Inbound marketing combina técnicas de marketing y publicidad que no invaden las redes sociales del usuario, con el fin de brindar soluciones, ofreciéndole contenido de valor y experiencias relevantes.

En cambio, Outbound marketing son las acciones que tienen como objetivo captar consumidores con métodos directos y unidireccionales.

Ambos conceptos nacieron en 2005 para identificar la metodología de Inbound Marketing. 

De ese modo, comenzaron una serie de cambios en el mundo digital y en la forma en la que las compañías conectan con sus usuarios por social media.

Descubre por qué la metodología Inbound es mejor para tu empresa con estas 6 diferencias entre los resultados que brinda cada una. 

1. De lo tradicional (Outbound) a lo digital (Inbound)

Inbound marketing se destaca por utilizar en su totalidad herramientas y plataformas digitales para difusión de contenido, sin comportarse como spam e interrumpir al usuario durante su estrategia digital.

Por otro lado, Outbound marketing mezcla medios tradicionales y digitales, ligando ambas estrategias esperando que, con la comunicación correcta, los clientes sean atraídos por los esfuerzos publicitarios.

La metodología Inbound provee mejor resultado porque se acompaña a los usuarios desde que identifican una problemática, hasta la etapa en que deciden adquirir un producto o servicio que brinde solución a su situación.

Así le muestras a tus clientes lo que realmente deseas: ayudarlos.

2. Outbound marketing: quiero que me veas aunque no quieras

Una de las principales características que diferencian al Inbound del Outbound marketing es la forma en la que llaman la atención en social media.

Inbound marketing, simplemente, no pretende hacerlo.

Outbound Marketing envía información masiva centrada en los productos o servicios que ofrece alguna marca, con una segmentación ilimitada donde el objetivo primario es el alcance y el impacto del contenido publicitado.

Porque a mayor alcance, mayor número de clientes... ¿cierto? No necesariamente.

En Inbound creemos en atraer a los clientes brindándoles información pertinente y de calidad sin llenar su feed de anuncios aleatorios de productos que puede no querer o necesitar.

Centramos los esfuerzos publicitarios en llegar a las personas que estén reconociendo un problema o se encuentren en busca de soluciones, es decir: desean encontrar a tu compañía por medio de las soluciones que ofreces.

Así, Inbound Marketing se asegura de llegar a las personas indicadas y aprovechar al máximo los esfuerzos publicitarios.

3. Inbound envía al usuario a la página cuando está listo

Ambas metodologías tienen la intención de generar interacción con la comunidad digital que rodea a sus redes, sin embargo, así se trate de memes o videos graciosos, todo debe tener un trasfondo.

Outbound marketing podrá tener una muy buena recepción por parte de la comunidad en social media, pero su objetivo principal es mostrar el producto.

Entonces podrás conectar al usuario con tu sitio web, pero puede sentirse perdido, vacío o indeciso si llega a una página que lo empuje a realizar una compra sin informarlo ni nutrirlo.

En cambio, Inbound enfoca la comunicación en contenido relevante para el usuario, el cual suele transportar al lector a secciones de un website de la compañía.

Se asegura un mejor resultado ya que Inbound conecta con los usuarios para que estos puedan encontrar la solución que necesitan dentro del contenido de tu página web.

4. En Inbound, la personalización es la clave del éxito

Todos somos diferentes, y a pesar de compartir gustos y necesidades, es de suma importancia comenzar a brindar trato personalizado a todos los usuarios.

La comunicación Outbound es unidireccional, intenta conectar con usuarios a través de publicaciones genéricas sin nombre ni apellido.

Esto puede funcionar con las personas que estén interesadas en algún producto, pero nada como ser reconocido y atendido justo como deseas.

Inbound sabe que todos somos únicos, y con ello, la forma en la que deseamos satisfacer una necesidad u obtener una solución, también lo es.

Si hay algo que te permite social media en primera instancia, es poder saber el nombre y gustos de los usuarios.

Con esto los diferencias del universo de internautas, dándole valor a la comunicación direccional que tanto nos gusta recibir por parte de las compañías. 

5. Creatividad en Inbound vs Presupuesto en Outbound

No se trata de pagar para hacer crecer una comunidad y después nutrirla dentro de tu red social.

La meta es comenzar a atraer a usuarios mostrándoles contenido de calidad y publicaciones que en verdad conecten con ellos.

La práctica de Outbound de dar impulso pagado a publicaciones generales, te brindará mayores números, pero no te dirá mucho sobre quién es tu comunidad.

Inbound Marketing conoce a tu comunidad de manera orgánica y entiende lo que realmente conecta con ellos para después invertir de forma inteligente y segura en el contenido que hace match con las personas correctas.

La inversión es considerablemente menor y sobre todo, los seguidores son orgánicos, con verdaderas posibilidades de convertirse en futuros clientes. 

6. En Outbound puede ser difícil medir resultados

El impulso pagado a publicaciones generales, te brindará mayores números, pero no te dirá mucho de quién es tu comunidad.

Con esto podemos notar la importancia de la creación de reportes periódicos acerca del desempeño de tu contenido en social media, pagado u orgánico.

Inbound Marketing piensa en todo y sabe que es muy importante identificar contenido funcional, aunque en principio tu alcance o impacto sean bajos.

Porque es absolutamente necesario saber lo que conecta con tus usuarios y lo que hace falta optimizar para aprovechar todos los esfuerzos de comunicación.

Outbound se enfoca en invertir y tener números altos en cada publicación sin saber si fue resultado del dinero invertido o de la calidad de tu trabajo.

Ahora que conoces las diferencias, no esperes más e implementa las prácticas Inbound en tu estrategia de redes sociales para que obtengas resultados increíbles.