Seguramente tú al igual que muchas otras personas, piensas que tener éxito en la vida o lograr una fortuna requiere de habilidades meramente empresariales, claro, se necesitan y esas se aprenden de muchas formas a lo largo de la vida como a través de cursos, talleres, conferencias e incluso coaching. Pero además de eso, se necesita algo muy importante, un tipo de inteligencia que no cualquiera desarrolla y sobre todo, que no enseñan en cualquier lugar, estoy hablando de la inteligencia emocional. 

Pero, ¿qué es la inteligencia emocional y cómo influye en nuestro éxito? La inteligencia emocional es una habilidad, es decir, es algo que se aprende pero mediante el conocimiento de ti mismo, es decir, desarrollas la capacidad de identificar, entender y canalizar adecuadamente las emociones que tu cuerpo siente.

¿Cuál es el objetivo? Abrir la comunicación, facilitar las relaciones interpersonales y lograr el cumplimiento de objetivos mediante el manejo de estrés y la superación de obstáculos. Entonces, ¿cómo se relacionan las emociones con el éxito de una campaña de marketing? 

Hablar de emociones y de marketing nos lleva a las raíces de los negocios y de los seres humanos. Las personas somos emocionales por naturaleza y claro, es muy bello sentirlas pero hay que debemos tener en cuenta y es que las emociones no se pueden apoderar de nuestros actos.

En cuanto al marketing, no conozco un negocio que haya sobresalido sin algún tipo de publicidad o acción marcadológica y es por eso que también la considero como la raíz de una empresa. Seguramente alguno de los ejemplos que daré a continuación te va a parecer muy familiar: 

Tienes una pelea con tu pareja y el enojo los invade a los dos. ¿Qué es lo que haces? ¿Identificas que te sientes enojado y podrías decir palabras que no quieres o continúas con la pelea sin importar nada más? Lo más común que sucede entre los individuos es que en el momento en el que sienten la emoción la expresan y no les importa lo que pueda pasar; eso, evidentemente está muy mal o ¿alguna vez te ha dado buenos resultados? Lo más lógico es que no pues la comunicación se cierra y se pierde el respeto así como la atención. 

Otro ejemplo podría ser cuando una campaña de marketing no está dando los resultados buscados y tus ventas no logran consolidarse. Aquí, evidentemente comienzas a sentirte muy desesperado, no puedes continuar teniendo una inversión que no te está dando los resultados que necesitas, entonces ¿qué haces? La desesperación te lleva a hacer cosas que no quieres e incluso, a tomar decisiones apresuradas que seguramente no serán las mejores, entre ellas podrías despedir a tu agencia que sin deberlas ni temerlas no tienen la culpa pues existen procesos que no se pueden acelerar. En este tipo de casos, ¿qué se debe hacer?

Aquí es donde entra la inteligencia emocional y sobre todo, la PACIENCIA, un factor clave para el logro de los objetivos de una campaña de marketing y para el éxito en general. Por ahí dicen que quien no tiene paciencia no alcanzará el éxito, también un fotógrafo muy famoso dice que quien no sabe esperar no puede ser fotógrafo... Entonces ¿vemos cómo la paciencia está presente en toda nuestra vida? Muchos estarán diciendo que no tienen paciencia, que la paciencia no se hizo para ellos, etc, y tal vez los pueda entender porque yo era igual pero también debemos darnos cuenta de que la impaciencia no nos deja nada bueno... Entonces he trabajo y sigo en constante trabajo para poder hacerla parte de mi.

Viéndolo con más calma y desde afuera, ¿por qué se considera a la paciencia como el factor decisivo en una campaña de marketing? Muchos a la mitad del camino deciden abortar la misión, justo cuando ya llevan más camino recorrido y están a punto de comenzar a obtener los resultados que esperan pero por falta de paciencia no pudieron esperar un poco más y entonces, la meta nunca llega.

La realidad es que no podemos andar por la vida así, la paciencia es fundamental para cualquier cosa; si deseas que una relación crezca ten paciencia y procúrala, lo mismo sucederá con una empresa y todos tus clientes. 

Pero además, la paciencia tiene otro tipo de beneficios los cuales enlistaré a continuación:

  • Consigues estar en paz contigo mismo y con los demás
  • Relaciones más amables y llenas de oportunidades
  • Mayor organización del tiempo
  • Podrás afrontar las dificultades de manera más constructiva y positiva
  • Vivirás libre de ansiedad, estrés y mal humor
  • Bienestar integral
  • Salud 

Como lo vemos, la paciencia es, definitivamente, una virtud; también un hábito pues si se trabaja todos los días en ella lo puedes conseguir. La idea es que aprendas a desacelerar tu vida y seas capaz de identificar cuáles son los procesos en los que no puedes perder la paciencia pues además, tratar de acelerarlos no te dará mejores resultados. Una campaña de marketing es uno de esos procesos, por más que desees tener miles de ventas en el primer mes es practicamente imposible y más aún si tu producto o servicio es nuevo.

Algo que los talleres de emprendimiento no dicen es que debes tener paciencia y trabajar de forma constante para alcanzar tus objetivos. Si desde un principio no estás dispuesto a esperar, entonces es mejor que no lo hagas o comiences algo que no vas a poder terminar pues la desesperación puede ocasionarte malestar por pensamientos inadecuados, frustración y ansiedad que de forma psicológica pueden llevarte a frenar muchas cosas en tu vida.

La realidad es que en esta sociedad actual cada vez vamos dejando más a un lado nuestras emociones y todo aquello que nos vuelve humanos. En el caso de las empresas y los nuevos negocios, si bien es cierto que resulta difícil sobresalir no menos cierto es que tampoco es imposible, sólo debes tener muy claros tus objetivos y crear la estrategia que te llevará al cumplimiento de los mismos siempre siendo constante y paciente, recuérdalo.  

Y si ya conoces cuáles son tus objetivos, has trabajado constantemente en tu paciencia y estás dispuesto a iniciar una campaña de marketing para tu empresa, ¡en Media Source queremos ayudarte! No dudes en llamarnos o en agendar una cita en donde hablemos más acerca de tus objetivos y cuál es la forma en la que podemos asesorarte, también será una forma de despejar todas tus dudas.

 Asesoría sin costo.