En esta ocasión les voy a hablar acerca de dos términos que generalmente se confunden pues aunque no son lo mismo, pocas personas conocen la diferencia y es por eso que los usan de manera indistinta.

Pero ¿por qué es importante conocer las diferencias? Primeramente porque es bueno saber, ningún conocimiento está de sobra, pero además de eso también es importante saber en qué momento se utilizan pues en caso de que próximamente vayas a abrir tu empresa o ya estás comenzando a hacerlo, estos dos procesos son necesarios que los realices.

De los términos que estamos hablando es del branding y la identidad de una marca.

Estos conceptos suelen confundirse o usarse para lo mismo, ambos se refieren a una marca o logotipo, pero no son lo mismo. ¿Por qué? La identidad se refiere más a los aspectos visuales que forman parte de la marca en general como la papelería, los anuncios, la página web, colores de la marca, tipografías, etc.

El branding, en cambio, es un tema más emocional, es decir de los sentimientos, sensaciones o pensamientos que provoca la marca a través de la calidad y del trato o servicio por parte de la marca hacia el cliente.

Como ejemplo gráfico está Starbucks, su identidad es el logo verde, en sus vasos blancos, en los productos que venden, las bolsas del cafe, los uniformes de los empleados, etc, el branding lo conforman el entrenamiento del personal para que cada que llegues al establecimiento te hagan sentir parte de la cafetería al pedir tu nombre, el ambiente de las cafeterías, el status que le da a los consumidores, el propio sabor y calidad del café y aspectos que atañen directamente a la experiencia del consumidor.

¿Ahora es un poco más claro? Veámoslo de diferente forma: 

Digamos que hablar de branding e identidad es como hablar de denotación y connotación... O sea, la identidad son los recursos que tienes para que de manera textual y visual, les digas a tus clientes y al resto del mundo quien eres.

El branding y la connotación son los "mensajes ocultos", es decir, todo lo que hay detrás de tu marca y que les causa una experiencia a tus clientes. Pero si aún no es todavía muy claro, digámoslo de otra forma:

La identidad de una marca son todos aquellos elementos y atributos que la hacen reconocible e identificable y que además generan una percepción e interpretación por parte de las personas que entran en contacto con ella.

Dentro de la identidad es necesario identificar los dos aspectos que la componen: la personalidad y la imagen.

La personalidad son todos aquellos elementos que la marca escoge como propios, en pocas palabras se habla de quién es la marca, cómo quiere ser vista y cómo la marca se ve a sí misma.

Por el contrario, la imagen de la marca es desde la perspectiva de los clientes y se forma con el paso del tiempo en la mente de los consumidores pues es la forma en que es percibida por ellos.

De esta forma, si la imagen resulta coherente con la personalidad es porque estás haciendo bien el trabajo y el mensaje está siendo decodificado efectivamente. 

En el caso del branding, como lo mencionamos anteriormente, es toda la parte emocional que conlleva una experiencia e intercambio entre la marca y el cliente.

Es con el branding con lo que se logra llegar al inconsciente de las personas y no a donde está la razón. Recordemos que actualmente la parte de contar historias es más importante para la venta de un producto y la experiencia del consumidor.

Pero crear historias no es tan difícil como podría parecer, al contrario, las personas son muy empáticas y emocionales sólo tienes que saber cómo contarlas para poder influir en ellas. 

Y actualmente, ¿cuál de estos términos será más importante? Esa pregunta es falsa, los dos son igual de importantes y van totalmente de la mano.

La gran competencia que existe hoy en día obliga a los empresarios a crear propuestas con mayor valor, es decir, mejores experiencias.

Si retomamos el ejemplo de Starbucks, la experiencia no sólo es cuando consumes el café sino desde que entras al establecimiento y aún después de que has salido de él. Lo que sí es real es que cada día tienes que innovar tus servicios y crear siempre algo distintivo entre la competencia.

Otro ejemplo de marca con un branding maravilloso es Coca Cola, ¿quién no siente felicidad al tomar una coca?

En este caso es una marca que está muy bien posicionada en el mercado de los refrescos, su imagen no necesita ser renovada constantemente, sin embargo, en el branding realiza cambios constantemente y siempre saca campañas distintas en donde habla de la felicidad, de la familia, del amor y de que coca siempre te acompaña. ¿Acaso existe algo más emocional? 

Así como este hay muchos ejemplos más acerca del tema de branding e identidad, por supuesto no es que estén peleados los términos, al contrario.

Lo que si es necesario tener claro que los gráficos que construyas para ambas partes, deben ser creativos y distintivos, es decir, que conviertan sino de otra forma serán esfuerzos en vano. Ya sea que desees una campaña de branding o la creación de identidad corporativa, en Media Source podemos ayudarte, confía en nosotros y pide una asesoría. 

Descargar guía - Como diseñar grafico que conviertan