¿Alguna vez has escuchado a alguien decir la frase "No me digas que haces cosas buenas, sólo has cosas buenas"? Seguramente sí, mucha gente lo dice, desde los clientes, nuestros jefes, los maestros que tuvimos en la escuela, en fin, por lo menos alguna vez debimos de haberlo escuchado y es que bien dicen que la mejor manera de demostrar las cosas es a través de los hechos, no de las palabras.

Un ejemplo más claro son las relaciones de pareja, siempre dicen que la mejor forma de demostrar amor es mediante acciones y no con simples palabras, ¿ahora sí te suena familiar ésta frase?

Bueno, lo que quiero platicarte con ésta frase es que el marketing es igual. Actualmente los dueños de un smartphone ven su celular al menos 150 veces al día, interrumpiendo su uso sólo para dormir pues al levantarse la primera actividad que realizan es ver su teléfono y entonces, la cuenta comienza otra vez.

Durante todas esas veces al día que revisas el teléfono ¿a cuántos mensajes publicitarios estás expuesto? ¡Cientos! Imagínate si tuvieras que verlos todos...sería una locura, es por eso que los usuarios han aprendido a ser selectivos con los contenidos que desean ver, ya no permiten que cualquier anuncio intervenga en las pantallas de sus dispositivos (ni en su andar diario).

La realidad es que ahorita estamos inmersos en un mundo lleno de información, en cualquier momento somos bombardeados por "n" cantidad de anuncios, ofertas, que no nos permiten poner atención en muchas cosas, pero ¿por qué?

La manera en que funcionan los recuerdos es a través de los significados, es decir, cuando tú le otorgas un significado o una relación a un evento o dato, éste automáticamente pasará a ser parte de tu inconsciente y guardado en tu memoria, posteriormente lo podrás recordar mediante alguna asociación.

Esto es lo que pasa con el marketing y la publicidad, es por esto que resulta más importante crear mensajes de valor, que generen un recuerdo en las personas, todos queremos estar en la mente de los consumidores ¿o no?

LA VERDAD DETRÁS DEL MITO

Muchos dicen que la publicidad tradicional ha quedado obsoleta, que ya no funciona y que es mejor dejar de hacerla... Yo no te voy a decir si dichos comentarios son reales o no, mediante sencillas reflexiones tú podrás tomar una decisión, así es más fácil que le des tu propio significado y recuerdes mis recomendaciones. Entonces...

¿Prefieres que tu producto llegue a muchas personas o sólo a los compradores potenciales? ¿Deseas que los compradores vean tu anuncio 3 segundos mientras manejan o que sean 3 segundos mientras navegan en la web?

Lo fundamental a considerar es la importancia de no perder recursos en lo que no genera resultados. Antes era importante llegar a muchas personas y entre más gente viera tus anuncios, más probabilidades de venta tenías, ya fuera por medio de un anuncio en algún impreso, un comercial de radio o televisión y espectaculares.

Hoy no es así, los compradores toman su decisión de manera más informada, ¿tú cómo lo haces? Las personas que siguen viendo televisión ya no observan los comerciales, antes cuando no había control remoto era imposible pensar que una persona se iba a levantar del sillón o de la cama a girar la palanca para cambiar los canales, pero ahora con los mandos a distancia las personas hacen "zapping" cada vez que su programa se va a la barra de comerciales.

Aunque las estadísticas digan que en el horario estelar del canal de las estrellas hay 3 millones de televidentes, ¿cuántos realmente ven los comerciales? Muchas personas ocupan esos espacios para levantarse a hacer otras cosas por lo que sólo "escuchan" los contenidos... 

Un ejemplo: vas caminando un viernes rumbo a la escuela de tus hijos y en una de las esquinas ves un espectacular de un lugar turístico cerca de la ciudad, en ese momento piensas que deseas tomar unas vacaciones y que siendo viernes quizá sea una buena oportunidad de salir de fin de semana.

Cuando llegas a casa recuerdas que deseas salir de la ciudad pero olvidas todo lo que decía el anuncio porque te concentraste sólo en vacaciones así que decides hacer una búsqueda en internet de "lugares para disfrutar un fin de semana", entre todas las opciones que el buscador te da, decides visitar sólo los 3 primeros resultados que son los que seguramente te darán información que genere un vínculo emocional o vivencial contigo. 

Dentro de este ejemplo podemos ver que aunque una persona vio el espectacular en donde anuncias tu hotel, un lugar turístico o a lo mejor tu producto de playa, no decidió acudir a ti ni comprar tu producto porque al final el mensaje que le transmitiste ni fue por el canal correcto, en el momento adecuado y tampoco le aportaste el suficiente valor como para quedarte en su mente.

Generalmente en un ambiente que corre tan rápido como es la calle, es poco probable que las personas recuerden todo lo que ven. 

Al final de cuentas, el marketing tradicional tal vez pueda darte mayor alcance y visibilidad, pero la gente cada vez menos desea ver anuncios. Antes en una revista era interesante ver los anuncios de ropa o de relojes, hoy a las personas ya no les interesa eso porque pueden verlo en internet.

Además, aún cuando 100 personas compren la revista, sólo la verán una vez y con eso no es suficiente para captar su atención pues aunque compren la revista, no puedes estar seguro de que van a ver tu anuncio. Por otro lado, la publicidad tradicional no tiene forma de medirse, es decir, con marketing digital tienes muchas aplicaciones para obtener estadísticas, ¿cómo mides los resultados de un anuncio de televisión? 

No es que la publicidad tradicional ya no funcione, sólo es cuestión de reflexionar si realmente la inversión (que no es mínima) en verdad la recuperas... ¿lo sabes? Seguramente no pues no hay forma de medir el ROI.

Quizá es un buen momento de comenzar a destinar ese capital para algo más efectivos, que tenga esfuerzos medibles y sobre todo, que de mejores resultados.

Inbound Marketing es una metodología comprobada que además brinda distintas ventajas a la vez, por ejemplo presencia e imagen digital profesional, posicionamiento web, incremento en las visitas al sitio web y mayor conversión de prospectos, además es una manera efectiva de mantener siempre el vínculo cercano con quienes son ya tus clientes. 

Si deseas conocer más acerca del tema o platicar de tus objetivos de marketing, puedes acercarte a nosotros, siempre una agencia de inbound marketing será la mejor opción para obtener buenos resultados. Será un gusto atenderte. 

6 métricas de marketing que tu equipo debe monitorear