La diferencia entre una web exitosa y una web sin demasiado éxito radica en 7 puntos clave que hemos de tener en cuenta y no sólo eso, sino que hemos de cuidar al máximo.

Descuidar alguno de ellos puede hacer que perdamos profesionalidad ante los ojos de nuestros clientes y es que ser pulcros en estos puntos hará que sin duda alguna tengamos muchos más clientes aumentado por lo tanto nuestros posibles beneficios. 

Veamos pues qué puntos no debemos nunca descuidar en el diseño gráfico.

Logo.

Es importante contar con un buen logo para nuestra marca. Un logo diferente con el que nuestros clientes nos reconozcan por esa razón lo mejor en este caso es dejarlo en manos de profesionales del diseño gráfico.

Imágenes.

Las imágenes en el diseño gráfico son muy importantes ya que son un elemento totalmente expresivo y que comunican de forma directa sin intermediarios, pues como dice el antiguo dicho “vale más una imagen que mil palabras”.

Son un elemento que comunica mucho más que el texto y por ello generan mucho más impacto en nuestros clientes. Es importante elegir tanto el contenido de nuestras imágenes como la calidad de las mismas. 

Otro punto a tener en cuenta, si tenemos una tienda virtual, es que nuestros clientes puedan aumentar el tamaño de las imágenes para poder apreciar más aspectos de nuestros productos, así como presentar varias imágenes de cada producto.

Tipografía. 

Una tipografía clara y fácil de leer, en el diseño gráfico, será mucho más agradable que una tipografía confusa o recargada. También es importante elegir diferente tipografía en nuestro diseño gráfico para poder diferenciar los distintos departamentos o elementos.

Animaciones.

En este caso no es recomendable cargar con demasiadas animaciones nuestra web. Se aconseja que no superen el 20% y es que a pesar de que pueda parecer llamativo lo cierto es que acaba cansando a nuestro cliente.

Fondos.

Un fondo suave y no recargado es ideal para nuestra web, aunque depende mucho del tipo de productos o servicios que estemos vendiendo. Por lo general se recomiendan fondos lo más suaves posibles para facilitar la lectura.

Colores.

Los colores han de ir acordes con el contenido de nuestra web. Por ejemplo, si vendemos productos para bebés, los colores pasteles serán ideales, pero sin embargo si estamos promocionando deportes de aventura los colores fuertes serán en este caso la elección ideal.

Iconos.

Es importante no abusar de una iconografía demasiado recargada. Lo ideal es que tengamos en cuenta iconos que sean lo suficiente atractivos como para diferenciar los distintos apartados pero que no sean demasiado agresivos. Ante la duda, lo mejor a tener en cuenta en el diseño gráfico, es que la sobriedad es la norma por la que nos hemos de regir.

 Workbook para re-diseñar tu sitio web