve recompensada con lealtad hacia la compañía.

Ejemplos de Marketing Interactivo


McDonald´s

Pick and Play de Mcdonald´s fue uno de los primeros esfuerzos de la compañía para generar una experiencia interactiva con sus consumidores.  

La ciudad de Estocolmo, Suecia, fue la primera en conocer esta pantalla interactiva que incorpora elementos distintivos de la cadena comercial.

Esta gamificación ofrece la posibilidad de conectar tu dispositivo móvil, mediante internet, son el servidor de la pantalla y retar a las demás personas a un juego de ping-pong estilo arcade.

Haciendo divertida su publicidad e incorporando elementos clave y distintivos de la marca, se logra un poderoso  mensaje para los consumidores.

Al final de cuentas, la comida sí puede ser divertida.


Women’s aid and Ocean Outdoor

http://www.adweek.com/creativity/bruised-woman-billboard-heals-faster-more-passersby-look-her-163297/

Este cartel interactivo se colocó por primera vez en 2014 en las las calles de Londres en el marco del día internacional de la mujer.

Con un a clara demanda para la sociedad, el mensaje se veía reforzado por la interactividad del cartel.

Mediante la incorporación de tecnología de reconocimiento facial, se logró que entre más tiempo el espectador miraba el cartel, las heridas en el rostro de la mujer sanaban a mayor velocidad. en este caso, la interactividad misma con los peatones era parte del mensaje per se; es decir, el problema de violencia hacia las mujeres existe, ignorarlo genera aún más daño, pero el ser consciente de él hace que el problema comience a resolverse.


Kit Kat

Una ciudad cosmopolita y en constante movimiento merecía una campaña de gran calidad. Se piensa que la publicidad siempre pide algo del consumidor, en este caso no es así, te da algo: ¡Un masaje!

Esta original campaña creó el primer cartel con masajes incorporados del mundo. La idea era clara, tomar los espectaculares que normalmente se encuentran en las paradas de autobuses e incorporarlos con un sistema de masaje que se activa al recargarse en ellos.

Con la leyenda “Ven, yo doy masajes en mi break”, estos carteles pronto llamaron la atención del público.

Pero, espera, la campaña no terminó ahí; para hacerlos aún más interactivos todos los carteles masajistas podían ser encontrados a través de Google Maps; además, cada que las palabras “cansado” o “estrés” era escrita en Twitter, la aplicación generaba una respuesta instantánea donde mostraba la locación de tu centro de masaje Kit Kat más cercano.

Así, el mensaje del cartel se mezclaba con las conversaciones de Twitter generando un círculo de conversación.  


Coca-Cola

Ven.

Te regalo cien euros.

No es una propuesta que te hagan a diario.

El cajero de la felicidad de Coca-Cola tenía una clara misión: generar una interacción recíproca entre compañía y consumidor.

Mediante cajeros electrónicos ubicados en distintas parte de España, esta campaña obsequiaba cien euros a quienes se comprometían a compartir la felicidad (parte del claim de marca).

El primer acto de la campaña corría en torno a la interacción entre el cajero y el consumidor; pero, la parte más importante venía después.

Una vez aceptada la propuesta, el cajero ofrecía distintas opciones para compartir ese momento de felicidad: desde lanzar balones a una cancha, hasta compartir una cena.

Lo interesante de este ejercicio fue la retroalimentación que la compañía recibió en redes sociales, los participantes realmente hicieron las acciones propuestas.

Así, se logró involucrar a distintos niveles de la sociedad en un solo esfuerzo, generando un valor fundamental: Amor a la marca.


Reebok

Un anuncio callejero con un reto: Correr y superar los 17 km. por hora para obtener un par de tennis de la marca.

¿Suena bien no? Equipado con una cámara de velocidad, los peatones no podían pasar desapercibidos de tan jugosa oferta.

Correr por unos tennis, para después correr con sus ZPump 2.0. Reebok tenía claro que, si se va a hablar de hacer ejercicio es mejor poner el ejemplo.

Divertir, fomentar y comunicar, tres aspectos clave de este esfuerzo publicitario basado en la interactividad del público con la marca.

Nutella

Muchos podrían pensar en una película de terror al mencionar una Nutella parlante.

No queremos asustarte, pero esto sucedió en Holanda (¡vaya forma de llamar la atención!).

La dinámica era sencilla, una pantalla interactiva con un locutor tras bambalinas que hacía cumplidos a los peatones.

Así, la gente miraba sorprendida mientras intentaban mantener una conversación con un anunció; para hacerlo aún mejor, después de un tiempo de interacción se hacían ganadores de un delicioso tarro de Nutella.

La publicidad interactiva puede llegar de muchas formas, pero sin duda, es más eficiente cuando logras arrancar una sonrisa y regalas un momento de diversión a tus posibles consumidores.


Heineken

¿Qué harías por un boleto para la Fórmula 1?  Esa misma pregunta se la hicieron más de 75,000 peatones en las calles de Australia.

Este anuncio interactivo de Heineken incorporaba una serie de cámaras que grababan los esfuerzos de los participantes por hacerse con tan codiciados boletos.

Desde bailes hasta trucos de magia, todos buscaban su recompensa.

El reto estaba dado, ¿le entrarías?