No cabe duda que la complejidad del ser humano es inmensa y que nosotros, aún con todos los avances en ciencia y tecnología, conocemos muy poco de nuestro interior y en la mayoría de las veces queremos encontrar respuestas muy lejanas de lo que realmente necesitamos, es decir, no nos detenemos a pensar y reflexionar sobre nosotros mismos siendo que las respuestas que queremos encontrar están ahí, dentro de nuestra gran inmensidad interior. 

Actualmente, la vida en la que estamos inmersos nos lleva a vivir a un ritmo muy acelerado, permaneciendo en un constante nivel de estrés que en la mayoría de las veces no podemos controlar pues estamos bajo presión económica, social y cultural, lo que nos lleva a dejar de lado nuestro ser, cada día hacemos menos cosas que nos gustan, que disfrutamos y que alimentan nuestra personalidad sólo por hacer cosas con las que podemos pertenecer a un grupo social. Incluso, cada día comemos menos cosas que en verdad disfrutamos sólo porque el horario de comida no nos permite tener alimentos más ricos, más nutritivos o porque es lo más práctico. Lo verdaderamente importante está en un solo lugar: en nosotros mismos. 

Las emociones y su importancia en el ser

Las emociones son, para muchos y desgraciadamente, un tema desconocido aún cuando todos las vivimos a diario. Una emoción, a diferencia de un sentimiento, son procesos que se activan de manera instantánea ante alguna situación que nos hace poner alerta nuestros sentidos. Los sentimientos por el contrario, son procesos en los que se trabaja de manera constante para poder llegar a sentirlos; es por eso que el amor es un sentimiento y el miedo una emoción, por poner un ejemplo. 

Debido a esto es que una emoción "trabaja" de manera espontánea en nuestro cuerpo, nosotros no podemos evitar sentirlas, sin embargo, bajo un trabajo de autoconocimiento y autoregulación se puede llegar a canalizarlas de manera efectiva para lograr ser capaces de comunicar nuestro sentir y no explotar en el momento menos oportuno o crear conflictos donde no los hay. Hoy en día, esto es lo que estamos dejando a un lado y más cuando vivimos en ciudades llenas de sucesos y momentos que nos hacen vivir con todos nuestros sentidos en estado de alerta, generando en nuestro cuerpo un sinfín de emociones, positivas y negativas, pero que sin duda todas ellas tienen una repercusión sobre nuestro ser. 

Pero así como todo en exceso es malo, las emociones también lo son, sin importar que sean positivas para nosotros o que nos hagan sentir bien. ¿Alguna vez has conocido a una persona que tiene una enfermedad de la cual no se puede curar bajo ningún tratamiento médico, aún cuando ya vio diversas alternativas? Si tu respuesta es sí, ponte a pensar en su salud interior y si tu respuesta es no, podrías empezar a pensar en tus emociones y su relación con tu salud después de leer la siguiente información.

Dentro de la medicina alternativa se encuentra la "salud holística" que se dedica precisamente a eso, al estudio de las enfermedades desde un punto de vista energético y mental, pues los síntomas de nuestro cuerpo no son más que un reflejo de nuestros pensamientos y experiencias, de manera que si revisamos nuestras emociones podríamos llegar a la raíz del origen psicologico de las enfermedades y también evitar padecer muchas de ellas. Generalmente la idea que tenemos de nuestro cuerpo es muy limitada a lo que en verdad es y no vemos la cantidad de elementos que la conforman, mucho menos le damos importancia a aquellas cosas que la medicina tradicional no cura, como son las energías y las emociones, necesitamos entender que la mente y el cuerpo son un mismo mecanismo que funciona en conjunto y por ende, los pensamientos y sentimientos funcionan de la misma manera. 

El lenguaje psicosomático es el encargado de develar cuál es nuestro conflicto interno que está causando un malestar a nuestro cuerpo, una vez encontrado, lo tenemos que enfrentar y aprender a canalizarlo en emociones positivas para evitar cargas innecesarias. ¿Alguna vez tu te has sentido así? Un ejemplo más claro es cuando estamos muy felices y nos sentimos llenos de energía, pero cuando estamos tristes y deprimidos hasta el apetito se nos va. Algo así funcionan los demás padecimientos, pero en distintas escalas. A continuación hablaremos un poco de los que son los más comunes y sus posibles causas:

  • Cuello: Se dice que un cuello con mucha rigidez es sinónimo de imposibilidad para mirar hacia diferentes lados, esto también se define como obstinación y una mentalidad estrecha. También puede ser un exceso de estrés. 
  • Espalda: La columna vertebral es el eje de nuestro cuerpo, de nuestra vida, y cuando sentimos dolor en esta parte es porque necesitamos liberar algún peso o situación que cargamos en ella. También puede ser un reflejo de evasión a algún problema o situación. 
  • Pies: Los pies son una parte muy importante en nuestro cuerpo a los que generalmente no les damos la atención suficiente, pero ellos en verdad son quienes nos dan equilibrio, estabilidad y nos permiten avanzar por lo que una dolencia en esta zona puede ser síntoma de inestabilidad o un conflicto en la dirección y rumbo de nuestra vida. 
  • Alergias: Las alergias son un padecimiento que cada vez aquejan a más personas pero, ¿por qué se producen? El sistema inmunológico presenta hiperactividad ante un agente externo que, tal vez, pudiera ser un profundo temor o miedo o a despojarse de las ayudas para ser autosuficientes. ¿Realmente eres alérgico a algo? 

Tal vez en un principio es complicado voltear a mirar a tu interior y saber qué es todo lo que está pasando ahí adentro pero conforme te detengas a hacerlo de manera constante irás aprendiendo de ti y de tu cuerpo pues no olvidemos que todos reaccionamos de manera diferente y expresamos nuestras emociones de distintas formas. Lo realmente importante es que siempre te mantengas en un equilibrio emocional para no llegar a un origen psicologico de las enfermedades, como en el caso de las que son "autoinmunes", incluso se sabe que el cáncer también puede tener una fuerte influencia emocional.

 Esto no quiere decir que la ciencia y la medicina no sean una solución, pero sí es recomendable llevar un tratamiento médico y uno alternativo para curarnos "desde adentro hasta afuera" y hacerlo de manera íntegra. Nuestro cuerpo es una máquina sumamente compleja que necesita verdadero alivio. 

Si este artículo te ha servido para informarte y reflexionar, es porque es un contenido de calidad, lo que en Inbound Marketing se conoce como "contenido que aporta valor para tus clientes y les hará ver tu experiencia dentro del sector". Para Media Source, agencia de inbound marketing es un gusto escribir contenidos como éstos para tus clientes. No importa el sector o la industria a la que pertenezcas, lo que importa es que te decidas por una estrategia que atrae mayor cantidad de visitas y convierte más prospectos en clientes.

Guía para generar contenido inteligente.