Hoy en día, el consumidor es quien tiene el poder de compra, y su decisión está basada en muchos elementos clave, dentro de ellos, la ética con la que la marca se maneja, por lo que si se desea tener un excelente branding, empecemos por analizar la ética con la que se está cumpliendo la promesa de venta. 

Cualquier indicio de que la marca no es consistente en lo que dice, promete y en realidad hace, es una fuente de pérdida de la confianza en los consumidores, generando un deterioro para la marca tanto monetario como de imagen. 

Recordemos el caso tan mencionado que vivió hace poco Volkswagen, marca que fue acusada por la EPA (Agencia e Protección Ambiental) en Estados Unidos, por utilizar un software que modificaba las emisiones de gases nocivos para la salud, para así evadir las regulaciones en ese ámbito. 

Si bien, la marca pudo haber tenido una intención positiva para sus consumidores, el hecho de pasar por alto que esa decisión es una falta de ética, le costó a la marca sumas millonarias por multas, indemnizaciones y lo más grave, la pérdida de confianza de sus consumidores. 

Aunque muchos creen que estamos viviendo una época en la que con la mercadotecnia, “todo se vale”, eso está muy lejos de la realidad. Hoy en día, la mercadotecnia que está cargada de valores y un alto grado de ética como “drivers” de la estrategia, es la que mejores resultados tiene, ya que crea vínculos de lealtad con su segmento de mercado de alto nivel y a muy largo plazo. 

El hecho de manejar como valor principal, la ética en los negocios está estrechamente relacionada con la innovadora forma de captar la atención del usuario: Inbound Marketing. Esta metodología ayuda a cualquier empresa, tanto de consumo masivo como B2B, a crear un vínculo de confianza y lealtad a través de información clave de alto valor y es aquí donde la ética es el elemento fundamental para ganarnos a los visitantes / prospectos y poderlos cerrar como clientes.  

Para que la estrategia de Inbound Marketing funcione, es indispensable crear contenido de calidad, es decir, no se trata de hacer “cual cosa” o emitir publicidad “engañosa, falsa o manipuladora” para que te dejen sus datos.  El Inbound Marketing se trata de ser 100% ético, inteligente, reflexivo y generoso con tu audiencia para hacer un intercambio positivo, un intercambio de alto valor para ambas partes. 

Considerando datos de eMarketer, el 50% de los consumidores aseguran haber realizado su decisión de compra basados en los valores éticos de una marca.  Si consideramos esta información y nos vamos hacia el otro lado del puente, entonces hablamos que el 50% de la gente podría castigar tu marca si la estrategia de marketing no está basada en ética. 

La ética en Inbound Marketing significa ser auténticos y honestos en nuestro actuar, significa hablar con la verdad sobre las proyecciones aunque la marca quiera escuchar “números enamoradores” para darle un sí a una propuesta, pero también significa ver por los resultados para nuestros clientes. 

Viéndolo desde esta perspectiva, la ÉTICA es un medio ideal para hacer crecer el VALOR de tu marca y obtener resultados positivos que se multiplicarán con el tiempo.

Software de automatización marketing digital